Más de 50.000 personas en Madrid contra el genocidio en Gaza y en apoyo al pueblo palestino - 2

Análisis
La tortura: causar el mayor daño posible al pueblo palestino

Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, ya no se esconde.
18 jun 2024 06:00

En La invención de los derechos humanos (2009) Lynn Hunt afirma que tanto la Ilustración como el constitucionalismo liberal fueron hechos relevantes para la desaparición de la tortura. Así, por un lado, las personas fueron dueñas de sus cuerpos, adquiriendo así derecho a la inviolabilidad corporal; por otro, se empezó a reconocer en otras personas las mismas pasiones, sentimientos y, muy importante, se comenzó a sentir compasión por ellas. Sin embargo, y lamentablemente, podríamos contradecir a Hunt. Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, la tortura ya no se esconde como se creía en oscuros calabozos o celdas de prisión, la tortura se sigue mostrando al “pueblo”. Un pueblo que puede contemplar el martirio sin estar presente; un logro de la Modernidad, un alivio occidental el no estar en la plaza mirando y escuchando a tu semejante cómo sufre y grita, porque en esa pequeña pantalla el martirio se puede ver en silencio. ¿Acaso podrías escuchar esos gritos de dolor sin estremecerte?

En otro libro interesante sobre la tortura, The body in pain (1985), Elaine Scarry sostiene que uno de los principales objetivos de la tortura en la actualidad ya no es el escarmiento social, sino el de arrebatar la voz a la persona torturada y así reducirla a cuerpo que gime, grita y llora. Scarry analizó diversos casos de tortura producidos durante la dictadura de Argentina (1973-1986) y Chile (1973-1990) y señaló cómo en los interrogatorios la tortura alcanzó un componente de género, de normativización de la identidad femenina patriarcal. La tortura sirvió de castigo a la transgresión política (socialismo) y a la transgresión de las reglas sociales de comportamiento de las mujeres (feminismo). Así, mientras a las mujeres se les violó y se les arrebató su maternidad, los hombres fueron violados. Pero incluso en aquella época oscura de Suramérica —paralela al desarrollo del neoliberalismo— en aquellas celdas apartadas, no se elaboraron teorías morales o jurídicas para justificar la tortura; esta se hacía en secreto.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, un grupo de intelectuales y asesores gubernamentales decidieron teorizar sobre la necesidad y utilidad de la tortura

Sin embargo, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, un grupo de intelectuales y asesores gubernamentales decidieron teorizar sobre la necesidad y utilidad de la tortura y hacer de estar justificación algo aceptable para la opinión pública. El filósofo Massimo de la Torre en La justicia de la tortura (2022) nos habla de que entre este grupo de pensadores están Winfried Brugger, Alan Dershowitz, Kenneth Himma, Uwe Steinhoff, Rainer Trapp, Richard Posner, Eric Posner, Adrian Vermeule y John Yoo. En dicha obra, La Torre desarrolla una argumentación para contrarrestar las razones filosóficas y jurídicas que justifican la tortura.

En otro artículo interesante, “Amistades peligrosas. Tortura y derechos” (2013), el mismo La Torre ya señalaba que, respecto a Israel, “Ejército, policía y servicios secretos israelianos parece que traten con tormentos a los detenidos palestinos. Se quiere —se afirma— evitar actos de terrorismo atroz y por esto se necesitan informaciones que sirvan a contrarrestar el terror. Por lo tanto se tortura”. De hecho, ya en 1987 la Comisión de Landau presentó un informe donde se concluía que era aceptable la moderada presión física; ya en su momento fue denunciado por Amnistía Internacional. La Torre se pregunta en el artículo mencionado “¿cómo definir la línea de lo tolerable en una práctica que está dirigida a franquear el umbral de lo intolerable?”

Recientemente, Mahmoud Mushtaha, haciéndose eco de un informe de la CNN, publicaba en Ctxt cómo desde octubre de 2023 Israel estaba cometiendo prácticas sistemáticas de tortura y de desapariciones forzadas en el desierto de Néguev, a unos 30km de Gaza, en el centro de detención de Sde Teiman. Estas acusaciones habían sido reconocidas por informes de varias ONGs y presentadas ante la Corte Internacional de Justicia. Los presos, en su mayoría hombres, aunque el informe de la CNN también nombra mujeres, se detallan algunas de las torturas, semejantes a las realizadas en Guantánamo, similares a las infligidas bajo la batuta de Santiago Videla y Augusto Pinochet.

Genocidio
Genocidio Sde Teman: el “Guantánamo” en el que Israel tortura y asesina a prisioneros palestinos
La Casa Blanca reafirma su adhesión inquebrantable al Gobierno de Netanyahu. Human Rights Watch denuncia el uso del hambre como arma de guerra. La ONG Euro-Med Monitor corrobora la existencia de campos de tortura entre Beerseba (Israel) y Gaza.

En su cuenta de X (antes Twitter) el periodista palestino Motasem Dalloul ha publicado algunas de las historias más crueles sobre el destino de muchos hombres palestinos en estos centros de detención, uno de los cuales es Sde Teiman. Una de estas historias es la de Khaleel Refaa Haidar Shaik, estudiante de Medicina que tras seis años de formación decidió ser voluntario en el Hospital de Al-Shifa para tratar a las personas heridas desde el inicio de la masacre a Gaza. El 18 de marzo de 2024 a las 2:30 de la madrugada las fuerzas de ocupación israelíes irrumpieron en el hospital; tres días más tarde, el 21 de marzo, junto con más personal médico de urgencias, Khaleel fue detenido e interrogado. Después del interrogatorio, un oficial de inteligencia le permitió salir. Pero a pesar de salir con las manos levantadas y atadas, Haidar Shaik fue tiroteado: perdió el pulgar derecho y otra bala le alcanzó en la cabeza; aturdido regresó de nuevo al hospital. A pesar de que algunos pacientes fueron trasladados al Hospital Mamadani, las fuerzas de ocupación impidieron a Haidar Shaik ser curado y fue automáticamente detenido. Le vendaron los ojos, fue esposado y luego conducido en un camión que transportaba a otros heridos. Después de horas llegaron a un centro de detención y al salir, Haidar Shaik cayó y se fracturó la mandíbula, la nariz y perdió varios dientes. Lo mantuvieron así durante días, sin tratamiento y sin analgésicos. Finalmente, el 29 de marzo fue trasladado a un hospital donde fue operado. No recibió ningún tipo de apoyo en todo este tiempo. Posteriormente, fue conducido de nuevo al centro de detención, ojos vendados y manos atadas. El 2 de mayo de 2024 Haidar Shaik fue transportado a Rafah, donde lo liberaron: lejos de su familia, con seis fracturas en su mandíbula, sin apenas dientes y sin nada que comer ni beber.

El genocidio tiene un alto componente intelectual; es decir, no se trata solo de eliminar a personas, se trata de eliminar todo el capital humano e intelectual de Palestina

Las historias de Motasem Dalloul nos hablan de médicos, enfermeros, periodistas, profesores, etc, lo que demuestra que el genocidio tiene un alto componente intelectual; es decir, no se trata solo de eliminar a personas, se trata de eliminar todo el capital humano e intelectual de Palestina. Lo mismo podemos decir sobre las mujeres, muchas de ellas son periodistas, profesoras, poetas, artistas, doctoras y enfermeras. ¿Recuerdan a quiénes se persiguieron durante las dictaduras de Videla y Pinochet?

Para aquellos que dudan de dichas historias —curiosamente son los mismos que han votado a la derecha en las elecciones europeas— existe también un informe recogido en abril de 2024 por la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA). Ya en diciembre de 2023, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos informó de detenciones masivas, tratos degradantes y desapariciones forzadas de no solo hombres, sino mujeres, niños y niñas a manos de las fuerzas de ocupación israelíes. Desde el 4 de abril de 2024, la UNRWA ha contabilizado la liberación de 1506 detenidos de Gaza a través del paso fronterizo de Karem Abu Salem (Kerem Shalom), entre los que hay 39 niños y 4 niñas.

Algunas de las personas detenidas informaron sobre haber estado recluidas en los barracones del cuartel situado en Zikim (al norte de Erez, en el sur de sur de Israel), otros cerca de Beer Sheva, en la base antes mencionada de Sde Teiman. Entre las personas liberadas, la UNRWA relata que no solo había niñas y niños, sino también personas mayores, personas con discapacidad, y todas sufrieron malos tratos y torturas. A parte de las palizas, las personas liberadas relataban haber sido introducidas en jaulas metálicas y haber sido atacadas por perros. Fueron también obligadas a sentarse de rodillas durante 12 y 16 horas, con los ojos vendados y las manos atadas. Podían dormir algunas horas, pero siempre con las luces encendidas y ventiladores que soplaban aire frío. Es así como las fuerzas de ocupación israelíes pretenden convertir esos cuerpos en cuerpos que gimen, gritan y lloran.

Palestina
Palestina Françoise Vergès: “La liberación de Palestina sería una verdadera sacudida para el mundo”
La politóloga antirracista Françoise Vergès radiografía el momento de quiebre en el que se encuentra el relato del excepcionalismo occidental que abandera Israel, y analiza los movimientos que le plantan cara desde las acampadas o el Sur global.

La tortura ha vuelto a alcanzar un componente sexual y sexista, y es que, en palabras de Iñaki Barrutia Arregi, psicólogo clínico, la tortura tiene género, ya que esta violencia ejercida contra el cuerpo tiene en cuenta la concepción de los cuerpos de hombres y mujeres, de sus órganos sexuales y de la sexualidad en cada sociedad. La finalidad última es la de causar el mayor sufrimiento posible. En el caso de los centros de detención de las fuerzas de ocupación israelíes, por las redes sociales circulan fotografías (realizadas por los mismos soldados israelíes) donde se ve a niños y hombres (algunos mutilados y gravemente heridos) en calzoncillos y con los ojos vendados. Muchos de estos hombres han recibido golpes en sus genitales. Muchas mujeres son desnudadas durante las detenciones y sufren abusos sexuales; además, a las que llevan hiyab, les son arrebatados.

Si Scarry podría escribir otro libro con lo ocurrido en estos centros de detención, Hunt, en cambio, tendría que corregir su hipótesis. Es curioso ver como la historia se repite. Decía Silvia Federici en Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria (2010) que la expulsión del campesinado de sus tierras (ocupación de territorios palestinos y expulsión automática del pueblo palestino), el saqueo global (saqueo de los campos de cultivo, del control del agua, del control de las rutas marítimas de sus pescadores por parte de los colonos judíos) y la degradación de las mujeres (asesinato sistemático de mujeres y niñas y niños) son condiciones necesarias para la existencia del capitalismo. Capitalismo y ocupación es barbarie.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Genocidio España tratará a 15 niños y niñas palestinas mientras quedan 10.000 pacientes que necesitan evacuación
El director general de la OMS agradece el gesto mientras pide evacuaciones médicas ampliadas, ya que solo 5.000 palestinos y palestinas han sido trasladados desde que comenzara la ofensiva israelí el pasado 7 de octubre.
Palestina
Palestina Sobre Ghassan Kanafani, los fedayines y los torturados en Gaza
El pasado 13 de julio se cumplían 52 años del asesinato de Ghassan Kanafani. Su memoria y enseñanzas siguen vivas.
Ocupación israelí
Ocupación israelí El teatro de la libertad de Yenín: resistencia a través del arte
Una iniciativa de teatro social en medio de la ocupación y las incursiones armadas israelíes en Cisjordania.
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Palestina
Genocidio España tratará a 15 niños y niñas palestinas mientras quedan 10.000 pacientes que necesitan evacuación
El director general de la OMS agradece el gesto mientras pide evacuaciones médicas ampliadas, ya que solo 5.000 palestinos y palestinas han sido trasladados desde que comenzara la ofensiva israelí el pasado 7 de octubre.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Israel declara “terrorista” a la UNRWA y le prohíbe operar en el país
Días después de que Reino Unido reinicie el financiamiento de la agencia de refugiados de la ONU, el Parlamento israelí aprueba tres leyes que prohíben la actividad de esta organización y criminaliza a sus 30.000 trabajadores.
Venezuela
Elecciones presidenciales Venezuela hacia el 28J: unas elecciones en las que por primera vez en una década cualquier cosa puede pasar
La oposición de derechas concurre sin exclusiones, vetos ni llamadas a la abstención con un candidato de consenso, Edmundo González, que podría arrebatar el poder a Nicolás Maduro.
Sphera
Sphera Cómo ser trans en Grecia: existir, resistir
Las historias de Ari, Kassiope y Paola muestran la situación de las personas trans en Grecia. Un reportaje de El Salto Vídeo para Sphera Network.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.

Últimas

Gobierno de coalición
Transfobia y contratos irregulares El silencio en el PSOE y la presión de los colectivos precipitan el cese de Isabel García
La directora del Instituto de las Mujeres fue elegida en noviembre de 2023 por la ministra de Igualdad, Ana Redondo. Su nombramiento lanzó un mensaje de cambio de rumbo en el Ministerio por los posicionamientos transexcluyentes de García.
Infancia migrante
Menores que migran solos Cuatro claves para seguir el debate sobre la reforma de la Ley de Extranjería
Durante la jornada de hoy martes 23 de julio, se debate en el Pleno del Congreso la toma en consideración de la reforma de la Ley de Extranjería que incluye un mecanismo obligatorio de “reparto” territorial de la infancia migrante.
Desahucios
Desahucio Una amplia movilización vecinal no consigue detener el desahucio de Zohra en Lavapiés en el tercer intento
Convocadas por el Sindicato de Inquilinas de Madrid, y poniendo literalmente el cuerpo, hasta cien personas han intentado frenar por tercera vez el desalojo y de Zohra y su marido, con diferentes grados de incapacidad. Esta vez no lo han conseguido.
Opinión
Análisis Átomos, tabaco, armamento y fascismo en el Campo Arañuelo
Un análisis de la problemática laboral, ecológica y productiva en Campo Arañuelo, comarca del norte de Cáceres atravesada por múltiples contradicciones.
Más noticias
Sanidad pública
Recortes Denuncian la propuesta de retirada de los conductores de ambulancias en los centros de salud extremeños
La Plataforma por la Sanidad Pública de Extremadura critica el desamparo y la desatención en la que quedaría gran parte de la ciudadanía en una comunidad con altas tasas de envejecimiento y dependencia.
Ecoembes
Reciclaje La CNMC se harta del monopolio de Ecoembes y Ecovidrio
El organismo vuelve a señalar a las dos empresas de reciclaje copan el mercado y pide más transparencia y control sobre ellas.
Reforma laboral
Trabajo y precariedad Europa da la razón a UGT y fuerza al Gobierno a mejorar las condiciones de los despidos
Tras el fallo del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre despidos improcedentes, Yolanda Díaz convoca a sindicatos y patronal para reformar la ley.
Turismo
Vivienda Pintadas contra pisos y hoteles: el Sindicato de Vivienda de Urola Kosta denuncia la turistificación
Desde 2018, los locales de uso turístico se han incrementado un 181,8% en Zarautz y un 158,3% en Zumaia. La construcción de dos nuevos hoteles incrementará el precio de los alquileres.

Recomendadas

Arte político
Soledad Urzúa “Utilizar un desecho agrícola para crear obras de arte permite transmitir un mensaje de amor”
Llega a Madrid “Metáfora Vegetal”, una exposición de la artista chilena Soledad Urzúa. Sus obras, creadas armónicamente con colores de óleo y materiales desechados como hojas de maíz, despiertan los sentidos.
Ocupación israelí
Ocupación israelí El teatro de la libertad de Yenín: resistencia a través del arte
Una iniciativa de teatro social en medio de la ocupación y las incursiones armadas israelíes en Cisjordania.
Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.