Sanidad pública
Vecinas y sanitarias se plantan ante la Asamblea de Madrid para pedir la reapertura de las urgencias de primaria

El colectivo de trabajadores del SUMMA ha confluido con más de una veintena de organizaciones vecinales y sindicatos a las puertas del arco parlamentario madrileño para exigir que se reabran los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), cerrados desde el 22 de marzo de 2020.
ConcentraciónAsambleaSUAP
Concentración a las puertas de la Asamblea de Madrid. Jon Imanol Reino

Aumenta la presión para que los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) vuelvan a la vida en la Comunidad de Madrid. Hoy vecinas, vecinos, sanitarios, sanitarias y activistas sindicales han acudido hasta las puertas de la Asamblea de Madrid para exigir la reapertura de estos dispositivos, cerrados desde el 22 de marzo de 2020, con la excusa de que en su interior no se podían establecer circuitos de sucio y limpio durante los meses más duros del covid. 

Bajo el lema 'SUMMANDO Fuerzas' y mientras la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, niega la mayor y asegura que están abiertos, el colectivo de trabajadores del SUMMA, junto a vecindario de Carabanchel, Arganzuela, Villaverde o Vallecas y una veintena de plataformas y organizaciones sindicales, han presionado para la vuelta de estos 37 servicios de urgencias que atendían a la población durante las noches, los festivos y los fines de semana.

ConcentraciónAsambleaSUAP2
Trabajadoras del SUMMA pidiendo la reapertura de los SUAP. Jon Imanol Reino

Con gritos de “Ayuso dimisión” y “Sanidad pública”, y sujetando pancartas que han pedido la reapertura de estos dispositivos, la protesta ha ganado enteros y ha ocupado la carretera tras la aparición de una columna vecinal llegada desde el centro de salud Campo de la Paloma en Vallecas, que ha sido recibida entre aplausos.

Sanidad pública
Pandemia a la madrileña Trabajadores del SUMMA, indignados al ser trasladados al Zendal y no a las Urgencias de Atención Primaria
La Consejería de Sanidad traslada a 200 trabajadores y trabajadoras desde el WiZink Center hasta el Zendal para realizar 400 vacunaciones al día. Mientras, los Servicios de Urgencias de Atención Primaria, donde faenaba esta plantilla, permanecen cerrados.

Los antaño trabajadores de los SUAP, que pertenecen al SUMMA, acababan el pasado día cinco de junio sus tareas de vacunación en el WiZink Center. Pero, entre quejas de la plantilla y de manera repentina, eran avisados de que no volverían a la casilla de salida y que serían trasladados hasta el Hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal, para proseguir con una campaña de vacunación que hoy camina a medio gas.

“En el transcurso de esta semana, los más de 200 trabajadores desplazados volvemos a realizar un número mínimo de vacunaciones: hasta ahora una media de unas 415 vacunas al día, con alrededor de 40 profesionales también por turno y día”, explican los trabajadores del SUAP en un comunicado.

Sanitarios y sanitarias que llevan cambiando de lugar de trabajo desde hace dos años. Este es el caso de Aida Boil, enfermera que trabajaba en el SUAP de Villalba. Tras su cierre, pasó a atender en coches de enfermería a domicilio de manera temporal. Después fue desplazada al hospital de campaña de IFEMA. Luego, a la campaña de vacunación del WiZink Center, de donde ha conseguido “escapar” para no ir al Zendal y quedarse en el centro de coordinación de alertas ocupando un sitio en una UVI móvil que trabaja 24 horas.

“En el SUAP se atiende a la gente de una forma más continuada. Hacíamos todo lo que no puede hacer atención primaria, con un seguimiento de las enfermedades de los pacientes y de sus heridas y es donde deberíamos estar”

“He conseguido escapar del horror que es el Zendal”, asegura a El Salto mientras celebra no tener que desplazarse hasta Valdebebas, el lugar donde se ubica el hospital de pandemias. “Hace cosa de cuatro años hicimos un traslado interno y elegí el SUAP porque era donde quería estar y es donde quiero estar. Era una forma de cambiar mi ruta, llevaba 13 años en las UVI de Madrid” relata quien pone en valor la atención que se daba en estos dispositivos. “En el SUAP se atiende a la gente de una forma más continuada. Hacíamos todo lo que no puede hacer atención primaria, con un seguimiento de las enfermedades de los pacientes y de sus heridas y es donde deberíamos estar”.

Boil, quien ha acudido a la concentración con la columna de vecinas que partían a pie desde el centro de salud Campo de la Paloma en Vallecas, añade más datos para ilustrar la eficacia de estos dispositivos. “En una UVI en una noche de mucho trabajo estás haciendo seis avisos. Una noche mala en un SUAP en Vallecas estás viendo a 30-40 pacientes como mínimo”.

Por ello, para esta enfermera, el cierre de los SUAP, forma parte de una estrategia. “Yo creo que es una forma de privatizar la sanidad, de decir que no somos capaces de llegar a los pacientes y que necesitamos de la privada para llegar. Cosa que no es real”.

“Estos centros cerrados desde hace más de dos años son un buen ejemplo de la degradación paulatina de la Sanidad Pública de Madrid que está realizando la Consejería de Sanidad”, avisan los trabajadores del SUMMA en el comunicado, mientras añaden que estos movimientos son muestra del desmantelamiento de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid que aseguran era “previo a la pandemia y ha sido esta circunstancia tan extrema la que ha puesto de manifiesto la situación de precariedad en la que se encontraba”.

ConcentraciónAsambleaSUAP3
Mucha gente ha confluido a las puertas de la Asamblea de Madrid para pedir la reapertura de los SUAP. Jon Imanol Reino

Por su parte, las vecinas de Villaverde, agrupadas en la asamblea de este barrio, permanecieron una semana acampadas frente al SUAP del Centro de Salud Los Ángeles y, en conversaciones con El Salto, constataban que habían sido testigos de que la población continúa asistiendo a las puertas de estos dispositivos durante las noches, y solo les recibe unas persianas bajadas y una derivación hacia las colapsadas urgencias del Hospital Doce de Octubre.

“Si los SUAP no abren, atención primaria se hunde. La sanidad pública tiene que estar unida”

Para Boil es muy importante la unidad en la lucha. “Si los SUAP no abren, atención primaria se hunde. La sanidad pública tiene que estar unida”, avisa quien ansía volver a su puesto en las urgencias de Villalba, donde eligió pasar sus próximos años antes de que la pandemia, y las decisiones políticas, cerraran sus persianas.

Relacionadas

Sector del juego
Juego Ayuso quiere favorecer a las casas de apuestas permitiendo nuevas formas de pago
Pese a que Reino Unido ha prohibido el uso de tarjetas de crédito y los especialistas en psicología lo desaconsejan, la Comunidad de Madrid pretende regular nuevas formas de pago en las salas de apuestas.
Exclusión sanitaria
Exclusión sanitaria Una protesta denuncia que la Comunidad de Madrid excluye de la sanidad a algunas personas con VIH
Las entidades organizadoras han atendido a más de 1.000 personas migrantes sin tratamiento antirretroviral desde noviembre de 2021, momento en el que cambiaron los procedimientos administrativos para acceder a la Sanidad.
Sanidad pública
Exclusión sanitaria La Comunidad de Madrid factura la asistencia en Atención Primaria a algunas personas migrantes
Desde hace un par de meses, los Centros de Salud emiten partes de asistencia a pacientes que no han sido dados de alta en el sistema sanitario. Médicas de familia denuncian que estos mecanismos suponen barreras para el acceso a la sanidad universal.

Destacadas

Océanos
Protección de los mares Arranca en la ONU la última fase de negociaciones del Tratado Global de los Océanos
Entre el 15 y el 26 de agosto, una nueva ronda de negociaciones podría derivar en un acuerdo global para proteger los mares del mundo. La comunidad científica y el colectivo ecologista señalan que el tratado debe proteger al menos el 30% de los océanos.
Crisis energética
Crisis energética Glencore, la empresa que disparó sus beneficios el año de la guerra de Ucrania
La guerra de Ucrania, junto a otros factores estructurales, ha favorecido el aumento de precio de las materias primas, lo que ha multiplicado los beneficios de una multinacional cuyas prácticas están en entredicho.
Pueblos originarios
Culturas minoritarias Los zaza, una comunidad en peligro de extinción en Turquía
En las remotas montañas del este de Turquía se encuentran representados en distintas comunidades los vestigios de una cultura, lengua y tradiciones con cientos de años que, poco a poco, con la llegada del nuevo mundo, están viendo desaparecer sus costumbres y su historia.

Últimas

Crónica
Afganistán O 15 de agosto foi o día máis triste da miña vida
Hai un ano, o 15 de agosto, propagouse a noticia da chegada dos talibán ás portas de Kabul. Ese día eu estaba na cidade coa miña familia e lémbroo perfectamente.

Recomendadas

Economía social y solidaria
Fotogalería La economía social diversa, un nuevo reto para el antirracismo
En los últimos años los proyectos integrados en la economía social y solidaria impulsados por colectivos de personas migrantes y racializadas han aumentado significativamente en Catalunya.
Política
Política Ayuso vuelve a la confrontación con Moncloa como método y deja su gestión a la sombra
Con la excusa del real decreto de ahorro energético, la presidenta de Madrid apuesta nuevamente al contrapunto con el Gobierno de Sánchez, una estrategia política y comunicacional calculada al milímetro que la hace crecer como figura y trascender la marca PP. Los nombres detrás del fenómeno. Feijóo, en aprietos, y la oposición madrileña, también.
Culturas
Una foto dentro de la celda con la ventana abierta
El proyecto ‘La voz que nadie escucha’ explora la posibilidad de ofrecer alternativas culturales a mujeres privadas de libertad y que estas puedan servir para obtener beneficios penitenciarios.
Tren de alta velocidad
Diego García-Mejuto “El TAV es una forma de integrarse en el proyecto neoliberal de Europa, no de ganar soberanía para Euskadi”
Entre otros temas, el autor reflexiona sobre cómo los discursos en torno a la Y vasca, con su 175 kilómetros de recorrido, se insertan en la ideología dominante del capitalismo y la manera en que la división entre centro-periferia obliga a las élites vascas a diseñar estrategias de construcción nacional para mantener su hegemonía.
Falsos autónomos
Laboral Un año de la Ley Rider y Uber quiere dar un paso atrás: ¿qué está fallando?
Se cumple un año del Real Decreto que prohibe el uso de falsos autónomos en el sector de los repartidores, pero Glovo sigue sin cumplirlo y Uber Eats amenaza con dejar de hacerlo.
Energía
¿Reducir el consumo de energía? Sí, y mucho más
Tanto la agenda de corto plazo como las políticas de mayor calado estructural, que necesariamente deben estar conectadas, tienen que inspirarse en el criterio de justicia social, en la redistribución de la renta, la riqueza y los recursos disponibles.
Colombia
Colombia Dos años reivindicando justicia para Abelardo Liz, comunicador indígena asesinado por el ejército colombiano
Abelardo Liz, comunicador del pueblo nasa, fue asesinado por balas de la fuerza pública mientras cubría el desalojo de su comunidad en proceso de Liberación de la Madre Tierra en Corinto, Cauca.