Tribuna
Ni guerra entre pueblos, ni paz entre clases

Cuando se habla de guerra en la retaguardia a las clases trabajadoras se nos está anunciando que debemos renunciar a subir sueldos, a aceptar una mayor intensidad del trabajo, más explotación, en beneficio de una economía dirigida a la guerra.
1 de mayo 2024 CNT
El sector de CNT en la manifestación del primero de mayo llegando a su paso por la calle Navarra. Gessamí Forner

Miembro de CNT 




5 jun 2024 06:00

El pasado 1 de mayo aprovechamos en Bilbao esta jornada internacionalista para lanzar una proclama clasista contra la guerra, contra todas las guerras y contra todos los Estados que las promueven y financian directa o indirectamente.

Suenan tambores de guerra en todo el mundo: a la de Ucrania, normalizada ya por los medios de comunicación, le añadimos la guerra y la barbarie en Palestina que ocupa hoy numerosas movilizaciones en el mundo ante la impotencia de no poder detener la masacre en Gaza.

Pero la guerra no sólo son estos dos conflictos, la guerra no ha cesado en el Kurdistán, el Sahara, en Sudán, el Mar Rojo, el Congo, en Birmania… conflictos silenciados por medios, instituciones u organizaciones políticas que, sin embargo, comportan la masacre, el desplazamiento y la barbarie para millones de seres humanos.

Euskal Herria
Euskal Herria El ‘Triángulo de las Bermudas’ de los fondos Next Generation engulle la transición ecosocial
Cubren el 18% de la inversión de Mercedes en Araba: 185 de 1.000 millones de euros para empezar a fabricar furgonetas eléctricas al alcance de bolsillos pudientes. Los Next Generation están condicionados a contrarreformas y una deuda mutualizada.

La Unión Europea ha pedido un esfuerzo a los Estados miembros para adoptar una nueva economía de guerra, mientras en España el PSOE, el PP, VOX, Sumar y tres miembros del Grupo Mixto han acordado que España deje de aplicar el Tratado que limitaba las armas que podía poseer cumpliendo con el mandato de la OTAN. El reclutamiento obligatorio está sobre la mesa de los gobiernos en cada vez más países, mientras que todo tipo de gobiernos en el mundo financian directa o indirectamente a los ejércitos regulares que en cada bando de las distintas guerras participan de la barbarie.

Bakunin decía, a finales del siglo XIX, que no podía existir una convivencia pacífica entre Estados dado que la propia naturaleza de la forma Estado, como institución y salvaguarda de las clases dominantes en cada región, se basaba en su extensión y dominio sobre el resto. La fortaleza y crecimiento de un Estado era siempre a costa de otros, lo que inevitablemente conlleva a la guerra. Bakunin, como socialista, anarquista e internacionalista, definió la tendencia al imperialismo de cualquier Estado desde su análisis histórico y materialista de una Europa anterior a la Gran Guerra, un mundo anterior a la política de bloques mundiales que sucedió tras la Segunda Guerra Mundial, un escenario mucho más similar al de nuestros días donde las alianzas entre Estados sólo obedecen hoy a relaciones de poder y dominación en términos de fuerza, en función de los intereses de las clases dominantes en competencia entre sí.

La guerra evidentemente trae muerte y miseria en el frente, pero en los Estados que no están directamente en conflicto, como el nuestro, van a traer recortes sociales, pérdida de libertades y la precarización de nuestras condiciones de vida

¿Qué implica la guerra para las clases trabajadoras?

Pero ¿qué implica la guerra para las clases trabajadoras? La guerra evidentemente trae muerte y miseria en el frente, pero en las zonas de retaguardia o de los Estados que no están directamente en conflicto como el nuestro van a traer recortes sociales, pérdida de libertades y la precarización de nuestras condiciones de vida, normalizando el militarismo y deshumanizando los bandos en conflicto. Cuando la Comisión Europea solicita a los Estados miembro que hagan esfuerzos para adoptar una economía de guerra, en realidad se están refiriendo a la clase trabajador: la única clase que, con su trabajo y con su sangre, genera el beneficio del que se apropian todas las clases privilegiadas, capitalistas y propietarias, pero también todas las clases burocráticas y religiosas que gobiernan los Estados en el mundo.

Industria armamentística
Comercio de armas Un envío de armas a Israel enciende la polémica sobre la complicidad de España en el genocidio
Cerca de 35 toneladas de material militar a bordo del buque ‘Borkum’ han hecho escala en Las Palmas y Cartagena. Después de pasar por Eslovenia y República Checa, terminarán en Israel, según una filtración a la que ha tenido acceso la Rescop.

Seamos claros: cuando se habla de guerra en la retaguardia a las clases trabajadoras se nos está anunciando que debemos renunciar a subir sueldos, a aceptar una mayor intensidad del trabajo, más explotación, a renunciar a la mejora de nuestras condiciones de vida en beneficio de una economía dirigida a la guerra. Se nos habla de recortes sociales y de renunciar a libertades.

Es un hecho histórico, como demostró también Rosa Luxemburgo, que la guerra es una de las formas que los Estados disponen para sostener la acumulación de Capital y, por lo tanto, es directamente una cuestión de clase. Por eso no debemos entender la guerra como una cuestión únicamente moral, si no que debemos entender la guerra militar como una de las formas históricas que todas las clases dirigentes han tenido para asegurar sus privilegios en su competencia infinita entre sí, una espiral elevada sobre la base de la explotación y dominación de las clases desheredadas de todo el mundo.

Solo comprendiendo las causas reales de las guerras, podremos descubrir las formas de oponernos a ellas. Y si su razón de ser es la preservación de los privilegios de una fracción de las clases dominantes a costa de nuestra sangre, debemos también comprender que da igual la bandera bajo la que los Estados, visibles o en la sombra, dirigen los ejércitos.

Da igual si se presentan bajo formas democráticas o dictaduras, si son estados laicos o religiosos, si son ejércitos regulares de Estados legítimos o no. Mientras haya dirigentes y dirigidos, mientras haya una sociedad dividida en clases, todos los ejércitos sirven a la clase privilegiada y sus formas de gobierno en cada territorio.

Cabe preguntarnos, entonces, si esto viene siendo así desde tiempos remotos ¿por qué ahora tiene lugar esta escalada belicista? La respuesta la podemos encontrar en el proceso de colapso en el que nuestras sociedades se encuentran inmersas, un colapso que para la CNT es sólo el proceso de agotamiento de las economías y las formas de Estado como las hemos entendido hasta ahora. Es la aceleración de la crisis no concluida de 2008 a nivel mundial por la coincidencia de la escasez cada vez mayor de materias primas y combustibles fósiles, de la catástrofe ecológica, de la incapacidad de los Estados para garantizar unas mínimas formas de subsistencia de cada vez mayores capas de la población…

Y si la guerra responde a un interés de las clases privilegiadas, de los Estados y el Capital digámoslo claramente, hemos de concluir que quien tiene la capacidad de detener la barbarie es también quien puede abolir el estado actual de las cosas, es decir, el proletariado. Las acciones espectaculares que apelan a la conciencia y la moralidad pueden parecer la única respuesta, pero en realidad sólo obedecen a la impotencia que como individuos sentimos quienes albergamos un mínimo de humanidad.

Pero la indignación, la denuncia pública, o las acciones espectaculares no cambian la realidad material sobre la que se erigen los ejércitos, quienes les dirigen ni quienes les financian. Las clases trabajadoras del mundo somos las únicas con la capacidad real de acabar con la barbarie, de poner fin a la guerra en Ucrania o detener la masacre en Gaza.

La única posibilidad de cortar en seco las guerras es la lucha de clases en la retaguardia, que haga inviables los esfuerzos de guerra

La única posibilidad de cortar en seco las guerras es la lucha de clases en la retaguardia, que haga inviables los esfuerzos de guerra, es incrementar las huelgas por la mejora continuada de las condiciones de vida, reducir la jornada de trabajo, aumentar el salario, acabar con las discriminaciones de todo tipo, sabotear los esfuerzos de guerra, animar a la deserción en los ejércitos, fomentar las huelgas en las empresas por nuestras propias condiciones de vida hasta que sea inviable destinar las economías a la guerra y, por supuesto, a derrocar los gobiernos y las instituciones que nos llevan a la barbarie.

El 9 de junio vuelve a haber elecciones al Parlamento Europeo, esa institución sobre la que se legitiman los Estados a la hora de decirnos que debemos dedicar nuestros esfuerzos como clase a mantener sus beneficios por todos los medios, incluso la guerra militar. Es hora de llamar a la abstención a estas elecciones, de organizarse y de luchar por transformar las bases materiales de esta sociedad para abolir todas las injusticias.

Arquivado en: CNT Política Tribuna
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Política
Política Regeneración democrática: Sánchez quiere un debate prolongado y la ley Mordaza vuelve al centro de la escena
Sin tocar el ‘lawfare’ ni al sector beligerante de la judicatura conservadora, el PSOE solo aspira a cambios cosméticos. Sumar quiere presionar para recuperar iniciativa.
Extremadura
Ruptura PP-Vox Extremadura: transfuguismo en Vox y Gobierno del PP en minoría
Tras el anuncio por parte de Vox de la ruptura de sus pactos con el PP en las cinco comunidades autonómicas en las que compartía ejecutivo, María Guardiola tendrá que afrontar en Extremadura tres años de Gobierno en solitario.
Política
Barómetro de julio El CIS relanza al PSOE a costa de Sumar mientras mantiene estables a las derechas
Podemos sigue en ascenso consiguiendo el 4% de los votos y el partido del agitador de extrema derecha Alvise llegaría ya al 2,7%.
Morvolution
7/6/2024 17:56

La abstención es irremediable, con salarios que rondan los 10000 euros mensuales para un/a europarlamentario/a es imposible que puedan representar a la clase obrera. Es decir, que un señor o señora muy de izquierdas se puede meter al bolsillo en dos meses más de un SMI anual. El SMI es cobrado por el 19% de los trabajadores, si eres mujer ese porcentaje se amplia al 27%. En tres meses han superado los ingresos anuales de la mayoría la clase trabajadora. Su mandato dura 5 años...

1
0
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.
Pueblos originarios
Pueblos originarios Cien años de la Masacre de Napalpí
El 19 de julio de 1924, las fuerzas de seguridad estatales argentinas asesinaron a más de 500 personas de los pueblos indígenas de Qom y Moqoit.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.

Últimas

Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 aniversario del levantamiento del EZLN Los viajes de la Montaña. Arte, política y simbolismos de la lucha Zapatista
En este noveno texto de la serie, la autora nos propone una mirada a través del arte para entender la dinámica de construcción de la lucha zapatista en México y cómo se articula con las redes de resistencia europeas
Crisis climática
Cine y crisis climática Muyuna Fest, cine selvático para aprender a flotar en un mundo que se hunde
La primera muestra de cine flotante de la historia emerge sobre las aguas del barrio de Belén, en la ciudad de Iquitos (Perú) para fomentar la conservación de la Amazonía y la soberanía audiovisual de los pueblos originarios.
Fronteras
Fronteras La nueva Comisión Europea triplica su apuesta de militarización de las fronteras
La presidenta de la Comisión Europea anuncia un nuevo impulso para el Frontex y la creación de una cartera para las relaciones con los países del Mediterráneo.
Más noticias
Tecnología
Oligopolio tecnológico Un fallo de Microsoft provoca una caída internacional de servicios de transportes, bancos y emergencias
Una interrupción del servicio vinculada a la firma de ciberseguridad Crowdstrike y Windows ha paralizado la actividad de decenas de miles de empresas públicas y privadas poniendo de relieve la dependencia del oligopolio tecnológico.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Arte
Cristina Peña “Mi referente es la artesanía que nos dieron nuestros antepasados”
La cerámica artesana de Casa Peña Slow Atelier no iba a escapar de la turistificación. Su taller se traslada desde Churriana (Málaga), a un nuevo espacio en Úbeda, ciudad de tradición artesana que acoge la marca, sus ideas, y a la propia artista.
Migración
Migraciones Burocracia para los ‘refugiados de segunda’: siete jóvenes malienses ante el bloqueo del Estado al pedir asilo
Presos de la guerra, llegan a un nuevo territorio en búsqueda de mejores oportunidades, pero son presos de temporalidades y trámites burocráticos, mermando su estado anímico y dejándoles estancados en un limbo temporal que los anula como ciudadanos.

Recomendadas

Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.