Violencia machista
Mujeres migrantes y violencias machistas: denunciar con el temor a ser deportadas

Pese a que la tasa de feminicidios íntimos es mayor entre las mujeres migrantes, la ley de extranjería supone un bloqueo para su acceso a la protección como víctimas de violencias machistas y la nueva directiva que se prepara en Europa no mejora la situación.
25N Barcelona - 11
Manifestación del 25-N de 2022 en Barcelona. Kike Rincón

“Si las instituciones criminalizan y persiguen la migración, ya hay un marco violento contra las mujeres. ¿Cómo vas a denunciar si has sido violada ante el temor a que te vayan a deportar?”, Antonia Ávalos, representante de la Red Latinoamericana y del Caribe y de Mujeres Supervivientes, se muestra clara al expresar la desprotección que sufren las mujeres migrantes que se enfrentan a la violencia machista. En ellas el maltrato intersecciona con su situación administrativa, enfrentándose a otro tipo de violencia: la violencia institucional, plasmada en la ley de extranjería.

En España, y tal y como recoge esta norma, cuando una mujer en situación irregular denuncia violencia machista, automáticamente ve su proceso administrativo sancionador, que puede concluir con la expulsión del territorio, paralizado. Además, puede solicitar una autorización de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales cuando tenga una orden de protección a su favor o un informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de violencia de género o sexual. Cuando acaba el proceso penal, con una sentencia no condenatoria o con una resolución de la que no pueda deducirse la situación de violencia de género, este proceso sancionador se retoma. Además, se deniega la autorización de residencia y trabajo “y en su caso las autorizaciones solicitadas a favor de sus hijos e hijas menores de edad o que tengan una discapacidad y no sean objetivamente capaces de proveer a sus propias necesidades”.

“Las mujeres en situación irregular no denuncian porque saben que si la sentencia es en su contra a ellas les van a dar una hoja de expulsión”

En resumen: si se solicita una orden de protección sin éxito o si el procedimiento penal no culmina con una sentencia condenatoria, las mujeres pueden ser expulsadas de España. Con este escenario presente, "las mujeres en situación irregular no denuncian porque saben que si la sentencia es en su contra a ellas les van a dar una hoja de expulsión“, valora Antonia Ávalos. Los procesos judiciales son complicados, es complicado enfrentarte a tu maltratador, que puede ser español, y obtener una sentencia favorable. ¿Quién se va a atrever a denunciar?, concluye Ávalos.

Ávalos avisa: esta desprotección afecta a mujeres en situación irregular pero también a las que tienen autorización de residencia ya que los procesos de regularización son inestables. Las situaciones cambian. Si tu situación regular depende de tu pareja, de quien te apartas porque es un maltratador, o de un contrato con una empresa que se acaba, cambia también tu situación legal y vuelves a estar expuesta a esa vulnerabilidad.

Los asesinatos de mujeres migrantes afectan a 29 mujeres por cada millón de mujeres migrantes; mientras en el caso de las españolas afecta a 5 por cada millón

A este contexto se añade la realidad que exponen las cifras. Según los datos recopilados por la Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Iberoamericanos (AIETI), en un informe de 2020, del total de mujeres asesinadas por violencia de género en pareja (definidos también como feminicidios íntimos), en los términos en que la define la ley, entre 2003 y 2019, el 32,7% son extranjeras (338 en números absolutos). Esto supone que los asesinatos de mujeres migrantes afectan a 29 mujeres por cada millón de mujeres migrantes; mientras en el caso de las españolas afecta a 5 por cada millón.

En 2023, el 43,2% de las mujeres asesinadas por violencia de género son migrantes, según los datos oficiales recopilados por la Asociación de Mujeres de Guatemala, SOS Racismo Madrid y Mujeres con Voz. “Ni se acabó, ni España es otra para las siempre postergadas y tratadas como «otras»”, afirman desde la Asociación de Mujeres de Guatemala en relación al anuncio difundido por el Ministerio de Igualdad que utiliza el famoso tema musical de María Jiménez para retratar los cambios que se han desplegado en España en materia de Igualdad.

Una directiva que no llega a todas

Este es el escenario que se da en España. Para conseguir una mayor protección que englobe a todas las mujeres se esperaba la Directiva de la Unión Europea sobre violencia de género, la primera norma para armonizar las legislaciones de los países de la UE con respecto a la violencia machista y que se encuentra en su fase de negociación.

Violencia machista
Primera directiva en esta materia Cinco claves para entender la directiva europea contra la violencia de género que está en debate
La Comisión aprobó en julio una propuesta de directiva que se encuentra ahora en fase de negociación. Sería la primera directiva europea específica en esta materia.

Pero la conocida como la Directiva sobre la lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica causa preocupación entre las organizaciones en defensa de los derechos de las mujeres migrantes. Así lo expresan una coalición de once organizaciones, firmantes de un manifiesto que se desprende tras la Jornada por la igualdad de género y contra la violencia machista en Europa celebrada el pasado 23 de noviembre en Pamplona. Un encuentro organizado de manera paralela a una reunión informal de ministerios de Igualdad de la UE como parte de la presidencia española del Consejo de la UE. Las organizaciones denuncian que, pese a los esfuerzos por presentarles demandas y propuestas, no han podido establecer relación con esa reunión de alto nivel de los ministerios de Igualdad de la UE.

“La futura Directiva nace violentando a las mujeres migrantes al no ser reconocidas como sujetas de derecho en la misma Directiva, limitando su acceso a la justicia y protección”

“La futura directiva nace violentando a las mujeres migrantes al no ser reconocidas como sujetas de derecho en la misma, limitando su acceso a la justicia y protección, desconociendo la existencia de una sociedad diversa y pluricultural en el ámbito europeo”, avisan en este manifiesto. Hablan de una directiva que responde a “un pensamiento colonial” en un “marco de violencia estructural en la UE que criminaliza la migración, limitando la libertad y el derecho a la movilidad de las mujeres migrantes”.

Denuncian una directiva que invisibiliza a las mujeres migrantes, a las que apenas se refiere y lo hace con términos “discriminatorios” como “mujeres indocumentadas”.  “La directiva ni siquiera incluye ningún tipo de prevención para que las víctimas de violencia puedan acceder a la proyección de quedarse en el país. Tampoco deja claro que puedan acceder a todos los servicios, independientemente de su situación administrativa. No hay referencia a ello más que de soslayo”, apoya Virginia Gil, portavoz de la fundación Aspacia.

En los márgenes

Por tanto, una vez más, las mujeres migrantes se quedan fuera de lo que pudiera cristalizar en un avance contra la violencia machista, explica Gil. Gil incide en que la directiva no hace alusión a las políticas migratorias y si estas no cambian las mujeres migrantes en situación irregular se seguirán quedando fuera.

La portavoz de Aspacia establece un paralelismo con lo que ocurre con la nueva ley de garantía de libertad sexual, que plantea que las mujeres víctimas de violencia sexual en situación administrativa puedan pedir permiso de residencia y trabajo, tal y como se establece en la ley de extranjería. Pero, tal y como se ha indicado en este artículo, esta ley establece la necesidad de que exista una denuncia, una orden de protección o un informe de Fiscalía y, finalmente, una sentencia a su favor.

“Muchas mujeres deciden quitar la denuncia porque se han sentido cuestionadas. Muy pocas consiguen una sentencia condenatoria y es muy complicado que consigan su permiso de residencia”

“Las mujeres migrantes se quedan fuera siempre de los avances. Una violencia en el ámbito de la pareja es más fácil de probar, pero las denuncias por violencia sexual son más difíciles de probar. En ocasiones los agresores son conocidos de la mujer donde no ha operado violencia física, perseguir eso judicialmente a veces es muy complicado, por los mitos que manejan los operadores jurídicos”, explica Gil. “Muchas mujeres -añade- deciden quitar la denuncia porque se han sentido cuestionadas y deslegitimadas. Muy pocas consiguen una sentencia condenatoria, al final es muy complicado que consigan su permiso de residencia”. Para Gil la clave está en modificar la ley de extranjería: “Lo que se pide tiene que ver con perseguir el delito y no con poner en el centro a la mujer”, concluye.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Machismo
Caterina Canyelles “El estereotipo de víctima contrasta y excluye la mayoría de experiencias”
Entrevistamos a Caterina Canyelles, autora de 'Machismo y cultura jurídica'. Nos cuenta que las ideas machistas se encuentran arraigadas en nuestra cultura y que las personas que trabajan en el ámbito jurídico no se encuentran fuera de este universo
Pacto de Estado contra la violencia de género
Violencias machistas Igualdad da por cumplido el pacto de Estado y pone al siguiente Gobierno el reto de ejecutar su ampliación
Más del 90% de las medidas de Pacto de Estado contra la Violencia de Género están cumplidas o en proceso. Entre las medidas incumplidas están varias que requieren reformas del Código Penal o de algunas leyes.
Violencia machista
Datos anuales 21 de las 49 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en 2022 habían puesto denuncia
El año 2022 cierra el trienio con las cifras más bajas de feminicidios en pareja o expareja de la serie histórica. El 016 supera las 100.000 llamadas por primera vez.
RamonA
25/11/2023 10:31

Derogación de la Ley de Extranjería y regularización de personas migrantes y refugiadas, ya. Responsable: MARLASKA.

Más formación en violencia machista y sexual de jueces y fiscales, y más juzgados especializados en estas materias. Responsable: BOLAÑOS.

A ORGANIZARSE, A MOVILIZARSE Y A METER “RUIDO”. Hoy es un buen día para hacerlo.

0
0
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Genocidio
Genocidio Colombia suspende la compra de armamento israelí tras la matanza de personas que esperaban comida
Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha anunciado el cese de relaciones de comercio armamentístico con Israel. Se trata de una decisión tomada tras la matanza de cien personas al suroeste de la ciudad de Gaza.
Pensiones
Pensiones El Gobierno deja en manos de la patronal la jubilación anticipada de los trabajadores en sectores de riesgo
El Ministerio de Seguridad Social contraviene al Tribunal Supremo, que en 2023 dictaminó que no es necesaria la presencia de la patronal para incoar el procedimiento de estudio para la aplicación de los coeficientes reductores, como CGT demandaba.
Madrid
Gran Premio de España El escondite Ifema: la sombra del pufo valenciano sobrevuela la F1 de Ayuso y Almeida
Las cinco ediciones del Gran Premio de Europa que acogió Valencia costaron a las arcas públicas 308 millones de euros. Como en el circuito que Madrid pretende montar, los dirigentes regionales hablaron entonces de “coste cero” para el erario público.

Últimas

Libertad de expresión
OMC Represión y detenciones en la conferencia de la Organización Mundial del Comercio en Abu Dabi
Las organizaciones de la sociedad civil que han asistido a la conferencia denuncian que los miembros de seguridad están coartando su libertad de expresión, realizando detenciones y les prohíben vestir la kufiya.
Minería
Mina polémica La mina de Aguablanca, en el aire
La caducidad de su Declaración de Impacto Ambiental, denunciada por Ecologistas en Acción, pone en cuestión la licitud de la reapertura de la mina de níquel de Monesterio (Badajoz).
Opinión
Opinión Las políticas de progreso que no lo son
El mejor camino para construir la paz es promover procesos de seguridad común entre países que facilite la multipolaridad, la confianza mutua, y el apoyo entre estados para alcanzar una seguridad compartida.
Feminismos
HACIA EL 8M en Madrid Una cadena humana feminista contra el genocidio del pueblo palestino
Más de 3.000 mujeres participarán el sábado 2 de marzo en una cadena humana organizada por la Comisión 8M de Madrid para denunciar la ocupación y el apartheid que sufre Palestina por parte del Estado de Israel.
Más noticias
Tribuna
Tribuna ¿El final del mayor caso de criminalización de la solidaridad en las fronteras? El juez decide
Casi 8 años después desde que empezara la investigación contra la tripulación del barco de rescate iuventa, el juez decidirá este sábado 2 de marzo si cierra el caso o si las acusadas deberán enfrentarse al juicio principal.
Memoria histórica
Memoria histórica Los Merinales, lugar de memoria
Los Merinales fue el campo de concentración desde el que el franquismo construyó el canal de riego del bajo Guadalquivir
Salud Pública
PRIVATIZACION Osakidetza externalizará 85 millones del servicio de ambulancia a la firma de un candidato del PNV
Aunque todavía no se ha resuelto, la falta de concurrencia y el proceso de adjudicación indican que dos de los tres lotes licitados irán a parar a La Pau, dirigida en Euskadi por Yeray Del Río, que aparecía en la lista electoral de los jeltzales.

Recomendadas

Literatura
Literatura África y la novela negra se citan en el festival Aridane Criminal
África, sus culturas y su ciudadanía se relacionan con la novela negra en España a través de experiencias como Aridane Criminal y la obra de autores como Antonio Lozano, Carmen J. Nieto o Jon Arretxe, vinculados todos a Alexis Ravelo.
Residencias de mayores
Protocolos de la vergüenza Ayuso, el archivo de querellas por lo ocurrido en las residencias y la falta de investigación en los juzgados
Los juzgados que archivan las querellas contra Ayuso por las residencias lo hacen sin investigarla, mientras la Audiencia ha dado hasta tres “toques” a los tribunales por no abrir diligencias contra cargos políticos. Algunas demandas siguen su curso.
Guerra en Ucrania
Dos años de la invasión rusa Volodymyr Ishchenko: “Zelensky ya no es el dirigente más popular en Ucrania”
Entrevista con el sociólogo ucraniano Volodymyr Ishchenko sobre la situación política y social en Ucrania, dos años después del estallido de la guerra
Palestina
Ocupación israelí El colonialismo israelí está desnudo
La “victoria” genocida del sionismo sobre el pueblo nativo de Palestina o un horizonte de descolonización con una Palestina libre del río al mar, parecen ser los dos únicos finales posibles a una herida colonial que nunca acaba de cerrarse.