Euskal Herria
“El euskara no es un privilegio, solo el francés y el castellano te dan acceso a la ciudadanía”

Idurre Eskisabel dirige Kontseilua, el organismo que aglutina a más de treinta organizaciones que trabajan a favor de la normalización del euskera.
Idurre Eskisabel
Idurre Eskisabel en su oficina de Kontseilua. Zuriñe Rodriguez Lara

Idurre Eskisabel (1970) dirige Kontseilua, un organismo formado por más de treinta organizaciones que trabajan a favor de la normalización del euskera. Nació en Beasain y el euskera es su lengua materna. Eskizabel está preocupada por su retroceso en lugares como su municipio y mira esperanzada los nuevos respiraderos lingüísticos. Es tajante cuando asegura que el euskera nunca puede ser un privilegio y alerta de los riesgos que tiene contraponer los derechos lingüísticos con los laborales. Responde a las preguntas de El Salto en euskara en una entrevista que se publica en castellano. 

Desde que asumiste la dirección de Kontseilua te he visto sostener unas cuantas pancartas contra las sentencias del euskera en la administración. ¿Qué está pasando?
Que a través de lo judicial se están revirtiendo los pasos que se han dado en los últimos 40 años en favor de la normalización, como son, por ejemplo, la exigencia de perfiles lingüísticos. A veces, parece que las políticas de impulso del euskera son algo abstracto, pero son derechos fundamentales. Las políticas públicas deben ser herramientas para la igualdad y contra la discriminación de las minorías, pero estas sentencias rompen con esta posibilidad. 

Además, en un contexto de globalización, el panorama para las lenguas minorizadas como el euskera se ha complicado y hace todavía más necesario nuevas herramientas que lo fortalezcan. Estas sentencias nos arrebatan las herramientas que ya teníamos. Es una situación muy preocupante.Cuando son más necesarias que nunca, estas sentencias nos arrebatan las que ya teníamos. Es una situación muy preocupante.
Bilbao
Derechos lingüísticos Más de 70.000 personas abrazan el euskera ante la ofensiva judicial
Idurre Eskisabel ha recordado las palabras de Koldo Mitxelena: “El misterio del euskera no es su origen, sino su supervivencia hasta el día de hoy”.

Sueles estar acompañada, pero hay ausencias. Algunos partidos, sindicatos e instituciones no creen que haya un ataque al euskera, ¿entiendes su postura?
El tema del euskera es una cuestión de democratización, justicia social, convivencia y derechos humanos, por eso cuesta entender las ausencias, porque en esa defensa los vemos en otros temas; y, además, con mucha sensibilidad. Nuestras compañeras de Baleares o Valencia se sorprenden de la situación aquí, porque esa postura se parece a la que el PP y VOX toman en sus territorios. Te preguntas, ¿por qué aquí no caminamos juntos? La respuesta que encuentras es el supremacismo lingüístico que entiende que el español es el centro y el resto, la particularidad y el privilegio. 

El euskera tiene muchos agentes. Vamos por partes. Empecemos por la labor Institucional. En la CAV acaba de salir el decreto del euskera. Aseguras que no es suficiente, ¿las instituciones están cejando en su labor de euskaldunizar a la sociedad?
Estamos más en la línea de hacer frente al ataque judicial que en avanzar. En este contexto se enmarca el decreto, que tiene medidas preventivas para evitar la judicialización, pero que se queda corto en propuestas valientes para la normalización. 

A veces se busca contraponer los derechos lingüísticos con los laborales y eso es perverso. En una sociedad capitalista, cualquier proceso de acceso a la administración es una competición y hace falta cumplir algunas condiciones. Solo cuestionamos el euskera como condición de acceso, pero, no lo hacemos con el inglés u otros títulos. 

Si tenemos en cuenta el relevo generacional y el conocimiento de euskera entre la juventud, en 15 años podríamos tener una administración con los conocimientos suficientes en ambos idiomas oficiales. Para eso es necesario un plan que Kontseilua ya tiene elaborado con la mayoría sindical. En Navarra, por el contrario, el euskera ni siquiera es considerado un mérito y en Iparralde tenemos que hablar de emergencia lingüística. Esa es la realidad. 

Contraponer los derechos lingüísticos con los laborales es perverso

Con la ley de educación también has sido critica. Yo terminé con un B2 el cole y después estuve cuatro años en un euskaltegi. Si la escuela no llega a euskaldunizar, ¿cuáles serán los efectos?
Con la nueva ley el paso por la escuela no será suficiente para la euskaldunización. El euskera es una lengua oficial y no asegurar su aprendizaje es un fraude de ley. Además, está la urgencia de la alfabetización de adultos, en especial de quienes han llegado a vivir a Euskal Herria. Es necesario poner todos los recursos para que puedan aprenderlo. Por eso creemos que en este momento solo hay dos posiciones posibles: un gran acuerdo por la universalización del euskara desde el compromiso cívico donde estemos todas o el discurso de la libertad de Ayuso que pone en riesgo la igualdad lingüística y la pervivencia misma de la comunidad euskaldun. 

En ese gran acuerdo, a las instituciones les pedimos que aseguren el aprendizaje y hagan las inversiones necesarias y, a la ciudadanía, que comprenda y apoye esas inversiones y no obstaculice el aprendizaje, por ejemplo, de sus hijos con la coletilla de la supuesta libertad.

El discurso de la libertad de Ayuso pone en riesgo la igualdad lingüística entre castellano y euskera

En algunas cosas soy positiva. Soy de Gasteiz y cada vez escucho más euskera en la calle. Tengo la sensación de que los bastiones del castellano ya no lo son tanto. ¿Cómo leemos la situación del euskara desde el territorio?
La sociedad está cambiando de forma acelerada y esto afecta a las prácticas lingüísticas. En lugares donde el castellano ha estado muy presente se están construyendo respiradores lingüísticos sociofuncionales, un ambiente de calle más favorable al euskera. Eso es muy positivo. Sin embargo, nos movemos en una ambivalencia. La digitalización hace que la vida situada en el territorio, en el contacto con las demás, sea cada vez más escasa y, a la vez, hay una fuerte necesidad de echar raíces. Creo que el euskera puede ser la herramienta que nos permita ese arraigo. Aquí tenemos un fuerte interrogante sobre cómo construir comunidad.

También me ha pasado escuchar castellano en lugares en los que el euskara ha tenido mayor presencia. ¿Avanzamos a la vez que retrocedemos?
Justamente por influencia de la hiperglobalización y de la digitalización en muchos pueblos que son respiraderos del euskara estamos viendo fenómenos de retroceso. Estamos viendo que el castellano está permeando con fuerza. Ocurre como con otras muchas cuestione sociopolíticas: este contexto global actual hace más fuerte al fuerte y más frágil al débil. 

Tribuna
Euskera El Gobierno vasco ha renunciado a igualar derechos lingüísticos en las administraciones
La hegemonía del castellano es la que genera que, cuando se toman medidas para igualar el estatus entre el euskera y el castellano, una parte de la sociedad reaccione defendiendo el privilegio de quien ha elegido vivir en castellano.

Todas las sociedades tienden a construir sus propios imaginarios. A mí me suelen decir mucho eso de “hablas muy bien euskera para ser de Gasteiz” o se sorprenden cuando hablo en euskera con Abdu. ¿Por qué pasa esto?
El euskara es una lengua que la practican hablantes minorizados y en situación de discriminación y esto tiene un efecto en dos direcciones que no nos ayuda. Opera, por un lado, una acumulación de complejos vinculados al imaginario de los bárbaros o de la inferioridad y, por otro lado, emerge una actitud de soberbia que es un mecanismo para hacer frente a esos complejos y a la vivencia de la minorización. Esa dualidad, a veces, nos lleva a crear mecanismos de autenticación que pueden ser excluyentes.

A través de esos dos mecanismos opera un imaginario que nos lleva a pensar que el verdadero euskalduna es un hombre, heterosexual, gipuzkoano y del agro. Una especie de Olentzero. Esta idea puede obstaculizar la integración en la identidad de lo que es ser euskaldun. Pero la realidad es que nadie quiere ser ese Olentzero, es más, es una figura denostada, casi ridícula. Tendríamos que ver también el peso en todo esto de la mirada exotizadora que se ha ejercido durante siglos sobre lo euskaldún. Por eso, es tan importante construir un dialogo constante sobre esto, un para romper con esos imaginarios que son irreales y encontrarnos. 

En los últimos años veo propuestas muy interesantes desde el feminismo a la estrategia de euskaldunización. Estoy pensando en las formas de comunicación del Movimiento Feminista o en producciones como Lisipe o Eskafandra. ¿Qué aporta el feminismo a la normalización del euskera?
El diálogo con el feminismo era un ejercicio que teníamos pendiente. Lo que nos ha dado son herramientas teóricas y prácticas para entendernos como comunidad minorizada y para empoderarnos desde esa mirada.

En los últimos años ha habido un intento de igualar el hecho de hablar euskera con el privilegio y esto es peligroso

¿Puede hacerse a su vez un uso perverso del feminismo, el antirracismo o la mirada de clase para colar discursos eukarafóbicos?
En los últimos años ha habido un intento de igualar el hecho de hablar euskera con el privilegio y esto es peligroso. Lo que hoy en día da privilegio es el castellano o el francés, porque sin ellos no vas a acceder a ninguna élite, ni siquiera a la ciudadanía. Desde una mirada exógena se ha creado un estereotipo del euskalduna como conservador y burgués, que como todo estereotipo puede representar a una parte, pero que en absoluto está ligado al idioma ni a la totalidad ni mayoría de la comunidad euskaldun.

Llevo años haciendo mi actividad profesional en ambas lenguas. Y siempre siento que el valor de mi trabajo es muy diferente según en qué idioma lo haga. El euskera te abre un mundo, pero también te lo cierra. ¿Cuáles son los efectos materiales de hacer una apuesta por el euskera?
Cuantificar estos efectos sería un buen ejercicio. Los sueldos de muchas organizaciones que trabajan en euskera son bajos y con equipos que hacen un trabajo enorme. Estoy pensando, por ejemplo, en periódicos en euskera, en profesores de euskaltegi…Trabajar en euskara es una apuesta que puede empobrecerte. 

Te quiero confesar una cosa. Llevo toda la entrevista con miedo a no tener el nivel. El euskera no es mi lengua, es mi apuesta y convivo con el complejo, la frustración… Quiero darle valor a esto. Mi objetivo es que esto que muchas sentimos no nos lleve a abandonar. ¿Cómo lo hacemos?
Tenemos que crear mecanismos para dialogar, entendernos y acogernos continuamente. Esa es la clave. 

Arquivado en: Euskera Euskal Herria
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Opinión
Eufemismoak eta tabuak Euskararen gatazkarako bost irudi
Nortzuk bultzatuko dute euskal orden berria eraldaketa sozialaren begiradatik? Nortzuk dira gaur egun zapalduenak Euskal Herrian?
Euskal Herria
Korrika Correr a favor del euskera cruzando fronteras
La Korrika es el mayor evento de Euskal Herria. En la última edición de esta carrera de más de 2.500 kilómetros ha participado un tercio de la población vasca.
Represión
Antifascismo Una manifestación exige la libertad de los seis de Zaragoza tras cumplir dos meses en prisión
La plataforma convocante de la manifestación, habla de “presos políticos” porque el único hecho probado es la participación en una manifestación ante la extrema derecha.
Justicia
Joaquín Urías Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 años del levantamiento del EZLN Los cambios en la Autonomía Zapatista
La autora hace un análisis sobre cómo el zapatismo concibe la Autonomía y los diversos cambios organizativos que han realizado a lo largo de tres décadas.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
La vida y ya
La vida y ya Sacar de raíz
Arrancar: Sacar de raíz (como cuando se arranca un árbol o una planta). Sacar con violencia algo del lugar a que está adherido o sujeto, o de que forma parte. Quitar con violencia.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.
Que no te lo cuenten
EL SALTO RADIO De elecciones europeas y protestas universitarias
VV.AA.
Yolanda Díaz deja la primera línea en Sumar, pero sigue en la formación, mientras que las protestas en contra del genocidio en Gaza siguen en las universidades
Unión Europea
Unión Europea La antifascista Ilaria Salis sale de su arresto en Hungría para poner rumbo al Parlamento Europeo
La profesora italiana, detenida en Hungría desde febrero de 2023 ha sido liberada tras obtener un escaño en las pasadas elecciones por la lista de Alleanza Verdi Sinistra (AVS).
Más noticias
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Laboral
Laboral Luxemburgo vuelve a dar la razón a los interinos: la fijeza sin oposiciones es una medida válida
La respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea supone un duro varapalo al Tribunal Supremo, quien en mayo sentenció que rechazaba la fijeza automática para los interinos en abuso de temporalidad.
Cine
Desigualdad en el cine En el cine español siguen mandando los hombres: dirigieron siete de cada diez películas en 2023
Aunque aprecia mejoras en la lucha contra la desigualdad, el informe de 2023 de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) pone de manifiesto que los hombres siguen acaparando los puestos de poder y mayores presupuestos en el cine español.

Recomendadas

Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.
Italia
Historia Cincuenta años de Piazza della Loggia: memoria de una masacre fascista, de Estado y de la OTAN
La masacre de Piazza della Loggia EN 28 de mayo de 1974 se convertirá en un episodio fundamental para entender los años de plomo de la democracia italiana.
Migración
Fronteras En pausa frente al Mediterráneo: cientos de personas migrantes esperan en un hotel de la Costa del Sol
El centro de estancia temporal extraordinario para personas migrantes de Torrox (Málaga), se ha convertido en un ejemplo positivo frente a los intentos fallidos propuestos en otros municipios.