Renta básica
Miedo, de mujer a mujer

¿Existe algún inconveniente en que las mujeres tengamos más autonomía para decidir, decidamos lo que decidamos? ¿O es que acaso no estamos preparadas?
Reparto de comida Luca de Tena 3
Mujeres acuden a un reparto solidario de comida David F. Sabadell
16 abr 2021 06:00

En Euskadi nos encontramos en un proceso de Iniciativa Legislativa Popular para crear una Renta Básica Incondicional y a menudo participamos en debates en torno a la conveniencia o no de la propuesta. No tanto por su demostrada viabilidad económica, sino por cuestiones más filosóficas, o maneras de afrontar los cambios.

Quiero destacar en estas líneas los reparos que ponen algunas feministas a la alternativa de la Renta Básica, por las posibles consecuencias que pueda tener en las mujeres. Las preguntas que se hacen podrían ser del estilo de: ¿Acaso no puede ser que las mujeres al tener una renta básica, decidan quedarse en casa? ¿Con la tendencia que hay, a que ellas asuman los trabajos de cuidados, la renta no fomentará esto aún más? ¿Con la precariedad en los trabajos de cuidados, mal pagados y mal valorados, no preferirán las mujeres alejarse o abandonar el empleo asalariado?

Estamos pidiendo que sea reconocido un derecho universal: el derecho a una vida digna, el derecho a poder sobrevivir con una renta básica que vaya más allá del umbral de la pobreza

No estamos pidiendo 900 euros, no pedimos una cantidad de dinero, no pedimos una limosna. Los euros son un medio no un fin. Estamos pidiendo que sea reconocido un derecho universal: el derecho a una vida digna, el derecho a poder sobrevivir con una renta básica que vaya más allá del umbral de la pobreza.

¿Existe algún inconveniente en que las mujeres tengamos más autonomía para decidir, decidamos lo que decidamos? ¿O es que acaso no estamos preparadas?

Si no es AHORA ¿Cuando?

¿Cuándo el paro siga subiendo hasta el 20%, el 30%, o el 40% que augura la robotización?

Renta básica
Renta básica Renta básica incondicional, un remedio efectivo contra la pobreza
Personas de colectivos y asociaciones diversas lanzan la Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Básica Incondicional, Universal e Individual en Euskadi.

Se va a cumplir en diez años, el centenario del sufragio universal. En Octubre de 1931 conseguimos las mujeres el derecho a poder votar. Tan solo logrado por cuarenta votos de diferencia. Hubo tanto mujeres como hombres que se opusieron al voto femenino, pero lo conseguimos. El derecho a votar, a votar lo que quisiéramos, no el derecho a votar “bien”, no el derecho a votar a la “izquierda”, simplemente conseguimos un derecho universal a votar. Y hubo debate, mucho debate, al igual que hoy día con el derecho a una vida digna, una Renta Básica Incondicional.

La oposición no vino de alguien sin formación, o de mujeres activistas, sino de Victoria Kent (1898-1987), primera mujer abogada de España del Partido Republicano Radical-Socialista. Su discurso se basaba en la falta de preparación de las mujeres para ejercer el derecho de voto. Mejor aplazarlo decía, no vaya a ser que voten a la derecha con lo influenciadas que están por el clero.

“Si las mujeres españolas fueran todas obreras, si las mujeres españolas hubiesen atravesado ya un periodo universitario y estuvieran liberadas en su conciencia, yo me levantaría hoy frente a toda la Cámara para pedir el voto femenino. Pero en estas horas yo me levanto justamente para decir lo contrario y decirlo con toda la valentía de mi espíritu”, son palabras de Victoria Kent, apoyadas también por Margarita Nelken o Hildegart Rodríguez. Fue  Nelken quien se manifestó en contra del voto femenino “por creer que la mujer necesitaba prepararse para tal responsabilidad”.

Hubo un hombre, Miguel de Unamuno que en un artículo publicado en el diario El Sol el 4 de octubre de 1931, denunciaba que “ese antojo histórico masculino de que la mujer española está manejada, desde el confesionario, por el clero regular o secular” es un “antojo histérico de la masculinidad aquella a que se refirió un día el dictador Primo de Rivera”.

Ahora se ha presentado en el Parlamento Vasco una solicitud del derecho a una vida digna para todas las personas, a través de una Renta Básica Incondicional. Y es ahora que queremos que sea aprobada, no podemos esperar. No podemos tener miedo a que las mujeres decidan “mal”.

¿Quiénes somos nosotras para decidir cuando están preparadas las mujeres para ejercer un derecho a una vida digna y recibir una Renta básica Incondicional? ¿Cuándo estarán todas preparadas para utilizar “bien” una RBI?

¿A qué tendríamos que esperar? ¿A qué las mujeres estén todas formadas y sean universitarias? ¿Eso nos aseguraría un empoderamiento a todos los niveles? ¿A que estén todas emancipadas?

¿Quiénes somos nosotras para decidir cuando están preparadas las mujeres para ejercer un derecho a una vida digna y recibir una Renta básica Incondicional? ¿Cuándo estarán todas preparadas para utilizar “bien” una RBI, para utilizarla con responsabilidad, y en aras a una buena emancipación de la mujer?

Al igual que argumenta Amelia Valcárcel en el documental de RTVE, Mujeres en la historia-Clara Campoamor: “su defensa del voto de las mujeres estaba basada en principios y no en consecuencias”, nosotras ahora podemos decir lo mismo. La defensa de la Renta Básica Incondicional es una necesidad, está basada en principios universales, y las mujeres feministas no podemos rechazarla en base a sus posibles consecuencias para las mujeres.

Sobre o blog
Un espacio de encuentro y debate para personas que participan o están en los alrededores de ese difuso cuerpo conocido como Movimientos Sociales.
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Feminismos
Teresa de Lauretis Atravesar los confines
Prólogo a la reedición del libro ‘Diferencias. Etapas de un camino a través del feminismo’ de Teresa de Lauretis (Horas y horas editorial)
Violencia sexual
Clara Serra “Legislar el sexo con arreglo al deseo es la vía directa al punitivismo”
En ‘El sentido de consentir’, Clara Serra defiende que el concepto de consentimiento es precario y ambiguo. Pese a su utilidad jurídica para hacer leyes, argumenta, no puede convertirse en la receta mágica.
#87505
17/4/2021 20:56

En lo que yo quiero decir "radfem", quiero decir Fembra. Y eso ya se utilizó en el siglo XII para destruir los géneros femeninos.

Como sexólogo te digo que, por mucho "radfem" que pongas por las redes, nunca vas a parar la líbido de las Fembras.

No: lo dice un premio Nobel: Röpòs y Fembras, no "hombres" y "mujeres".

Te quiero decir que, el binarismo de género, no existe. Qué tú, probablemente, no seas "hombre" o "mujer", que, a lo mucho, serás Septa o Nanda, y que, aunque la heterosexualidad existe y está incluida en el colectivo LGTB, ese porcentaje no llega al 0.00001% de la población humana.

Lo dicen los estudios y, muchos, de derechas.

0
0
#87446
16/4/2021 21:47

El paternalismo de las mal llamadas radfems, transparentemente demencial. Nada de eso de emancipar a la sociedad de depender del trabajo para sobrevivir, no vaya a ser que algunas decidan usar todo ese tiempo libre para ser malas feministas. Impresionante.

0
0
Sobre o blog
Un espacio de encuentro y debate para personas que participan o están en los alrededores de ese difuso cuerpo conocido como Movimientos Sociales.
Ver todas as entradas
Violencia policial
Violencia institucional Iridia consigue reabrir judicialmente el caso de una muerte por pistola taser policial
Es uno de los 56 casos en los que ha litigado la entidad de derechos humanos en 2023 y en los que hay un total de 156 agentes o funcionarios encausados.
Genocidio
Rumbo a Gaza La Flotilla de la Libertad se prepara para zarpar hacia Gaza
Un carguero con 5.500 toneladas de ayuda humanitaria y tres barcos más cargados con cientos de personas, entre ellas observadores de los derechos humanos, personal médico, periodistas y políticos —incluida Ada Colau—, integrarán la Flotilla.
El Salto n.74
Revista 74 Cuando los algoritmos te explotan: no te pierdas el número de primavera de la revista de El Salto
De cómo los algoritmos y la IA gestionan el trabajo de cientos de millones de personas con ritmos y condiciones del siglo XIX, y de mucho más, hablamos en nuestro número de primavera. Ya disponible para socias y en los puntos de venta habituales.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Más de 80 ciudades saldrán a la calle el 20 y 21 de abril para denunciar el genocidio israelí en Gaza
El movimiento de solidaridad con el pueblo palestino denuncia la complicidad del Gobierno español con la masacre al seguir comprando y vendiendo armas a Israel.
Galicia
Altri Vecinos, ecologistas y científicos saltan a Bruselas para frenar la celulosa que amenaza el corazón de Galicia
Las plataformas de vecinas afectadas y ambientalistas han podido reunirse con altos funcionarios de la Comisión Europea especializados en normativa medioambiental aupados por la eurodiputada del BNG Ana Miranda para seguir defendiéndose de Altri.
Palestina
Palestina El terror de gestar, parir y maternar en una tierra devastada
La violencia reproductiva sacude más que nunca Gaza, donde las ONG están reportando un incremento alarmante del número de abortos espontáneos causados por el estrés extremo que atraviesan las madres durante la gestación.
A Catapulta
A Catapulta A Catapulta recibe o presidente da AELG, Cesáreo Sánchez
O poeta e presidente da Asociación de Escritoras e Escritores en Lingua Galega conversa con Samuel L. París no episodio 12 do programa.

Últimas

Arte
Arte Guerra, crisis migratoria y Unión Europea: el arte crítico de Avelino Sala en la primera Bienal de Malta
El salón español de la Bienal de Arte de Malta está ocupado por cinco creaciones del artista gijonés Avelino Sala en las que representa las similitudes entre las guerras pasadas y presentes, los estallidos sociales o la hipocresía de la ONU.
Laboral
Despidos irregulares El Ayuntamiento de Píñar es obligado a readmitir a las trabajadoras despedidas tras reconocer fraude de ley
Incertidumbre entre las guías de las Cuevas de Píñar y las empleadas de ayuda a domicilio: el juez de lo Social considera que se produjo un despido irregular, pero el Consistorio no parece dispuesto a devolverles sus empleos
PSOE
PUERTAS GIRATORIAS Las Juventudes Socialistas de Euskadi, una agencia de colocación de cargos públicos
El trampolín laboral en las juventudes socialistas fue utilizado por el secretario general, la vicesecrataria, su secretaria de formación y otros cuatro miembros de su ejecutiva.
Más noticias
Especulación urbanística
Especulación urbanística El pelotazo de Las Cárcavas: cuatro torres de apartahoteles crecen a la sombra del futuro trazado de Fórmula 1
Los vecinos del barrio madrileño denuncian el desarrollo desde hace un año de viviendas turísticas donde debían situarse equipamiento para el barrio, justo en la zona del futuro circuito de carreras urbano.
Violencia machista
Violencia patriarcal El falso Síndrome de Alienación Parental: el infierno de las “malas madres” que dicta el patriarcado
Pese a que ninguna prueba empírica lo avala, se sigue empleando entre profesionales de la justicia y trabajadores sociales para criminalizar a las madres y justificar que padres violentos pasen tiempo con sus hijos e hijas
Elecciones
Debate electoral Imanol Pradales esquiva el debate sobre Osakidetza tras sufrir una agresión en un mitin electoral
Imanol Pradales y Eneko Andueza mantuvieron un excelente entendimiento: los socios de Gobierno atacaron a Pello Otxandiano en cada bloque. Pradales se palpaba más asustado que Andueza, que se comportó de forma histriónica.
O Teleclube
O teleclube 'O Teleclube' presenta 'La Bête' e estrea novo formato no seu décimo episodio
Bertrand Bonello reflexiona sobre Intelixencia Artificial, que é ser humano e os sentimentos na súa última película “La Bête” ou “A Besta”.

Recomendadas

Culturas
Xirou Xiao “Mi mirada artística es constructiva y, por tanto, tiene en la educación su aliada”
La compañía de performers Cangrejo Pro; la exposición ‘Zhōngguó. El País del Centro’ o la película de Arantxa Echevarría ‘Chinas’ son algunos de los proyectos en relación a la comunidad china en Madrid con la impronta de Xirou Xiao.
Violencia sexual
Clara Serra “Legislar el sexo con arreglo al deseo es la vía directa al punitivismo”
En ‘El sentido de consentir’, Clara Serra defiende que el concepto de consentimiento es precario y ambiguo. Pese a su utilidad jurídica para hacer leyes, argumenta, no puede convertirse en la receta mágica.
África
Hakim Adi, historiador “Hay mucha desinformación sobre el comunismo y su conexión con África y la diáspora”
El historiador Hakim Adi explora las conexiones entre el panafricanismo y el comunismo en una investigación que ha desarrollado en los últimos diez años y que requirió la consulta de archivos en Rusia, EE UU, Gran Bretaña y varios países de África.
Genocidio
Mkhaimar Abusada “Israel quiere quedarse en Gaza”
En esta conversación el doctor gazatí de Ciencias Políticas, Mkhaimar Abusada aborda la popularidad de Hamás en Gaza, las probabilidades de éxito israelí en la lucha por extinguir la insurgencia palestina o el futuro político del enclave.