Cine
La tensión entre el cine militante y la absorción industrial

Un año más, Bilbao ha acogido el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometrajes, Zinebi. Con ello, las reivindicaciones laborales de las montadoras, performance, cine-realidad y otras costuras de la industria.
zinebi performance
Performance de clausura de la edición 65 del Zinebi en Bilbao. Sam Gómez
25 nov 2023 06:26

Un año más, Bilbao es el hogar del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometrajes, Zinebi, que ya cumple su edición número 65. Por las raíces del cine documental, Zinebi es escenario de una tensión entre la celebración de documentos socialmente diversos, críticos, a través del propio cine y su arte, pero no puede evitar ser perturbado por las pretensiones capitalistas que lo devoran y exprimen para lucrarse. La tensión entre el cine como producto industrial y el cine como expresión humana, también ha tenido lugar este 2023.

La película de ficción producida en Singapur Beyond the Other Shore y el largometraje sobre la guerra de Ucrania In the Rearview se han llevado los principales premios. El Gran Premio del Cine Vasco ha sido para Ximinoa, de Itziar Leemsans, y El Soldao, de Alejandro Cabrera, ha conseguido el Gran Premio del Cine Español.

Durante el festival no solo se ha hablado de cine. Mujeres dedicadas al montaje han reivindicado su rol ante una situación laboral cuyos entornos suelen ser, literalmente, asfixiantes.

Durante el festival no solo se ha hablado de cine. Mujeres dedicadas al montaje han reivindicado su rol ante una situación laboral cuyos entornos suelen ser, literalmente, asfixiantes. También ha habido espacio para la reflexión sobre la trasposición al cine de la realidad y qué significa hablar de ella en la pantalla. 

zinebi proyección

Mesas de montaje que ahogan

Virginia García del Pino, Ariadna Ribas, Ana Pfaff, Julia Juániz, Carolina Martínez Urbina y Diana Toucedo tomaron la palabra. Ellas son montadoras profesionales de distintas generaciones. Han trabajado con Carlos Saura, Víctor Erice, Basilio Martín Patino, Isaki Lacuesta, Alejandro Amenábar, Albert Serra, Neus Ballús o Carla Simón. Pero sus vidas han estado marcadas por un entorno laboral hostil y, sí, también ahogante.

En este espacio se vio reflejada la compartida situación de precariedad en el ámbito de trabajo de todas las montadoras, en mayor o menor medida. En muchas ocasiones pasan largas horas de trabajo en lugares sin ventilación y a plena oscuridad que, al contrario de lo que se piensa, no es lo idóneo para montar metrajes. Pasan horas y horas frente a pantallas, y acaban con problemas de visión. Aunque no siempre tienen la “suerte” de trabajar en estos espacios sin oxígeno y deben trabajar en su casa, recibiendo a los directores de sus proyectos en su propia allí, perdiendo parte de su intimidad y de su espacio personal. El de montadora es un oficio históricamente maltratado. 

Montadoras Zinebi
Virginia García del Pino, Ariadna Ribas, Ana Pfaff, Julia Juániz, Carolina Martinez Urbina y Diana Toucedo, montadoras. Sam Gómez

En la conversación entre ellas se señaló que las mesas de montaje sin espacio no solo son asfixiantes por todo aquello. En algunas ocasiones, ha sido el lugar idóneo para que algunos compañeros se propasaran, pegándose a ellas. En definitiva, un entorno laboral asfixiante.

El trabajo entre bambalinas que da lugar a una pieza cinematográfica, observaba Carolina Martínez, es vertical cuando se habla de producción industrial, y las figuras autoritarias proliferan en las salas de edición.

Tampoco son escuchadas, claro. Carolina Martínez recordaba cómo carecían de catering en rodaje hasta que aparecía el director, por ejemplo, aunque lo exigiesen para aguantar largas jornadas laborales. El trabajo entre bambalinas que da lugar a una pieza cinematográfica, observaba Martínez, es vertical cuando se habla de producción industrial, y las figuras autoritarias proliferan en las salas de edición.

¿Vacaciones pagadas? Normalmente, como contaron, se les propone un periodo de doce semanas de trabajo. De esas doce, una es de descanso y otras tres más, a la vuelta, de trabajo. Con normalidad, no cobran la semana que no trabajan. Las montadoras mostraron, además de una unánime situación de inestabilidad laboral, una fuerte unión e intención militante en la comprensión del cine. 

Cine y realidad

El Zinebi centra su actividad en proyectos cinematográficos de no ficción, es decir, cine documental. Gracias a ello, cineastas de todos los rincones tiene espacio para reflejar su realidad, o, al menos, la realidad silencia de otros a través de sus encuadres. 

Encontramos películas como Notre corps, de la actriz, escritora y directora francesa Claire Simon. En ella relata el día a día de un hospital centrándose en el área que trata el cuerpo de las mujeres cis y trans y también de los hombres trans. Trata de recorrer la mirada transfeminista desde las diferentes experiencias médicas por las que pasan estos cuerpos. Simon no pretende filmar el sufrimiento. Su posición es éticamente intachable. Se le oye acompañar a una mujer de parto sin acompañantes. Todo va a ir bien, parece escucharse. En el mismo documental, Simon escucha a un grupo de mujeres en protesta frente al hospital donde, denuncian, han sufrido abusos al asistir al ginecólogo. La visión de la cámara se extiende hasta sí misma, la directora, cuando durante el rodaje es diagnosticada de cáncer y decide filmar el momento en el que el doctor le da la mala noticia. La cámara parece estar presente, y de repente, parece desaparecer entre el espectador y la pantalla. “No eres la única que está sufriendo” era el subtexto de su cine-realidad.

premiados zinebi
Premiados en esta edición número 65 del Zinebi. Sam Gómez

En un momento como el que vivimos, que no deja de ser una realidad arrastrada por más de 70 años, la cineasta Lina Soualem vuelve con su madre a Tiberias, tierra Palestina, para rodar Bye Bye Tiberias. A través del archivo histórico cinematográfico palestino y junto al testimonio de su madre, su abuela, otros familiares y amigos, cuenta cómo los colonos se establecieron allí, destrozaron su barrio y obligaron a desplazarse a su familia. Pasean por las calles de Tiberias, pero también por las memorias del pueblo Palestino y de una familia alejada de su hogar a consecuencia de la colonización y del genocidio israelí. Al mismo tiempo, siempre con una visión de justicia, Soualem muestra una celebración del apoyo comunitario y el amor entre las personas de su entorno a pesar de sus dificultades.

Palestina
Crónica Dueles, Palestina
En enero de 2023 viajamos a Jerusalén y Cisjordania, donde ya se palpaba la creciente tensión con Israel.

Otros de los elementos centrales del Zinebi son los cortometrajes, una forma de cine esencial en la historia para contar que, normalmente, carecen del apoyo de grandes productoras que permitan el desarrollo de un largometraje a cambio de la capitalización de la obra. Además, este formato demuestra el compromiso de los actuales cineastas y su militancia.

El director Lukas Marxt presentó Valley Pride. Tras un tiempo de investigación en varias zonas de Baja California, México, filmó las condiciones de explotación de la población mexicana para el cultivo gran parte de la comida de Estados Unidos. Grandes corporaciones agricultoras convirtieron esa zona desértica en una zona de cultivo alimentada por el agua del Río Colorado a través de un canal artificial con esta única función, para después llevar todo el desagüe al lago Saltón, el cual, igual que la zona de cultivo, está al borde del colapso ecológico. Una constante maquinaria explota el terreno y a quienes lo trabajan a escalas inimaginables para, tras recoger lo sembrado, dejar un suelo totalmente destrozado.

Lukas Marxt
El director de 'Valley Pride', Lukas Marxt, cuyo corto denuncia la explotación de la población mexicana y los recursos naturales del territorio por parte de Estados Unidos. Sam Gómez

Igor Smola presentó su cortometraje POV Memory, en el cual hace un retrato de los crímenes de guerra cometidos por un militar en Azerbaiyán desde una poesía explícita y quizás demasiado explicada, recogiendo a través de una voz narradora y las imágenes captadas (que guarda un ordenador), en este caso, cómo un soldado mutila y guarda partes de su víctima como trofeo.

En Zinebi se permiten y promueven espacios que atacan la creatividad, la esencia social y la libertad de este cine documental, crítico y alternativo.

Pero no todo en el Zinebi es justicia feminista, racial y, en definitiva, social, sino que algunas proyecciones logran un efecto contrario al que pretendía su director. Es el caso de Sur l’adamant, película ganadora del Oso de Oro al cine social, de Nicholas Philibert, se muestra un centro de cuidados personas con diversas casuísticas relacionadas con la salud mental. El cine-realidad que se narra, expone el “trastorno mental” desde el testimonio, desde el tratamiento, exponiendo el pasado, su pasado, sus miedos. Mientras el director parece querer asentar su cine como un relato humano, el público reacciona con risas y cuchicheos ante actitudes nada normativas. La decisión bienintencionada del cineasta lleva a una reacción “cuerdista” de los espectadores ante la pantalla.

zinebi performance 2

Streaming y la promoción del cine industrial

En Zinebi se permiten y promueven espacios que atacan la creatividad, la esencia social y la libertad de este cine documental, crítico y alternativo. Así, en uno de los eventos del festival, se juntaban representantes de distintas plataformas de streaming, como Movistar +, Filmin, Primeran y RTVE. Todas estas plataformas tienen una visión más consumista de las obras que producen o proporcionan un espacio en sus servidores. Simplemente, sus obras, a las que denominan “contenido”, tienen que vender. En la conversación de los cuatro representantes de estas empresas se habla tendencias, de valor económico y de suscriptores. ¿Cómo sacarle el mayor partido a esos archivos históricos?

zinebi stream
Ana Peláez (RTVE) y Elodie Mellado (Filmin) Sam Gómez

Independientemente de su iniciativa, privada o pública, coinciden en la visión inversora en el cine documental e incluso parecen celebrar poder invertir poco en ello por las distintas necesidades del cine ficticio. Ana Peláez, representante de RTVE, expresó que ahora mismo muchos documentales son en cierta forma “la base de su negocio”, dejando aparte toda la supuesta misión de la televisión pública de hacer llegar a toda la población el cine.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Euskal Herria
Palestina Voces palestinas desde Euskal Herria: “Hay que exigir que nuestros Gobiernos corten relaciones con Israel”
El pueblo palestino en el exilio no puede descansar ante el genocidio que Israel está ejecutando en Gaza. Desde Euskal Herria, llaman al boicot contra el Estado sionista y exigen solidaridad como arma política.
País Vasco
Interlocución Gobierno vasco emplaza al movimiento feminista de Euskal Herria a participar en el foro de Emakunde
“Siempre estamos dispuestas a hablar”, ha afirmado la consejera de Igualdad, Nerea Melgosa, a pesar de no haber atendido la petición de interlocución del movimiento tras la huelga del 30N.
Crisis climática
CRISIS CLIMÁTICA Una ley vasca maniatada para responder a la “emergencia climática”
Habla de desinversión pública en combustibles fósiles, que las instalaciones de renovables den el 20% de la potencia al entorno local o un marco de gobernanza no vinculante
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Genocidio
Genocidio Colombia suspende la compra de armamento israelí tras la matanza de personas que esperaban comida
Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha anunciado el cese de relaciones de comercio armamentístico con Israel. Se trata de una decisión tomada tras la matanza de cien personas al suroeste de la ciudad de Gaza.
Pensiones
Pensiones El Gobierno deja en manos de la patronal la jubilación anticipada de los trabajadores en sectores de riesgo
El Ministerio de Seguridad Social contraviene al Tribunal Supremo, que en 2023 dictaminó que no es necesaria la presencia de la patronal para incoar el procedimiento de estudio para la aplicación de los coeficientes reductores, como CGT demandaba.
Madrid
Gran Premio de España El escondite Ifema: la sombra del pufo valenciano sobrevuela la F1 de Ayuso y Almeida
Las cinco ediciones del Gran Premio de Europa que acogió Valencia costaron a las arcas públicas 308 millones de euros. Como en el circuito que Madrid pretende montar, los dirigentes regionales hablaron entonces de “coste cero” para el erario público.

Últimas

Libertad de expresión
OMC Represión y detenciones en la conferencia de la Organización Mundial del Comercio en Abu Dabi
Las organizaciones de la sociedad civil que han asistido a la conferencia denuncian que los miembros de seguridad están coartando su libertad de expresión, realizando detenciones y les prohíben vestir la kufiya.
Minería
Mina polémica La mina de Aguablanca, en el aire
La caducidad de su Declaración de Impacto Ambiental, denunciada por Ecologistas en Acción, pone en cuestión la licitud de la reapertura de la mina de níquel de Monesterio (Badajoz).
Opinión
Opinión Las políticas de progreso que no lo son
El mejor camino para construir la paz es promover procesos de seguridad común entre países que facilite la multipolaridad, la confianza mutua, y el apoyo entre estados para alcanzar una seguridad compartida.
Feminismos
HACIA EL 8M en Madrid Una cadena humana feminista contra el genocidio del pueblo palestino
Más de 3.000 mujeres participarán el sábado 2 de marzo en una cadena humana organizada por la Comisión 8M de Madrid para denunciar la ocupación y el apartheid que sufre Palestina por parte del Estado de Israel.
Más noticias
Tribuna
Tribuna ¿El final del mayor caso de criminalización de la solidaridad en las fronteras? El juez decide
Casi 8 años después desde que empezara la investigación contra la tripulación del barco de rescate iuventa, el juez decidirá este sábado 2 de marzo si cierra el caso o si las acusadas deberán enfrentarse al juicio principal.
Memoria histórica
Memoria histórica Los Merinales, lugar de memoria
Los Merinales fue el campo de concentración desde el que el franquismo construyó el canal de riego del bajo Guadalquivir
Salud Pública
PRIVATIZACION Osakidetza externalizará 85 millones del servicio de ambulancia a la firma de un candidato del PNV
Aunque todavía no se ha resuelto, la falta de concurrencia y el proceso de adjudicación indican que dos de los tres lotes licitados irán a parar a La Pau, dirigida en Euskadi por Yeray Del Río, que aparecía en la lista electoral de los jeltzales.

Recomendadas

Literatura
Literatura África y la novela negra se citan en el festival Aridane Criminal
África, sus culturas y su ciudadanía se relacionan con la novela negra en España a través de experiencias como Aridane Criminal y la obra de autores como Antonio Lozano, Carmen J. Nieto o Jon Arretxe, vinculados todos a Alexis Ravelo.
Residencias de mayores
Protocolos de la vergüenza Ayuso, el archivo de querellas por lo ocurrido en las residencias y la falta de investigación en los juzgados
Los juzgados que archivan las querellas contra Ayuso por las residencias lo hacen sin investigarla, mientras la Audiencia ha dado hasta tres “toques” a los tribunales por no abrir diligencias contra cargos políticos. Algunas demandas siguen su curso.
Guerra en Ucrania
Dos años de la invasión rusa Volodymyr Ishchenko: “Zelensky ya no es el dirigente más popular en Ucrania”
Entrevista con el sociólogo ucraniano Volodymyr Ishchenko sobre la situación política y social en Ucrania, dos años después del estallido de la guerra
Palestina
Ocupación israelí El colonialismo israelí está desnudo
La “victoria” genocida del sionismo sobre el pueblo nativo de Palestina o un horizonte de descolonización con una Palestina libre del río al mar, parecen ser los dos únicos finales posibles a una herida colonial que nunca acaba de cerrarse.