Sanidad pública
De dejar la profesión a hacer ocho guardias al mes: el largo verano del personal sanitario

Personal sanitario que lo deja, que se enfrenta a doblajes que rozan la ilegalidad y que no podrán disfrutar de vacaciones en familia. Tras dos años y medio de pandemia, los trabajadores y trabajadoras batallan contra una séptima ola, con 15.000 refuerzos covid menos, y con las urgencias y las consultas saturadas.
Concentración Urgencias La Paz
Profesionales de urgencias concentrados por la saturación del servicio. No CC. Álvaro Minguito

Víctor Aparicio no ha podido más. “No hay ningún trabajo que valga tanto como para enfermar, como para perderte más cumpleaños de tus sobrinos, más semanas santas en familia… no compensa”, expresa a El Salto. Este enfermero, que ha ejercido durante estos dos años y medio de pandemia en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, ha renunciado a su contrato de interino conseguido tras 14 años de lucha. Califica de “incontables” los contratos firmados antes de conseguir la interinidad, hace ya cuatro años. Y, ante un nuevo verano de saturación y de doblajes, ante una séptima ola que se vive en los centros sanitarios con la ausencia de buena parte de los refuerzos covid contratados en pandemia, y tras enfermar de depresión, ha decidido dejarlo.

“En agosto voy a hacer ocho guardias en todo el mes. Ocho días de 24 horas más mi jornada habitual”. Elena Casado Pineda es médica anestesista en el Hospital Francesc de Borja de Gandía (Valencia). Tiene un contrato de sustitución de larga duración pero no deja de ser temporal. Como Víctor, se queja de una plantilla estructural de base disminuida y ausencia de cobertura de vacaciones. “Aquí este año no vendrá nadie nuevo. Ofrecen contratos de dos meses y nadie quiere venir”, avisa. La solución de la administración: doblar las jornadas de las sanitarias como chicles. “Roza la ilegalidad pero, técnicamente, lo pueden hacer” se queja Casado, mientras indica que la normativa autonómica añade al Estatuto Marco del sanitario, la coletilla de “por necesidades del servicio” para ampliar sus jornadas.

“Tenemos vacaciones no cubiertas y jubilaciones no cubiertas y nos tenemos que repartir muchísimo para tener una cobertura mínima. Esto está llevando a demoras en las citas”

El personal de Atención Primaria no está muy lejos de esta situación a la que añaden otro factor: el de las jubilaciones y la falta de reposición por personal joven, que elige minoritariamente este nivel asistencial para trabajar. “Voy a tener vacaciones pero no voy a coincidir con mi familia, las cogeré sola”, se queja Susana Aldecoa, médica de familia de un centro de salud de Vigo. “Tenemos vacaciones no cubiertas y jubilaciones no cubiertas y nos tenemos que repartir muchísimo para tener una cobertura mínima. Esto está llevando a demoras en las citas”, explica Aldecoa y aporta cifras: en su centro, en el horario de tarde, solo queda uno de cinco médicos, por lo que si no encuentran a nadie que quiera doblar, el centro cerrará por la tarde.

Abuso y precariedad

Según marca el Estatuto Marco del personal sanitario, la duración conjunta de la jornada ordinaria y de la jornada complementaria (doblaje) no puede superar las 48 horas semanales de trabajo en cómputo semestral. Las Comunidades Autónomas matizan esta norma con diferentes instrucciones en las que se suele condicionar este límite a las necesidades del servicio. Esto es, si hay escasez de personal, los límites del estatuto saltan por los aires. A esto se le añade las condiciones de precariedad de un personal, cuya tasa de temporalidad supera el 30%.

“Se producen abusos, especialmente con los trabajadores que están con contratos precarios. Muchas veces la precariedad laboral interesa a las administraciones para abusar del trabajador que necesita el empleo y va a admitir cualquier cosa”

“Se producen abusos, especialmente con los trabajadores que están con contratos precarios. Muchas veces no quieren denunciar su situación, necesitan el trabajo. En realidad el estatuto marco fija horas y tipos de descanso pero muchas veces la precariedad laboral interesa a las administraciones para abusar del trabajador que necesita el empleo y va a admitir cualquier cosa”, expresa Jesús Jordán, responsable de políticas públicas, empleo e Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC OO.

Sanidad pública
Precariedad sanitaria El anuncio de estabilización de personal sanitario que sabe a poco
El Gobierno promete hacer fijos a más de 67.000 sanitarios y sanitarias. Sindicatos y asociaciones advierten: hay más trabajadores en situación temporal, los procesos de estabilización pueden suponer despidos y el anuncio no va unido a un aumento de personal.

Jordán valora que la situación de las plantillas venía ya lastrada antes de la pandemia. El déficit estructural, producto de los recortes seguidos a la crisis económica, ha estallado con el covid-19. “Antes trabajábamos 35 horas semanales, luego lo pasaron a 37, 5 y esto también supuso despidos de plantillas”, explica. Este verano, el clásico cierre de camas está unido a una séptima ola y a una saturación de las urgencias, todo aliñado por el despido de refuerzos covid que ha supuesto la puntilla. “Esos contratos de refuerzos covid lo que han venido haciendo es el  trabajo que no se hacía por ese déficit de plantilla histórico, trabajo que es estructural”, incide el portavoz de CC OO.

Según los datos recopilados por este sindicato, 15.000 profesionales no han sido renovados. El caso más llamativo es el de la Comunidad de Madrid, con más de 6.000 refuerzos covid  sin renovación. Hubo otras comunidades, como Cataluña que mantuvieron las plantillas para seguir atendiendo y para suprimir listas de espera.

Del otro lado, la ausencia de sustitución de las plantillas que se van de vacaciones es una constante. Como ejemplo, y según los datos del sindicato SATSE, solo el 35% de las enfermeras y enfermeros que tendrán unos días de descanso o que están de baja serán sustituidos. “Esta realidad— avisan desde este sindicato— supone que las enfermeras y enfermeros que desempeñen su labor en los diferentes servicios de salud en verano tendrán que realizar el trabajo de casi tres personas, con lo que se sobrecarga aún más a unos profesionales sanitarios que llevan desde hace más de dos años acumulando un grave agotamiento físico, psicológico y emocional”.

“La gente se está yendo. Más del 50% está pensando en dejar la profesión. 20.000 enfermeras han pedido la prejubilación este año. El escenario es dantesco, no se puede trabajar así”

Personal que enferma

“La gente se está yendo. Más del 50% está pensando en dejar la profesión. 20.000 enfermeras han pedido la prejubilación este año. El escenario es dantesco, no se puede trabajar así”, expresa Víctor Aparicio quien avisa de que la solución no puede ser siempre la misma. “Por tercer año consecutivo no puede ser que la única solución que ponga la administración pública es que el personal tenga que doblar. Esto no es sostenible en el tiempo. No se puede llevar al personal a enfermar”, advierte. Según una macroencuesta del Consejo General de Enfermería, un 84,7% de profesionales reconoce que se ha visto afectada su salud mental por culpa de la crisis sanitaria.

Elena Casado Pineda pide comprensión a los pacientes y les anima a poner quejas por escrito porque “nuestra vida va en ello”. “Desde los diferentes gobierno autonómicos la sanidad pública se está dejando de lado. Hay intenciones claras de privatización intentando que la gente vea que lo privado funciona mejor. Pero la sanidad pública funciona peor porque no se están haciendo las cosas que se tienen que hacer para reforzarla”, avisa.

Susana Aldecoa vuelve a ponerle cifras a la situación: “Hoy parto con una agenda de 39 pacientes, empiezo mal ya. Pero el problema es como acabo. Como nos repartimos los pacientes del personal que no está, hay demoras de hasta días en las citas. Como hay demoras, al paciente que se encuentra mal se le fuerza la cita, y pueden ser otros 10-12 más al día”. En sus ocho horas de trabajo, un total de 50 personas pasan por su consulta. Por ello, tendrá apenas seis minutos para atender a cada persona. Y la bola cada vez se hace más grande. Una inercia de la que cada vez es más complicado salir, tanto para pacientes como para personal sanitario.

Relacionadas

Sanidad
Laboral Personal sanitario a la fuga
Enfermeras que se van al extranjero, médicas que cambian de especialidad o que cuelgan las batas. La pandemia ha supuesto la gota que ha colmado el vaso de un personal sanitario con mucha carga asistencial y peores condiciones que en el entorno europeo.
Sanidad pública
Pandemia en Madrid Mar Noguerol, médica: “Me han castigado por ser defensora de la sanidad pública”
Diez meses sin empleo y sueldo. Esa es la sanción a la que se enfrenta esta médica de familia de Madrid, una de las caras visibles de la Marea Blanca y de las protestas en Atención Primaria durante la pandemia.
Medicina
Desbandada en primaria Solo un pediatra y veinte médicos de familia nuevos para todo Madrid
Los médicos y médicas en formación que acaban su residencia estaban convocados este miércoles para el reparto de plazas en la Consejería de Sanidad. Solo se ha completado una plaza en pediatría, de las 30 ofertadas, y veinte en medicina familiar, de las 98 vacantes.

Destacadas

Italia
Elecciones generales Los herederos del fascismo obtienen el 26,2% del voto y podrán gobernar en Italia
Giorgia Meloni, de Fratelli d'Italia, obtiene uno de cada cuatro votos y contará con el apoyo externo de la coalición que completan Matteo Salvini y Silvio Berlusconi.
Gas natural
Gas natural licuado, la solución energética para Europa que pone al mundo al límite
Casi el 70% del gas que se consume en la UE viene a través de gasoductos, y el resto viene del gas natural licuado. Ante el peligro del cierre del grifo desde Moscú, Europa lleva meses intentando incrementar el volumen de gas natural licuado que compra desde el extranjero.
Italia
¿Italia se ha vuelto fascista o berlusconiana?
El berlusconismo ha contagiado a todas las fuerzas políticas en Italia, incluida a la propia Meloni, que a pesar de su autoproclamada seriedad y rectitud terminó cerrando la campaña con un vídeo con dos melones que bien podría haberlo firmado Berlusconi en sus días más gloriosos.
Opinión
Los huevos de la serpiente
La victoria de Fratelli d'Italia supone una amenaza para todos los pueblos europeos.
Monarquía
La despedida de Isabel II, un show que refuerza a las monarquías
El funeral de la reina ofrece un balón de oxígeno al resto de monarquías occidentales, entre ellas la española. Un extremadamente largo velatorio para justificar y reforzar la anomalía histórica de su institución.
Opinión
En diálogo con el movimiento socialista: tesis para la organización que viene
Dentro del contexto del debate organizativo en curso —donde están entrando en diálogo posiciones autónomas y socialistas— este texto se busca ahondar en algunos puntos ya puestos sobre la mesa y rescatar otros tantos que quizás no se han tratado con la suficiente profundidad. Se enuncia desde lugares autónomos, mas no se toman estos como casillas inamovibles. El deseo es que circule y pueda abrir ventanas interesantes dentro de la actual y nutrida discusión.
Migración
Migraciones Marlaska, Melilla y la violencia en la frontera sur
La continuidad del ministro de Interior tras los hechos del pasado 24 de junio normaliza la impunidad ante las muertes en la frontera.

Últimas

Literatura
Juan Pinilla “La biografía de Saramago es la de los donnadies y los desheredados”
El investigador y cantaor Juan Pinilla publica con la editorial Atrapasueños el libro ‘Saramago. El Nobel de lo imposible’, un laborioso y profundo estudio sobre el escritor portugués que llega a las librerías en pleno centenario de su nacimiento.
Opinión
Vuelva usted mañana: la enfermedad crónica de la administración en la era digital
A la e-administración le queda mucho camino por recorrer: sigue siendo poco más que una fantasiosa quimera, una distante utopía con la que los usuarios más críticos no dejan de soñar.
Chile
A Fronteira Insistirmos, persistirmos, resistirmos
O rexeitamento en Chile exixe unha lectura que se afaste das antinomías tradicionais e atenda unha memoria americana común.
Migración
Migración València se manifiesta por tercera ocasión para exigir justicia por la Masacre de Melilla
El movimiento antirracista de València se concentra una vez más para exigir una investigación independiente y protección para las supervivientes en espera de juicio en Marruecos.
El Salto Radio
Que No Te Lo Cuenten De ecología y humanidad
VV.AA.
Nueva edición del noticiero quincenal de El Salto
Antifascismo
Antirracismo El mundialito que resiste a la metrópoli
El Mundialito mixto antirracista de Bilbao cumplió su sexta edición, mientras que en Iruñea preparan su estreno.

Recomendadas

Fascismo
Las elecciones en Italia como espejo en el que mirarse
Recordar los desmadres de Berlusconi o la base social del fascismo histórico puede parecer un ejercicio infructuoso, pero lo cierto es que permite abordar la cuestión aportando la perspectiva de la memoria. Y tal vez la memoria sea lo único que nos pueda salvar.
Extrema derecha
Italia, año cero
A las crisis cíclicas y de difícil explicación hasta para la propia ciudadanía italiana, se suman los formateos políticos que el sistema sufre en cada elección desde hace más de una década.
Elecciones
Elecciones 2023 Las municipales y Sumar, el nuevo órdago de Podemos
El partido a la izquierda del PSOE que cambió la historia de la política moderna de España sigue buscando su rumbo tras la era Iglesias. Las autonómicas y municipales de mayo próximo ya están sobre la mesa y está por verse cómo será la relación con IU y con los de Yolanda Díaz. La marca electoral de los morados, en el ojo del huracán.
La vida y ya
Principio de reciprocidad
¿Cuándo olvidamos el principio de reciprocidad, ese que dice que si cojo frutos devuelvo semillas?
Literatura
Literatura Alejandra Pizarnik, de la A a la Z
Hace 50 años que se echa de menos la voz de la poeta única, singularísima, que fue Alejandra Pizarnik. Nació en Buenos Aires, en 1936, en una familia de inmigrantes y desde muy niña sus pasiones fueron leer, escribir, escandalizar un poco... Comenzó estudios de Filosofía y Letras que no acabó, tomó clases de pintura, leyó desaforadamente, viajó, volvió… y siempre escribió poesía, narraciones y diarios de donde se han extraído la mayor parte de las entradas de este diccionario, que intenta recomponer algunos fragmentos de ese puzle llamado Alejandra Pizarnik.
Represión
Miles de personas se concentran en Madrid en apoyo a las sindicalistas de la Pastelería Suiza condenadas a prisión
La manifestación convocada por el sindicato CNT ha reunido en la capital a alrededor de 10.000 personas con el objetivo de “denunciar la criminalización de la acción sindical” y exigir la “inmediata absolución” de las seis sindicalistas condenadas a prisión en la Pastelería Suiza de Xixón.
Migración
Surge en València el Movimiento Fuerza Migrante para motivar el voto
El Movimiento Fuerza Migrante (MFM) se ha presentado recientemente en la ciudad de València con el objetivo claro de movilizar el voto migrante y organizarse de cara a los comicios del 2023.