Vacunas
Afectadas por la vacuna contra el covid-19: “Solo pedimos que se investiguen nuestros casos”

No son negacionistas ni antivacunas. Tampoco tienen ansiedad, como son diagnosticadas la mayoría. Un grupo de personas que han enfermado tras recibir la dosis cuentan sus síntomas, que se enmarcan dentro del cuadro de un posible covid persistente, tal y como van a investigar los especialistas de CIR Long Covid.
Carmen vacuna 3
Marta se queja de que ha sido diagnosticada de ansiedad, como la mayoría de las afectadas. Álvaro Minguito

A Estrella R. le suministraron la primera dosis de AstraZeneca el 7 de abril de 2021. Un día después, el Ministerio de Sanidad y las comunidades suspendían la administración de esta vacuna en menores de 60. La decisión se tomaba después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) confirmara la relación entre esta vacuna y casos “raros” de trombos. Estrella, quien trabaja en una ONG que atiende a población vulnerable en Madrid, asegura que lanzó la propuesta para que la plantilla fuera incluida en la tanda de vacunación del sector sociosanitario. Y lo consiguió. Quería protegerse a ella y al resto.

Tras la vacuna, fueron apareciendo efectos secundarios que en un primer momento consideró “normales”. “Me pasé durmiendo toda la tarde y al día siguiente tenía un dolor de cabeza horroroso”. Luego llegaron los episodios de dismenorrea, esto es, dolor durante la menstruación. Y luego un gran cansancio. Desmayos en el centro de salud. Sospechas de hipotiroidismo, aunque analíticas en orden. Despistes en el trabajo. Hinchazón en el cuerpo. Incoherencia al hablar. Mar de dudas. “Mi médica de cabecera lo achacó a salud mental. Me mandaron antidepresivos. Pero yo no me encontraba deprimida”.

“Mi médica de cabecera lo achacó a salud mental. Me mandaron antidepresivos. Pero yo no me encontraba deprimida”.

Estrella iba todos los días a trabajar en bicicleta. Tuvo que dejarlo. No podía ni bajar a comprar. El 15 de junio comenzó una baja de larga duración. Y no ha podido volver a trabajar. “Nunca relacioné los síntomas con la vacuna. El 30 de junio me puse la segunda dosis y ahí se desbocó todo. Me tienen que traer a Albacete con mis padres porque ya soy incapaz de salir de casa. En Albacete se recrudecen los síntomas con vómitos espontáneos, estreñimiento total y una inflamación de todo el cuerpo con un cansancio que me deja en la cama”.

Estrella denuncia que la incomprensión por parte de su médica de cabecera de Madrid fue total. “No entiende que esté en casa de mis padres y de manera unilateral me dice que yo tengo que estar en Madrid, porque yo tengo que estar a su disposición. Que a mí no me pasa nada, que coma más sano y beba mucha agua y me da el alta. Intento por todos los medios parar esto, estaba en una cama sin poder moverme, me tendría que presentar en mi puesto de trabajo. Lo intento y ahí es cuando acabo ingresada en el hospital”.

Después llegó el verano, un desequilibrio en su microbiota y, ante la desesperación, en septiembre, un intento autolítico. Gracias a las redes sociales, tuvo constancia de la existencia de un grupo de Whats App con personas afectadas por la vacuna. Hace dos meses que forma parte de esta comunidad compuesta por 43 mujeres y hombres que comparten sus estados y se apoyan. No son negacionistas ni antivacunas. Solo piden que se investiguen sus casos.

Hasta el 9 de enero se han administrado en España más de 80 millones de dosis y se han registrado un total de 55.455 notificaciones de acontecimientos adversos, un 74% registradas por mujeres. De ellas, 11.048 fueron consideradas graves.

Datos de farmacovigilancia

Según el último informe de Farmacovigilancia de la vacuna contra el covid-19, desde el inicio de la campaña  hasta el 9 de enero se han administrado en España más de 80 millones de dosis y se han registrado un total de 55.455 notificaciones de acontecimientos adversos, un 74% registradas por mujeres. De ellas, 11.048 fueron consideradas graves.

Según este informe, y para los cuatro tipos de vacunas, además de trastornos generales como fiebre o dolor en la zona de la vacunación, se han notificado en su mayoría trastornos del sistema nervioso (cefaleas, mareos) y del sistema musculoesquelético (mialgia y artralgia). Para la vacuna de Moderna se reconoce además la notificación de casos de parestesia, un trastorno de la sensibilidad que se manifiesta con sensaciones anormales sin estímulo previo, como el hormigueo. En concreto hay notificados 158 casos. Para AstraZeneca y para Janssen, se reconocen la manifestación de casos de mielitis adversa una inflamación de uno o ambos lados de la médula espinal con un único caso notificado en Españaasí como síndrome de trombosis con trombocitopenia niveles bajos de plaquetas en la sangre, con la notificación de 1.809 casos a escala mundial. No hay datos de sus notificaciones en España.

Cuadro de covid persistente

Visión borrosa es lo primero que experimentó Marta, de 25 años, tras recibir la vacuna de Pfizer el pasado 11 de julio. No habían pasado diez minutos cuando empezó a marearse. Hacía calor pero ella sentía frío. “Me eché la siesta con un edredón. Al día siguiente cuando me levanté me empezó a doler el pecho. Estaba muy fatigada y tenía palpitaciones”. Taquicardias que le acompañaron hasta la oficina donde su jefa la recetó teletrabajo. Tras cuatro días así decidió llamar al médico. “Tuve que agarrarme a las paredes para poder bajar a la consulta. Me hicieron un electro, todo estaba bien. Tenía la tensión alta, me mandaron al hospital con el corazón a 130 pulsaciones”.

Marta asegura que la mayoría de médicos han visto una posible relación con la vacuna. De hecho, la recomendaron paralizar la segunda dosis

Y así es como empezó su periplo médico en el que, además de ser diagnosticada con ansiedad como Estrella, ha sido derivada a diferentes especialistas. Del cardiólogo ha pasado al neurólogo y al médico internista. “Empezaron los síntomas neurológicos, las pérdidas de memoria. Estaba desubicada, me echaban la bronca en el trabajo. Tenía dificultades para decir palabras y espasmos musculares. Me hacen pruebas, me mandan de urgencias para descartar una trombosis porque me da un valor de coagulación altísimo. Me mandan a neurología y dicen que estoy perfecta”. Asegura que la mayoría de médicos han visto una posible relación con la vacuna. De hecho, la recomendaron paralizar la segunda dosis.

Carmen vacuna 1
Marta sintió visión borrosa diez minutos después de suministrarse la primera dosis de Pfizer. Álvaro Minguito

Marta, que también forma parte del grupo de Whats App de afectadas por la vacuna, ha recopilado diferentes investigaciones que vinculan sus cuadros clínicos con el covid persistente o Long Covid, enfermedad que atraviesan aproximadamente el 10% de individuos con antecedentes de haber pasado la infección por SARS-CoV-2. Entre ellos destaca un artículo publicado en la revista Science titulado “En casos raros, la vacuna contra el covid-19 puede producir síntomas de Long Covid”. En él se explica que el National Institutes of Health (NIH), en Estados Unidos, ya anda tras la pista.

“Los síntomas son muy similares a los de los pacientes con covid persistente post infección. Astenia, niebla mental, dificultad para respirar, poca tolerancia al ejercicio, síntomas dermatológicos, neurológicos, dolor, hormigueos”, afirma el doctor Mera, presidente de CIR Long Covid

Los síntomas más comunes del covid persistente casan muy bien con el cuadro clínico de las afectadas por la vacuna. En España, el Centro de Investigación y Difusión del covid persistente, CIR Long Covid, ya prepara ensayos clínicos al respecto. Lo confirma a El Salto el médico Francisco Mera Cordero, su presidente. “Los síntomas son muy similares a los de los pacientes con covid persistentes post infección. Astenia, niebla mental, dificultad para respirar, poca tolerancia al ejercicio, síntomas dermatológicos, neurológicos, dolor, hormigueos”, relata. Mera asegura que, si bien es necesario investigar el desencadenante, todo cuadra con una respuesta inmunitaria disfuncional, mediada por la proteína S, la proteína de la espícula, situada en la cubierta del virus.

Coronavirus
Pandemia Mujeres y covid persistente: las olvidadas de la pandemia
Una de cada 10 personas que se infecta por covid-19 desarrolla síntomas más allá de las cuatro semanas. Es el covid persistente y el 79% de las afectadas son mujeres.

Esta es la proteína que se inocula en el cuerpo con la vacuna, bien mediante fragmentos de ARN mensajero (Pfizer y Moderna) o bien mediante un vector viral atenuado (AstraZeneca y Janssen). Después de la vacunación, las células comienzan a producir las partes de la proteína de la espícula. Esto hace que el organismo produzca anticuerpos y, en estos pacientes, lo haría de manera descontrolada. “A veces la respuesta inmunitaria no es apropiada y muy probablemente inducirá una hiperestimulación con autoinmunidad cruzada”, asegura Mera. Esto puede ocasionar que los anticuerpos ataquen a células sanas del cuerpo y se desencadena lo que se conoce como reacción autoinmune.

Desde el CIR Long Covid han detectado pocos casos, algunos con síntomas asociados a la vacunación desde marzo de 2021. Quieren conocer sus causas para buscar la solución a la dolencia de estos pacientes, por lo que tienen en mente realizar estudios clínicos donde una de las ramas sean pacientes con clínica de covid persistente post vacunal.

Sin diagnóstico en papel

Yolanda A. L. es profesora de Educación Infantil en Valencia. Tiene 44 años y lleva desde abril del año pasado de baja. El 27 de marzo le pusieron una dosis de AstraZeneca. Desde entonces no ha hecho más que coleccionar síntomas. “Tras los primeros síntomas considerados normales, tuve tres días sin nada. Al quinto día empecé con taquicardias, mareos, ahogos. Empezaron mis visitas a urgencias. He pasado por fases de parestesias, de dificultad motora, mareos, fatiga muscular, lapsus de memoria y desorientación. Algunos días he temido no despertarme de las sensaciones tan extrañas que tenía. Hoy sigo igual, no puedo ni tender la ropa”, explica a El Salto.

“En el hospital me trataban como histérica, sugestionada, me llegaron a decir que había leído mucho. Me mandaron antidepresivos y para casa. En la primera quincena de abril me da la primera bradicardia, una bajada de pulso hasta 38 pulsaciones”

Igual que con Estrella o con Marta, los médicos recurrieron al recurso de los problemas mentales como desencadenante. “En el hospital me trataban como histérica, sugestionada, me llegaron a decir que había leído mucho. Me mandaron antidepresivos y para casa. En la primera quincena de abril me da la primera bradicardia, una bajada de pulso hasta 38 pulsaciones”, explica quien no vio más salida que acudir a médicos privados y buscar otras alternativas.

Belén, que ofrece nombre ficticio ante la incredulidad que le rodea en su trabajo, es sanitaria en Euskadi. Muestra a El Salto como, en su caso, durante una visita a la médica de cabecera se recoge  en el informe “reacción a la vacuna” como diagnóstico. “Me vacuno en marzo, a la media hora de ponerme Pfizer tengo visión borrosa, sensación de mareo y nauseas. Llego a casa y no recuerdo cómo. Me caí en el sillón y me quedé dormida. Me despierto a las tres horas y no me puedo poner de pie, agarrada por las paredes. Me fui a la cama hasta el día siguiente. Y ya nunca volví a ser la misma”. Aquel fue el inicio de una cascada de síntomas que han convertido su vida en un ir y venir de consulta en consulta, la mayoría de la privada, ante las listas de espera y la poca recepción que ha tenido su caso en la pública.

“A las personas a las que nos ha sentado mal la vacuna nos han dejado solas. O nos diagnostican de ansiedad para quitarse el muerto de encima”

“Llevo once meses sin diagnóstico, sin tratamiento y no viviendo, sobreviviendo”, asegura Belén. “A las personas a las que nos ha sentado mal la vacuna nos han dejado solas. O nos diagnostican de ansiedad para quitarse el muerto de encima. Y qué casualidad que lo que tenemos en común todas es que nos han vacunado y que casualidad que todas estamos con ansiedad”.

Más investigación

“Varios médicos me han dicho que mis dolencias pueden ser por la vacuna, pero sobre el papel nunca ponen nada. Hay una especie de tabú o de miedo a reconocerlo”. Patricia, una joven almeriense de 30 años, y afectada tras la primera dosis de AstraZeneca, resume así su recorrido por consultas públicas y privadas.

“Tras la vacuna, primero tuve la garganta dormida durante dos días. Después dolor de cabeza y mareos durante un mes, mes y medio. Después dolores de piernas e hinchazón, quemazón y todo tipo de sensaciones desde marzo hasta agosto. Después molestias y dolores en el bajo vientre y vejiga”. Por este dolor estuvo de baja dos meses. “Soy profesora y estaba impedida para estar de pie”, asegura. Hace cuatro semanas se contagió por covid y las molestias en la vejiga y los dolores en las piernas se recrudecieron. “Hay algo en el virus que a mí me hace reaccionar así”, concluye mientras espera un diagnóstico.

“Entendemos que la vacuna se ha realizado en un contexto de guerra para salvar vidas pero el contexto ha cambiado, la muestra de población en la que se ha inyectado las vacunas es mayor y hay efectos que no se tenían en cuenta”

“Nosotras lo que pedimos es que se investigue” expresa Estrella que hoy empieza a superar sus problemas cognitivos aunque continúa con los físicos y arrastra un microtrombo. “Entendemos que la vacuna se ha realizado en un contexto de guerra para salvar vidas pero el contexto ha cambiado, la muestra de población en la que se ha inyectado las vacunas es mayor y hay efectos que no se tenían en cuenta, que no han salido hasta el momento. La vacuna se testó pero con una muestra de gente mucho menor. Queremos que evalúen la vacuna para mejorarla”, sentencia.

Y repite que las afectadas y afectados están lejos del negacionismo. “Siento que tengo que estar hilando muy fino porque al decir públicamente que me fui a vacunar y me enfermé me meten en un saco en el que yo no estoy. Yo no digo que la vacuna sea mala, no tengo evidencia científica para poder afirmarlo. Tampoco la hay para que yo enferme a raíz de la vacuna. Pero somos unas cuantas y queremos salir del sótano”, sentencia.

Arquivado en: Coronavirus Vacunas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Galicia
Redes clientelares La empresa del cuñado de Feijóo obtuvo 200.000 euros en contratos a dedo de la Xunta mientras era presidente
La sociedad de telemarketing, Universal Support, se ha adjudicado 19,2 millones de euros más en licitaciones con la Consellería de Sanidade dedicadas al rastreo de casos de coronavirus durante la pandemia. Algunos de ellos, siendo la oferta más cara.
Opinión
Residencias No tenían por qué morir igual
El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso permitió a las personas residentes con seguro privado asistir al hospital y negó la asistencia a las personas que carecían del mismo. Ayuso es el ejemplo de la iniquidad, del desprecio absoluto a los derechos humanos.
Bruch
18/3/2023 8:19

Hola buenas, he leido que existe un grupo de wassap, me podeis informar?

0
0
raquelsabater27@gmail.com
18/7/2022 18:04

Hola, me siento algo consolada al comprobar que hay un grupo creado especialmente para este tema. Llevo un año de pesadilla yo estoy totalmente a favor de la vacuna pero creo que hay personas que hemos tenido reacciones muy adversas, yo soy una de ellas. Empecé hace justo en agosto de 2021, al mes de la Janssen con unos dolores de cabeza horribles, de ahí fueron descendiendo al oído y a la mandíbula, a los cuatro días me salió un bulto en la glándula submaxilar. He visitado infinidad de especialistas y el bulto ha empezado a desaparecer prácticamente en mayo, tras un proceso muy desagradable en que se empezó a concentrar y a drenar por sí mismo este marzo pasado. He visitado maxilofaciales, reumatólogos, dentistas, internistas.... infinidad de TAC, resonancias, biopsias y no saben hasta la fecha lo que es.Todos coinciden que nunca habían visto un caso como el mío, y sí que admiten que puede haber sido una reacción a la vacuna. Estoy muy interesada en ponerme al habla/ contacto con el grupo de personas afectadas, he leído que existe uno a nivel WhatsApp. Gracias y saludos a todos.

0
0
Akkermansia
3/7/2022 14:06

Yo soy victima o paciente de covid persistente, pero realmente no me lo causo el covid sino unos antibioticos (en exceso) para otra infección, es lo que viene siendo la fatiga cronica de toda la vida, los sintomas son exactamente los mismos que el covid persistente, pero los medicos jamas les ha preocupado lo mas minimo, es incluso habitual que te insulten en consulta al tener una enfermedad que no sale en sus libros y romper sus esquemas, la sintomatolgoia difusa pero real es exactamente la misma: taquicardias, sudores extraños, desregulacion no diabetica de la glucosa, intolerancia a minimo esfuerzo, cansancio extremo, problemas digestivos, infecciones frecuentes.

Yo no me puse la vacuna por miedo a una reaccion y desconfianza realmente de los laboratorios que es muy raro que reocnozcan una reaccion como la que yo tuve a la ciprofoloxaxina que me causo mis problemas inmunologicos, al final tuve el virus sin la vacuna y no fue para tanto, poco mas que un catarillo y eso que mi estado immunitario es precario, vamos no soy sospechosos de ser provacunas fanaticio como se ha visto estos años, dicho eso no creo que la mayoría de personas con covid persistente lo hayan cogido con la vacuna ya que este tipo de enfermedad se debe mas a las infecciones que los propios farmacos (que también), la vacuna ha causado un numero enorme de afectados de mil dolencias pero no de covid persistente, es mas, hay casos de gente con covid persistente que han mejorado y mucho con la vacuna despues de la infeccioN (el sistema immune es mas complicado y anti intuitivo de lo que creen los medicos o creemos todos).

EN resumidas cuentas, yo si tengo "covid persistente" y causado por otro farmaco, y aun asi quiero dejar claro que las vacunas no son la causa del covid persistente salvo casos muy aislados, el principal causante del covid persistente es el propio covid, no quiero con ellos animar a nadie ni a ponersela ni a quitarsela, cada uno ha de ser libre y tener libertad para hacer con su cuerpo lo que quiera. Hay bastantes estudios ya alr especto de que existe una sobre actividad del sistema inmune y una inflamacion del a medula que afecta al Sistema nervioso autonomo como causa raiz del covid persistente o fatiga cronica/post viral, que es lo mismo.

0
0
Txiki
21/2/2022 13:32

80 millones de dosis, 55.455 reacciones adversas, de ellas 11.048 consideradas graves. Si suponemos que son dos dosis por persona eso supone un 0.06931% de la población que recibe la vacuna. Casos graves, volviendo a suponer dos dosis por persona, supone un 0.01381%. Y sabemos que no son dos dosis en todas las vacunas que se han administrado.

Como cualquier medicamento sabemos que no es inocuo y que tiene unos riesgos de reacciones leves a muy graves. También sabemos que el ínfimo riesgo se compensa con los evidentes y apabullantes beneficios.

Todo mi respeto para la gente que tiene "Covid persistente" que, como en el caso de la sensibilidad química múltiple, parece un tipo de afección difícil de diagnosticar por su baja prevalencia y por el poco conocimiento que tienen al respecto los médicos. Como se indica en el artículo se esta estudiando. Nada nuevo bajo el sol, la ciencia avanza lenta pero segura y hasta que se consigue un consenso pasa tiempo.

Para terminar recomiendo leer este artículo previo a la pandemia "https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/la-formula-matematica-que-prueba-por-que-los-antivacunas-estan-equivocados-5336". Y para los conspiranoicos, a principios de este siglo yo estaba metido en un grupo de conspiraciones al que se llegaba después de dar muchas vueltas y en el que llegaban notificaciones regulares cada día sobre nuevas "teorías" o noticias que confirmaban "teorías". En seis meses pasaron cosas, pero que muchas cosas en el mundo real, pues en este grupo (Que era internacional) no se dio ni una. Las conspiraciones son los nuevos cuentos de asustaviejas, la realidad es más difícil de entender pero hay que hacer el esfuerzo.

0
1
Demódoco
18/2/2022 14:44

Lo más triste es el fanatismo que se gastan los covidianos de tropa.

3
0
alvraposo
16/2/2022 18:01

Gracias Sara por la excelente y valiente cobertura que estás haciendo sobre la Covid y todo lo relacionado. En estos momentos, ir más allá de la narrativa consensuada, sin caer en extremismos conspiranoicos es un arte - y un deber de los que se consideran buenos periodistas.

1
4
Demódoco
18/2/2022 14:42

No es cierto que Sara haya dado voz la disidencia. Se ha cerrado en banda.

3
1
Teresa G
16/2/2022 12:51

"Esta es la proteína que se inocula en el cuerpo con la vacuna, bien mediante fragmentos de ARN mensajero (Pfizer y Moderna) o bien mediante un vector viral atenuado (AstraZeneca y Janssen). Después de la vacunación, las células comienzan a producir las partes de la proteína de la espícula. Esto hace que el organismo produzca anticuerpos y, en estos pacientes, lo haría de manera descontrolada. “A veces la respuesta inmunitaria no es apropiada y muy probablemente inducirá una hiperestimulación con autoinmunidad cruzada”, asegura Mera. Esto puede ocasionar que los anticuerpos ataquen a células sanas del cuerpo y se desencadena lo que se conoce como reacción autoinmune"

Esto es justo lo que denunciaron en 2020 muchas personas, antes de que empezara la vacunacion, y a ellos tambien se les llamó conspiranoicos. Avisaron bien claro que el resultado seria daños en varios órganos como los riñones y los órganos sexuales, especificando la perdida de la fertilidad en hombres y los problema reproductivos en mujeres (como ya se ha visto con los problemas menstruales que afecta en mayor o menor medida a más de la mitad de las mujeres, especialmente las más jovenes). Un ataque biológico camuflado (como denunciaron asociaciones militares de diferentes paises) por un problema organico propio "casos individuales", un ataque del cuerpo contra si mismo. Es inteligente: sin posibilidad de reclamar a la Big farma. Estos efectos son los inmediatos, los masivos se iran conociendo a lo largo de los próximos años en forma de diferentes tipos de cáncer, cuando el cuerpo confunda esas celulas propias con patógenos, como ya está ocurriendo en muchas personas, pero ya se sabe que los cánceres tardan en dar señales visibles (y para entonces ¿quien lo relacionará con la vacunación? hay tantos motivos por el que se produce el cáncer...). Todo lo que sabemos del covid lo sabemos por la tele (es decir por el poder militar-económico). Quien se haya vacunado, ya no tiene vuelta atrás en ese sentido, más que tratar de paliarlo mediante la alimentación, pero es hora de que empiecen a pensar todo lo que está pasando haciendo un esfuerzo por buscar informacion verídica.

Cualquier economista sabe que hay exceso de "mano de obra" (pues es lo unico que somos bajo la lógica capitalista) en el mundo, y aunque tambien les resulte impactante, a ellos les choca menos todo esto y entienden lo que la Big farma, heredera del nazismo, está haciendo. Hay recursos en el planeta para todos si los administarmos bien. Pero con la tecnologia y la IA les sobramos. Mientras haya capitalismo habrá genocidios, es la propia historia de la humanidad durante el capitalismo, por muy modernos que nos creamos y aunque pensemos que hemos superado todo eso. Es la misma lógica que la de la guerra, como la que EEUU empieza ahora. Pero hay a quienes todo esto le genera disonancia cognitiva (lo cual es bien lógico), incluidos muchos compañeros "politizados" o de movimientos sociales, y prefieren pensar que son confabulaciones y tonterias, o cosas que solo ocurren en paises lejanos como se ha hecho toda vida, para seguir con "su vida", en vez de organizarse para cambiarlo. Mejor moverse, vida no hay más que una

5
1
Teresa G
16/2/2022 12:09

Bueno, la etiqueta de "covid persistente" es lo que se han inventado para tapar los efectos de la vacuna. ¿Como es posible que solo tengan "covid persistente" los vacunados? “En casos raros, la vacuna contra el covid-19 puede producir síntomas de Long Covid” Las asociaciones cientificas no saben ya como taparlo y se rien en nuestra cara

3
1
Nietanigal
19/2/2022 11:09

El covid persistente existe desde el principio, en gente no vacunada pero es verdad que la vacuna genera trastornos inmunológicos. No soy ni científica ni nada, todo lo dicho es por experiencia personal y gente que conozco directamente

0
0
m.
16/2/2022 13:02

Hola, lo que comentas, Teresa, es una posibilidad. Es decir, que después de las campañas de vacunación "se han inventado" este término; que "solo tengan covid persistente los vacunados". Me encantaría que añadieses fuentes que validen tu opinión en estos dos puntos. Yo, de momento, es una simple búsqueda en pubmed veo que hay publicaciones científicas refiriéndose al término desde mitad del año 2020; además hay multitud de publicaciones, entre esta fecha y los primeros meses de 2021, con estudios sobre covid persistente realizados antes de que comenzaran las campañas de vacunación. Claro que estos científicos no dan puntada sin hilo e igual estaban preparando el terreno para posteriores estrategias de manipulación. Así, por favor, Teresa, aclara mis ideas porque ya no sé a quién creer.

1
0
Juan999
16/2/2022 13:15

Por favor indicame esas publicaciones para enseañrselas a mi médico ya que no me cree gracias

0
0
Luis M
17/2/2022 22:32

Lo siento, no existen, es producto del fanatismo pseudo-religioso.

0
1
alvraposo
16/2/2022 18:04

El covid persistente existe igualmente en personas que se han infectado de Covid, ANTES de que hubieran vacunas. En Reino Unido y en EEUU existen grupos de afectados desde hace tiempo.

0
0
Artozki
16/2/2022 19:36

Es curioso que la sintomatología del llamado Covid Persistente sea muy similar a la sintomatología de la contaminación electromagnética, en estos tiempos de pruebas y establecimiento de la red 5G

0
0
Luis M
17/2/2022 22:34

Y muy similar a la producida por disrupciones de la gravedad en un planeta plano. Es que las cosas empiezan a cuadrar

0
1
Holliday
18/2/2022 10:56

Hola, Luis:
Coincido contigo. Hace años que leí a Spinoza y a Foucault, y a otros como Lordon, y entré en una espiral de conspiranoia de la que, reconozco, me costó salir. Conozco bien a esos negacionistas del holocausto y conspiranoides de todo. Son peligrosos: quieren dominar el mundo. En el caso de tu comentario, entiendo que te refieres a terraplanistas, otra de esas sectas autocomplacientes. Pero: ¿te refieres a diagnosticados "con terraplanismo" o "por terraplanismo"? Un saludo digitalizado y desmaterializado que, como sabes, apenas consume recursos.

0
0
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Violencia policial
Racismo Dos policías locales de Madrid, a juicio por agresión racista
Los agentes golpearon al único menor racializado que saltó la verja del recinto ferial de la Vaguada el pasado 13 de octubre.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Series
Series Los Chochos voladores vienen por ti
Ha vuelto ‘We are Lady Parts’, alhamdulillah, pero igual no te gusta lo que tienen que decir. ¡Un, dos, tres, cuatro!

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 años del levantamiento del EZLN Los cambios en la Autonomía Zapatista
La autora hace un análisis sobre cómo el zapatismo concibe la Autonomía y los diversos cambios organizativos que han realizado a lo largo de tres décadas.
Infancia
Infancia sin toros Duras críticas al palco infantil en la feria taurina de Badajoz
La Fundación Franz Weber califica de preocupante y aberrante la propuesta empresarial de habilitar un espacio para la infancia en la plaza de toros.
Ayuntamiento de Madrid
Campamentos de verano en Madrid Sin campamento urbano a menos de una semana del fin del cole
250 familias de Puente de Vallecas se enteran en el último momento de que la primera semana después del fin de curso escolar no habrá campamento infantil urbano por un retraso en la licitación del servicio.
Alquiler
Alquiler La subida del alquiler en la Comunidad Madrid es más del triple de la media nacional
Mientras que la subida de los alquileres ha sido del 4% de media desde mayo del año pasado, los precios en la Comunidad de Madrid han escalado un 14,2%.
Más noticias
Minería
Minería en Galicia La Xunta oculta desde enero la solicitud de un nuevo megaproyecto minero en Touro
Cobre San Rafael solicita además que sea considerado Proyecto Industrial Estratégico, según indican más de un ciento de colectivos en un comunicado conjunto, para “facilitar su tramitación exprés e impedir la participación pública”.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
La vida y ya
La vida y ya Sacar de raíz
Arrancar: Sacar de raíz (como cuando se arranca un árbol o una planta). Sacar con violencia algo del lugar a que está adherido o sujeto, o de que forma parte. Quitar con violencia.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Recomendadas

Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.