Movimiento BDS
Shir Hever: “Es un delito grave apoyar y enviar armas a un país que comete un genocidio. No es ninguna broma”

El economista e investigador israelí residente en Alemania Shir Ever recuerda al Gobierno español que la Convención contra el Genocidio le obliga a detener el comercio y el tránsito de armas hacia un país que está cometiendo genocidio.
Shir Hever - 2
Shir Hever estuvo en Madrid en una conferencia sobre la necesidad del embargo de armas a Israel. Álvaro Minguito
16 feb 2024 05:58

Shir Hever (Israel, 1978) tiene esperanza en un futuro en el que su país adopte la democracia y termine el régimen de apartheid y la escalada de violencia que le ha llevado a cometer genocidio contra el pueblo palestino. Por eso, este investigador, autor de dos libros: La economía política de la ocupación israelí: represión más allá de la explotación (Pluto Press, 2010) y La privatización de la seguridad israelí (Pluto Press, 2017), milita en el movimiento de Boicot Desinversiones y Sanciones (BDS) y divulga su conocimiento de la política y la economía del Estado dirigido por Benjamin Netanyahu. Esta semana ha estado en Madrid y se ha mostrado convencido de que el alto el fuego, que el Gobierno israelí quiere evitar, puede ser el desencadenante de la caída de Netanyahu, la celebración de elecciones y, quién sabe si del final del Estado de Israel tal y como lo conocemos. Para ello, es necesaria la presión internacional y la presión de las sociedades de los países europeos para conseguir que estos cumplan su responsabilidad legal y frenen inmediatamente el flujo de armas hacia un país que está cometiendo un genocidio, tal y como obligan las convenciones del derecho internacional. 

Muchos actores internacionales se han distanciado de Israel por primera vez ante la posibilidad de una incursión en Rafah. Incluso Joseph Biden ha marcado un cambio de tendencia en ese sentido. ¿Cree que esta presión puede llevar a un cambio en el curso de los acontecimientos?
Creo que es un síntoma. Por supuesto, hay un efecto de bola de nieve desde la decisión del Tribunal Internacional de Justicia y, debido a esa decisión, Israel tiene que demostrar que está deteniendo las acciones en virtud del artículo Dos de la Convención para prevenir el genocidio, pero no se han detenido. El resultado es que algunos países ya están empezando a respetar el embargo de armas y a entender que es ilegal venderle armas, comprar o permitir el tránsito de armas hacia Israel. La decisión del Tribunal de los Países Bajos es muy importante, porque todas las partes de los cazas F-35 provienen de los Países Bajos. El Tribunal holandés ha dicho que no solo es ilegal que los Países Bajos vendan a Israel, tampoco se les permite el tránsito desde Estados Unidos a Israel a través de los Países Bajos. Ahora, ¿qué significa eso para España, Portugal, Grecia, Chipre, Italia? Todos están transfiriendo armas.

¿Qué consecuencias puede tener que se detenga ese flujo?
Israel es consciente, y sabe que si la Unión Europea, un estado miembro, no transfiere armas, los Estados Unidos no tendrán capacidad de
proveérselas. Estados Unidos ha ignorado en el pasado las decisiones del Tribunal Internacional de Justicia, pero la Unión Europea no puede ignorar eso. En Israel se están enfrentando a la conciencia de que el tiempo se acaba. Al mismo tiempo, hay muchas protestas en Israel porque el gobierno no da muestras de que le importen los rehenes, dicen que solo quieren ganar una guerra. Y todos comprenden que no ganarán una guerra. No importa cuántos civiles hayan matado. No se puede derrotar a Hamás como movimiento de resistencia. Y no están intentando rescatar a los rehenes mediante un intercambio de prisioneros. Por motivos políticos: si hay un intercambio, hay un alto el fuego, si hay un alto el fuego, hay elecciones en Israel. Si hay elecciones es el fin del Gobierno, y quizá el fin del Estado de Israel.

Hamás ha puesto encima de la mesa sus condiciones y el problema de Israel con estas condiciones es que incluyen el alto el fuego. Esa es la única cosa que Israel no acepta. No pueden dejar de matar

¿Por qué quizá el fin del Estado de Israel?
Hay una crisis política muy profunda. Por un lado, es insostenible la situación de la derecha, de los partidos fascistas, racistas, que están en el gobierno. No pueden formar otro gobierno, la gente ha perdido la confianza en ellos. Sin embargo, la oposición no tiene números suficientes para formar un gobierno alternativo. Así que la gente empieza a darse cuenta de que solo hay una salida, que es la democracia. El fin del apartheid. Igualdad de derechos. Una persona, un voto. Y cuando empiecen a hablar así, entonces sí, es el fin del Estado. No se trata solo de una crisis política, es una crisis económica: Moody's rebajó la calificación crediticia de Israel por primera vez en la historia. Pero la respuesta de Israel a la acción de Moody's fue muy naif, porque siguen pensando que Israel pagará las deudas. Pero los israelíes saben que no va a suceder. Porque la gente no está pensando en el futuro, las empresas van hacia la quiebra y la gente se va del país

Volviendo a lo anterior, dices que el gobierno de Netanyahu opera con la sensación de que se acaba el tiempo.
El ejército está disparando como si no hubiera mañana. Disparan y disparan y matan a civiles todo el tiempo. Incluso los oficiales ucranianos dijeron a los israelíes: “¿cómo estáis disparando a ese ritmo? Nosotros no estamos disparando tanto”. Así que se están quedando sin munición y necesitan más munición de los Estados Unidos. Según el periódico Haaretz, el ejército ha filtrado la información de que si se acaba el suministro, Israel no tendrá municiones en tres días. Así que en esta situación en la que ven que la Unión Europea podría cerrar las puertas, el gobierno ve entonces que tiene un plazo muy corto y opta por atacar. Y su ataque puede significar dos cosas. En primer lugar, se trata de un ataque suicida por parte de Israel, porque saben que esto significa que serán condenados por el Tribunal Internacional de Justicia, y también —a título individual— por el Tribunal Penal Internacional. Y saben que será el fin de las relaciones diplomáticas con todo el mundo, y que no habrá futuro para ellos.

Si Europa sigue cerrando las fronteras para las municiones, y los Estados Unidos no pueden enviar más municiones a Israel, Israel no tendrá entonces un alto el fuego, tendrá una derrota militar

¿Hay otra opción para ellos?
La otra opción es que sepan que no hay alternativa a aceptar un alto el fuego y un acuerdo con los prisioneros. Así que están intentando ganar puntos para firmar el acuerdo desde una posición de ventaja y para amenazar a Hamás con que, si no firman un acuerdo que siga las exigencias de Israel, matarán a todos en Rafah. Hamás ha puesto encima de la mesa sus condiciones y el problema de Israel con estas condiciones es que incluyen el alto el fuego. Esa es la única cosa que Israel no acepta. No pueden dejar de matar. Biden no es la voz de la moralidad en esta historia. Ha apoyado el genocidio desde el principio. Pero también entiende que esto puede ir muy mal. Si se produce algo parecido a un ataque masivo en Rafah que matará a miles de civiles, y Europa sigue cerrando las fronteras para las municiones, y los Estados Unidos no pueden enviar más municiones a Israel, Israel no tendrá entonces un alto el fuego, tendrá una derrota militar. ¿Y entonces qué harán los Estados Unidos? ¿Hará lo que hizo por Vietnam del Sur? ¿Hará lo que hizo por Afganistán? Es decir dejarlo y marcharse. Como consecuencia, por supuesto, Biden perderá las elecciones y Trump se convertirá en presidente.

Has explicado en otras entrevistas que el apoyo de Estados Unidos tiene que ver con los negocios.
El dinero que Estados Unidos gasta en lo que se conoce como FMF (Foreign Military Financing -Financiación Militar Extranjera) para Israel es de 3.800 millones de dólares. De esa cantidad, 3.800 millones de dólares, la cantidad de dinero que se destina a la gente en Israel es cero. Cero. Todo va a parar a las empresas estadounidenses. Si nos fijamos en las organizaciones de lobby en Estados Unidos, estoy seguro de que ya has oído hablar de AIPAC (American Israel Public Affairs Committee)...

Sí, es un actor fundamental en el apoyo de republicanos y demócratas a Israel.
AIPAC es una organización de lobby grande y poderosa con un presupuesto de unos 14 millones de dólares cada año. Sin embargo, el lobby armamentístico en los Estados Unidos es 20 veces mayor. AIPAC es diminuta en comparación. Pero piénsalo desde este punto de vista: si eres candidato a la presidencia de los Estados Unidos y quieres dinero de los lobbies armamentísticos, no puedes reunirte con ellos abiertamente y decir: “no se preocupe, apoyaré la guerra, apoyaré los conflictos para que puedas hacer buenos negocios”. En cambio, te reúnes con AIPAC y le dices “estamos con Israel”. El lobby de las armas entiende que así va a conseguir el dinero. Así es como funciona. Israel tiene que usar este FMF, que no es una ayuda, es un determinado tipo de subsidio, para comprar productos de una lista de empresas de los Estados Unidos.

Son clientes cautivos.
Cada vez que Israel intenta cambiar esto para apoyar su propia economía de alguna manera, por ejemplo, desarrollando un arma que puede competir en precio con una de esas empresas estadounidenses, misiles antitanques, aviones, fracasa. Pasó cuando intentaron crear su propio avión de combate que podía competir con el F-16. Los Estados Unidos dijeron: Ok, está bien, pues vamos a quitarles al FMF la cantidad de dinero que pueden obtener de estas armas que están intentando desarrollar. Así que tienes que gastarlo en F-16 o no lo consigues en absoluto. Y de esta manera se presionó a Israel para que detuviera el proyecto. Así que, ya ves, no es Israel el que controla a los Estados Unidos. Y también por eso creo que si los Estados Unidos deciden que es demasiado caro, demasiado peligroso, demasiado doloroso, se retirarán.

España ha seguido vendiendo armas a Israel. ¿Cuál cree que sería la consecuencia para un país europeo que decida boicotear unilateralmente a Israel?
No se trata de un boicot. Cuando hablamos de las armas o de respetar el embargo de armas, no es que tengas que tomar una decisión. No cometas el error de decir que se trata de tomar una decisión. Piensa en cómo funciona. En el caso de España, ha sido casi un millón de euros en munición. Es la misma munición que se usa contra los civiles en Gaza, Israel la necesita porque están matando a personas en Gaza, y se las entregaron en noviembre, cuando ya estaban matando a miles de personas, muchos de ellos niños. Entonces, piensa en cómo funciona desde un punto de vista logístico: tienes una fábrica que fabrica esas municiones. Tienes un almacén, tienes gente que trabaja en la fábrica, gente que trabaja en el almacén, tiene que moverse en un tren o en un camión desde la fábrica al almacén, del almacén al puerto. Los trabajadores portuarios tienen que cargarlo en un barco. La tripulación del barco tiene que llevárselo. Todas estas personas están obligadas a no cooperar, a no ser cómplices del genocidio. Así que cualquiera de ellos tiene la obligación legal de decir: “No estoy participando en esto”, “no voy a trasladar armas a un país que comete genocidio”. Y si alguien dijera: “pero este es tu trabajo”.  La respuesta es “No, lo siento, no quiero ir a la cárcel”. No puedes obligar a alguien a hacer algo ilegal. Y la cuestión ahora, especialmente con el precedente que tenemos de los Países Bajos, es que no se trata solo de que al gobierno de los Países Bajos no se le permita entregar las armas, sino que también tiene la obligación de actuar con la debida diligencia según la obligación para las terceras partes en virtud de la Convención Internacional sobre el Genocidio.

¿Qué significa eso?
Si se trata de un barco que transporta armas desde Alemania al mar de los Países Bajos de camino a Israel, tienen la obligación de detenerlo, de buscar; y si encuentran armas, de detener el barco, pero también de iniciar una demanda contra la empresa alemana y el gobierno alemán que permitieron el contrabando de armas a un país que comete genocidio. Y en el puerto de Cádiz, en el puerto de Valencia, hay barcos internacionales que van a Israel, y si los trabajadores portuarios tienen la más mínima sospecha de que están cargando armas en estos barcos, tienen que parar. No es una decisión.

Necesitamos que los países dejen de enviar armas y respeten el embargo militar. Esto marcará la diferencia, no la sociedad israelí

Es una responsabilidad política. ¿Por qué no se asume así por los Gobiernos europeos?
Puedo entender por qué ellos no quieren contar la verdad.

¿Por qué?
Porque corren un riesgo legal personal. Pueden ir a la cárcel. Sabes, todavía hay gente hoy en día, 20 años después, que están en prisión por haber contribuido al genocidio de Sierra Leona en los años 90. Porque es un delito muy grave apoyar y enviar armas a alguien que comete un genocidio. No es ninguna broma.

Una posibilidad es que Israel extienda el conflicto al Líbano, ¿en qué escenario nos coloca eso?
Israel está operando ahora mismo en una situación de desapego de la realidad y de toma irracional de decisiones. Pocos días después del 7 de octubre, el ministro de Defensa Yoav Galant, el mismo que dijo que los palestinos son animales humanos y no se les debe proveer alimentos o medicina, dijo: ataquemos también el Líbano, destruyamos el Líbano ahora. Y esto no es solo una indicación de su pensamiento imperialista o de su sed de sangre. También es un indicio de su desapego de la realidad. Biden le dijo a Netanyahu: controla a tu gente. Porque si Israel inicia la guerra con el Líbano, no ganará. Estoy muy preocupado porque Hezbolá tiene mucho poder. Tienen muchas armas y ellos pueden decidir empezar. No tiene por qué ser Israel la que comience. Mientras tengamos una buena razón para creer que habrá un alto el fuego y que se respetará la decisión del Tribunal Internacional de Justicia, creo que Hezbolá se mantendrá en la decisión de no sabotear ese esfuerzo. No quieren que la gente diga que ellos destruyeron la oportunidad de detener la matanza, y que es por su culpa que todo el mundo ignora al Tribunal. Pero si Israel no respeta la decisión y continúa matando, entonces Hezbolá dirá: está bien, nosotros también lo haremos, para proteger a los palestinos.

Sidecar
Sidecar Asimetrías de Hezbolá e Israel
Hay miembros de la cúpula política y militar israelí que parecen decididos a provocar una gran confrontación con Hezbolá.

¿Qué pasa si eso sucede?
Si eso ocurre, no es solo que Israel será destruido, sino que también será destruida una solución democrática. Esa es la razón por la que apoyo el BDS, porque creo que tenemos que trabajar con la presión política y la presión legal para lograr una sociedad justa y equitativa, no luchando con las armas.

¿Hay alguna posibilidad de que la sociedad civil presione para el final del conflicto?
Como un Estado de apartheid, Israel tenía una situación en la que los judíos tenían más libertad de expresión. Crecí en Israel con el sentimiento de que podía ser muy crítico con el gobierno y podía decir lo que quería como parte de la sociedad civil. Los palestinos, no. Los palestinos van a la cárcel. Pero ahora esa ya no es la situación. Ahora también los judíos son atacados, amenazados con la prisión, acusados de delitos, solo por criticar al gobierno. Hay mucha gente en Israel que apoya el BDS, que apoya los derechos de los palestinos y que quiere acabar con el sistema de apartheid pero tienen miedo de hablar. Es realmente peligroso y estoy muy preocupado por mis amigos,  a quienes les aterroriza hablar en esta situación de tanta violencia y tantas armas. La extrema derecha tiene su propia milicia y entrega armas a sus seguidores.

La única razón por la que el shekel se mantiene estable es porque el Banco Central está vendiendo todas las reservas en dólares para protegerlo. Cuando se agoten las reservas de dólares, ya no hay shekel

¿Qué pueden hacer esos israelíes opuestos a la campaña de Netanyahu?
Las personas que son más críticas se unen al movimiento de las familias de los rehenes y dicen: “liberemos a los rehenes”. Porque saben que es lógico que para liberar a los rehenes tiene que haber un acuerdo y para ello habrá un alto el fuego. Quieren un alto el fuego, así que esa es la forma de hacerlo y no de ser atacados. Es la única manera. Pero en una situación como esta, no, no se puede esperar que la sociedad civil cambie algo. Está ejerciendo una presión constante sobre el gobierno israelí y tiene un papel importante que desempeñar desde dentro, pero solo la presión externa cambiará algo. Y por eso necesitamos al Tribunal Internacional de Justicia y necesitamos que la gente respete la decisión del Tribunal. Necesitamos que los países dejen de enviar armas y respeten el embargo militar. Esto marcará la diferencia, no la sociedad israelí.

¿Cuáles han sido las consecuencias económicas y sociales de la formación de Israel en torno al poder de las Fuerzas Armadas (FDI)?
Esto es algo que en los diferentes países se afronta desde posiciones distintas: hasta qué punto se permite que los militares participen de la sociedad, de la economía y del gobierno, y hasta qué punto se permite que se conviertan en organizaciones independientes y privadas. Podemos analizar los casos diferentes. En lugares como Alemania, el Gobierno controla la seguridad y al ejército muy de cerca, a nadie se le permite tener su propio Ejército o milicia. En otros países, como los Estados Unidos, ocurre lo contrario. Todo es privado. Todo se basa en el dinero. Incluso las guerras se libran con mercenarios. Israel comenzó de una forma aun más extrema que Alemania. El ejército estaba en todas partes. El ejército controlaba las escuelas. El ejército era la industria, construía carreteras... Eso no es algo que un ejército haga habitualmente. Pero esto formaba parte de la política de [David] Ben Gurión desde el principio de la fundación del Estado. Y por eso, Israel se convirtió en el país más militarista del mundo según el Centro de Estudio de Conflictos de Bonn. Sin embargo, el militarismo está disminuyendo. Y el Israel de 1948 o de los años 50 o 60 no es el mismo que el de hoy. Y se ve cada vez menos militarismo en la sociedad porque no mucha gente va al ejército. Yo no fui al ejército. Ahora, solo el 48% de los israelíes van, y la mayoría no. Hay menos presupuesto para el ejército. Hay menos prestigio social y estatus para los generales. Por lo tanto, este es un proceso de desmilitarización. Pero, ¿acarrea eso menos violencia? No. La violencia va en aumento.

Shir Hever - 1
Shir Hever, durante la entrevista con El Salto. Álvaro Minguito


¿Qué tipo de violencia?
Es una violencia colonial que proviene de las organizaciones de milicias. Es fruto de un proceso de privatización de la seguridad y el ejército. Y no ayuda a crear una sociedad más pacífica. No tiene por qué crear una sociedad más segura. Crea una sociedad muy violenta. Pero tu pregunta inicial se refería a la economía.

Sí.
La economía se ha transformado. La idea inicial del neoliberalismo era decir: ya no seremos una sociedad militarista, privatizaremos el ejército para crear un espacio para las empresas privadas. Pero eso fracasó. Porque las empresas privadas, las empresas de armas, se han hecho tan poderosas que necesitan probar sus armas y las prueban con los palestinos. Así que añaden combustible a la violencia colonial contra los palestinos una y otra vez. La gente se ha acostumbrado al uso de ese tipo de tecnología —pero no para guerras reales, porque Israel no ha luchado contra un ejército real durante 50 años— sino contra civiles. Contra gente indefensa, es tecnología para la opresión. Y así, la economía de Israel se ha convertido en este tipo de economía de la opresión. Y ahora el mundo entero dice: “esto no funciona, porque Israel no es seguro, porque los palestinos no están bajo control, porque el mundo ve todos los crímenes cometidos por Israel. Así que dejan de comprar esta tecnología. Y es lo que le está pasando a la economía israelí ahora. Moody's bajó la calificación crediticia. Hay casi un millón de desempleados y el presupuesto está fuera de control, por lo que la moneda ha perdido su valor por completo. La única razón por la que el shekel se mantiene estable es porque el Banco Central está vendiendo todas las reservas en dólares para proteger el shekel. Cuando se agoten las reservas de dólares, ya no hay shekel. Así que la gente entiende que la economía se ha desplomado, que no hay inversión extranjera ni exportaciones.

Las declaraciones de Scholz asustan mucho a mucha gente porque utiliza un lenguaje de derechas, promueve el militarismo, gasta mucho dinero en armas, en construir el ejército y reprime y la libertad de expresión dentro de Alemania

Una de las cuestiones de las que se habla es el interés en las reservas de gas natural frente a Gaza. ¿Es factor importante en la guerra o es un McGuffin, un pretexto?
Israel ya ha causado mucho daño al impedir que los palestinos posean su propio gas natural. Como ambientalista, yo te diría que lo mejor es mantener el gas bajo tierra, pero los palestinos tienen el derecho soberano de decidir que hacer con él. Israel ha explotado los yacimientos de gas de su territorio, pero también se desvió un poco hacia Gaza e hizo todos los contratos. Así que, después de que firmaran los contratos con Jordania, Egipto, Chipre y Grecia, Israel no permitirá a los palestinos usar su propio gas. ¿Qué harán con él? Correcto. Ya se ha ido. Entonces, ¿cuál es el propósito de atacar Gaza por el gas? No tiene ningún propósito. No hay recursos naturales. el recurso natural, que es Gaza para Israel es el laboratorio para testar sus armas. Eso y entrar en una guerra que saben que van a perder y que no tienen ninguna posibilidad de ganar. No es una buena inversión. Así que si quieres llamarlo McGuffin, llamémoslo McGuffin.

Industria armamentística
Industria armamentística Armados y peligrosos: cómo Israel se ha convertido en una potencia militar sin control
La industria armamentística israelí ocupa el décimo puesto en el comercio internacional. España ha comprado miles de misiles fabricados originalmente por Rafael, una de las tres grandes compañías de Israel.


Alemania es el país clave dentro de la Unión Europeo. Esta semana hemos visto a sus líderes abogar abierto por la militarización. ¿Debería preocuparnos eso?
Mi investigación se centra principalmente en Israel, pero vivo en Alemania. Alemania está atravesando una crisis muy profunda. La crisis se debe a que el gobierno está operando con una política muy cínica y pragmática motivada por la codicia y el deseo de poder pero en la que hablan el lenguaje de la moralidad. Dicen que abogan por la diplomacia y el poder blando, que no quieren depender de las armas. Estados Unidos no lo oculta, dice abiertamente que siguen sus propios intereses sin reparar en los seres humanos. Y esto causa un problema en Alemania porque no tienen coraje para desafiar a Estados Unidos. En esta situación, cuando Alemania trata de decir “a causa del Holocausto, Alemania es una voz a favor de la moralidad, porque Alemania recuerda el Holocausto e intenta evitar que vuelva a ocurrir” lanza un mensaje completamente errado. Se ha abusado de este mensaje en Alemania, donde no se ha escuchado la principal lección del holocausto.

¿Cuál es?
La responsabilidad de Alemania tiene que ver con sus propios crímenes de lesa humanidad. Pero, en lugar de eso, la memoria del holocausto se ha convertido en una razón para ser solidarios con el Estado de Israel y para apoyar al Estado de Israel sin importar lo que haga. Así que ahora Alemania se enfrenta a un estado de Israel que está cometiendo genocidio. ¿Te imaginas lo que esto le hace a la política alemana? Están perdidos. En este momento, el Gobierno está empezando a hacer declaraciones muy, muy peligrosas. Si el canciller Scholz dice que si alguien niega que —por el hecho de que “nuestros” abuelos hayan matado a los judíos— tenemos que apoyar a Israel, esa persona no es un verdadero ciudadano de Alemania, está afirmando que todos los migrantes, musulmanes, todos los judíos de Alemania, no son ciudadanos. Es peligroso. Y esta es una declaración de alguien que dice “construiremos un muro contra Rusia, construiremos un ejército fuerte”. Por supuesto, esto asusta mucho a mucha gente porque utiliza un lenguaje de derechas, promueve el militarismo, gasta mucho dinero en armas, en construir el ejército y reprime y la libertad de expresión dentro de Alemania. Alemania tiene libertad de expresión como país democrático, pero en el asunto de Palestina, hay un problema. Han prohibido que la gente diga: ”Desde el río hasta el mar, Palestina será libre“. Está prohibido en las manifestaciones. Por supuesto, esta no es una decisión democrática, y creo que si no se puede confiar en que un gobierno tome decisiones democráticas, no se puede confiar en que tenga armas.

Análisis
Análisis ¿Qué está pasando en Alemania? La izquierda alemana, la organización desde abajo y las garras del Estado
Tercera y última parte de la serie de tres artículos sobre lo que pasa en Alemania desde el 7 de octubre. La última pregunta a la que trata de responder su autora es '¿qué pasa en la izquierda alemana?'.


Has dicho en otra entrevista que Occidente está perdiendo influencia por su apoyo irracional a Israel. ¿Puedes explicar por qué?
Es algo muy complejo. Creo que el momento más importante de cambio que vimos fue cuando Arabia Saudí e Irán firmaron el acuerdo de paz entre ellos en mayo del año pasado, con la mediación de China. Y el Mossad israelí y la CIA estadounidense no tenían ni idea. Fue público y no tenían conocimiento previo y no pudieron detenerlo. Esto ya demostraba que la situación estaba cambiando. La estrategia regional israelí a través de los Acuerdos de Abraham consistía en construir una gran alianza contra Irán. Y para ello se trataba de entablar amistad con Arabia Saudí. Estados Unidos estaba realmente interesado en que se normalizara la relación entre Israel y Arabia Saudí para sus propios intereses imperiales y energéticos. Todo esto ha fallado, ¿verdad? Porque si Irán y Arabia Saudí no son enemigos, toda la estrategia pierde su significado. Creo que en ese momento quedó claro que Israel ya no cumple su función de proyectar la fuerza imperialista occidental en el Medio Oriente de manera efectiva. Y en ese momento, creo que ya podríamos haber sabido que se iba a producir una crisis. Admito que no lo vi en ese momento. No predije lo que iba a pasar y muy pocas personas lo hicieron.

El apoyo fanático a Israel está haciendo que Occidente tome decisiones irracionales y estúpidas que le cuestan mucha influencia

¿Qué consecuencias económicas puede tener eso?
Un ejemplo de cómo está funcionando esto, es con los hutíes parando barcos en el Mar Rojo. Una de las compañías navieras más grandes del mundo y la mayor compañía naviera europea, Maersk, dijo: vamos a rodear toda África porque es demasiado peligroso atravesar el Mar Rojo. Pero hay dos grandes compañías navieras chinas y siguen atravesando el Mar Rojo porque,  simplemente, no se detienen en Israel, venden directamente a Europa, entonces, los hutíes los dejan en paz. ¿Por qué Maersk toma una decisión así? Hay un incentivo económico para no hacerlo pero no pueden, porque entonces la gente dirá: ”Dinamarca está boicoteando a Israel". Así que Maersk está atada y no puede tomar la decisión económica que le conviene. De este modo, el gobierno danés tiene un problema: quieren apoyar a su empresa, así que están enviando buques de guerra al Mar Rojo para luchar contra los hutíes, y con eso están iniciando otra guerra. Creo que esto realmente demuestra cómo el apoyo fanático a Israel está haciendo que Occidente tome decisiones irracionales y estúpidas que le cuestan mucha influencia.

En Palestina, la solución de dos estados parece ser retórica. Algo que se dice cuando no se tiene nada que aportar en términos de derechos humanos. Al mismo tiempo parece inviable una solución basada en un solo Estado en el que vivan víctimas y verdugos. ¿Cuál crees que es un posible horizonte para resolver el problema?
En primer lugar, estoy de acuerdo con lo que has dicho acerca de que la solución de dos Estados es una especie de motto al que se alude de boquilla para evitar una discusión real sobre los seres humanos y sus derechos. Pero creo que esto ha sido así durante los últimos 30 años. Algo más de 30 años. Sin embargo, ahora vemos una novedad, porque como judío puedo decirte que la idea de que el genocidio se pueda resolver mediante la creación de un Estado es una idea terrible. Los judíos siguen sufriendo por esta idea. Vemos cómo se propone la creación de un Estado como si eso resolviera por sí solo el impacto de un genocidio: “Los palestinos están sufriendo un genocidio, vamos a darles un Estado”. No, en primer lugar, paremos el genocidio, otorguemos a las personas sus derechos, y luego, hablemos de qué tipo de Estado formar. Pero también responder quiero responder a la pregunta, que es qué tipo de futuro. Creo que la solución de los dos Estados no es muy probable, pero si la gente lo quiere, es posible. No está fuera de las posibilidades que cabe imaginar. No soy una de las personas que apoyan esa idea, pero creo que la gente de allí debe tomar sus propias decisiones.

¿Qué es lo que ves más factible?
Veo dos escenarios posibles. Un escenario es similar al de Argelia. Una rebelión, una resistencia, que no es democrática, un proceso de descolonización muy doloroso, en el que los colonos en gran número se marcharon (creo que muchos judíos abandonarían Palestina) y un Estado que estaría gobernado por Hamás. No creo que sea un buen escenario, pero creo que es realista. Pienso que Hamás sabe que es realista y saben que si lo hacen, si toman el control del Estado, como el Frente de Liberación Nacional hizo en Argelia, entonces la Unión Europea acudirá a ellos y les dirá: “Queremos tener relaciones diplomáticas con vosotros, os vamos a borrar de la lista de organizaciones terroristas”. 

El segundo escenario.
Es el que he mencionado antes, en el que la sociedad israelí es tan débil y está tan dividida que cada vez hay más grupos que dicen: “Necesitamos tener alguna base liberal, y la única manera de tener una base para la sociedad, una especie de conversación conjunta para resolver los problemas a nivel político y no con armas es si abandonamos el sionismo, si renunciamos al apartheid y todo el mundo tiene voz y voto”. Por supuesto, no significa que vaya a ser un paraíso de concordia del uno con el otro. No, habrá muchos conflictos, pero será un conflicto político. Y esto es similar a la situación en Sudáfrica. Sudáfrica no es un paraíso. No es una utopía, pero es mejor de lo que era bajo el apartheid. E, incluso en Sudáfrica, se creía que aquellas personas nunca podrían vivir juntas como iguales, pero con el tiempo establecieron un proceso y fueron capaces de hacerlo. Y creo que es posible hacerlo y no pierdo la esperanza. Si no tuviera esperanza, no trabajaría para el BDS.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Genocidio
Genocidio Crece el boicot a empresas que trabajan con Israel: Barclays, excluido de los festivales británicos
La multinacional Intel anuncia que congela una inversión de 25.000 millones de dólares en Israel. Crecen los problemas financieros e internos para el régimen de Benjamin Netanyahu.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Entrevista La Poderío
Bethlehem Habboob “Es fundamental llevar el boicot a Israel a lo académico”
Bethlehem Habboob es una activista andaluzo-palestina. Junto al estudiantado, y gracias a las movilizaciones contra el genocidio del pueblo palestino en Gaza, han conseguido que la Universidad de Granada rompa sus relaciones académicas con Israel.
Serman
24/2/2024 19:55

El género humano es patético, x 4 céntimos vendemos a nuestra madre

0
0
jana.mg
16/2/2024 10:22

Muchas gracias, este artículo es muy esclarecedor y, hasta cierto punto, alentador.

2
0
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.
Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Crisis climática
Cine y crisis climática Muyuna Fest, cine selvático para aprender a flotar en un mundo que se hunde
La primera muestra de cine flotante de la historia emerge sobre las aguas del barrio de Belén, en la ciudad de Iquitos (Perú) para fomentar la conservación de la Amazonía y la soberanía audiovisual de los pueblos originarios.

Últimas

Tecnología
Oligopolio tecnológico Un fallo de Microsoft provoca una caída internacional de servicios de transportes, bancos y emergencias
Una interrupción del servicio vinculada a la firma de ciberseguridad Crowdstrike y Windows ha paralizado la actividad de decenas de miles de empresas públicas y privadas poniendo de relieve la dependencia del oligopolio tecnológico.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Arte
Cristina Peña “Mi referente es la artesanía que nos dieron nuestros antepasados”
La cerámica artesana de Casa Peña Slow Atelier no iba a escapar de la turistificación. Su taller se traslada desde Churriana (Málaga), a un nuevo espacio en Úbeda, ciudad de tradición artesana que acoge la marca, sus ideas, y a la propia artista.
Migración
Migraciones Burocracia para los ‘refugiados de segunda’: siete jóvenes malienses ante el bloqueo del Estado al pedir asilo
Presos de la guerra, llegan a un nuevo territorio en búsqueda de mejores oportunidades, pero son presos de temporalidades y trámites burocráticos, mermando su estado anímico y dejándoles estancados en un limbo temporal que los anula como ciudadanos.
Más noticias
Sidecar
Sidecar El mismo filo de la navaja: Starmer contra la izquierda
Desde el principio de su liderazgo, Starmer y su equipo decidieron confundir el apoyo acrítico a Israel con una postura ecuánime contra el antisemitismo para poder utilizar esta confusión como un arma con la que matar a la izquierda.
Ocupación israelí
Derechos humanos Amnistía Internacional pide a Israel que ponga fin a la detención masiva y a la tortura de palestinos en Gaza
Un nuevo informe de esta organización de derechos humanos recoge testimonios de 27 exdetenidos entre ellos un niño de 14 años sobre torturas en los centros de detención israelíes.
Explotación laboral
Explotación laboral CC OO se persona contra Nacho Cano por dos posibles delitos contra los trabajadores
El sindicato ha confirmado este viernes que se personará como acusación contra el empresario Nacho Cano, investigado por traer a 17 bailarines mexicanos y mexicanas para trabajar en su espectáculo Malinche de manera irregular.
Opinión
Opinión Nacho Cano y la aplicación selectiva de la Ley de Extranjería
Las autoridades saben que más del 25% de las trabajadoras que atienden personas en situación de dependencia no tiene papeles, y no hay campañas de la policía o de la Inspección de Trabajo para encontrarlas.
Mugimendu Sozialista
Violencia policial La Ertzaintza desaloja el centro socialista Aresti de Bilbao
Decenas de jóvenes se manifestaron frente a los juzgados de la capital vizcaína para denunciar la actuación represiva del cuerpo policial

Recomendadas

Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.
Mediterráneo
Fauna marina Compartir playa con tortugas marinas
En los últimos años se ha observado un aumento significativo de la anidación de la tortuga marina, y se espera que esta tendencia continúe en el futuro