Minería
La ametralladora política y mediática del litio

Cómo la fiebre del oro del s. XXI somete a políticos, asesores y empresarios industriales en contra del futuro, de la vida y de la democracia.
Encuentro senderista Salvemos la Montaña
Encuentro organizado en enero de 2018 en una multitudinaria ruta senderista para manifestar la oposición al proyecto minero y defender el Valle de Valdeflores.
20 sep 2022 09:20

Es evidente que la vida ha cambiado mucho en los últimos años: escasez de materias primas, falta de microchips, conflictos en puertos y transportes, encarecimiento de energía, pandemia, guerra, sequía y reducción del agua aprovechable, incendios, abandono, despoblación,.. Azotando a los mismos estratos de la sociedad de siempre, algunos entre los más repetidos por dirigentes en su intento de desviar la atención, como si por mucho repetirlo hicieran el camino más ameno, como si no tuvieran ellos responsabilidad directa. Poco o nada cambia pero se endulza con palabras y expresiones vacías.

Sin embargo hay otras cosas que no cambian: los dirigentes de Cáceres, de Extremadura, de España y de Europa van tarde habitualmente, en muchos ámbitos. Esos “canallas” de los que hablaba hace poco el aclamado y certero escritor alburquerqueño Landero, siervos del capital, aducen seguir estrategias que sin embargo se incumplen de manera sistemática, priorizando sus negocios y la economía sobre la salud y la democracia: el Pacto Verde Europeo, la Directiva Marco del Agua, la Estrategia de la Biodiversidad, la de Seguridad (que paradójicamente propone defender la paz con armas como las que fabrican empresas con representantes como el exministro de Defensa del PP Morenés una de ellas, fabricante de las prohibidas bombas de racimo, llegó a pedir una indemnización millonaria al gobierno por lucro cesante, por hacernos a la idea), la de Cuidados...

Especulación urbanística
“Elysium City” o la construcción de paraísos en Extremadura

El Macro Complejo de Ocio “Elysium City”, que la empresa californiana CORA ALPHA proyecta construir en el municipio de Castilblanco (Badajoz) bajo supuestos criterios de sostenibilidad, espera abrir en 2023.

Acuerdos e ideologías que de aplicarse ayudarían a sobrellevar los cambios que vivimos. Una sociedad solidaria resistirá mejor. Son muchas las repercusiones en tierras como la extremeña. Pero no tiene Extremadura fama de que nadie haya venido a salvarla, por mucho que estos “canallas” presuman de sus proyectos y conversaciones con los poderosos que vienen, que llevan viniendo a lo largo de la historia, a hacerse fotos y llevarse buenas vistas y deliciosos manjares: reyes y reinas, presidentes, herederos, ministras, consejeros,.. suplicados por las migas por estos dirigentes locales y regionales, “canallas” que bien podría haber denominado también “traidores”, pues traicionan incluso a sus votantes cambiando de parecer y buscando artimañas para imponer los deseos que a su vez les impusieron aquellos.

En una tierra como esta, ligada al medio y su explotación tradicional, se aprecian claramente las tensiones entre fuerzas opuestas, promoviendo desde el gobierno cambios y propuestas peligrosas para la sociedad por pretender descaradamente industrializar sectores con métodos descontextualizados, que copian modelos ya incluso obsoletos, comprometiendo la sostenibilidad de nuestra permanencia, por ejemplo:

  • Se arrancan árboles de secano para desarrollar sistemas de regadío mientras los acuíferos subterráneos y embalses se vacían sin recargarse, priorizando el agua para exportar en forma de alimentos mientras la población se ve obligada a comprar agua embotellada para pasar el verano
  • Promoviendo recalificaciones urbanísticas de dudosa o nula legalidad para instalar parques de atracciones y complejos turísticos de diferentes temáticas aprovechando, casualmente, subvenciones públicas y el agua para fines empresariales privados bajo el disfraz, en algunos casos, de fundaciones sin ánimo de lucro, como sería el caso del centro budista de Cáceres, las Eurovegas de la Siberia, o el archiconocido Marina de Valdecañas (que más allá de estar de acuerdo o no, modifican leyes a su antojo y en beneficio privado en claro agravio comparativo con las iniciativas locales que se topan con numerosas trabas y desprecio institucional). Mientras se desprecia lo nuestro, lo auténtico, globalizando y desarraigando personas y pueblos.
  • Se declaran espacios naturales protegidos para salvaguardar la ya de por sí amenazada vida y biodiversidad y se ingresan fondos de Europa para su gestión, mientras pretenden criminalizar a estas mismas protecciones como las culpables de su inacción e incompetencia, como si el 30 % de la superficie regional protegida fuera la culpable de que el 70 % restante no produzca lo suficiente, pues nunca será suficiente para quienes quieren lucrarse extrayendo recursos que son de todos de manera no renovable, como la tierra, el aire y el agua.
Esos “canallas” de los que hablaba hace poco el aclamado y certero escritor alburquerqueño Landero, siervos del capital, aducen seguir estrategias que sin embargo se incumplen de manera sistemática, priorizando sus negocios y la economía sobre la salud y la democracia

Y entre las contradicciones más morbosas y famosas, promovidas en los últimos años por estos dirigentes que van tarde, como dormidos, como sumisos, la de la movilidad eléctrica, la del Litio: “minemos la tierra para que unos pocos de Europa viajen en vehículo eléctrico”, y ya de paso “cobrar algunos impuestos que nos mantendrán un poco más en nuestros puestos”; “extendamos las renovables calentando aún más la tierra, para colocarnos o colocar a los nuestros”; “abandonemos los vehículos de combustión por el mal que han hecho para vender nuevos vehículos eléctricos que acabarán abandonados contaminando de nuevo”. Mismas políticas, mismos razonamientos, mismos problemas en distintos momentos: “ya los solucionarán en el futuro”, como dicen en las zonas costeras ante la subida progresiva del nivel del mar. De momento, “salvémonos nosotros y nuestra economía” parecen pensar siempre igual.

“Promovamos minas y fábricas para ser soberanos en Europa, pero asociémonos a las industrias chinas que son las que dominan esta tecnología”. Perseguimos erróneamente una tecnología en entredicho como si no pudiéramos elegir, como si fuera perfecta. El pasado 2021, para más aclaración, las grandes organizaciones ambientales europeas instaron a la Comisión Europea a aprobar por fin una regulación sobre la fabricación de baterías antes de que sea tarde, más tarde, pues hace años que debería estar aprobado el reglamento, pero las presiones, las prisas y el interés de siempre, lo han evitado. Los fabricantes se quejan de las propuestas porque hay que reciclar demasiado. De nuevo el negocio en contra de la vida.

Minería
Minería a cielo abierto en Extremadura Poderosos intereses tras el litio de Cañaveral, en Cáceres
A propósito de la mina de Cañaveral, una aproximación para conocer la red institucional, empresarial y de proyectos industriales tras el litio extremeño

Pero entonces ¿a dónde vamos y a dónde nos quieren llevar?, ¿hay opciones?, ¿hay esperanza?, ¿alternativas?, ¿para qué estamos aquí? Para ejercer democracia, para aprender a discernir, para informarnos, para señalarles a ellos y sus reiterados errores en favor de las empresas devoradoras de recursos públicos, para oponernos a sus intentos de imponer, para acudir a los tribunales cuando nos tratan de ingenuos. Para agradecer a las personas que dedican su tiempo y su energía a destapar sus fraudes, como ACIMA (Asociación para la Comunicación e Información Medioambiental), como las Plataforma ciudadanas contra el socioambientalmente caro y pronto obsoleto negocio del Litio, que están estos días en pueblos del entorno de Cañaveral y en Cáceres, recaudando firmas para alegar a un intento de imposición de un Decreto que no es más que una alfombra roja a empresas mineras surgidas de la nada para extraer el Litio a costa de tierra, agua y aire, para asignarles subvenciones de manera sencilla, y que puedan así arrancar de una vez sus proyectos, y con ellos nuestras encinas y alcornoques, nuestro agua y raíces, de las entrañas de la tierra sobre la que caminamos y caminarán los nuestros.

Un intento de imposición de un Decreto que no es más que una alfombra roja a empresas mineras surgidas de la nada para extraer el Litio a costa de tierra, agua y aire, para asignarles subvenciones de manera sencilla, y que puedan así arrancar de una vez sus proyectos

Hay esperanza porque hoy podemos señalar a políticos como el presidente de la Junta de Extremadura Guillermo Fernández Vara, o el Alcalde de Cáceres Luis Salaya, ambos del PSOE, o el de Cañaveral, que nos comprometen mientras repiten expresiones del tipo: “no os preocupéis”, “solucionaremos esto”, “la factura de la luz…”, “la energía y la movilidad del futuro…”,.. Y tantos y tantos mantras, como si fueran budistas, mientras en sus bocas se pervierten y pierden cualquier significado. Señalémosles a ellos, que defienden proyectos ilegales como el de una mina en la Montaña de Cáceres (el propio Salaya recordaba que la zona está protegida por el Plan General Municipal para defender a la población de la agresividad de las industrias extractivas, a cielo abierto o en galería, y el agua, y el aire) y a sus asesores: “hay que construir más presas” (en contra de la tendencia actual que recupera ríos y gestiona el agua con cabeza y decencia en lugar de favoreciendo el negocio del hormigón y las eléctricas), “la tecnología solucionará nuestros problemas” (como llevan décadas diciendo desde la industria agraria que desde los años 60 prometía acabar con el hambre y solo ha reducido la productividad de la tierra), “hay que confiar en las leyes” (aunque los antecedentes demuestran su servilismo y que no contemplan el coste ambiental y social para el futuro), “¿no querréis que hagamos en otros países lo que llevamos toda la vida haciendo?” (como nos han propuesto esos ingenieros de minas que amenazan con seguir extorsionando y explotando a otros como han hecho siempre, si no accedemos a sacrificar nuestro entorno también), y finalmente, sin decirlo pero encadenado a la realidad que vivimos: “os sacaremos de esta crisis, nosotros que os hemos metido en ella, con nuestra política, nuestra ideología, nuestra única manera conocida de dirigir pueblos, ciudades, regiones, países: haciendo nuestros negocios”.

Afortunadamente hoy hay esperanza y alternativas, hay información, hay redes, hay voluntad de colaborar y cooperar para acabar con esta competitividad territorial, política y empresarial que nos condena. Hay oportunidades de manifestar nuestro deseo de favorecer al futuro vivo en lugar de comprometerlo una vez más. Hay movimiento. Hay personas que están ahí trabajando para que sea posible. A todas ellas, gracias, de corazón.

Relacionadas

Minería
Transiciones bipolares: una teoría humoral
A proposito del litio y la descarbonización, una breve reflexión sobre el espacio más profundo hallable en la mal llamada transición energética.
Minería
Medio ambiente La sierra de Huelva tiembla ante la reapertura de proyectos mineros
La aprobación de la mina de Valdegrama pone en riesgo una zona de alto valor ecológico, reservas de agua de calidad y los afluentes de la cuenca del Guadiana. Varias voces alertan de que la especulación de los mercados está detrás y que el empleo que generará es ‘pan para hoy y hambre para mañana’.
aangulob
21/9/2022 18:15

Menudo despropósito de artículo.
Anticiencia, antiprogreso, desproticando para no decir nada.

El autor debe creer que la vida en cualquier momento de la historia anterior al actual ha sido mejor.

Obviamente los problemas no se van a solucionar solo con tecnología, se necesitarán mucha politica y educación pero estas solas tampoco van a solucionar nada.

Este articulo esta un paso del terraplanismo y a otro del autoritarismo.

0
0
Hodei Alcantara
Hodei Alcantara
20/9/2022 20:21

Mientras prevalezcan los intereses privados por encima de los de la mayoría social, el planeta se va a seguir destruyendo y la desigualdad seguira aumentando. La única solución pasa por superar esta demcoracia liberal que representa a las elites

0
0

Destacadas

Italia
Elecciones generales Los herederos del fascismo obtienen el 26,2% del voto y podrán gobernar en Italia
Giorgia Meloni, de Fratelli d'Italia, obtiene uno de cada cuatro votos y contará con el apoyo externo de la coalición que completan Matteo Salvini y Silvio Berlusconi.
Gas natural
Gas natural licuado, la solución energética para Europa que pone al mundo al límite
Casi el 70% del gas que se consume en la UE viene a través de gasoductos, y el resto viene del gas natural licuado. Ante el peligro del cierre del grifo desde Moscú, Europa lleva meses intentando incrementar el volumen de gas natural licuado que compra desde el extranjero.
Opinión
Los huevos de la serpiente
La victoria de Fratelli d'Italia supone una amenaza para todos los pueblos europeos.
Monarquía
La despedida de Isabel II, un show que refuerza a las monarquías
El funeral de la reina ofrece un balón de oxígeno al resto de monarquías occidentales, entre ellas la española. Un extremadamente largo velatorio para justificar y reforzar la anomalía histórica de su institución.
Opinión
En diálogo con el movimiento socialista: tesis para la organización que viene
Dentro del contexto del debate organizativo en curso —donde están entrando en diálogo posiciones autónomas y socialistas— este texto se busca ahondar en algunos puntos ya puestos sobre la mesa y rescatar otros tantos que quizás no se han tratado con la suficiente profundidad. Se enuncia desde lugares autónomos, mas no se toman estos como casillas inamovibles. El deseo es que circule y pueda abrir ventanas interesantes dentro de la actual y nutrida discusión.
Migración
Migraciones Marlaska, Melilla y la violencia en la frontera sur
La continuidad del ministro de Interior tras los hechos del pasado 24 de junio normaliza la impunidad ante las muertes en la frontera.

Últimas

Literatura
Juan Pinilla “La biografía de Saramago es la de los donnadies y los desheredados”
El investigador y cantaor Juan Pinilla publica con la editorial Atrapasueños el libro ‘Saramago. El Nobel de lo imposible’, un laborioso y profundo estudio sobre el escritor portugués que llega a las librerías en pleno centenario de su nacimiento.
Opinión
Vuelva usted mañana: la enfermedad crónica de la administración en la era digital
A la e-administración le queda mucho camino por recorrer: sigue siendo poco más que una fantasiosa quimera, una distante utopía con la que los usuarios más críticos no dejan de soñar.
Chile
A Fronteira Insistirmos, persistirmos, resistirmos
O rexeitamento en Chile exixe unha lectura que se afaste das antinomías tradicionais e atenda unha memoria americana común.
Migración
Migración València se manifiesta por tercera ocasión para exigir justicia por la Masacre de Melilla
El movimiento antirracista de València se concentra una vez más para exigir una investigación independiente y protección para las supervivientes en espera de juicio en Marruecos.
El Salto Radio
Que No Te Lo Cuenten De ecología y humanidad
VV.AA.
Nueva edición del noticiero quincenal de El Salto
Antifascismo
Antirracismo El mundialito que resiste a la metrópoli
El Mundialito mixto antirracista de Bilbao cumplió su sexta edición, mientras que en Iruñea preparan su estreno.

Recomendadas

Fascismo
Las elecciones en Italia como espejo en el que mirarse
Recordar los desmadres de Berlusconi o la base social del fascismo histórico puede parecer un ejercicio infructuoso, pero lo cierto es que permite abordar la cuestión aportando la perspectiva de la memoria. Y tal vez la memoria sea lo único que nos pueda salvar.
Extrema derecha
Italia, año cero
A las crisis cíclicas y de difícil explicación hasta para la propia ciudadanía italiana, se suman los formateos políticos que el sistema sufre en cada elección desde hace más de una década.
Elecciones
Elecciones 2023 Las municipales y Sumar, el nuevo órdago de Podemos
El partido a la izquierda del PSOE que cambió la historia de la política moderna de España sigue buscando su rumbo tras la era Iglesias. Las autonómicas y municipales de mayo próximo ya están sobre la mesa y está por verse cómo será la relación con IU y con los de Yolanda Díaz. La marca electoral de los morados, en el ojo del huracán.
La vida y ya
Principio de reciprocidad
¿Cuándo olvidamos el principio de reciprocidad, ese que dice que si cojo frutos devuelvo semillas?
Literatura
Literatura Alejandra Pizarnik, de la A a la Z
Hace 50 años que se echa de menos la voz de la poeta única, singularísima, que fue Alejandra Pizarnik. Nació en Buenos Aires, en 1936, en una familia de inmigrantes y desde muy niña sus pasiones fueron leer, escribir, escandalizar un poco... Comenzó estudios de Filosofía y Letras que no acabó, tomó clases de pintura, leyó desaforadamente, viajó, volvió… y siempre escribió poesía, narraciones y diarios de donde se han extraído la mayor parte de las entradas de este diccionario, que intenta recomponer algunos fragmentos de ese puzle llamado Alejandra Pizarnik.
Represión
Miles de personas se concentran en Madrid en apoyo a las sindicalistas de la Pastelería Suiza condenadas a prisión
La manifestación convocada por el sindicato CNT ha reunido en la capital a alrededor de 10.000 personas con el objetivo de “denunciar la criminalización de la acción sindical” y exigir la “inmediata absolución” de las seis sindicalistas condenadas a prisión en la Pastelería Suiza de Xixón.
Migración
Surge en València el Movimiento Fuerza Migrante para motivar el voto
El Movimiento Fuerza Migrante (MFM) se ha presentado recientemente en la ciudad de València con el objetivo claro de movilizar el voto migrante y organizarse de cara a los comicios del 2023.