Tribuna
De camino a la huelga general feminista del 30N

Esta huelga permite plantear una estrategia de confrontación que se sale del marco de negociación con el Estado; permite ir más allá de apelar al régimen PNV-PSE para que redirija sus políticas de desmantelamiento del sistema público y de cuidados.
greba carteles
De bilbaohiria.eus


Militantes de Antikapitalistak
27 nov 2023 06:06

Nos acercamos a la huelga general feminista del 30 de noviembre en un contexto político marcado por la privatización y precarización de los servicios públicos, fundamentalmente por mujeres y cuyas deficiencias suplen principalmente mujeres cuidando. La destrucción de lo público se observa desde las derivaciones de Osakidetza a la sanidad privada hasta la victoria de Milei en Argentina, cuyo propósito último es acabar con los derechos, y destruir los pocos recursos públicos del Estado para ponerlos al servicio del mercado. Esto, mientras se perpetúa un genocidio sobre Gaza que ha levantado una enorme ola de movilizaciones favorables al pueblo palestino, y que han sido minimizadas a nivel mediático por la presencia de la extrema derecha en las calles, apelando a la reminiscencia franquista como solución a un gobierno que, de por sí, aplica muchas políticas liberales y de derechas.

El proceso colectivo que ha llevado a esta convocatoria de huelga ha sido largo, desde las primeras reuniones de Bizitzak Erdigunean durante el confinamiento estricto de la pandemia, hasta este otoño de actividad centrada en las comarcas y los barrios. Creemos que no se puede entender este proceso sin mirar cómo, durante los últimos años, el movimiento feminista ha vivido una fuerte renovación a escala internacional, señalando un horizonte de ruptura con el sistema capitalista en su conjunto.

“La tercera ola feminista ha permitido construir una nueva subjetividad de clase, que parte de la opresión de género y va más allá de ella, incorporando los ejes antiliberal y antirracista”.

La tercera ola feminista ha permitido construir una nueva subjetividad de clase, que parte de la opresión de género y va más allá de ella, incorporando los ejes antiliberal y antirracista. En este largo proceso de organización, debate y acción, el feminismo se ha consolidado como una teoría política que interpela a la totalidad del sistema capitalista, y a la dinámica compleja de opresiones constituyentes del mismo.

Dentro de la variedad de propuestas teóricas y militantes, la teoría de la reproducción social plantea que el capitalismo organiza el conjunto de relaciones sociales, incluyendo las patriarcales, las racistas y las ligadas a la producción, con tal de garantizar la reproducción de una fuerza de trabajo barata y disciplinada que permita la acumulación de capital a través de la extracción de plusvalor y la desposesión. En este sentido, lo productivo y lo reproductivo se entienden como partes indisociables del engranaje de acumulación capitalista, siendo lo reproductivo la condición necesaria para el mantenimiento de lo productivo.

Opinión
Discriminación Trabajadoras de hogar y cuidados: ¿hay algún límite a la indignidad?
Asistencia sanitaria, bajas por enfermedad o jubilación son aspectos donde se ha discriminado a las trabajadoras de hogar. El último episodio de esta historia es de mayo de 2023.

Adoptando este punto de partida, la convocatoria de huelga general por un sistema público comunitario de cuidados nos interpela a toda la clase trabajadora, ya que todas dependemos y participamos de la esfera reproductiva. La reproducción social parte de la reproducción biológica de la clase, pero atraviesa el sistema de cuidados de manera integral, desde lo doméstico, la educación, la sanidad y la dependencia, e incluye la construcción de lo cultural, de las subjetividades capitalistas, unas subjetividades disciplinadas que respondan a las necesidades del sistema. La supervivencia del capitalismo necesita una infraestructura psicológica asentada en creencias meritocráticas, consumistas, individualistas y autoritarias, desde las que naturalizar las jerarquías sociales, raciales y de género.

“El capitalismo es un sistema total que transforma de manera continua las relaciones de opresión colonial, racista y de género, para orientarlas a garantizar el mantenimiento de las lógicas del capital”

La construcción de la clase es consecuencia de las formas que adquiere la lucha de clases, las lógicas de solidaridad que la impulsan, las transacciones que se generan en espacios concretos de elaboración colectiva, organización y movilización. Son procesos complejos, vivos, pero no podemos obviar que los sistemas de opresión operan también en nosotras. El capitalismo es un sistema total que transforma de manera continua las relaciones de opresión colonial, racista y de género, para orientarlas a garantizar el mantenimiento de las lógicas del capital. Garantiza la reproducción de una clase trabajadora diversa, con distintos precios en cuanto a su fuerza de trabajo en función de las lógicas de opresión de raza y género. Esta afirmación no pretende ser una excusa sino un revulsivo para que expandamos, o mejor dicho, dejemos expandir, a ese sujeto de transformación. No podemos permitirnos dejar a nadie fuera.

El proceso de construcción de esta huelga feminista general nos lleva a plantear la necesidad de avanzar hacia nuevos mecanismos de solidaridad y resistencia militante. Durante las huelgas feministas de 2018 y 2019, no solamente se actualizó la vigencia de las huelgas como mecanismo de lucha política (más allá del conflicto laboral concreto), sino que también se desarrollaron herramientas nuevas: la visibilización de la ausencia del derecho a huelga, los espacios de cuidados, el uso de las redes sociales.

En este sentido, y aunque pongamos el foco en la opresión de las mujeres en el seno de las relaciones capitalistas, entendemos que la huelga feminista general no es solo una reivindicación por las condiciones laborales y los salarios de las mujeres en los sectores ligados a la reproducción de la vida, sino una interpelación a la totalidad del sistema.

Las sucesivas huelgas en todos los sectores de la reproducción social, en residencias, escuelas, servicios de limpieza o ambulancias, apuntan a la necesidad de un sistema público, social y popular de cuidados que garantice la dignidad en el trabajo sanitario, educativo y en la atención a las personas mayores. Por este motivo, transformar el actual sistema de cuidados es una reivindicación profunda, que apunta a todas las dimensiones de la vida y de la política, desde las relaciones en nuestros hogares y comunidades hasta las decisiones económicas y fiscales.

La dinámica de esta huelga permite plantear una estrategia de confrontación que se sale del marco de concertación y negociación con el Estado; permite ir más allá de apelar al régimen PNV-PSE para que redirija sus políticas contra el desmantelamiento del sistema público y de cuidados. Consideramos esta huelga como un instrumento de lucha para transformar la totalidad de las relaciones constituyentes de este capitalismo depredador, para crear nuevas subjetividades desobedientes y apelar a un horizonte de emancipación desde una praxis feminista de clase.

Por eso, tan importante como conseguir las prioridades que nos marcamos a corto plazo, consideramos central seguir imaginando juntas a largo plazo, y construir nuevos modelos de vida y de poder popular. Con esta convocatoria de huelga general feminista, el feminismo vuelve a innovar en su estrategia de lucha, demostrando que sus acciones no se circunscriben a fechas concretas, e interpela a todos los actores sociales y políticos con una movilización amplia.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Huelga general
Derechos Laborales El gremio del metal en Cádiz: precariedad, huelgas y represión
La huelga del metal en 2021 se saldó con ocho trabajadores imputados, a la espera de un nuevo juicio. Desde hace un mes, cientos de trabajadores de Acerinox, en Algeciras, están llevando a cabo una nueva huelga por sus derechos laborales.
Euskal Herria
Euskal Herria La huelga general feminista afianza sus redes y se prepara para profundizar en el Acuerdo Social
“Ayer no acabó nada, ahora nos toca mantener encendidos los fuegos creados en diferentes barrios y pueblos para seguir trabajando por el derecho colectivo al cuidado”, han recalcado en Gasteiz.
Euskal Herria
Euskal Herria La sociedad vasca lanza un ultimátum: basta de cuidados privatizados y familiaristas
El Movimiento Feminista solicita a los gobiernos vasco y navarro la apertura urgente de una mesa intersectorial para abordar la crisis de los cuidados tras el éxito de una jornada de huelga feminista general “histórica”.
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Francia
Francia El Frente Popular se pone en manos de la movilización y el miedo a la ultraderecha
La coalición unitaria de las izquierdas confía en que una mayor participación, sobre todo de los jóvenes, contrarreste las tensiones internas y la demonización mediática en la campaña de las legislativas en Francia.
Genocidio
Genocidio Crece el boicot a empresas que trabajan con Israel: Barclays, excluido de los festivales británicos
La multinacional Intel anuncia que congela una inversión de 25.000 millones de dólares en Israel. Crecen los problemas financieros e internos para el régimen de Benjamin Netanyahu.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.
Cine
Cine ‘Alumbramiento’, una ficción recupera la historia real de las madres de Peñagrande (y de los bebés robados)
La segunda película del director Pau Teixidor aborda el internamiento en centros de adolescentes embarazadas y el robo de recién nacidos en un Madrid que celebraba la victoria electoral del PSOE de Felipe González.
Análisis
Análisis La tortura: causar el mayor daño posible al pueblo palestino
Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, ya no se esconde.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Extrema derecha
Opinión De cómplices, islamofobia, fascismos ‘vendepatrias’ y libertad adulterada
La extrema derecha adultera el concepto de ‘libertad’ como sustituto de éxito, un sinónimo sustitutivo de triunfar para poder abusar, presumir y consumir, alienado, tu vida y la de todos los otros.
Violencia policial
Racismo Dos policías locales de Madrid, a juicio por agresión racista
Los agentes golpearon al único menor racializado que saltó la verja del recinto ferial de la Vaguada el pasado 13 de octubre.
Más noticias
Series
Series Los Chochos voladores vienen por ti
Ha vuelto ‘We are Lady Parts’, alhamdulillah, pero igual no te gusta lo que tienen que decir. ¡Un, dos, tres, cuatro!
Represión
Antifascismo Una manifestación exige la libertad de los seis de Zaragoza tras cumplir dos meses en prisión
La plataforma convocante de la manifestación, habla de “presos políticos” porque el único hecho probado es la participación en una manifestación ante la extrema derecha.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 años del levantamiento del EZLN Los cambios en la Autonomía Zapatista
La autora hace un análisis sobre cómo el zapatismo concibe la Autonomía y los diversos cambios organizativos que han realizado a lo largo de tres décadas.
Infancia
Infancia sin toros Duras críticas al palco infantil en la feria taurina de Badajoz
La Fundación Franz Weber califica de preocupante y aberrante la propuesta empresarial de habilitar un espacio para la infancia en la plaza de toros.
Ayuntamiento de Madrid
Campamentos de verano en Madrid Sin campamento urbano a menos de una semana del fin del cole
250 familias de Puente de Vallecas se enteran en el último momento de que la primera semana después del fin de curso escolar no habrá campamento infantil urbano por un retraso en la licitación del servicio.

Recomendadas

América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.