AndaluciaUltraderecha

Extrema derecha
Andalucía: medio millón de ultraderechistas y 3,5 millones de abstencionistas, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

En los comicios europeos 500.000 andaluzas votaron a formaciones de ultraderechas y 3,5 millones ni siquiera fueron a las urnas, un mapa que se lleva construyendo años, analizamos el por qué con activistas, partidos y expertas

Menos de la mitad de las 6,5 millones de andaluzas llamadas a votar el pasado domingo lo hicieron y quienes lo hicieron votaron a la derecha y a la ultraderecha, que se llevaron más de la mitad de los votos. Un resultado que deja dos cifras preocupantes, además de la alta tasa de abstención, el medio millón de votos que las andaluzas han dado a VOX y Se Acabó la fiesta y los pésimos resultados de los partidos de centro e izquierda, la suma de PSOE, Sumar y Podemos (1.165.028 votos) apenas supera por decenas a las que han obtenido tan solo el PP (1.101.460 votos).

Europa
Elecciones Europeas Juanma Moreno, el yerno perfecto, quiere saber alemán
El PP gana por primera vez las elecciones europeas en Andalucía, un territorio donde más de la mitad del censo electoral no ha ido a votar este domingo y una de las regiones europeas donde reinan las políticas de sacrificio.

Este panorama se enmarca dentro de una derechización del Estado español y de Europa, como marcan los resultados europeos, que, sin embargo, lleva años más que asomando la patita en Andalucía desde que en 2019 se convirtió en la primera comunidad autónoma en la que VOX entró a formar parte de un gobierno de la mano de presidente del PP, Juanma Moreno Bonilla en su primera legislatura. En la actualidad, heredera de esos días, en varias localidades andaluzas el PP gobierna gracias a VOX y en lugares como Huelva tienen hasta un acuerdo programático colectivo. Distintos municipios andaluces llevan años siendo caladero de votos de la ultraderecha, como es el caso de Níjar, en el que VOX ha sido en estas europeas la segunda fuerza. Además, dos provincias andaluzas están a la cabeza en voto al nuevo partido ultraderechista Se Acabó La Fiesta, Málaga y Almería.

El profesor de Ciencias Políticas Jean Baptiste Paul Harguindeguy cree que aunque la ultraderecha ya no se encuentre dentro del gobierno de la Junta, se ha normalizado que “su presencia ideológica” y su influencia en las políticas de Moreno Bonilla: “Es un socio con el que se cuenta, aunque no se necesite para gobernar porque aún puede ser una moneda de cambio”

También Andalucía es la comunidad del Estado con mayor tasa de pobreza del Estado, un 30,5%, y en el que el paro es uno de los problemas endémicos del territorio. Además, según los datos de mayo del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el 70% de las personas empleadas lo hacían en trabajos relativos al turismo. Un sector relacionado con el empleo estacional y en condiciones precarias.

La presencia de la ultraderecha, una “normalización ideológica”

“Hay mucha gente dispuesta a escuchar estos discursos”, explica Jean Baptiste Paul Harguindeguy, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Pablo Olavide. Harguindeguy cree que más allá de la representación que los partidos de derecha han obtenido en el entorno europeo, su discurso “ha determinado mucho la campaña, centrándose mucho en la migración, un discurso que está calando mucho estos años y que es transversal a todos los países”.

Una apuesta discursiva que, como ha analizado la profesora de la Universidad de Cádiz especializada en el análisis de discursos, Macarena Hernández Conde, se basa en “jugar a ser outsider, ser antisistema” una táctica que “deja de tener recorrido una vez accedes a las instituciones”. Hernández añade en ese sentido que “Vox ha perdido esa posición porque no la puede rentabilizar tanto un testigo que ha recogido en las europeas el partido de Alvise”.

A nivel andaluz, el profesor afirma que aunque la ultraderecha ya no se encuentre dentro del gobierno de la Junta, se ha normalizado que “su presencia ideológica” y su influencia en las políticas de Moreno Bonilla: “Es un socio con el que se cuenta, aunque no se necesite para gobernar porque aún puede ser una moneda de cambio”. El experto insiste en que “El PP ha comprado el marco de la ultraderecha de la inmigración, a pesar de que la mayoría de personas migrantes que llegan a Andalucía llegan en avión. Hernández cree que no existe una especificidad andaluza” en el problema de la ultraderecha, pero expone que en el territorio “los partidos de ultraderecha han rentabilizado el descontento del campo”.

El profesor de la UPO divide al elector de la extrema derecha en dos “las clases medias blancas más bien masculinizadas que tienen inseguridad cultural, contra las mujeres, contra los inmigrantes y los homosexuales” y, por otra parte, “el voto obrero de gente que cree que compite con los inmigrantes, el racismo del penúltimo contra el último”. La experta Macarena Hernández añade “creo que el hecho de que la ultraderecha reciba la mayoría de sus votos de los hombres no es en absoluto casual, sino que conecta totalmente con el discurso de la machoesfera que está tan presente en las redes sociales”.

“Vox ha perdido esa posición de outsider al formar parte de las instituciones,  no la puede rentabilizar tanto un testigo que ha recogido en las europeas el partido de Alvise”, sostiene Macarena Hernández analista de discursos políticos.

Harguindeguy cree que en las elecciones europeas además juega un papel importante la desconfianza en esta institución de la población agudizada por el traspaso de culpas de estamentos políticos como La Junta de Andalucía a la UE “Hay una dinámica que consiste en acusar siempre de lo malo a Europa, al escalón superior, es un chivo expiatorio bastante útil porque nunca contesta, porque no tiene la capacidad de contestar a todo”.

El escritor y profesor andalucista Antonio Manuel cree “hubo un tiempo en el que la gente creía que la autonomía y Andalucía era la esperanza”. Una idea que se encuentra en las horas bajas entre otras cuestiones por la utilización de los símbolos andaluces por parte del PP: “la derecha ha sido capaz de investirse de Andalucía y como le vas a decir a alguien a quien le ha privatizado los centros de salud y los colegios que Andalucía es la solución”.

El escritor cree que el territorio andaluz “es como mi madre, que le duelen los huesos todos los días y se ha acostumbrado al dolor y ya no tiene esperanza de que se le quite”. Cree que en ese contexto se cuelan los discursos de extrema derecha y cree que “Uno de los grandes problemas de la izquierda es que ha complicado demasiado su discurso y que además lo ha hecho con carácter sumatorio, mientras que la ultraderecha no se basa en la duda, sino en certezas simples”. Antonio Manuel cree que este contexto ha desembocado en que “Andalucía se ha desafectado de las de la clase política de izquierda”.

Desde los partidos de izquierda que se encuentran dentro del espacio político andaluz reflexionan acerca de este fenómeno. “La ultraderecha se está sabiendo adaptar mejor a los nuevos códigos que nosotros, nos están ganando la batalla cultural”, explica Carlos Esteban, del equipo de estrategia política de IU Andalucía. Esteban insiste en que uno de los problemas a solventar que detecta dentro de los partidos de izquierda es que “tenemos una organización construida para una sociedad de hace 20 años eh, donde había una sociedad civil mucho más fuerte y organizada y actualmente, pues tenemos una sociedad atomizada”.

Antifascismo
Andalucía se moviliza contra el fascismo
La respuesta a la llegada al Parlamento andaluz de la extrema derecha no se ha hecho esperar y miles de personas han llenado las calles de Andalucía.

Desde IU Andalucía reflexionan sobre la necesidad de adaptarse a esa nueva sociedad para combatir a la extrema derecha y enfrentar el discurso de “la ideología hegemónica que está metiendo a la gente en la cabeza que la solución a los problemas es individual cuando hay que convencer a la gente de que los problemas son sociales y que se tienen que solucionar colectivamente”.

En Adelante Andalucía, la responsable de feminismos Rosky Díaz cree que el problema no es tanto “que la derecha esté conectando, sino que la izquierda no esté sabiendo conectar” y que eso ha desembocado en una masiva abstención “la gente tiene la idea de que por qué va a ir a votar si no va a cambiar nada, si mi vida va a seguir siendo una mierda”. Díaz señala la necesidad de tomar responsabilidades por parte de las agrupaciones de izquierda “la clase política tiene que reflexionar sobre lo que supone ser un cargo público y demostrar que están al servicio de la gente y no la gente a su servicio”.

Horas bajas para el antifascismo

La llegada de la ultraderecha al parlamento andaluz en diciembre de 2018 provocó la activación del movimiento antifascista en el territorio. Tras la llegada de VOX al gobierno andaluz se convocaron decenas de manifestaciones por el territorio así como asambleas para intentar parar el avance de la ultraderecha.

“Uno de los grandes problemas de la izquierda es que ha complicado demasiado su discurso y que además lo ha hecho con carácter sumatorio, mientras que la ultraderecha no se basa en la duda, sino en certezas simples", sostiene el escritor Antonio Manuel

Una de esas experiencias fueron la coordinadora antifascista de Sevilla, que estuvo activa hasta 2021. “Ahora la cosa está bastante floja”, sostiene un antiguo miembro de la coordinadora, que añade, “hay una apropiación de la calle por parte de la ultraderecha a la que la izquierda no está sabiendo responder”. En cuanto a por qué ese impulso de 2018 no se mantuvo en el tiempo el activista reflexiona que “ese caballo de batalla lo adoptaron partidos políticos que luego han demostrado que son blanditos”.

En Málaga es la provincia donde más apoyo ha recibido el partido de Alvise Pérez. Más allá del partido de ultraderecha, en la capital distintos activistas antifascistas denuncian agresiones continuas por parte del Frente Bokeron, grupo de aficionados fascistas del Málaga F.C.“La ciudad ya no es Málaga la roja, desde hace mucho tiempo”, comenta R. un activista antifascista.

Opinión
Opinión La ultraderecha está muy fuerte y todo mal
No se trata de no intentar entender, se trata de que entender no paralice. No convertir los afinados diagnósticos en el sudario de cualquier energía política.

Cada domingo que el Málaga juega en casa, los miembros del Frente Bokeron, que tiene vetada la entrada al estadio, realizan una serie de actos vándalos en el barrio de La Roca con símbolos fascistas. Un grupo que, como señalan las antifascistas malagueñas “tiene total impunidad y reivindica al asesino de Carlos Palomino o el caso de Pablo Podadera”. L., activista antifascista y participante en los movimientos sociales en la ciudad, insiste en que “en muchas ocasiones vamos a desahucios y esta panda de machirulos nos zarandea y amenaza”.

L. cree además que el aumento de votantes de ultraderecha en la ciudad se debe, entre otras cuestiones, a la dinámica de la misma “Por el turismo, el tipo de modelo de ciudad se ha perdido totalmente las relaciones barriales y vecinales, todo lo comunitario”.




Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Extremadura
Ruptura PP-Vox Extremadura: transfuguismo en Vox y Gobierno del PP en minoría
Tras el anuncio por parte de Vox de la ruptura de sus pactos con el PP en las cinco comunidades autonómicas en las que compartía ejecutivo, María Guardiola tendrá que afrontar en Extremadura tres años de Gobierno en solitario.
Política
Barómetro de julio El CIS relanza al PSOE a costa de Sumar mientras mantiene estables a las derechas
Podemos sigue en ascenso consiguiendo el 4% de los votos y el partido del agitador de extrema derecha Alvise llegaría ya al 2,7%.
andaluza100x100
18/6/2024 19:24

Andalucía aporta a la coalición de gobierno 27 escaños, del total de 152 que dispone. Es decir la comunidad que más escaño aporta, los 34 restantes que ocupa Andalucía se los reparte la derecha, con 25 y la ultraderecha con 9.
Un tanto de lo mismo se puede asimilar un buen número de comunidades autónomas.
Estamos cansados que se diga por parte del gobierno progresista y por partidos con ERC que apoyan un gobierno progresista. Cuando quieren para elos una financiación especial. Me parece muy acorde con el mensaje desde la izquierda la postura de Compromís en la comunidad valenciana.
Completamente de acuerdo con una ley de amnistía, así como la posibilidad de un referéndum y el derecho a la autodeterminación, otro cantar es unos privilegios fiscales. Tiene derecho a decidir, pero si la elección es continuar juntos tienen que ser en igualdad de condiciones, cuestión que también afecta País Vasco.
Hace falta un andalucismo serio y comprometido, apoyado por las andaluzas y andaluces, ya es hora.

0
0
Antonino
19/6/2024 14:45

Hablando de financiación especial, tee recuerdo que en Andalucía, desde hace décadas, existe una que no tiene parangón, y es, o son, las llamadas peonadas. Oséa, se trabajan unos pocos meses, dos o tres, y el resto del año a cobrar la paga. Entiendo que es una ayuda especial a un territorio anclado en el feudalismo, dónde la tierra es mayormente de propiedad privada. Si no es así, me corrijes.
Un saludo

0
0
andaluza100x100
18/6/2024 18:48

Entre PSOE. Sumar y Podemos, hay 25 eurosparlamentarios, tan solo una andaluza entre los 25. Es importante combatir la ultraderechyacha y la deredha conservadora del PP. Tamién es importante una opción progresista de izaquierdas propiamente andaluca, Aora nadlaucia acaba de comenzar el recorrido espermos que sea para largo y sea una opciónverdadera andaluza. Mientras se divide con copromis por la financiacion de las comunidades autónomas los diputados del congreso de PSOE, Sumar y Podemos callan y eso que hay sí que tenemos andaluces.
No puede ser un gobierno progresista de ninguna forma cuando hay comunidades autónomas de primera y otras de segunda, ojala hubiera un partido como comprois en Andalucia

0
0
senenoa
17/6/2024 15:29

¿Cómo hemos llegado hasta aquÍ? Votando como votamos, ni más ni menos. Recordad el huevo de la serpiente.

Andaluces: Cuando alguien se siente defraudado por la izquierda debe votar más a la izquierda, no a la derecha.

2
0
pipe49
17/6/2024 9:27

Pienso que el contenido de este artículo va en la dirección correcta: hacerse las preguntas incómodas de en qué nos hemos equivocado para que los que votan voten a las élites que son verdugos de las grandes mayorías y los que no votan piensen que hacen lo correcto para defender sus intereses.

1
0
Max Montoya
Max Montoya
17/6/2024 2:13

Andalucía es frontera: se asusta la primera de los inmigrantes Africanos. De los inmigrantes Europeos no se queja, porque les llena los bares. También el Catolicismo tiene mucho poder en el campo. La gente del campo podrá cagarse en Dios, pero su romería (fiesta pagana donde prima el vicio revestida de piedad) es sagrada. La romería del Rocío no tiene parangón en Europa. Es un vestigio de la Edad Media. Andalucía es cultura Musulmana, árabe en su momento más alto culturalmente. Göngora es uno de los pocos poetas españoles que supo integrar la cultura árabe con la cristiana y la pagana (romana). Lorca fue otro. Lo normal en España es ignorar lo que los árabes hicieron durante 8 siglos. Hay un tabú demasiado grande para que Andalucía pueda levantarse. Se educa para valorar Madrid. Tiene sentido. Con un Estado fuerte detrás se puede uno sentir más seguro siendo primera línea de frontera. Andalucía es cultura del Estrecho.

1
0
Andariegu
16/6/2024 18:33

No fue muy acertado el símbolo de la serpiente en la cabecera de la noticia. Supongo que simbolizando lo dañino, tóxico, nocivo... la ultraderecha. Queda como muy cristiano, para los cristianos es el símbolo del mal, del Satán, la virgen pisando la cabeza de la serpiente... De ahí que hoy en día se les siga persiguiendo y matando cada vez que se la ve. Cuando cumplen un valioso papel en todos los ecosistemas
Y es que antes del cristianísimo, para muchas culturas la serpiente símboliza la propia Tierra, la sabiduría, la protección de lo sagrado...

2
0
Luis M
16/6/2024 16:19

El antifascismo ha sido derrotado por la policía y los jueces son sentencias ejemplificantes como la de los 6 de Zaragoza. Si sabes que puedes ir a la cárcel o te puede caer una multa de varios miles de euros por manifestarte contra Vox pues te lo piensas antes de ir. Esta guerra policial y judicial al PSOE le importa una mierda, como si no tuviera que ver con ellos. Y de aquellas lluvias...

Por otro lado, en el proceso de derechización de la clase obrera debemos señalar a los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT por su despolitización y blanqueamiento como gestores institucionales de las relaciones laborales, cuando no colaboradores de la clase empresarial, clase que fomenta precisamente el ascenso de la extrema derecha.

Sé que es algo que no va a ocurrir, pero si los sindicatos mayoritarios, que son las mayores organizaciones sociales del país, se politizaran, otro gallo cantaría. Así ha sido siempre, los sindicatos han sido los impulsores del progreso social, la domesticación de estos, es el tapón para el desarrollo neoliberal por su vertiente socialdemócrata o por su vertiente de ultraderecha.

0
0
RamonA
16/6/2024 12:14

Es posible que lxs votantes andaluces hayan comprobado que “PSOE, PP, la misma mierda es” y ya les da igual uno que otro.

El racismo de VOX cala porque los medios de comunicación sicarios y vasallos de las oligarquías económicas y financieras invierten muchos recursos y mucho tiempo en provocarlo y en promocionarlo.

¿Cuántxs migrantes no pueden votar? Sería bueno para la izquierda que fueran regularizados ya. Ánimo, PXXE, regulariza y manda a tomar viento la ley de extranjería. ¡Qué alegría nos ibas a dar!

0
0
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Palestina
Genocidio España tratará a 15 niños y niñas palestinas mientras quedan 10.000 pacientes que necesitan evacuación
El director general de la OMS agradece el gesto mientras pide evacuaciones médicas ampliadas, ya que solo 5.000 palestinos y palestinas han sido trasladados desde que comenzara la ofensiva israelí el pasado 7 de octubre.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Israel declara “terrorista” a la UNRWA y le prohíbe operar en el país
Días después de que Reino Unido reinicie el financiamiento de la agencia de refugiados de la ONU, el Parlamento israelí aprueba tres leyes que prohíben la actividad de esta organización y criminaliza a sus 30.000 trabajadores.
Venezuela
Elecciones presidenciales Venezuela hacia el 28J: unas elecciones en las que por primera vez en una década cualquier cosa puede pasar
La oposición de derechas concurre sin exclusiones, vetos ni llamadas a la abstención con un candidato de consenso, Edmundo González, que podría arrebatar el poder a Nicolás Maduro.
Sphera
Sphera Cómo ser trans en Grecia: existir, resistir
Las historias de Ari, Kassiope y Paola muestran la situación de las personas trans en Grecia. Un reportaje de El Salto Vídeo para Sphera Network.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.

Últimas

Gobierno de coalición
Transfobia y contratos irregulares El silencio en el PSOE y la presión de los colectivos precipitan el cese de Isabel García
La directora del Instituto de las Mujeres fue elegida en noviembre de 2023 por la ministra de Igualdad, Ana Redondo. Su nombramiento lanzó un mensaje de cambio de rumbo en el Ministerio por los posicionamientos transexcluyentes de García.
Infancia migrante
Menores que migran solos Cuatro claves para seguir el debate sobre la reforma de la Ley de Extranjería
Durante la jornada de hoy martes 23 de julio, se debate en el Pleno del Congreso la toma en consideración de la reforma de la Ley de Extranjería que incluye un mecanismo obligatorio de “reparto” territorial de la infancia migrante.
Desahucios
Desahucio Una amplia movilización vecinal no consigue detener el desahucio de Zohra en Lavapiés en el tercer intento
Convocadas por el Sindicato de Inquilinas de Madrid, y poniendo literalmente el cuerpo, hasta cien personas han intentado frenar por tercera vez el desalojo y de Zohra y su marido, con diferentes grados de incapacidad. Esta vez no lo han conseguido.
Opinión
Análisis Átomos, tabaco, armamento y fascismo en el Campo Arañuelo
Un análisis de la problemática laboral, ecológica y productiva en Campo Arañuelo, comarca del norte de Cáceres atravesada por múltiples contradicciones.
Más noticias
Sanidad pública
Recortes Denuncian la propuesta de retirada de los conductores de ambulancias en los centros de salud extremeños
La Plataforma por la Sanidad Pública de Extremadura critica el desamparo y la desatención en la que quedaría gran parte de la ciudadanía en una comunidad con altas tasas de envejecimiento y dependencia.
Ecoembes
Reciclaje La CNMC se harta del monopolio de Ecoembes y Ecovidrio
El organismo vuelve a señalar a las dos empresas de reciclaje copan el mercado y pide más transparencia y control sobre ellas.
Reforma laboral
Trabajo y precariedad Europa da la razón a UGT y fuerza al Gobierno a mejorar las condiciones de los despidos
Tras el fallo del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre despidos improcedentes, Yolanda Díaz convoca a sindicatos y patronal para reformar la ley.
Turismo
Vivienda Pintadas contra pisos y hoteles: el Sindicato de Vivienda de Urola Kosta denuncia la turistificación
Desde 2018, los locales de uso turístico se han incrementado un 181,8% en Zarautz y un 158,3% en Zumaia. La construcción de dos nuevos hoteles incrementará el precio de los alquileres.

Recomendadas

Arte político
Soledad Urzúa “Utilizar un desecho agrícola para crear obras de arte permite transmitir un mensaje de amor”
Llega a Madrid “Metáfora Vegetal”, una exposición de la artista chilena Soledad Urzúa. Sus obras, creadas armónicamente con colores de óleo y materiales desechados como hojas de maíz, despiertan los sentidos.
Ocupación israelí
Ocupación israelí El teatro de la libertad de Yenín: resistencia a través del arte
Una iniciativa de teatro social en medio de la ocupación y las incursiones armadas israelíes en Cisjordania.
Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.