Precariedad laboral
Las Kellys de Tenerife vuelven a las calles en lucha por sus derechos: 'No somos esclavas'

La temporada alta de turismo internacional en Canarias ha colgado el cartel de completo en hoteles y complejos vacacionales. Los precios se han disparado y las cifras de éxito han traído, sin embargo, un empeoramiento laboral para el colectivo más sufrido: las camareras de piso.
Manifestación Kellys Tenerife - 3
Cabecera de la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife. Luz Sosa
16 nov 2023 06:00

Más sobrecarga, más presión, contrataciones sin experiencia vía ETTs, así como salarios insuficientes han agotado la paciencia de un grupo que en su mayoría aplastante son mujeres. Playa de las Américas, corazón turístico de Tenerife, presenció la vuelta a las calles de las trabajadoras, en busca de la unión y la lucha por sus derechos.

“Cada jornada, terminamos reventadas”, “Trabajadoras, no esclavas”, “Los derechos no se negocian, se defienden”, estos son algunos de los lemas que el  pasado 9 de noviembre se pudieron escuchar por las calles comerciales y hoteleras de Playa de las Américas, en Tenerife. Numerosos visitantes extranjeros, en sandalias y pieles rosadas por las temperaturas altas de la jornada, observaban atónitos, desde piscinas y balcones, la marcha de mujeres que protestaban a gritos por su explotación. Algunas habían acudido incluso en uniforme de trabajo, porque fueron directas a la manifestación al acabar su jornada. “Estamos reventadas, trabajamos medicadas” repetían los cánticos, muy identificadas todas con uno de los aspectos más graves de su situación: los graves problemas de salud que padecen, debido a unas condiciones laborales cada vez peores, con más presión, más habitaciones que limpiar, y en definitiva una sobreexplotación muy extendida en el sector hotelero canario, eufórico ante las cifras de ocupación de la temporada vigente.

Manifestación Kellys Tenerife - 1
Una camarera de piso porta un cartel “LOS DERECHOS NO SE NEGOCIAN, SE DEFIENDEN” en la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife Luz Sosa
“Somos un colectivo feminizado, precarizado y superexplotado, compuesto en su mayoría por familias monoparentales con cargas y miedo a perder el sustento de sus familias”

“A día de hoy estamos peor que cuando empezamos a luchar”, leyó en el manifiesto de la convocatoria Mónica García, creadora del colectivo K-SEA (Kellys se acabó) y presidenta de Kellys Unión Tenerife, “somos un colectivo feminizado, precarizado y superexplotado, compuesto en su mayoría por familias monoparentales con cargas y miedo a perder el sustento de sus familias”. Las asistentes, y los numerosos simpatizantes llegados desde otros rincones de la isla, aplaudieron y acusaron con nombre y apellido a uno de los responsables de esta situación: Jorge Marichal, presidente de la patronal hotelera de Tenerife, además de la confederación española CEHAT. “Marichal, ponte tú a limpiar” fue el coro elevado por las manifestantes frente a las oficinas de turismo en Tenerife, y uno de los hoteles que posee el empresario en la isla.

El conflicto de las camareras de piso tinerfeñas se suma al de todas las islas Canarias, y la crisis vivida también en Baleares y Cataluña. Al final, todo el sector hotelero español tiene en sus manos un conflicto grave, sin resolver desde la pandemia, cuando las empleadas aceptaron sacrificios que luego no han sido compensados con la reactivación firme del sector en esta temporada de 2023. Se trata de más de 200,000 camareras en toda España, de las cuales 15,000 se encuentran en el archipiélago canario. Por un lado, el sector hotelero de estas islas anunciaba cifras récord de reservas, y por otro se lamentaba de no poder contratar más camareras locales y estar valorando importar trabajadoras extranjeras. El motivo: acusan a las llamadas kellys de un enorme absentismo laboral, entre el 15 y el 20 por ciento. Las trabajadoras respondieron explicando que se debe a los problemas de salud generados por la sobrecarga de trabajo. Eso a pesar de que los problemas mentales, como la ansiedad y depresión, no se consideran de tipo laboral. ¿Cómo se puede resolver este conflicto enquistado y cada vez más profundo? La demanda principal es la reorganización y medición de los tiempos de trabajo, puesto que de ahí deriva todo lo demás.

Camareras de piso
Camareras de piso Cuando no puedes seguir trabajando pero los tribunales lo niegan
En 2017, una camarera de piso tuvo un accidente de trabajo del que todavía arrastra secuelas. Ella asegura que no puede desempeñar las labores que exige su puesto, pero los tribunales no le conceden la incapacidad permanente solicitada. En menos de 24 horas las kellys han logrado el dinero necesario para hacer un recurso de casación, la última carta que pueden jugar.
"Si se pide una medición de tiempos en el centro de trabajo, los técnicos de prevención los paga la empresa y nace la trampa de inmediato”: Sindicalistas de Base

Inspección de trabajo fake

Angelina Martín, actualmente delegada de Sindicalistas de Base, es una figura histórica del colectivo en Tenerife. Fundadora de Kellys Unión Tenerife, ha sido testigo y protagonista del proceso de desunión y enfrentamiento entre los distintos sindicatos, incluidos los de mayor representación nacional, como CC.OO. y UGT. Pero sobre todo ha observado de cerca cómo se ha conseguido burlar inspecciones, controles de salud en el trabajo, e incluso las convocatorias de huelga (estratégicamente colocadas en fechas que las trabajadoras no pueden ejecutar). “Si se pide una medición de tiempos en el centro de trabajo, los técnicos de prevención los paga la empresa y nace la trampa de inmediato”, nos explica Angelina. “Cuando hay una denuncia a la Inspección de trabajo, se vuelve a hacer la medición, va pasando el tiempo y al final, incluso si hay sanción, no se puede volver a denunciar el mismo centro de trabajo hasta que pase al menos un año”.

Se trabaja “sin pausa, ni para comer ni para ir al baño, lo que es inhumano. Para que se entienda, en 1998 yo trabajaba arreglando 11 apartamentos, y ahora tengo 21 en mi jornada”

El sector hotelero canario, en un camino similar a todo el Estado, está cada vez más dominado por grupos multinacionales, algunos en manos de conocidos fondos de inversión. Hay empresas independientes, también incluso locales, y toda esa diversidad se traduce en que las condiciones de trabajo, salario y salud sean muy distintas incluso en una sola isla, como Tenerife. Hay casos de hoteles en los que las trabajadoras han informado de turnos de limpieza de 52 habitaciones por persona. “Eso supone menos de 10 minutos por habitación”, nos explica Angelina, “sin pausa, ni para comer ni para ir al baño, lo que es inhumano. Para que se entienda, en 1998 yo trabajaba arreglando 11 apartamentos, y ahora tengo 21 en mi jornada”. Su horario actual es de siete y media a cinco de la tarde.

Manifestación Kellys Tenerife - 5
Un grupo de mujeres participan de la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife. Luz Sosa

Un trabajo agotador

Con la excusa de la carencia de mano de obra, los empresarios han abierto un nuevo frente: la contratación por ETTs de trabajadoras extra. Tienen poca o ninguna experiencia, y la formación se asigna a las propias camareras de plantilla, lo que supone otra carga más. Los horarios se extienden fuera de registro (no existen las horas extra), aumenta el estrés y se crea una situación extraña entre las empleadas. Lo mismo sucede con la contratación de migrantes: debido a su situación delicada personal y familiar, junto al desconocimiento del idioma, son un grupo creciente que es proclive a la sumisión y la explotación porque tienen miedo de perder su puesto de trabajo. “Todas las que entramos de camareras tenemos un perfil de mentalidad de pobre, de sumisa”, apunta Angelina Martín, “y la que se rebela, no dura, porque se acaba quemando”.

“¡Somos máquinas! Hacemos de todo, un baile, poner un té, limpiar… ¡pero nos están reventando! Tengo 42 años y sufro artrosis, reuma, ciática… pero intento salir adelante”

Entre las asistentes a la protesta del 9 de noviembre en Las Américas se encuentra Yiyi, una cara conocida por su perfil de Tik Tok, en el que mezcla humor, canciones, bailes y demandas sobre las Kellys. Le acompañan Evenai y Yasmina, cómplices de contenidos en esta red social, en los que aparecen de uniforme, en sus rutinas de trabajo. “Gracias a Dios yo ahora estoy en un sitio con humanidad” apunta Yiyi, “pero apoyo a mis compañeras, porque conozco bien esa sobrecarga, acabar de trabajar y al sentarte en el coche echarte a llorar ¡dos horas! Pero hoy estoy bien y mañana no se dónde voy a estar”. Basta una imagen para entender lo que viven las llamadas Kellys (apodo que viene de Las Que Limpian, las quelis): “¡somos máquinas! Hacemos de todo, un baile, poner un té, limpiar… ¡pero nos están reventando! Tengo 42 años y sufro artrosis, reuma, ciática… pero intento salir adelante”. Esta profesional de muchos años no entiende que no haya mayor presencia de sindicatos y comités de empresa en muchos hoteles: “¿Quién manda ahí? ¡¿Dios?!” Se une a la conversación Yasmina: “en realidad, siempre hemos estado mal, porque las camareras de piso siempre hemos sido las sufridoras de los hoteles, las mal pagadas, las mal miradas, ¡todo!”.

Las Kellys
Siniestro laboral Muere una Kelly trabajando en un hotel de Tenerife
Aunque la empresa ha informado que la muerte se debe a causas naturales, los colectivos de Kellys ponen el foco en las insalubres y precarias condiciones laborales del sector.

En ocasiones se ha utilizado la “invisibilidad” como una característica del trabajo de las camareras de piso: ese es precisamente el título, Las Invisibles, de la serie creada para la plataforma Showtime y protagonizada por Lolita. Curiosamente, casi ninguna de las Kellys contactadas ha visto esta ficción. En esta desinformada producción de Morena Films, que intenta ser una comedia social, se afirma ya en el primer episodio que una de las protagonistas lleva 30 años de camarera, que dedica diez minutos a cada habitación y que su triste récord son 32 en un día. El personaje de ficción fallece de un ataque al corazón mientras trabaja, como le sucedió a la camarera fallecida en Tenerife en agosto de este año.

“Solamente el 5% de las camareras llega a jubilarse en su puesto: las demás abandonan antes reventadas”, revela Angelina Martín, delegada de Sindicato de Base

Como se puede entender de lo recogido en las líneas anteriores, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Sobre todo en los años de trabajo, puesto que las estadísticas hablan de un brutal abandono antes de la jubilación, por incapacidad física de seguir en el tajo. “Solamente el 5% de las camareras llega a jubilarse en su puesto: las demás abandonan antes reventadas”, nos revela Angelina Martín. Es por ello que contar con jubilación pública anticipada a los 58 años es uno de los frentes esenciales de batalla, ya que se está intentando imponer planes privados para las trabajadoras.

Este otoño es un nuevo intento para elevar la voz, buscar la unión de todas las camareras de piso, y tal vez sensibilizar al nuevo gobierno de Pedro Sánchez, para que se establezca un método de medición público, neutral, que garantice un sistema justo de horarios y tareas, y un salario acorde. De paso, nos piden a todos quienes somos en algún momento cliente, un poco más de sensibilidad hacia su trabajo cuando nos alojamos en un hotel. Porque las Kellys no son las esclavas de nadie.

Manifestación Kellys Tenerife - 3
Ampliar
Cabecera de la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife.
Cabecera de la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife.
Manifestación Kellys Tenerife - 4
Ampliar
Mónica García, presidenta de Kellys Se Acabó (K-Sea) a la dcha., junto a otras camareras de piso, portan la pancarta de cabecera con el lema “¡No somos esclavas! Por nuestros derechos” durante la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife
Mónica García, presidenta de Kellys Se Acabó (K-Sea) a la dcha., junto a otras camareras de piso, portan la pancarta de cabecera con el lema “¡No somos esclavas! Por nuestros derechos” durante la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife
Manifestación Kellys Tenrife - 6
Ampliar
Mónica García, presidenta de Kellys Se Acabó (K-Sea) a la dcha., junto a otra camarera de piso, portan la pancarta de cabecera con el lema “¡No somos esclavas! Por nuestros derechos” durante la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife.
Mónica García, presidenta de Kellys Se Acabó (K-Sea) a la dcha., junto a otra camarera de piso, portan la pancarta de cabecera con el lema “¡No somos esclavas! Por nuestros derechos” durante la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife.
Manifestación Kellys Tenerife - 7
Ampliar
Una mujer participa de la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife.
Una mujer participa de la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife.
Manifestación Kellys Tenerife - 8
Ampliar
Un grupo de mujeres participan de la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife. --
Un grupo de mujeres participan de la manifestación convocada por Kellys Se Acabó (K-Sea), en Playa de Las Américas, Arona, uno de los municipios más turísticos de Tenerife. --
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Explotación laboral
Uberización La rabia contra el algoritmo se organiza en Bruselas
El Consejo Europeo ha tumbado la primera directiva sobre sus condiciones de trabajo. Los trabajadores del sector siguen su progresivo proceso de organización por sus derechos.
Laboral
Sindicalismo Seis lecciones del sindicalismo feminista
Las personas que trabajan en los sectores precarizados están encontrando formas para superar las dificultades de organización construyendo un sindicalismo integral.
Hostelería
Hostelería ¿Quién limpia tu airbnb? La otra cara del auge de apartamentos turísticos en Alicante
Solo en Alicante ciudad hay 33.000 pisos turísticos dados de alta. Mientras en la provincia el número de apartamentos turísticos no para de crecer, las encargadas de la limpieza de estos espacios ven sus derechos laborales menguados.
Sirianta
Sirianta
17/11/2023 16:00

¡Fuerza!

0
0
Represión
Antifascismo Una manifestación exige la libertad de los seis de Zaragoza tras cumplirse dos meses en prisión
La plataforma convocante de la manifestación, habla de “presos políticos” porque el único hecho probado es la participación en una manifestación ante la extrema derecha.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Laboral
Laboral Luxemburgo vuelve a dar la razón a los interinos: la fijeza sin oposiciones es una medida válida
La respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea supone un duro varapalo al Tribunal Supremo, quien en mayo sentenció que rechazaba la fijeza automática para los interinos en abuso de temporalidad.
Cine
Desigualdad en el cine En el cine español siguen mandando los hombres: dirigieron siete de cada diez películas en 2023
Aunque aprecia mejoras en la lucha contra la desigualdad, el informe de 2023 de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) pone de manifiesto que los hombres siguen acaparando los puestos de poder y mayores presupuestos en el cine español.
Más noticias
Migración
Regularización La ILP Regularización vence al primer asalto de la ultraderecha en el Congreso
Vox se queda solo en la votación de su enmienda a la totalidad de la Iniciativa Legislativa Popular por la regularización extraordinaria de al menos 500.000 personas migrantes.
Desahucios
Barcelona El caso de Joana: a juicio tras recibir una paliza de un mosso en un desahucio ilegal
La joven, activista del movimiento por la vivienda en el Raval, iba a visitar a una amiga cuando se encontró que la estaban echando de casa, aún con el procedimiento archivado. “Van a golpear a la gente organizada”, dice.
Ocupación israelí
Acampadas propalestinas A Policía desaloxa o alumnado acampado no Reitorado e na Facultade de Historia da USC
A primeira hora desta mañá, máis dunha decena de furgóns policiais chegaron ás instalacións universitarias para expulsar o alumnado que se manifestaba desde hai máis dun mes en protesta polo masacre israelí de Gaza
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Mecaner enpresan itxieratik harago, trantsizio ekosozialista da bidea
VV.AA.
Mecaner Urdulizeko metalgintza enpresak jarduera guztia eten du, greba mugagabe baten ostean sindikatuen porrota ekarriz

Recomendadas

Italia
Historia Cincuenta años de Piazza della Loggia: memoria de una masacre fascista, de Estado y de la OTAN
La masacre de Piazza della Loggia EN 28 de mayo de 1974 se convertirá en un episodio fundamental para entender los años de plomo de la democracia italiana.
Migración
Fronteras En pausa frente al Mediterráneo: cientos de personas migrantes esperan en un hotel de la Costa del Sol
El centro de estancia temporal extraordinario para personas migrantes de Torrox (Málaga), se ha convertido en un ejemplo positivo frente a los intentos fallidos propuestos en otros municipios.
Inteligencia artificial
Inteligencia Artificial y cine ¿Sueñan los cineastas con ovejas eléctricas?
El debate sobre la adopción de la Inteligencia Artificial por las principales disciplinas artísticas sigue candente. La irrupción de Sora vuelve a poner el foco sobre los beneficios y riesgos que conlleva su uso en la generación de imágenes.