Queer
¿Qué es un hombre? Yo no

Un boceto de unas cuantas ideas que surgen de la convivencia con la perniciosa experiencia de aspirar a ser un “hombre”.
Hombres igualdad manifestación
Fotografía de una manifestación en Buenos Aires para protestar contra los feminicidios y pedir la igualdad.

Estudiante de filosofía y militante LGTBI.


13 mar 2024 07:30

En una entrevista reciente le preguntaban a Carmen Calvo “¿Qué es ser mujer?”, y ella respondía de forma segura “Yo”. Ciertos acontecimientos me llevaron a reflexionar sobre esa pregunta. ¿Se puede ser hombre o mujer? Yo creo que todos sabemos en qué medida la respuesta a esta pregunta nos condena a la hoguera. Esto es el bocetaje que me he permitido hacer de algunas ideas que me rondan la mente.

En nuestros cuerpos las categorías hombre y mujer solo son dos polos entre los que oscila un estado de crisis permanente. La mayoría de veces nos encontramos en una cuerda entre la que funambulamos entre los dos extremos que le dan tensión, intentando no caer en el vacío de inseguridad que nos exaspera. Normalmente encontramos un cobijo en la parte de la soga donde mejor nos hemos podido apoyar, donde sentimos que el entorno se ha vuelto manso.

En nuestros cuerpos las categorías hombre y mujer solo son dos polos entre los que oscila un estado de crisis permanente

Pienso en las maricas de mi pequeño pueblo de la Extremadura profunda; muchos no salieron del armario por la desigualdad en la experiencia, otros salieron y sus familias están orgullosas de que sus hijos sean unos gays respetables. No pocas veces me han expuesto mis padres “mira, él es gay pero no tiene necesidad de llamar la atención, no se maquilla, no se mete en política”. Cada vez que oigo eso pienso, “Venga, tú también puedes ser normal, ponle ganas”. Creo que ellos encontraron su refugio ahí. De momento diremos, entonces, que ser un hombre es una cárcel, donde muchas veces subsiste en base a la fiscalización y la disciplina familiar y de todo un entorno que se extiende más allá de ella.

Ser un hombre es una cárcel, donde muchas veces subsiste en base a la fiscalización y la disciplina familiar y de todo un entorno que se extiende más allá de ella

La cárcel de ser respetable, la cárcel de ser una persona decente. En un pequeño pueblo de clase trabajadora a veces habitar estas prisiones era la única forma de ganarse el pan. Pienso una frase que le dijeron a Luis Merlo (Mauri en Aquí no hay quien viva) que hoy suena macabra. Una chica le dijo que gracias a él le explicó a su madre que era lesbiana, a lo que su madre le preguntó “¿Pero mal o como Mauri y Carlos?”.

Sin embargo, cuando cogí mi primer lápiz de ojos y me pinté con él, cuando empecé a jugar con todos los recovecos de mi cara, cuando vi dibujarse al unísono una sonrisa, me di cuenta. Me di cuenta de cómo a ellos también les habría encantado degenerarse, pintarse, dejar de ser respetables, jugar con su cuerpo y encontrar en su precariedad la caricia suave, lúdica y cálida. Cuánta felicidad murió. Cuántas veces nos hubiera gustado ser malas.

Sexualidad
Juanpe Sánchez “El amor es contradicción y se trata de habitarla como tantas otras en nuestra vida”
En su nuevo libro, el autor plantea que para analizar la experiencia amorosa no hace falta entenderla desde afuera, sino ver en el espejo las contradicciones y los grises que lo conforman.

¿Pero cómo murió la felicidad? ¿Quién la mató? Hay dos formas y en ambas el capitalismo nos invitó a vivir, siempre que aceptáramos que eso significaba hacerlo de forma mutilada. En el capitalismo es imposible librarse de la castración que supone el día a día. Se nos limita a aspirar ser hombres y nada más, ser hombre como ese objetivo inalcanzable que nos mutila cada día, que nos hace vivir de forma limitada e incompleta. Hay un fenómeno que no me permite desarrollar este artículo, pero pienso en Llados y otros Coach y Podcast que ensalzan valores masculinos y reaccionarios que participan rabiosamente en la derechización de los jóvenes. Hasta qué punto no es lógico que algunos chicos profundamente infelices busquen las respuestas para su vida inauténtica dentro de este sistema, y a falta de un más allá, en el deseo de completar la aspiración a las que les han condenado como la esencia de su vida, en desear ser un hombre para por fin tener una vida auténtica.

Hasta qué punto no es lógico que algunos chicos profundamente infelices busquen las respuestas para su vida inauténtica dentro de este sistema, y a falta de un más allá, en el deseo de completar la aspiración a las que les han condenado como la esencia de su vida...

Creo que todes sentimos una falsedad en esta vida en la que es fácil perderse. En un contexto, además, de intensificación de la disciplina de género. Pero también con la privatización del juego y la amistad. La única forma de experimentar conmigo, de divertirme, de reafirmar lo que quiero ser o de verme guapo no puede sino estar mediada por el consumo y la privatización. Jugar exige pasar por caja, y para pasar por caja hay que rechazar todo descubrimiento, el trabajo no requiere de experimentos, sino de humillación. Sobrevivir en el capitalismo implica aceptar una disciplina sobre nuestro cuerpo que a veces nos impide pasarlo bien. Ahí murió la felicidad, cuando comprendimos que el objetivo de liberar nuestras caricias está lejos. Que aún nos queda mucho que luchar por sentir calor.

Sobrevivir en el capitalismo implica aceptar una disciplina sobre nuestro cuerpo que a veces nos impide pasarlo bien. Ahí murió la felicidad, cuando comprendimos que el objetivo de liberar nuestras caricias está lejos

Creo que esto es parte de las conclusiones que saco. Walter Benjamin decía que el capitalismo era el lugar donde se perdía el aura. Donde los secretos estaban conocidos de antemano, donde se nos quita agencia a su descubrimiento, y más que del descubrimiento y del cuidado nos ocupamos más de la posesión y la utilidad. Tal y como la naturaleza, hoy resulta difícil imaginar nuestros cuerpos más allá de herramientas de trabajo, como espacios de recreo multiforme. También de forma política, incluso la parte política de reclamar el hedonismo en un presente que a veces se ve temblorosamente gris. Pero está objetificación del humano lejos de rechazar nuestra agencia colectiva, debería suponerla, tenemos el deber de recuperar nuestros cuerpos como lugares de placer también en vistas a esa agencia colectiva.

Masculinidades
Medio rural Las nuevas masculinidades se abren paso en el mundo rural
Hablamos con los participantes de un taller de nuevas masculinidades en un pequeño pueblo de la Sierra Norte de Guadalajara, una de las zonas más despobladas de España.

Decía Freud que es imposible que todo se mantenga estable sin soportar una gran cantidad de represión. Sin sentirnos aplastades y si viéramos más allá de la niebla de la desesperación muches sentirían una rabia peligrosa. Por dentro somos bombas de relojería con un deseo ardiente, no hay mayor pulsión de muerte que el deseo, no hay mayor arma que el deseo. Hoy tenemos que volver a recuperar esa capacidad, a abrazar la inseguridad, aprender a desear no ser un hombre, no ser una mujer, no ser no-binarie, desear ser algo más, todo lo reprimido. Como dirían Marx y Engels, los seres humanos como objetos no combaten solo el amor, sino todo lo vivo, todo lo que es inmediato, toda experiencia sensorial, todo lo que es real. Esto es lo que me hizo llegar a esta conclusión, no sé lo que es un hombre, pero sí lo que no es: yo.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.
Paco Caro
14/3/2024 23:23

A mí todo esto me recuerda al problema de la identidad, que todos me venden como algo muy importante, y yo no lo veo. Yo propongo el experimento de preguntarle a la gente: "¿qué eres"?. Los mas avispados, te cuestionarán a qué te refieres. Pero muchos te contestarán con su nacionalidad, su sexo, su sexualidad, su profesión, su afición, su religión, su raza, su ideología, su equipo de futbol, etc. Yo sólo tengo dos niveles de identidad: uno, soy miembro de la especie Homo Sapiens; dos, soy Paco Caro. Entre medias, no me identifico con nada. ¿Qué es la identidad? ¿Verdaderamente es necesaria? ¿O es otro truco?

0
0
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Violencia policial
Racismo Dos policías locales de Madrid, a juicio por agresión racista
Los agentes golpearon al único menor racializado que saltó la verja del recinto ferial de la Vaguada el pasado 13 de octubre.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Series
Series Los Chochos voladores vienen por ti
Ha vuelto ‘We are Lady Parts’, alhamdulillah, pero igual no te gusta lo que tienen que decir. ¡Un, dos, tres, cuatro!

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 años del levantamiento del EZLN Los cambios en la Autonomía Zapatista
La autora hace un análisis sobre cómo el zapatismo concibe la Autonomía y los diversos cambios organizativos que han realizado a lo largo de tres décadas.
Infancia
Infancia sin toros Duras críticas al palco infantil en la feria taurina de Badajoz
La Fundación Franz Weber califica de preocupante y aberrante la propuesta empresarial de habilitar un espacio para la infancia en la plaza de toros.
Ayuntamiento de Madrid
Campamentos de verano en Madrid Sin campamento urbano a menos de una semana del fin del cole
250 familias de Puente de Vallecas se enteran en el último momento de que la primera semana después del fin de curso escolar no habrá campamento infantil urbano por un retraso en la licitación del servicio.
Alquiler
Alquiler La subida del alquiler en la Comunidad Madrid es más del triple de la media nacional
Mientras que la subida de los alquileres ha sido del 4% de media desde mayo del año pasado, los precios en la Comunidad de Madrid han escalado un 14,2%.
Más noticias
Minería
Minería en Galicia La Xunta oculta desde enero la solicitud de un nuevo megaproyecto minero en Touro
Cobre San Rafael solicita además que sea considerado Proyecto Industrial Estratégico, según indican más de un ciento de colectivos en un comunicado conjunto, para “facilitar su tramitación exprés e impedir la participación pública”.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
La vida y ya
La vida y ya Sacar de raíz
Arrancar: Sacar de raíz (como cuando se arranca un árbol o una planta). Sacar con violencia algo del lugar a que está adherido o sujeto, o de que forma parte. Quitar con violencia.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Recomendadas

Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.