Antimilitarismo
Apocalipsis ahora

Ramala, Mariupol o Gaza son episodios del mismo culebrón militarista mortalmente representado desde hace un siglo. Hoy Gaza evoca al lazo del ahorcado en el que se cuelga la conciencia y la decencia de la Europa “civilizada y democrática”.
Bombardeo en Gaza octubre 2023
Edificios residenciales arrasados tras una semana de ataques a las inmediaciones de la Torre Palestina, en el centro de Gaza. Foto Al Araby CC Wikimedia Commons

Antimilitarista miembro de Gerrarik ez

15 nov 2023 06:44

El Ejército español tuvo el triste honor de ser uno de los pioneros en bombardear a población civil desarmada en la Guerra del Rif (1920-1927), utilizando incluso gas mostaza, expresamente prohibido por el protocolo de Ginebra tras la Primera Guerra Mundial. 

Otxandio, Durango o Gernika (1937) fueron objeto de bombardeos programados sobre objetivos no militares, con el único objeto de masacrar civiles convertidos en cobayas humanas, a modo de ensayo de las nuevas tácticas y armas que asolarían Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Palestina
Palestina La farsa humanitaria en el genocidio palestino
No es posible humanizar la guerra. La guerra es un crimen contra la humanidad. Cuando esta alcanza la dimensión de genocidio, como está sucediendo en Palestina, su deshumanización nos lleva a un territorio que va más allá del horror.

Efectivamente, Hermann Göring, mariscal del cuerpo aéreo alemán, ordenó a la Luftwaffe los bombardeos sobre ciudades inglesas y europeas con el único objeto de amedrentar a la población civil. El concepto “bombardeo terrorista” fue introducido por el comandante británico del cuerpo de bombarderos Arthur Harris, más conocido como 'Bomber Harris el carnicero'. Los bombardeos sobre ciudades alemanas ordenados por él servían, en sus propias palabras, para “infundir el terror sobre la población civil”, “bombardeando a mujeres y niños” para suscitar, a la vez, un rechazo al régimen nazi. Pero el efecto logrado fue el contrario. La población arropó aún más a Hitler ante el temor y la rabia despertados contra los aliados que convirtieron en escombros ciudades como Dresde o Hamburgo. Hospitales, iglesias, monumentos, viviendas, tiendas, escuelas fueron convertidas en cascotes bañados en fósforo. Los bombardeos sobre Hiroshima y Nagasaki tuvieron los mismos fines con una dimensión apocalíptica e instauraron la amenaza permanente del arma nuclear sobre las políticas y culturas de los diferentes pueblos del mundo.

Ramala, Mariúpol o Gaza son episodios del mismo culebrón militarista mortalmente representado desde hace un siglo. Hoy Gaza evoca al lazo del ahorcado en el que se cuelga la conciencia y la decencia de la Europa “civilizada y democrática”.

“Netanyahu es recibido y apoyado política, económica y militarmente con pompa diplomática por los dirigentes de 'los países libres' dando carta blanca al genocidio del pueblo palestino”

Europa cuenta con diferentes varas de medir la barbarie. Putin tiene una orden de búsqueda internacional, acusado de crímenes de guerra por ordenar supuestos secuestros de menores ucranianos para entregarlos a familias rusas. Si sale de su país será detenido. Mientras, Netanyahu es recibido y apoyado política, económica y militarmente con pompa diplomática por los dirigentes de “los países libres” dando carta blanca al genocidio del pueblo palestino. El Estado de Israel, sus dirigentes y sus militares se han ganado el desprecio indignado de la ciudadanía europea, independientemente de lo que expresen hagan o no hagan sus gobernantes.

Esta especie de castigo bíblico salvaje arrojado sobre el pueblo palestino en su conjunto, de forma indiscriminada sobre su población civil desarmada, no va, como demuestra la historia, a doblegar, sino a reforzar la voluntad de un pueblo en contra de su agresor e instaurar el odio por generaciones. El Estado de Israel ha cerrado las puertas a su propia supervivencia como nación. El genocidio ha exterminado también las posibilidades de convivencia (si es que aún quedaba alguna). Las ciudadanías israelí y palestina se han condenado a vivir permanentemente militarizadas en todos los aspectos de sus vidas, en sociedades conducidas por el control social, religioso, policial, militar y cultural.

“El maleable a conveniencia concepto de 'Defensa' legitimará venganzas, castigos, atentados, violaciones de Derechos Humanos, sea cual sea su efecto y su precio. Solo quedará la expulsión o el aniquilamiento de unos sobre otros”

El maleable a conveniencia concepto de “Defensa”  legitimará venganzas, castigos, atentados, violaciones de Derechos Humanos, sea cual sea su efecto y su precio. Solo quedará la expulsión o el aniquilamiento de unos sobre otros. O tal vez de todos, si entran en liza las armas del apocalipsis. Hoy la población de Gaza es rehén de unos y otros. Agente y causa de castigo. Un perverso experimento político, armado y estratégico sobre el que se proyectan afrentas históricas, venganzas expiativas y muerte. Sobre todo mucha muerte.

Antimilitarismo
María Oianguren “Igual que se abolió la esclavitud, ahora toca abolir las guerras”
Gernika Gogoratuz, Centro de Investigación por la Paz, se constituyó en el marco del 50º aniversario del bombardeo de la villa vizcaína. Siempre con la historia entre manos, María Oianguren, su directora, piensa y promueve alternativas a la guerra.

Hemos asistido (aún lo estamos haciendo) al Gernika de Gaza. Enseguida asistiremos al Stalingrado de Gaza. En aquella ciudad rusa al menos la mayoría de su población civil pudo ser evacuada. En Gaza está condenada a perecer mezclada con las cenizas de su ciudad. Las niñas y los niños gazatíes desaparecerán bajo los escombros y serán baleados por espectros de aspecto extraterrestre que patean las ruinas, fuertemente pertrechados para matar con eficacia lo que queda de vida.

“Los mismos muertos. La misma destrucción. Los mismos generales. Los mismos dirigentes dando órdenes a distancia. Los mismos perpetradores. Las mismas víctimas”

Escuelas vacías de chavales destruidas por las bombas y fosas llenas de chavales envueltos con sudarios de odio y rabia. Este es el legado de la guerra. Que nadie se asombre. Es la misma puta guerra de siempre. Con diferentes matices e intensidad pero con los mismos resultados. Los mismos muertos. La misma destrucción. Los mismos generales. Los mismos dirigentes dando órdenes a distancia. Los mismos perpetradores. Las mismas víctimas. Los mismos beneficiarios de las matanzas fabricando sofisticadas armas “defensivas”.

La destrucción se ve chula desde arriba. Los edificios cayendo entre nubes de polvo, las explosiones luminosas en el circo nocturno sobrevolado. La sangre no salpica el metal impoluto del F-16. Allá abajo no se ve gente. Solo pequeños puntos que corren a modo de pulgas sobre la quebrada piel urbana. Y si es de noche no se ve nada más que fuegos coloreados, todo un espectáculo pirotécnico.

El cuerpo armado de Hamás ha protagonizado su Mỹ Lai particular, su incursión contra viviendas y jóvenes congregados en torno a la música. Ha bombardeado ciudades, ha secuestrado civiles, situando a la población de Gaza en el punto de mira de un Estado criminal, dándole argumentos “legítimamente defensivos” para masacrar al pueblo que Hamás dice representar y defender. Esto no es resistencia. El asesinato deliberado de civiles no suscita ningún vínculo ético con el derecho a la defensa, con ninguna pulsión revolucionaria. Es solo matar indiscriminadamente, con saña.

Memoria histórica
Gernika, la paz bajo el árbol
Se cumple el 80 aniversario del bombardeo de la “ciudad mártir”, y el 30 de Gernika Gogoratuz, la iniciativa pacifista que —junto al Museo de la Paz y el Centro Autogestionado Astra— recoge el legado de su memoria histórica.

Señalar a todos los perpetradores no equivale a ser equidistante, no equivale a ser ciego ante la diferente magnitud destructiva y asesina de unos y otros, pero señalarlo es necesario porque los crímenes de guerra son iguales para todos. Especialmente para las víctimas.

“Deberá responder cada dirigente europeo que ha justificado la acción asesina del Estado de Israel, legitimando el genocidio del pueblo palestino desde hace décadas, por acción u omisión”.

Deberá responder cada piloto de avión de combate. Deberá responder cada mando militar. Cada soldado ejecutante. Cada miliciano que entra a sangre y fuego en las viviendas. Deberán responder todos quienes han inspirado, ordenado y jaleado los asesinatos programados sobre civiles desarmados. Deberán responder quienes utilizan la religión y la cultura para alentar el odio y la exclusión del diferente. Deberá responder cada dirigente europeo que ha justificado la acción asesina del Estado de Israel y sus dirigentes, legitimando el genocidio del pueblo palestino desde hace décadas, por acción u omisión.

Este Deberán dirigido a todos los perpetradores de violaciones de derechos humanos, se convertirá por la conveniencia política en un Deberían. En una mueca diplomática de lo que comúnmente se conoce como pelillos a la mar, por la paz un ave maría. Un pequeño cachete simbólico sobre los mayores perpetradores, y un mazo condenatorio sobre los menores perpetradores. Siempre ha sido así.

A pesar de ello, quienes disentimos no podemos sino señalar persistentemente la necesidad de un alto el fuego inmediato y permanente, no de “treguas humanitarias” para dar respiros a la guerra. El actual concepto de “Defensa” apuntala una estrategia de dominación y mantenimiento de un statu quo ideológico y conceptual para normalizar la aceptación de la guerra y legitimarla.

Señalamos la conveniencia de retirar al personal diplomático de las embajadas y consulados del Estado de Israel en España. El cese de toda entrega de armamento. La intervención política contundente para parar la guerra. El cese de relaciones comerciales con el Estado de Israel. El bloqueo político a sus dirigentes. Su consideración como criminales de guerra.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Gaza Todos los días hay que hablar de Palestina
Hasta ahora, han asesinado a 30.000 civiles en Gaza en cinco meses. La mayoría de ellos son niñas y niños. Y ante la inoperatividad y complicidad internacional, no debemos dejar de hablar de lo que ocurre en Palestina.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Feminismos
HACIA EL 8M en Madrid Una cadena humana feminista contra el genocidio del pueblo palestino
Más de 3.000 mujeres participarán el sábado 2 de marzo en una cadena humana organizada por la Comisión 8M de Madrid para denunciar la ocupación y el apartheid que sufre Palestina por parte del Estado de Israel.
Acaido
18/11/2023 1:59

Da la impresión de que los militares israelíes están gozando con esta cacería, Conscientes además de que pueden cometer las más tremendas barbaridades con total impunidad, quizá incluso siendo premiados por ello.

0
0
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Genocidio
Genocidio Colombia suspende la compra de armamento israelí tras la matanza de personas que esperaban comida
Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha anunciado el cese de relaciones de comercio armamentístico con Israel. Se trata de una decisión tomada tras la matanza de cien personas al suroeste de la ciudad de Gaza.
Pensiones
Pensiones El Gobierno deja en manos de la patronal la jubilación anticipada de los trabajadores en sectores de riesgo
El Ministerio de Seguridad Social contraviene al Tribunal Supremo, que en 2023 dictaminó que no es necesaria la presencia de la patronal para incoar el procedimiento de estudio para la aplicación de los coeficientes reductores, como CGT demandaba.
Madrid
Gran Premio de España El escondite Ifema: la sombra del pufo valenciano sobrevuela la F1 de Ayuso y Almeida
Las cinco ediciones del Gran Premio de Europa que acogió Valencia costaron a las arcas públicas 308 millones de euros. Como en el circuito que Madrid pretende montar, los dirigentes regionales hablaron entonces de “coste cero” para el erario público.

Últimas

Libertad de expresión
OMC Represión y detenciones en la conferencia de la Organización Mundial del Comercio en Abu Dabi
Las organizaciones de la sociedad civil que han asistido a la conferencia denuncian que los miembros de seguridad están coartando su libertad de expresión, realizando detenciones y les prohíben vestir la kufiya.
Minería
Mina polémica La mina de Aguablanca, en el aire
La caducidad de su Declaración de Impacto Ambiental, denunciada por Ecologistas en Acción, pone en cuestión la licitud de la reapertura de la mina de níquel de Monesterio (Badajoz).
Opinión
Opinión Las políticas de progreso que no lo son
El mejor camino para construir la paz es promover procesos de seguridad común entre países que facilite la multipolaridad, la confianza mutua, y el apoyo entre estados para alcanzar una seguridad compartida.
Feminismos
HACIA EL 8M en Madrid Una cadena humana feminista contra el genocidio del pueblo palestino
Más de 3.000 mujeres participarán el sábado 2 de marzo en una cadena humana organizada por la Comisión 8M de Madrid para denunciar la ocupación y el apartheid que sufre Palestina por parte del Estado de Israel.
Más noticias
Tribuna
Tribuna ¿El final del mayor caso de criminalización de la solidaridad en las fronteras? El juez decide
Casi 8 años después desde que empezara la investigación contra la tripulación del barco de rescate iuventa, el juez decidirá este sábado 2 de marzo si cierra el caso o si las acusadas deberán enfrentarse al juicio principal.
Memoria histórica
Memoria histórica Los Merinales, lugar de memoria
Los Merinales fue el campo de concentración desde el que el franquismo construyó el canal de riego del bajo Guadalquivir
Salud Pública
PRIVATIZACION Osakidetza externalizará 85 millones del servicio de ambulancia a la firma de un candidato del PNV
Aunque todavía no se ha resuelto, la falta de concurrencia y el proceso de adjudicación indican que dos de los tres lotes licitados irán a parar a La Pau, dirigida en Euskadi por Yeray Del Río, que aparecía en la lista electoral de los jeltzales.

Recomendadas

Literatura
Literatura África y la novela negra se citan en el festival Aridane Criminal
África, sus culturas y su ciudadanía se relacionan con la novela negra en España a través de experiencias como Aridane Criminal y la obra de autores como Antonio Lozano, Carmen J. Nieto o Jon Arretxe, vinculados todos a Alexis Ravelo.
Residencias de mayores
Protocolos de la vergüenza Ayuso, el archivo de querellas por lo ocurrido en las residencias y la falta de investigación en los juzgados
Los juzgados que archivan las querellas contra Ayuso por las residencias lo hacen sin investigarla, mientras la Audiencia ha dado hasta tres “toques” a los tribunales por no abrir diligencias contra cargos políticos. Algunas demandas siguen su curso.
Guerra en Ucrania
Dos años de la invasión rusa Volodymyr Ishchenko: “Zelensky ya no es el dirigente más popular en Ucrania”
Entrevista con el sociólogo ucraniano Volodymyr Ishchenko sobre la situación política y social en Ucrania, dos años después del estallido de la guerra
Palestina
Ocupación israelí El colonialismo israelí está desnudo
La “victoria” genocida del sionismo sobre el pueblo nativo de Palestina o un horizonte de descolonización con una Palestina libre del río al mar, parecen ser los dos únicos finales posibles a una herida colonial que nunca acaba de cerrarse.