Elecciones autonómicas
Así fracasó la negociación para una lista unitaria entre Sumar y Podemos Euskadi

Las provocaciones de Pilar Garrido en diciembre, tratando de aprovechar su posición de ventaja para tratar de controlar el espacio de Elkarrekin cuando parecía que el acuerdo podía prosperar, así como el silencio de la dirección de Belarra, solo sirvieron para reforzar la decisión de Lander Martínez de romper la coalición.
Sumar Podemos Euskadi
Pilar Garrido, Lander Martinez, Roberto Uriarte y Miren Gorrotxategi en el acto de presentación de Sumar en Bilbao (Foto: Podemos Euskadi)
2 mar 2024 05:00

Podemos Euskadi y Sumar consumaron la semana pasada la enésima ruptura en la izquierda confederal vasca al no lograr que las negociaciones desembocaran en un acuerdo para concurrir en una única lista a las elecciones autonómicas. Sumar cerró de forma unilateral la última posibilidad de acudir al Parlamento Vasco en coalición, con su rechazo a una iniciativa transversal de la militancia de todas las organizaciones que recopiló 500 firmas para provocar un acercamiento de última hora que facilitara una fórmula para concurrir conjuntamente.

Además de la responsabilidad del líder de la formación, Lander Martínez, que ha dirigido una negociación en cuyas reuniones formales apenas ha participado, los problemas internos de los morados han servido para justificar la negativa a pactar. Desde la pulsión autodestructiva de su dirección madrileña, con sus declaraciones incendiarias y movimientos políticos caóticos, hasta la incapacidad de la secretaria general en Euskadi, Pilar Garrido, para desmarcarse de dicho devenir, siendo incapaz de generar un espacio de diálogo sano desde los inicios de la negociación.

En un tablero vasco bien diferenciado y con elementos singulares para generar opciones reales de cambio, en los últimos meses se han sucedido reuniones, conversaciones, llamadas y mensajes, muchos mensajes, entre los dos partidos y sus principales dirigentes. Pero en las últimas semanas toda posibilidad de acuerdo se ha truncado, sin que las razones hayan sido explicitadas a la base social militante y al amplio electorado potencial, más allá de algunas declaraciones en los medios de comunicación, donde ha tenido lugar buena parte de la escenificación, pese a la existencia de espacios para la discusión alejados del foco de la actualidad.

Todo ello ha resultado en una percepción de lejanía sobre la ciudadanía cada vez mayor, un aumento de la desafección y lo que será un empeoramiento del resultado electoral esperado, previsiblemente, de irrelevancia institucional en el futuro inmediato. “Creíamos que llegar a un acuerdo era la fórmula para superar todo lo que nuestro espacio ha perdido en los últimos años”, señala David Soto, secretario de organización de Podemos Euskadi.

Mientras en los comicios estatales del año 2019 Unidas Podemos consiguió 3 escaños y casi 183.000 votos (el 15,42%) en Euskadi, Sumar obtuvo tan solo 1 asiento y poco más de 128.000 votos (el 11,07%) en 2023. En las de junio del año 2016, las primeras en las que los morados se presentaron en el País Vasco con el nombre de Unidos Podemos/Elkarrekin Ahal Dugu, lograron ser la fuerza más votada en los tres territorios vascos, con 335.740 papeletas, alcanzando el 29,2% y 7 escaños.

En lo relativo a las elecciones autonómicas de 2016, cuando los morados se presentaban junto a Ezker Anitza- IU y Equo Berdeak, Elkarrekin Podemos consiguió más de 157.300 votos y 11 escaños, casi todos procedentes de Podemos. En 2020, la unión con Ezker Anitza logró 72.000 votos, que se tradujeron en 6 parlamentarios. Las previsiones más optimistas para los próximos comicios, al concurrir Podemos y Sumar fragmentados, auguran 3 parlamentarios como máximo.

Elecciones autonómicas
Elecciones vascas Sumar y Podemos escenifican la falta de acuerdo por la unidad, pero no descartan seguir negociando
Las declaraciones lanzadas en los medios de comunicación en las últimas horas, algunas de ellas en un tono duro, tratan de encontrar culpables por la división entre ambas formaciones. No obstante, las dos fuerzas coinciden en que la negociación sigue

La iniciativa por la unidad rinde cuentas

La última semana de enero Podemos hizo por escrito la propuesta definitiva a Sumar Mugimendua. Tras más de un mes sin haber llegado a un consenso sobre aspectos relevantes de la candidatura, el partido liderado por Miren Gorrotxategi decidió hacer las concesiones que Sumar exigía para alcanzar un acuerdo.

Ambas formaciones reconocían en privado por entonces que si bien quedaban algunos flecos por dirimir, habían acordado que la candidatura unitaria se llamara Elkarrekin Sumar, que Sumar, Podemos y Ezker Anitza-IU ocuparían el primer puesto en cada uno de los tres territorios y que se renunciaría a un liderazgo unipersonal para que las candidatas de ambas formaciones compartieran protagonismo.

También se había aceptado que Alba García fuera finalmente la portavoz del futuro grupo parlamentario, y que Podemos asumiera la portavocía de la campaña como contrapartida. Aunque acudir a los debates en televisión fuera simbólico dado este pacto, Gorrotxategi es la candidata más conocida y también goza de más prestigio que el resto de candidatos, todos hombres. Si en enero Lander Martínez y David Soto reconocían dicho liderazgo parlamentario como el principal escollo de la negociación, la concesión de la formación morada parecía resolverlo.

Ante la situación de bloqueo derivada de la ausencia de una respuesta por parte de Sumar a esta oferta, así como la filtración interesada que realizaron a El Diario de que las tres fuerzas habían llegado a un acuerdo al que Podemos podría sumarse, el 14 de febrero tras una asamblea en Bilbao nació una iniciativa ciudadana con el cometido de recoger firmas a favor de la unidad, facilitar una última reunión y obligar a que los cuatro partidos dieran cuenta de las barreras que habían impedido hasta entonces alcanzar un acuerdo. En aras, al menos, de cierta muestra de transparencia interna y democracia.

Ante un posible rechazo de Madrid al acuerdo, o en el caso de darse un voto negativo por la base inscrita en Podemos Euskadi, la dirección había tomado la decisión de dimitir en bloque y no presentarse en solitario

Al principio, existieron reticencias, y las más severas eran las de Sumar. Aunque todas las partes  aceptaban volver a encontrarse, el hecho de hacerlo delante de una delegación escogida por la iniciativa ciudadana incomodaba a las formaciones, algunas cada vez más escoradas hacia un funcionamiento interno tecnocrático, las que apostaban por el bloqueo. Además, la luz y el taquígrafo, invalidaban el habitual cruce de reproches que había primado hasta entonces. También ponían de manifiesto la existencia de un relato parcial y contradictorio de lo sucedido, difundido a base de entrevistas y filtraciones en los medios generalistas.

Pese a todo, una semana después, dirigentes de los cuatro partidos se reunieron en total discreción. Estuvieron acompañados de una persona de cada partido participante en la iniciativa y, coordinados por el independiente Imanol Zubero, mantuvieron la última conversación y las cuatro fuerzas pusieron sobre la mesa sus posiciones reales.

Como se informó en el comunicado enviado desde la iniciativa ciudadana el pasado lunes por la tarde, durante el transcurso del encuentro Podemos expuso todos los detalles y garantías que había puesto encima de la mesa para llegar a un acuerdo, es decir, la igualdad en el orden de puestos en las listas, la coralidad en el liderazgo y la futura portavocía parlamentaria para Alba García, así como una ausencia de control del órgano rector de la coalición y un reparto de recursos equilibrado.

Las diferencias no se encontraban, por tanto, en los habituales puntos de fricción en este tipo de negociaciones. Además, Podemos hizo público en los días previos al cierre definitivo de la negociación, por boca de su candidata Miren Gorrotxategi, que no tendría problema en ceder protagonismo a la candidata propuesta por Sumar, Alba García. ¿Entonces, cuál era el problema?

Es sabido que las reticencias para concurrir conjuntamente estaban instaladas en las direcciones de ambas formaciones en Madrid. El portavoz de Sumar, Andeka Larrea, hasta la semana final de la negociación y desde que realizara su primera filtración a El Diario, había difundido que no se daban las “condiciones políticas y jurídicas” para un acuerdo. También que la ausencia de autonomía y la posible negativa de la dirección de Podemos en Madrid impedía un acuerdo con visos de ser estable y acabar llegando a buen puerto.

Pero, en aquella reunión, los de Miren Gorrotxategi desvelaron algo de lo que Sumar había sido informado previamente, aunque no hubiera saltado a los medios de comunicación. Ante una posible negativa de Ione Belarra desde Madrid –de la que no existían indicios, pero tampoco garantías de que no pudiera realizarse– o en el caso de darse un voto negativo por la base inscrita en Podemos Euskadi –casi 1400 personas votaron en las primarias para elegir las listas electorales–, la dirección había tomado la decisión de dimitir en bloque y no presentarse en solitario.

Días después de desvelarse que había acuerdo sobre las cuestiones relativas a la candidatura, Sumar insistía en que faltaban la garantía del apoyo de la dirección de Podemos estatal y que se renunciara a la ratificación de las bases.

De esta forma, la reiterada afirmación de Lander Martínez de que “la consulta de Podemos no puede ser una pistola encima de la mesa” quedaba invalidada por una garantía explícita y de peso para salvar la negociación. Durante el transcurso de las semanas, la dirección de Sumar había mantenido esta posición defensiva, marcando así su postura, negativa al acuerdo, para que fuera calando el marco de que la coalición no era posible. Incluso se apuntaba a Pilar Garrido para sostener el argumento de que Podemos no ganaría la votación si Gorrotxategi no era la candidata. Aún días después de desvelarse que había acuerdo sobre las cuestiones relativas a la candidatura y un compromiso con esta, Sumar seguía insistiendo en que faltaba la garantía del apoyo de la dirección de Podemos en Madrid y que se renunciara a la ratificación de las bases.

Ante esa última demanda, el apoyo explícito de Ione Belarra, la cual todo el mundo sabía que nunca tendría lugar, se introducía la garantía de dimisión en la negociación, lo que faltando dos semanas para presentar coaliciones electorales, era un elemento suficiente y Sumar deberá explicar la razón de haberlo rechazado. En palabras de Soto: “estábamos por el acuerdo y estábamos dispuestos a defenderlo ante la militancia”.

Ahora bien, superados los escollos potenciales, la parte negociadora de Sumar cambió de postura y afirmó que el foco de la desconfianza, a diferencia de lo que pudiera parecer, “no es Madrid, es Euskadi”. Tampoco daban por veraces las ofertas de Podemos y afirmaban que “no hay ninguna posibilidad de acuerdo”. Dirigentes cercanos a la negociación creían que “van de farol”. Asimismo, y de manera contradictoria, los portavoces de la formación de Yolanda Díaz también señalaron en la última reunión que confiaban en que “en adelante se plantearan las relaciones y las diferencias entre las organizaciones de tal manera que no se estropearan las posibilidades de alcanzar acuerdos en el futuro, después de las elecciones”.

Cerrada por Sumar toda posibilidad de restablecer la confianza para concurrir unidas las cuatro formaciones a las elecciones, se clausuró la reunión decidiendo dar cuenta de manera transparente sobre los motivos de esta decisión en la asamblea del día siguiente, fechada para el miércoles 21 de febrero, a la que se convocó a las personas firmantes, llamada a la que acudieron finalmente más de 50 personas. Lo que los promotores no podían saber es que, mientras la reunión facilitada tenía lugar, el líder de Sumar Mugimendua, Lander Martínez, había pactado ya una entrevista a la mañana en EiTB para anunciar que no habría acuerdo debido a la falta de confianza en Podemos. Tras la asamblea, llegó el comunicado de Ezker Anitza-IU, acusando a Podemos de “haber decidido quedarse fuera de la coalición y de la unidad del espacio”.

Opinión
LA CRISIS DE LA IZQUIERDA Lander Martínez, el fontanero que rompió el espacio político de Elkarrekin
La ausencia de una lista unitaria en el espacio de la izquierda confederal vasca confirma que no hay alternativa al ‘caciquismo as usual’.

Las partes en disputa

La negociación actual ha sido protagonizada por las mismas partes que se han disputado el control de Podemos desde su fundación en 2014, sin haberse producido grandes cambios en la composición de ambos grupos, cuyas relaciones personales y discrepancias políticas han lastrado la consolidación definitiva del espacio.

Los del Pilar Garrido y Miren Gorrotxategi siguen contando con el apoyo del que fuera el primer secretario general, Roberto Uriarte, debido a sus relaciones académicas de largo recorrido. Contando con otros cargos de la formación morada como Ana Viñals, desde 2020 se ha sumado el que fuera portavoz del grupo municipal en Irun y hoy secretario de organización y parlamentario David Soto, siendo la cabeza visible de la renovación de este grupo de dirigentes.

Entre los de Lander Martínez, que apoyaría la llegada de Nagua Alba a la secretaría general y a la que sucedería en el cargo, siguen estando sus fieles colaboradores Andeka Larrea (hoy coportavoz de Sumar Mugimendua), Valentina Torres (responsable de territorios de Sumar), Yahcov Ruíz (que fue secretario de organización de Podemos Euskadi) o la recién reincorporada Cristina Macazaga, ex-parlamentaria que podría concurrir por Araba a las próximas elecciones.

Pese a no tener base social ni militancia, contando únicamente con la propia vicepresidenta y sus ministros para la campaña, Sumar no quiso hacer ningún movimiento de acercamiento hasta poco antes de las Navidades, ya que ni siquiera contaba con estructura legal en Euskadi

Pese a no tener base social ni militante, contando únicamente con su principal baza, la propia vicepresidenta y sus ministros, los de Martínez no quisieron hacer ningún movimiento de acercamiento hasta poco antes de las Navidades, ya que ni siquiera contaba con estructura legal en Euskadi, lo que no fue solventado hasta su regularización el 22 de noviembre. Ello contrasta con los intentos de anticipación de la formación morada, cuya dirección trató este verano de blindar la coalición Elkarrekin con Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak, de forma que se pudiera negociar después con Sumar.

David Soto explica que “todo hubiese sido muy distinto si IU hace meses hubiese apostado por Elkarrekin, y desde ahí, hubiésemos negociado con Sumar Mugimendua”. “El resultado hubiese sido Elkarrekin Sumar”, asegura, explicitando la responsabilidad principal del hoy coordinador general de Ezker Anitza-IU, Iñigo Martínez Zatón, en que no se haya hecho ese movimiento, lo que hubiera garantizado las bases de una unidad que la semana pasada ha terminado de saltar por los aires.

Desde el punto de vista de quienes pasan ahora de Elkarrekin a Sumar, Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak, se hace otra lectura de este divorcio. Desde el partido ecologista recuerdan que “su organización había sido expulsada del espacio por Podemos en 2020”, tras haber decidido su dirección federal sumarse a Más País, el salto a la política estatal de Más Madrid liderado por Iñigo Errejón, a pesar de que su filial vasca, con el parlamentario Joserra Becerra a la cabeza, quisieron seguir formando parte del espacio de Elkarrekin Podemos en Euskadi.

Por su parte, desde Ezker Anitza-IU denuncian que “de repente Elkarrekin les parece una buena idea”, cuando había sido una obsesión de los pablistas deshacerse de la marca porque “desdibujaba” a Podemos como partido, proceso que operó Pilar Garrido nada más llegar a coordinadora general del partido en Euskadi. Solo cuando vieron que ese proceso era imparable intentaron convertirse “en guardia y custodia” de Elkarrekin como “intento de consolidar un espacio para mantener su cuota de poder”.

El órdago de Pilar Garrido fracasó

Ahora bien, no todo ha sido un problema de Sumar y Ezker Anitza - IU, sino que las disputas históricas que acarrea la dirección de Podemos Euskadi, dividida en según qué aspectos, han sido una brecha difícil de sortear y, posiblemente, la excusa que haya desembocado en la falta de un acuerdo.

En diciembre, cuando parecía que la negociación podía prosperar, la coordinadora general de los morados, Pilar Garrido, trató de aprovechar su posición de ventaja en el inicio del diálogo para controlar el espacio y la mayoría de los recursos, situando además a su candidata a lehendakari como indiscutible portavoz parlamentaria de toda la coalición.

Pilar Garrido trató de aprovechar su posición de ventaja en el inicio del diálogo para controlar el espacio y la mayoría de los recursos, situando además a su candidata a lehendakari como indiscutible portavoz parlamentaria de toda la coalición

A pesar de que sus resultados no fueron buenos en las anteriores elecciones autonómicas y que la relativa permanencia de Podemos al frente de la coalición en Euskal Herria podría explicar que no se obtuvieran diputados por tres de sus cuatro territorios, además en un periodo de necesaria recomposición del espacio y urgente renovación de sus liderazgos, los de Sumar consideraron la propuesta “inaceptable”, ya que había aprovechado el retraso de su aterrizaje formal para recargar su apuesta de control absoluto en los medios de comunicación, con declaraciones tan desafortunadas como acusarlos de ausencia de propuestas y una persona para encabezar la candidatura. “Sumar no nos ha dado la oportunidad de saber qué quiere y de analizar su proyecto político. Dice que quiere presentar una candidatura a lehendakari, pero sigue sin poner un nombre”, afirmaba en una entrevista concedida el 6 de enero a El Correo.

Las provocaciones de Garrido cuando la negociación estaba en marcha y había contactos permanentes solo sirvieron para reforzar la decisión de Lander Martínez y Andeka Larrea de cortar vínculos con los morados y tratar de amortizar el espacio, acelerando la designación de Alba García como candidata de Sumar a lehendakari, siendo empleada de Podemos hasta la víspera de ser anunciada como competidora por el liderazgo de todo el espacio, y evitando presentar a otras figuras de consenso.

De este modo, tras la presión ejercida por Garrido, la negociación se fue estancando. “Una chica que hace dos días trabajaba para nosotras, y que no sabe euskera”, afirmó Soto días después de su designación. Que trascendiera que acababa de presentarse como delegada del sindicato ELA dentro de la plantilla de la formación morada tampoco ayudó a su aceptación como candidata común, más si se tiene en cuenta la relación de estrecha colaboración que CCOO tiene establecida con Yolanda Díaz y con todo el espacio.

Podemos Euskadi
Elecciones vascas El conflicto histórico en Podemos Euskadi condiciona la coalición con Sumar y el futuro del espacio
Cada grupo ha presentado a su candidata a lehendakari y, lejos de convertirse en una lucha por encabezar la lista, podría suponer la oportunidad para remontar los últimos resultados electorales.

La falta de autonomía

Uno de los grandes escollos de la negociación aducido por Sumar en todas las declaraciones, asambleas y otros mensajes internos ha sido la falta de autonomía de Podemos para realizar un pacto en Euskadi, aspecto que ha emergido de forma más precisa y transparente ante el grupo de facilitación de la iniciativa por la lista unitaria.

Efectivamente, la inexistencia de un registro propio hacía que Podemos federal debiera dar su firma para conseguir la plena validez del pacto vasco. Al respecto, David Soto le propuso a Lander Martínez realizar un preacuerdo y no hacerlo público a la espera de que la dirección de Madrid diera su visto bueno a lo firmado por sus representantes vascos. “Estuvimos semanas diciéndoles que primero alcanzamos aquí un preacuerdo en contenidos, que no se anuncia, y nosotros hacemos que Ione Belarra lo valide”, explicaba el ahora candidato de Elkarrekin Podemos por Gipuzkoa. Al respecto, las fuentes de Sumar han reconocido que ese acuerdo nunca se produjo, aludiendo que “lo iba a tumbar Madrid”. 

A pesar de su relevancia, Ione Belarra no hizo ningún movimiento para solventar la falta de confianza, como dar la garantía de no vetar el pacto que se estaba negociando entre Podemos Euskadi y Sumar Mugimendua

A pesar de la relevancia de ese aspecto, Ione Belarra no hizo ningún movimiento para solventar esa falta de confianza, como dar la garantía de no vetar el pacto que se estaba negociando entre Podemos Euskadi y Sumar Mugimendua, sino que inició la salida de la formación al Grupo Mixto en el Congreso y votó en contra de las decisiones de Yolanda Díaz en el Gobierno. Además, la misma tarde en que se produjo la última reunión entre los cuatro partidos en respuesta a la iniciativa de la militancia, la secretaria general de Podemos hizo un off the record con periodistas, donde afirmó que no habría acuerdo entre ambas partes.

De esta forma, Belarra reforzaba la coartada de Martínez para dar por terminada la negociación y rechazar la posibilidad de que el pacto se introdujera en el paraguas legal de la coalición Elkarrekin, propiedad de Podemos Euskadi y un espacio en el que Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak ya estaban integrados y seguirán estándolo, dados los 35 grupos municipales y forales en los que las tres formaciones deberán seguir compartiendo ámbitos de representación y recursos.

Sea como fuere, ninguna de las dos direcciones estatales estaban por la labor de un pacto y la negativa de los de Yolanda Díaz también se ha constatado desde distintas fuentes. Incluida en boca del coordinador ejecutivo de Sumar en Madrid, Josep Vendrell. “He hablado varias veces con él y nos hemos reunido para tratar de convencerle, pero no quiere un acuerdo para las elecciones vascas”, afirmaba un dirigente vasco del espacio, conocedor de los entresijos de la negociación.

Otra persona referencial del espacio en Madrid lanzaba el mismo mensaje: “me parece imposible un acuerdo, a ver si las direcciones en Euskadi logran imponerse a las estatales”. Por último, una idea fuerza que se ha repetido con insistencia por parte de responsables de Sumar en Bilbao y en Madrid, la de que “sacralizar la unidad, a veces no es lo fundamental”, habiéndose expresado desde distintas instancias que “quienes defienden la coalición a toda costa son fetichistas de la unidad”.

A menos de una semana del cierre del plazo para la presentación de coaliciones, el jueves 7 de marzo, las opciones de retomarse la negociación son ya casi nulas, pero la presión no hace sino aumentar, especialmente sobre el grupo de Martínez y Larrea, al que cada vez más declaraciones en medios y gran parte de los entornos de militancia política y social que les son ajenos señalan como los principales culpables de la ausencia de acuerdo. Prolifera también una exigencia de responsabilidades cada vez más clara, a riesgo de precipitar la desaparición parlamentaria del espacio y un trasvase de votos al PSE y EH Bildu que se disputan por acompañar al PNV en la continuación de su liderazgo.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

País Vasco
Los audios del PNV Itxaso Atutxa, sobre adjudicar un contrato: “Deben ser tres empresas de confianza del partido"
Hordago publica audios exclusivos grabados en Sabin Etxea que muestran a la presidenta del Bizkai Buru Batzar domesticando al entonces alcalde de Mundaka para acatar la disciplina del partido en materia de contratación pública en el consistorio.
Análisis
Polarización Una inflación de insultos y demagogia
En este clima de enfrentamiento que es ya el único referente de socialización política para algunas generaciones, el ciudadano parece tener que elegir entre qué mal es menos punible e inmoral.
País Vasco
Los audios del PNV Las presiones de Unai Rementeria a un alcalde: “Le tienes que exigir que se pringue"
Hordago destapa nuevos audios sobre una operación del PNV para torcer el brazo de un funcionario de la administración local y un técnico de la Diputación Foral de Bizkaia y revestir de legalidad contrataciones públicas.
PoderPopular
5/3/2024 13:39

Errejón es un cáncer para el movimiento de los trabajadores, muchos son 12 diputados en España. Ha cambiado el nombre de Mas Pais por Sumar, agregando al cadaver de IU, al cual desprecio hace unos años. Lo que se puede hacer por un puesto remunerado. Sumar no lo componen políticos, son mercenarios, ejemplo los verdes alemanes, defensores del sionimo y de la guerra. Yo hacia una ley que a las guerras fueran los que las defienden, seguro que no salía ningún defensor.

1
0
scruky
4/3/2024 20:22

No extraña nada si los comentarios de El Salto se han convertido en un reflejo del despellajamiento de la izquierda cainita, que no haya corrupción en el espacio es lo de menos, las siglas, las siglas eso es lo mejor.

0
0
menos_mal_q_nos_kda_portugal
5/3/2024 13:01

¿Qué siglas? ¿Sumar o Podemos? No sabía que eran siglas, la verdad, ¿me las desarrollas? :-)

0
0
Narfio
4/3/2024 22:13

Desde luego no es mi caso. Si lo fuera, después de votar a IU 30 años, lo seguiría haciendo, ¿no?
A mí las siglas me dan igual.
Lo que no me da igual es que (por ejemplo) Yolanda Díaz vete a Irene Montero, Echenique ...

¿A quien llamas cainita?
¿A todos los que no pensamos como tú?

2
0
detonaciones
4/3/2024 9:02

No he podido llegar al final , me he perdido. Si votase en Euskadi lo haría a favor de Bildu.

3
3
Xam
Xam
4/3/2024 10:08

Jajaj, no me extraña, yo he tenido que hacer un esfuerzo para concluirlo (lo cual no es culpa del periodista, claro).

2
2
Asanuma
4/3/2024 1:28

El espacio político en disputa parece convertido en una pista de hielo o en un barrizal sin tiempo a definir un horizonte que genere entusiasmo; dan ganas de salir corriendo.

3
0
Acaido
4/3/2024 0:25

No se pueden pedir peras al olmo.
Ni siquiera hicieron frente común ante el ataque de los jueces impostores.

5
0
HERRIBERO
3/3/2024 11:23

Mikel nos "empana" un relato para "dogmáticos" elegidos a dedo. Para NO dejar a Lander Martínez como culpable, por "hacer y deshacer" desde el centro del "Errejonismo" cañí; sigue "rebozando" el cuento donde los "morados" están así. . .¡Por los golpes que les han dado desde Sumar!
Hombre, que te ofrezcan hasta el puesto de Lehendakari. Pero NO vamos a aceptar. . . ¡Por que desde Madrid lo tumban!
Que se dejen de buscar excusas, por que el problema es ¡Sumar! Elkarrekin Podemos Ahal Dugu está asentado en la comunidad, con representación y "colaborando" con los espacios de trayectorias más en clave "autóctona". Donde existe Euskal Herria Bildu. . .¿Para qué quieren "sumar" vetos, tecnócratas a dedo? Tienen el caso Lander Martínez, que estando de "morado", le aprobaron al PNV+P$0E los presupuestos. Lo despacharon de Podemos y ahora sin consultar a sus socios. . .¡La culpa la cúpula de Podemos de Madrid!
Euskadi es una sociedad madura políticamente, que sabe diferenciar dentro de la tribu el Fuero del apaga Fueros. Los 304 votos de Yolanda en FENE su pueblo lo atestiguan. . .¡Yo Yo Yolanda y su banda!

12
3
fllorentearrebola
3/3/2024 15:01

Llevas empanao tanto tiempo que no deberías usar el término. Ten compasión de ti mismo kopón!

2
10
RamonA
3/3/2024 10:27

Resumen: “… la decisión de Lander Martínez de romper la coalición”. Todo dicho.

12
0
fllorentearrebola
3/3/2024 8:23

El espectáculo es tan patético que ya no merece la pena ni lamentarse. La izquierda españolista ha decidido también suicidarse en Euskadi como lo ha hecho en Galiza. Y pronto lo harán en el resto de los territorios, así acaba el camino de traiciones e instrumentalización del 15m emprendido por una camarilla de profesores mediocres de la facultad de Políticas y Sociología de la Complutense madrileña, en el epitafio de esta aventurilla de unos cuantos advenedizos de clase media con ínfulas leninistas podría poner: nunca tan pocos destruyeron tanto. Volviendo a Euskadi, no hay mal que por bien no venga: la victoria de Bildu es así más fácil. Eskerrik asko

3
12
menos_mal_q_nos_kda_portugal
5/3/2024 13:04

Spainsplaining, dicímoslle a isto na Galiza. Primeiro tocounos a nós aguantar as análisis chegadas das españas, agora tócalles ás vascas. Sigo dicindo que menos mal que temos xentiña de fóra para explicarnos ás pobres pailaniñas o que non entendemos nin sabemos. Alabado.

0
0
Narfio
3/3/2024 14:04

"emprendido por una camarilla de profesores mediocres de la facultad de Políticas y Sociología de la Complutense madrileña"

:))))
Esto lo dice un tipo que escribe tesis doctorales en internet
je je
Tenías que firmar como "tontobola".

7
2
fllorentearrebola
3/3/2024 14:57

Firmo como Arrebola, picolisto, forofo, hooligan, palmero, inculto

1
4
fllorentearrebola
3/3/2024 14:56

Gracias guapín!

1
0
Spirit
3/3/2024 1:57

En Euskadi no pintáis nada. Tendremos muchos defectos pero la mierda no nos gusta.

6
2
Iván78
2/3/2024 20:57

Vaya mamarrachada de articulo y de manipulacíon

11
6
Preocupado
2/3/2024 20:07

Euskadi, perdón.

0
0
Preocupado
2/3/2024 19:45

Esto confirma la desaparición total de Sumar y Podemos en Euzkadi

1
7
derROTista
3/3/2024 20:28

nadie los echará de menos allí (aunque BNG y EH Bildu también tienen lo suyo)

1
4
ptx1967
2/3/2024 19:54

Al estilo gallego

1
0
ptx1967
2/3/2024 19:20

MASTER CHEF A LA VASCA
Me viene la imagen de una cocina donde hay varios chefs intentando componer una ensalada de marisco que apetezca a todas con la receta de un cocido madrileño y claro no sale la receta.
Al final, se le quita el hambre a los comensales ante el espectáculo de unos platos manoseados que se rompen en la cabeza de la otra parte.

Parte de los comensales ven más apetecibles otros menús más conocidos y se dirigen a sus restaurantes, mientras otros buscan quedándose en casa no tener que tragar con recetas con exceso de condimento de poder y personalismo exacerbado. Vamos, que prefieren unos huevos fritos y no arriesgarse a una indigestión de cuatro años.
Finalmente, el pequeño restaurante sin cabeza ni nombre se quedó desierto y cierra por falta de clientes.

Eso sí, en Euskadi se come muy bien.

1
1
juabmz
2/3/2024 18:10

"los problemas internos de los morados han servido para justificar la negativa a pactar. Desde la pulsión autodestructiva de su dirección madrileña, con sus declaraciones incendiarias y movimientos políticos caóticos, hasta la incapacidad de la secretaria general en Euskadi, Pilar Garrido, para desmarcarse de dicho devenir, siendo incapaz de generar un espacio de diálogo sano desde los inicios de la negociación." Afirma el tal Mikel Gisasola sin despeinarse. Nada parecido puede leerse con respecto a eso que se llama Sumar en el resto del cuento chino que pasa por artículo de "información". Sencillamente bochornoso para un medio de comunicación como suponíamos que era El Salto.

14
5
Narfio
2/3/2024 18:52

Esto también es muy cachondo:
" dirigentes de los cuatro partidos se reunieron en total discreción"
Sumar no es un partido. Es un engendro, una planta colágena .. pero no es un partido.
Es una camarilla. Es una banda. Pero no es un partido.
Es lo peor que le ha pasado a la izquierda en este país en mucho tiempo.
(Todavía peor que lo de Más nosequé).

11
3
fllorentearrebola
3/3/2024 8:11

Tanto Más no sé qué, como Sumar son engendros surgidos de Podemos, de las escaramuzas egocéntricas y arribistas de sus líderes (Más...), de las decisiones delirantes y autoritarias del Pablito: nombrar a dedo a Yolandita para "irse a salvar Madrid del fascismo" (así sin despeinarse, sin apearse de su delirio maníaco, que se saldó en la derrota total no sólo de pudimos sino de toda la izquierda madrileña, abriendo las puertas a Almeida y Ayuso, un pan como unas hostias)... Así que está vez estamos de acuerdo: Sumar, Más País es lo peor que le ha pasado a la izquierda... DESPUÉS DE PUDIMOS. Y ahora dispara!!!

4
9
Narfio
3/3/2024 14:11

tontobola, que digas que Sumar es un engendro salido de Podemos, solo porque Iglesias la nombrara a dedo ..
Sumar es un engendro salido de la mente enferma de Yolanda Díaz. Punto.
Si te pones en ese plan, Sumar es un engendro salido del vientre de la tatarabuela de Yolanda Díaz. (Bueno, según tu lógica, de la tatarabuela de Pablo Iglesias, que es el que al final tiene la culpa de todo).

"Y ahora dispara!!!"

¿Qué significa esto?
Disparar, disparan los fascistas. Yo soy un demócrata, de izquierda, pero demócrata.
Yo a tí lo que haría sería mandarte a preescolar.

10
2
derROTista
3/3/2024 20:23

"disparan los fascistas"
¿Como el Che?

1
5
fllorentearrebola
3/3/2024 15:00

Tú no eres demócrata, tú eres un palmero, un hooligan, eres de izquierda sí, de izquierda autoritaria, un estalinista pero que apenas has leído un solo libro de Marx porque no lo entenderías, lo tuyo es embestir, no razonar.

0
7
Narfio
3/3/2024 19:55

Tu mensaje es la perfecta demostración de lo que es un fascista.
Y ya sabes el dicho: si hablas como un pato, te mueves como un pato ...

1
4
derROTista
3/3/2024 20:27

La verdad, asusta la cantidad de fanáticos de NoPodemos que campan en estas anchas solo con ver dónde van a parar likes y dislikes...

1
5
Narfio
4/3/2024 22:16

Claro, tú eres un dechado de virtudes, y un pozo sin fondo de sabiduría.
No hay nada más que ver tu comentario sobre el Ché.
Para que vas a analizar el contexto y el significado de lo que lees?
Pues porque los trolls nunca hacéis eso.

0
0
derROTista
3/3/2024 20:29

ahora resulta que todo lo que no sea Canal R{e}d son las cloacas

1
6
Investigación
Migracións Mulleres á fronte dende o sur global
Nace unha iniciativa de investigación, intervención e acción participativa na Galiza para potenciar o diálogo e intercambio de saberes entre as voces subalternizadas das mulleres do sur global.
Elecciones
Elecciones europea Las europeas agudizan las contradicciones de Sumar y el lugar de IU sigue en disputa
Fuentes de la coalición aseguran que el puesto de Izquierda Unida en la lista de europarlamentarios todavía no está claro. Yolanda Díaz sueña con recuperar a Palop, veta a Manu Pineda y tensa la cuerda al máximo con Más Madrid.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Acusan a una agencia pública catalana de complicidad con el apartheid y el genocidio en Palestina
Un reciente informe denuncia a ACCIÓ, la agencia gubernamental para la competitividad de las empresas catalanas, por impulsar relaciones económicas con Israel a pesar del “riesgo plausible de complicidad con genocidio y crímenes contra la humanidad”.
Catalunya
Antirracismo Las muchas voces de Catalunya: identidades diversas, segregación y más de 300 idiomas
En las últimas décadas la sociedad catalana se ha transformado con la llegada de personas migrantes, que ya suponen un 21% de la población. Aunque la exclusión y el racismo siguen ahí, en el día a día lenguas, experiencias e identidades se mezclan.
Análisis
Polarización Una inflación de insultos y demagogia
En este clima de enfrentamiento que es ya el único referente de socialización política para algunas generaciones, el ciudadano parece tener que elegir entre qué mal es menos punible e inmoral.

Últimas

Ley de Memoria Histórica
Memoria democrática La ofensiva legislativa de PP y Vox contra la verdad, justicia y reparación
Las asociaciones memorialistas del estado hacen frente común en la Unión Europea y no descartan acudir a los tribunales para defender los derechos de las víctimas del franquismo.
Cine
Cine RTLM, la radio del odio que alentó el genocidio en Ruanda
Cuando se cumple el 30º aniversario de la tragedia en Ruanda, llega a las pantallas ‘Hate Songs’, que se estrena el viernes 19 de abril, una metaficción que transcurre en los estudios de la emisora controlada por los hutus.
Laboral
Laboral CC OO, UGT y USO rechazan firmar el convenio de Decathlon al no incluir la cláusula de garantía salarial
Decathlon ha firmado el acuerdo con el sindicato mayoritario, SGICD, auspiciado por la propia empresa. El convenio para 2024-26 incluye un incremento salarial del 15%, que recupera la pérdida del 12% de los dos anteriores.
País Vasco
Los audios del PNV Itxaso Atutxa, sobre adjudicar un contrato: “Deben ser tres empresas de confianza del partido"
Hordago publica audios exclusivos grabados en Sabin Etxea que muestran a la presidenta del Bizkai Buru Batzar domesticando al entonces alcalde de Mundaka para acatar la disciplina del partido en materia de contratación pública en el consistorio.
ETA
Opinión Mis relaciones con ETA
Hay quien sigue empeñado en utilizarlo como espantajo electoral, pero es un argumento que no durará. Eso no quiere decir que debamos olvidar lo que pasó, pero sí evitar utilizar la memoria como arma de guerra y confrontación
Más noticias
Italia
Italia El gobierno Meloni allana el camino a los antiabortistas
La Cámara de Diputados italiana ha aprobado por amplia mayoría una ley que permite a las organizaciones anti-elección entrar a los centros de asesoramiento público donde acuden mujeres que están pensando en interrumpir su embarazo.
Violencia policial
Violencia institucional Iridia consigue reabrir judicialmente el caso de una muerte por pistola taser policial
Es uno de los 56 casos en los que ha litigado la entidad de derechos humanos en 2023 y en los que hay un total de 156 agentes o funcionarios encausados.
Genocidio
Rumbo a Gaza La Flotilla de la Libertad se prepara para zarpar hacia Gaza
Un carguero con 5.500 toneladas de ayuda humanitaria y tres barcos más cargados con cientos de personas, entre ellas observadores de los derechos humanos, personal médico, periodistas y políticos —incluida Ada Colau—, integrarán la Flotilla.
Personas sin hogar
Personas sin hogar “Una noche por todas sus noches” en protesta por las personas sin hogar en Granada
El cierre de un centro de acogida nocturno en el centro de la ciudad, que acogía a más de 50 personas, ha agravado la ya precaria situación de acogida de las personas sin hogar

Recomendadas

Cuba
Proyectos artísticos en la isla El arte y la cultura como válvula de escape para resistir la crisis en Cuba
Entre todos los desafíos que enfrenta Cuba, el arte y la cultura se mantienen como refugios de creatividad y resiliencia.
Anticapitalistas
Miguel Urbán “En el inicio de Podemos dijimos que sin autoorganización nos iban a hacer mierda... y nos han hecho mierda”
El eurodiputado más longevo de la llamada política del cambio no repetirá en las elecciones de junio. Miguel Urbán repasa los asuntos más importantes del espacio de la izquierda institucional y las perspectivas de futuro de la Unión Europea.
Especulación urbanística
Turistificación Canarias dice basta: activistas organizan una movilización histórica en las islas frente a la turistificación
Precarización, pobreza, desigualdad y dificultad de acceso a la vivienda, así como la enorme contaminación de los espacios naturales causada por el modelo turístico, son algunas de las problemáticas por las que Canarias sale a la calle el próximo 20 de abril.