Trimestral 72 Infiltrados Lobo

Policía
Las cinco pieles de El Lobo

El agente infiltrado más conocido del final de la dictadura y la democracia española ha tenido hasta cuatro identidades diferentes y ha estado ligado a oscuros casos que incluyen la extorsión y la pornografía.

Autor de 'La Ertzaintza que viene'
@Ahoztar1972

3 dic 2023 06:03

Al infiltrado y confidente policial Mikel Lejarza, natural de un caserío del municipio vizcaíno de Areatza y más conocido como ‘Lobo’, se le han llegado a facilitar hasta cinco identidades falsas. Algunos sostienen que falleció hace años o lo hicieron desaparecer. Según esa tesis, quien tras una operación de cirugía plástica defiende ser ‘Lobo’ es un impostor. Se trataría de una premeditada suplantación de identidad para seguir alimentando el mito. Entre los más firmes detractores del “falso Mikel Lejarza” se encuentra el historiador Xabier Makazaga.

Los autores que sienten fascinación por el ‘Lobo’ lo consideran como uno de esos “agentes oscuros” que trabajan para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) cobrando en negro de los fondos reservados para que nunca puedan ser relacionados oficialmente con los servicios secretos. A pesar de esa distancia, Lejarza fue condecorado en 2010 con la Cruz del Mérito Militar con Distintivo Blanco del Ministerio de Defensa y con una medalla de oro de la Asociación Dignidad y Justicia en un acto celebrado en el auditorio de la fundación pública Instituto Oficial de Crédito en 2016, pero en 2018 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó un recurso contra la orden de la Guardia Civil que le denegaba una licencia de armas tipo B. A fecha de hoy, es imposible conocer cuántos delitos ha cometido el mito que afirma llevar más de cuatro décadas trabajando de espía.


Mikel Lejarza ha sido noticia este verano al firmar un comunicado en favor del “que te vote Txapote”, lema cuya utilización por parte de PP y Vox ofende a numerosas víctimas de ETA. El comunicado estaba encabezado por Daniel Portero, diputado del PP en la Asamblea de Madrid y presidente de la Asociación Dignidad y Justicia, y entre sus primeras firmantes estaban Ángeles Pedraza y Marimar Blanco, representantes del sector de las víctimas más afines a Génova. De este modo, Lejarza aparecía en la escena pública de la mano de la derecha recalcitrante y autoproclamada “constitucionalista”. El intento de restauración de la imagen pública de El Lobo en los últimos años ha tratado de eludir algunos de los episodios más inciertos de su biografía como cuándo y en qué circunstancias fue captado y, especialmente, qué hizo con las distintas identidades que los servicios secretos le facilitaron a lo largo de décadas. 

El decorador interiorista

Un sector de la historiografía defiende que El Lobo fue un agente ya captado y preparado por los servicios secretos franquistas años antes de la muerte del dictador. Sin embargo, Iñaki Egaña advierte que los antiguos compañeros de Lobo sostienen que este fue un “quinqui” rescatado de prisión a cambio de infiltrarse en ETA entre los años 1973 y 1975. Entre otros “éxitos”, se le atribuye la detención de cientos de militantes de ETA. También se le hace responsable de haber hecho fracasar la cinematográfica fuga de la cárcel de Segovia en 1976. El periodista Jonathan Martínez lo vincula con cuatro ejecuciones extrajudiciales y con la delación que provocó la detención de Jon Paredes Manot, uno de los cinco últimos fusilados por orden de Franco. 

Bajo la identidad de José Miguel Casas y con el nombre en clave de “Pizarro”, el Seced, creado en 1972, le encargó alistarse en la Legión en 1976 para intentar asesinar al independentista canario Antonio Cubillo

Los textos sobre El Lobo, que no establecen con certeza si nació en 1947 o 1951, cuentan con una importante laguna en torno a su etapa juvenil. Un libro publicado por el equipo de investigación del diario El País en 1984 llegó a señalar que Miguel Lejarza Eguía era un nombre falso, afirmando que las siglas de su identidad real correspondían a G.J.S. y que era hijo de un guardia civil. La partida de nacimiento de Lejarza había sido publicada en 1979 por Juan Cruz Unzurrunzaga en su libro Infiltración. 

La literatura del periodismo ‘patriótico que alimentó el mito aseguraba que, en 1971, tras fracasar en algunos negocios bodegueros, la policía valoró ficharlo. Son los años en los que se creó la Organización Nacional Contrasubversiva (ONC), el precedente franquista del actual Centro Nacional de Inteligencia. Un hermano de su madre, Canuto Egia, era guarda de seguridad en una empresa de calderería de Basauri y con la ayuda de un policía conocido encaminó al sobrino hacía su carrera como agente en el servicio secreto de la época, el Servicio Central de Documentación (Seced), creado desde la ONC. Todo esto ocurrió antes de que Lejarza cumpliera el servicio militar obligatorio.

Memoria histórica
Breve historia de la contrasubversión (1967-2018)
El nacimiento de los servicios secretos durante el franquismo se planteó como una forma de infiltrarse y provocar a organizaciones consideradas subversivas. Las consecuencias de ese modelo todavía se aprecian en cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.


Los periodistas más afines al mito, entre ellos Manuel Cerdán y Antonio Rubio, presentan a Lejarza como una víctima de un amigo íntimo que le habría seducido para entrar en un negocio de importación y exportación de vehículos desde Canarias que acabó en estafa, causándole un grave perjuicio económico. Este periodo, previo a su infiltración o captación como confidente, abarca algunas amistades peligrosas que rodearon la figura del joven Mikel Lejarza. El fallecido periodista Xavier Vinader afirmó que este amigo íntimo de Mikel Lejarza era Andrés Santamaría. Se trataba de un viejo conocido de la Policía, que estuvo preso en los años 60 en el Centro Penitenciario de Detención de Valladolid. Según datos de la Seguridad Social, fue el primer empleador del Lobo, quien trabajó para Santamaría hasta finales de 1972, un año después de su captación como confidente.

Otro hito en la carrera de Lejarza es el que habla de su perfil de emprendedor empresarial. Se le atribuye haber montado en 1972 un negocio de interiorismo tras abandonar sus estudios de Arte y Decoración en la academia Leonardo da Vinci de Bilbao. No es baladí mencionarlo, ya que precisamente fue este negocio la tapadera que habría servido a Lejarza para acercarse a la organización ETA. 

Los acercamientos de El Lobo fueron, según etólogos como Florencio Domínguez, a través de una amistad con un militante de ETA que salió de la cárcel de León a mediados de 1971. Durante uno de esos acercamientos conoció a una supuesta infiltrada que, por entonces, trabajaba en la fábrica de Firestone en Galdakao, como relató el periodista Fernando Rueda. Por entonces, el padre de Lejarza era empleado de la fábrica de Explosivos Río Tinto en Galdakao, y Lejarza vivía en Basauri trabajando como decorador de tiendas. 

Agente oscuro y extorsionador

Las agencias de prensa coinciden en señalar que El Lobo dio su principal golpe contra ETA en 1975, en una serie de confidencias que supusieron el encarcelamiento de algunos de los dirigentes de ETA político-militar, asestando “un duro golpe a la organización”, según RTVE. A la “operación Lobo” del Seced le atribuyen la desarticulación de dos comandos de ETA en Madrid, meses después de la “Operación Ogro” de ETA por la que resultó muerto Carrero Blanco, creador de los servicios secretos modernos. 

Mikel Lejarza manejó otras tres identidades falsas: José Miguel Casas Ferrer, José Miguel Torres Suárez y Julio Forcada Serrano. Bajo la identidad de José Miguel Casas y con el nombre en clave de “Pizarro”, el Seced, creado en 1972, le encargó alistarse en la Legión en 1976 para intentar asesinar al independentista canario Antonio Cubillo en el marco de la “operación Lejía”. Según afirma el propio agente, en 1979 pasó a llamarse José Miguel Torres Suárez y por orden del servicio secreto, ya rebautizado como Centro Superior de Información de la Defensa (Cesid), participó en cursos organizados por la CIA y el Mosad. Ya en la década de los 80, Lobo cambió de nuevo su identidad por la de Julio Forcada. Según el periodista Fernando Rueda, la tuvo que abandonar cuando un ladrón le robó el macuto en Burgos y en el interior encontró una pistola que entregó a la Policía.

El Lobo reapareció a finales de los 80 en Euskal Herria ejerciendo su nuevo oficio: chantajista. La víctima elegida fue el dentista bilbaíno Pedro Ortiz, quien lo denunció por extorsión. Lejarza y Laura Alabar, acusada de ser la “dama negra” de los GAL, se habían hecho pasar por miembros de ETA que pedían el impuesto revolucionario al dentista. Una filtración al periodista Pepe Rei desveló que funcionarios del Estado español pagaron cinco millones de pesetas al dentista para que retirase la acusación contra Lejarza. Meses antes, El Lobo había sido encarcelado en la prisión de Martutene por estos hechos. La fianza de 200.000 pesetas para su libertad condicional fue depositada en 1987 por un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado, Agapito Félix Cepriá Gajate, cuñado de Lejarza.

Poco después, el periodista Pepe Rei localizó a El Lobo en su nueva guarida, ubicada a las afueras de Barcelona. El periodista contó que Lejarza regentaba, en una céntrica calle barcelonesa, una tienda de vídeos pornográficos denominada Cine Broadcast, que realizaba incursiones en una red de prostitución. Paralelamente, Lejarza comenzó a operar en el sector de la seguridad privada.

La leyenda de Mikel Lejarza pasó a la gran pantalla en 2004 gracias a la película El Lobo que fue producida de la mano de El Mundo TV

Camuflado bajo una nueva identidad facilitada por un alto cargo del ministerio de Asuntos Exteriores y la embajada española en México, el Lobo de principios de la década de los años 90, Miguel Ruiz Martínez, estaba dado de alta en la subsecretaria de Defensa y en la empresa de seguridad Orion. Se trata de una firma creada por el expolicía Leo Castro, acusado de ser jefe de operaciones de los GAL en Nafarroa. Según el periodista catalán David Fernández, desde la tapadera que ofreció Orion, Lejarza comandó la infiltración del agente secreto Josep Maria Aloi en la organización armada independentista Terra Lliure.

Tras su implicación en la red de escuchas ilegales en Barcelona, una organización de extorsión atribuida en una crónica del diario El País a la aristocrática familia Godó, propietaria del diario La Vanguardia, a El Lobo se le facilitó una nueva identidad a finales de los años 90. Por esas fechas estuvo dos meses en la cárcel de Quatre Camins, tras una condena a siete meses de prisión que no cumplió íntegramente. Por este affaire también fue condenado el coronel del Cesid Fernando Rodríguez.

Con una nueva madriguera ubicada en San Cugat del Vallés, El Lobo resurgió bajo la identidad de Gabriel Sánchez García, un ciudadano navarro nacido en Iruñea que había fallecido en 1987. De sus cenizas nació el nuevo agente mutado en Ave Fénix. A finales de los 90, la periodista Pilar Urbano contribuyó a engordar la leyenda de El Lobo con su libro Yo entré en el Cesid. La leyenda de Mikel Lejarza pasó a la gran pantalla en 2004 gracias a la película El Lobo que fue producida de la mano de El Mundo TV, el medio en el que trabajaba uno de sus valedores en prensa, Manuel Cerdán.

En 2017, Lejarza –o quien le suplanta, si se atiende a la denuncia de Xabier Makazaga–, quiso “obtener la nueva Licencia de Armas Tipo B”, tras “la novena renovación en 24 años de posesión de arma corta sin ningún incidente”, afirmaba entonces ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Es uno de los últimos rastros en los papeles oficiales del Lobo. En la actualidad, el nombre de Mikel Lejarza aparece ligado a la empresa de ciberseguridad Wolf Group, firma a la que representó en el congreso Osintomático Conference 2022.

Arquivado en: Policía
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Violencia policial
Sin policía Crear y fortalecer tejidos comunitarios en los barrios o cómo resolver nuestros problemas sin policía
El colectivo Sin Poli organizó un encuentro para poner en común formas alternativas de resolución de conflictos sin mediación policial. Se compartieron experiencias en torno a los barrios, la juventud, la violencia machista y violencia psiquiátrica.
Violencia policial
Violencia policial Cen colectivos secundan a mobilización en Compostela contra o asasinato dun migrante por un policía na Coruña
Este domingo cumpríronse dous meses do asasinato de Henry, veciño da Coruña, a mans da policía. Desde o movemento antirracista galego non queren esquecer esta data e así lembrar a toda a cidadanía que esta morte “debe ser investigada e aclarada”.
Policía
CONTROL SOCIAL El armamento de videovigilancia de la Ertzaintza: 2.037 cámaras fijas, 1.435 bodycams y 13 drones
La Ertzaintza reconoce la existencia de las distintas tecnologías para vigilar a la población. Suministradas por Telefónica, superan los tres millones de euros en su coste, se despliegan en las principales ciudades vascas durante eventos deportivos.
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Madres protectoras
Nais protectoras Asociacións feministas denuncian a actuación dun xulgado de Galiza que arrincou dous nenos da súa na
Os fillos de R. A. foron separados á forza o 10 de xaneiro da súa nai, que é a súa coidadora principal. O home ten varias denuncias por malos tratos e R. A. puxo en coñecemento das autoridades a súa sospeita sobre a existencia de abusos aos cativos.
Investigación
Investigación El Ministerio de Agricultura dio a la Iglesia cinco millones de euros de la PAC
La mayoría del dinero de la PAC que ingresó la Iglesia y sus entidades vinculadas entre 2018 y 2022 está desacoplado de la producción y se debe a “derechos históricos”.
La vida y ya
La vida y ya El privilegio de ser blanca
Les pedí que buscaran ejemplos. Podían ser violencias que habían vivido o violencias que habían visto.
Senegal
Crisis política en Senegal Senegal, sumido en el desasosiego electoral
Tras aplazar las elecciones del 25 de febrero, en una maniobra considerada ilegal por el consejo constitucional, Macky Sall intenta apaciguar a una población que exige la liberación de los candidatos de la oposición y votar antes del 2 de abril.
Industria armamentística
Industria armamentística Antony Loewenstein: “Hay una obsesión en Occidente con Netanyahu, pero el problema va más allá de él”
Este periodista australiano ha llevado a cabo la investigación más minuciosa sobre la industria armamentística israelí, que se anuncia como probada en combate y se ha servido a dictaduras como la de Pinochet o la del apartheid sudafricano.

Últimas

Ocupación israelí
Genocidio EE UU bloquea una condena del Consejo de Seguridad contra Israel por la matanza de civiles hambrientos
Washington vuelve a blindar a Israel ante cualquier iniciativa del Consejo de Seguridad de la ONU mientras Biden empuja para enviar más ayuda a su aliado. Ultraderechistas israelís penetran en Gaza con la intención de establecer un asentamiento.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Sequía
Sequía La ermita del pantano más seco de Cádiz, exhumada del agua pero no de la memoria
El templo del Mimbral, a uno de los lados del pantano de Guadalcacín II, ha estado 30 años enterrado bajo las aguas. Ahora, la sequía que amenaza a Andalucía permite el acceso a una ermita que podría albergar dos fosas comunes de la represión franquista
El Salto Radio
¡Qué Grande Es El Cómic! Lecturas: Cuando el viento sopla
El programa ¡Qué Grande Es El Cómic! analiza la obra culmen de Raymond Briggs, un potente alegato antibelicista ahora reeditado
Más noticias
Genocidio
Genocidio Colombia suspende la compra de armamento israelí tras la matanza de personas que esperaban comida
Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha anunciado el cese de relaciones de comercio armamentístico con Israel. Se trata de una decisión tomada tras la matanza de cien personas al suroeste de la ciudad de Gaza.
Artes escénicas
Artes Escénicas ‘iSlave’: tecnología, esclavos y consumo
En ‘iSlave’, el compositor Alberto Bernal propone, junto a Mar Gómez y Pablo Ramos, reflexionar en el escenario sobre la esclavitud que la tecnología provoca en este sistema a un lado y otro de la pantalla.
Sidecar
Sidecar Línea de sucesión en Indonesia
Prabowo Subianto, elegido presidente de Indonesia el pasado 14 de febrero, es un representante de las fuerzas ultraconservadoras ligadas al siniestro pasado militar del país.
Elecciones autonómicas
Fragmentación de la izquierda Así fracasó la negociación entre Sumar y Podemos Euskadi
Las provocaciones de Pilar Garrido para tratar de controlar Elkarrekin cuando el acuerdo podía prosperar, así como el silencio de Belarra, reforzaron la decisión de Sumar de romper la coalición.
Salud Pública
COMPRAVENTA DE MASCARILLAS Osakidetza destinó 270.000 euros en comprar mascarillas a una firma relacionada con el caso Koldo
Si bien no hay constancia de contratos con la principal empresa de la trama, Soluciones de Gestión y Apoyo de Empresas, el máximo responsable de la citada firma durante la pandemia, José Ángel Escorial, había sido previamente consultor de estrategia.

Recomendadas

Kurdistán
Pueblo kurdo De Kobane a Madrid: la historia de dos amigos kurdos que no olvidaron su tierra
Llegados a España en los años 70, Aziz Mojtar y Mustafá Abdi hicieron su vida en el país mientras tenían la mirada puesta en la lucha de su gente. Cinco décadas después de su llegada, reflexionan sobre la trayectoria revolucionaria del pueblo kurdo.
Cine
Almudena Carracedo y Robert Bahar “Esta película puede ayudar a cerrar muchas conversaciones negacionistas”
Netflix estrena el 1 de marzo ‘No estás sola’, un documental riguroso y situado de la violencia sexual.
Argentina
Elizabeth Gómez Alcorta “Milei quiere volver a 1921 con la derogación de la ley del aborto”
Ex ministra de Mujeres, Género y Diversidad de Argentina durante el último gobierno, esta abogada feminista y por la defensa de los derechos humanos, desgrana la situación social y económica después de tres meses de Gobierno de Javier Milei.
Pensiones
Pensiones El Gobierno deja en manos de la patronal la jubilación anticipada de los trabajadores en sectores de riesgo
El Ministerio de Seguridad Social contraviene al Tribunal Supremo, que en 2023 dictaminó que no es necesaria la presencia de la patronal para incoar el procedimiento de estudio para la aplicación de los coeficientes reductores, como CGT demandaba.