Residencias de mayores
Tres años sin saber qué pasó en las residencias de mayores madrileñas

La plataforma Verdad y Justicia y Marea de Residencias impulsan de nuevo la petición de que se investiguen los protocolos de exclusión de atención sanitaria que pudieron costar la vida a 7.291 personas en estos centros durante la pandemia por covid.
Otro modelo de residencias - 10
Manifestación por otro modelo de residencias. Álvaro Minguito
2 mar 2023 05:00

Coincidiendo con el tercer aniversario oficial de cuando el covid llegó a las residencias, la Plataforma Verdad y Justicia y la asociación Marea de Residencias convocan a la ciudadanía a un acto de arranque de una campaña para pedir que se investigue lo que ocurrió durante los meses de marzo a junio en las residencias madrileñas. “Tras tres años, desde el 8 de marzo de 2020 que se cerraran a las visitas las residencias, seguimos sin que haya una investigación de lo que ocurrió”, explica Carmen Martín, portavoz de Marea de Residencias, que recuerda que gran parte de las 7.291 muertes que se registraron fueron sin la asistencia médica que necesitaban los mayores o dependientes. “Queremos saber qué pasó”, insiste, y recuerda que “te llamaban para decirte que estaba todo bien y a las pocas horas te decían que tu familiar estaba muerto o que la única atención médica que iba a recibir era la sedación”.

Esa falta de información, admiten los familiares, les impide cerrar el duelo. Como un “bálsamo” para ellos se define parte de lo que este jueves 2 de marzo realizarán frente a la Asamblea de Madrid. No es un lugar casual, es el sitio donde pusieron sus esperanzas para recibir la información de qué pasó durante los últimos días de vida de sus seres queridos. La propuesta era abrir una comisión de investigación que, con el segundo mandato de Isabel Díaz Ayuso, se vio truncada, al cerrarla el Partido Popular con la ayuda de Vox. Lo mismo ha pasado después, cuando la petición de PSOE, Más Madrid y Podemos ha sido rechazada por los dos partidos de derecha.

“La única esperanza que hay es un cambio de gobierno. Mientras estén el PP y Vox, no saldrá a la luz”

Portazo en la asamblea y en los tribunales

El profesional sanitario y actual secretario de Atención a la Dependencia del PSOE de Madrid, José Ignacio Gómez Chamorro, presidió esta comisión de investigación cerrada de forma prematura. Ahora, exdiputado en la Asamblea, es un fuerte defensor de la plataforma que reivindica saber la verdad. Preguntado si todavía es posible que se abra una investigación sobre los protocolos de exclusión en la Asamblea, responde de forma contundente: “La única esperanza que hay es un cambio de gobierno. Mientras estén el PP y Vox, no saldrá a la luz. El primero interesado en que no se investigue es el PP, pero Vox paga favores a costa de ocultar la realidad de lo que pasó en las residencias”.

“Ellos quieren dejar pasar el tiempo para que nos olvidemos y eso no puede pasar”, explican desde Marea de Residencias y advierten que “volverá a pasar lo mismo, ya sea en otra pandemia o en otro sector”. “Excluirán al sector que consideren, ya sean mayores, con enfermedades crónicas, como cáncer, sida o con adicciones. Lo que ellos quieran hacer. Hay que investigarlo y juzgar a los responsables”, concluye Martín.

Pese a que las puertas de los tribunales se han cerrado en numerosas ocasiones para las víctimas de la gestión de la pandemia en las residencias, los familiares no pierden la confianza. “Tenemos muchas esperanzas en el día 23 de marzo, cuando comparecerán Alberto Reyero y Carlos Mur —el exconsejero de Políticas Sociales del Gobierno Ayuso en ese momento y el firmante del llamado ‘protocolo de la vergüenza’— como testigos en el juzgado de Instrucción de Madrid”, indica Carmen Martín. Para los familiares, se trata de dos personas clave que, además, tienen incluso más información que las trabajadoras de residencias o los propios familiares. Solo tienen un miedo: que la huelga de secretarios judiciales alargue aún más este proceso, que no ha costado poco que ocurra.

Una comisión civil para investigar

Los familiares han visto cómo se cerraban casos en la instrucción, tribunales donde no sabían cómo gestionar la causa o jueces que no hacían nada ante la incomparecencia de testigos o investigados. “Es un goteo que no satisface a los familiares, ya que siguen pasando cosas como el otro día en Parla, donde no se presentaron los fiscales en un juicio. Esto humilla a los familiares y nos debería hacer sufrir a toda la sociedad”, opina Gómez Chamorro.

Los familiares han visto cómo se cerraban casos en la instrucción, tribunales donde no sabían cómo gestionar la causa o jueces que no hacían nada ante la incomparecencia de testigos

“No tiene sentido que un consejero de Políticas Sociales como Reyero luche por pedir que los ancianos pudieran ir a los hospitales o, en caso contrario, que fueran medicalizadas las residencias y que no pase nada. Él lo denuncia y no pasa nada en la justicia”, explica Carmen Martín, que se pregunta que si todo lo que ha contado Reyero es mentira por qué el PP o Ayuso no se querellan con él. O contra Amnistía Internacional o Médicos sin Fronteras con sendos informes al respecto. “Solo quieren que el tiempo pase para taparlo, pero no lo vamos a consentir”, advierten.

Por eso, una de las grandes esperanzas para las más de siete mil familias afectadas de forma directa y muchos más ciudadanos y ciudadanas que apoyan esta reivindicación es hacer una comisión civil. La plataforma Verdad y Justicia ya anunció está intención, emulando otras como las comisiones por los crímenes franquistas, y pretende anunciar más pasos en este sentido en el acto de este jueves. Además, mujeres y hombres como Mercedes, que perdió a su padre en una residencia madrileña, protagonizarán una performance sobre lo ocurrido esos días y que será escenificado gracias a los testimonios de las auxiliares de estos centros. Se leerá, después, un manifiesto con los próximos actos, apoyados por figuras relevantes de la sociedad civil, judicatura, periodistas, etc. “Estamos muy agradecidas por el apoyo”, reconoce emocionada Carmen Martín.

El objetivo: que no vuelva a pasar

Además de saber qué pasó esos meses de 2020, las asociaciones de familiares y residentes luchan para que algo así no pueda pasar. “Si nadie dice que los protocolos excluyentes no son ilegales, pueden volver a aplicarlos”, asegura la representante de Marea de Residencias, que advierte que solo con reparación judicial habrá reparación moral. Aunque sin respuesta, desde El Salto se ha preguntado a la Comunidad de Madrid qué herramientas o servicios han puesto a disposición de las residencias, tanto públicas, como concertadas o privadas, para que algo así no pueda volver a ocurrir.

“La única buena noticia sería que la Comunidad de Madrid se hubiera preocupado de las residencias, que hubiera cambiado el modelo de gestión o que hubiera rechazado la comida low cost que se da en muchas residencias, pero no ha ocurrido. No hay esperanza de que el PP pueda arreglar este problema”, opina el representante socialista. “Nosotros —continúa— seguiremos con Verdad y Justicia, con Marea de Residencias, con Más Madrid, Podemos y el PSM para saber qué ha pasado. Sin chascarrillos de algún diputado o diputada del PP que salga ridiculizando lo que ha ocurrido en las residencias hace tres años”.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Opinión
Residencias No tenían por qué morir igual
El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso permitió a las personas residentes con seguro privado asistir al hospital y negó la asistencia a las personas que carecían del mismo. Ayuso es el ejemplo de la iniquidad, del desprecio absoluto a los derechos humanos.
Residencias de mayores
Residencias de mayores Las actas de la policía que Ayuso no quiere hacer públicas y que confirman lo que contaban las trabajadoras
Cadáveres de personas mayores acumulados en el interior de las residencias, falta de cuidados paliativos y de materiales de protección. Los relatos que realizaron trabajadoras de las residencias a El Salto se confirman con las actas policiales.
Vacunas
Covid-19 Afectadas y afectados por la vacuna de Astrazeneca piden que se reconozca el origen laboral de sus patologías
Trabajadoras y trabajadores esenciales que se vacunaron con un fármaco contra el covid-19 que luego fue retirado por sus efectos adversos sufren patologías incapacitantes tres años después y quieren que se reconozcan sus contingencias laborales.
Palestina
Ocupación israelí El colonialismo israelí está desnudo
La “victoria” genocida del sionismo sobre el pueblo nativo de Palestina o un horizonte de descolonización con una Palestina libre del río al mar, parecen ser los dos únicos finales posibles a una herida colonial que nunca acaba de cerrarse.
Genocidio
Genocidio Un soldado se inmola y un primer ministro renuncia: el genocidio en Gaza provoca acciones desesperadas
Ayer, un soldado ardía hasta morir frente a la embajada israelí en Washington para denunciar la complicidad estadounidense en el genocidio. Hoy, el primer ministro de la Autoridad Palestina ha dimitido.
Salud mental
Violencia psquiátrica La contención mecánica en la sociedad de la coerción
La contención mecánica, práctica que la ONU calificó de tortura en 2013 y que es ilegal en muchos países europeos, sigue llevándose a cabo en numerosos centros psiquiátricos y de Atención Primaria en España.
Acuerdos comerciales
Incrementará las emisiones El Acuerdo UE-Mercosur incumple la legislación climática europea e internacional
Según un análisis jurídico, este tratado de libre comercio aumentaría las emisiones de gases y, por lo tanto, sería contrario a la Ley del Clima de la UE y al régimen climático de la ONU.
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Palestina
Italia frente al genocidio Ante la masacre palestina, Italia es mucho más que su gobierno
El apoyo del ejecutivo de Meloni a Israel cuenta con un trasfondo de importantes intereses económicos y unos medios de comunicación que refuerzan el relato sionista. Mientras, la ciudadanía muestra su solidaridad con Palestina pese a la represión.
Violencia policial
Violencia policial Cen colectivos secundan a mobilización en Compostela contra o asasinato dun migrante por un policía na Coruña
Este domingo cumpríronse dous meses do asasinato de Henry, veciño da Coruña, a mans da policía. Desde o movemento antirracista galego non queren esquecer esta data e así lembrar a toda a cidadanía que esta morte “debe ser investigada e aclarada”.

Últimas

Laboral
Laboral As traballadoras da limpeza de Lugo conseguen unha suba de 18,3% do salario tras catro meses de folga
Lograron melloras nas percepcións durante as vacacións, nos permisos e nos seguros de accidentes, ademais dunha garantía para que as traballadoras que participaron na folga reciban integramente os atrasos salariais.
Análisis
Eleccións galegas O BNG e a importancia da organización
A verdade organizativa non está exenta de riscos e contradicións: a mesma organización que estivo a piques de quedar fóra do Parlamento galego é a que hoxe lidera o bloque progresista na Galiza.
Fronteras
INFORME FRONTERAS Regularización Ya acoge la presentación del informe Derecho a la Vida 2023
Caminando Fronteras presenta su informe, un registro de las víctimas en las rutas migratorias de acceso a España, una obligación incumplida de manera permanente por el Estado español. En 2023 hubo 6.618 víctimas.
Carta desde Europa
Carta desde Europa Los peligros de la lealtad inquebrantable a Estados Unidos
La vía para que Alemania se asegure la paz en lugar de la guerra es liberarse del control geoestratégico de Estados Unidos.
O prelo
O Prelo Festas de vida e morte
O díptico de Lorena Conde 'Festas de Gardar' reivindica o goze fronte a un futuro desolador.
Más noticias
Cine
Cine Tras seis años de procesos judiciales, se hace público el documental que denuncia las “chufas de sangre”
El horchatero Andoni Monforte viajó a África y relató en el filme las duras condiciones de trabajo en los campos de chufa de Burkina Faso y la presunta trama de estafas en la que participaban empresas como la valenciana Tigernut Traders.
Incendios
INCENDIO EN VALENCIA Un modelo urbano de especulación, ladrillazo y degradación detrás del incendio en Campanar
Tras el proceso de desinversión, degradación y expulsión de la clase trabajadora se puso en marcha la segunda parte de la operación del PP: su uso para hacer promociones con materiales inflamables y de baja calidad.
Análisis
CASO ALVES Sentencia del caso Alves: una oda al consentimiento que da claves sobre el contexto posterior al sí es sí
El sistema judicial, muy a pesar para las mujeres, ha sido el único sitio que ha otorgado carta de veracidad en la determinación del delito de violación. Por eso, un elemento crucial de la sentencia es el reconocimiento de la verdad.

Recomendadas

Memoria histórica
MEMORIA Emili Darder, entre el humanismo y la desventura
Centenares de mallorquines se reunieron ayer en el Mur de la Memòria, donde fue fusilado públicamente el último alcalde republicano de Palma el 24 de febrero de 1937.
Unión Europea
Unión Europea Clare Daly: “El papel de la Unión Europea ha sido frenar la paz en Ucrania y están haciendo lo mismo con Gaza”
La eurodiputada irlandesa de The Left Clare Daly se ha hecho conocida por sus duros discursos contra el establishment. En esta entrevista se despacha contra la Comisión Europea y muy especialmente contra su presidenta, Ursula Von der Leyen.
Explotación laboral
Uberización La rabia contra el algoritmo se organiza en Bruselas
El Consejo Europeo ha tumbado la primera directiva sobre sus condiciones de trabajo. Los trabajadores del sector siguen su progresivo proceso de organización por sus derechos.
Colonialismo
Colonialismo Musculosos afeminados y ansiedades coloniales: la cultura física como arma anticolonial en Bengala
Esta es la historia de cómo la cultura física fue utilizada como espacio de refugio y rebeldía y cómo el proyecto colonial de la India Británica se caracterizaba por una ansiedad estructural de la que se aprovechaba la población indígena.