Salud
María Zapata y Caro Novella: “Debemos romper el binomio salud y enfermedad porque genera violencia”

Las compiladoras de ‘Posología, microdosis transfeministas’ para la salud conversan sobre cómo politizar la enfermedad desde el transfeminismo, las fortalezas de la vulnerabilidad o la medicalización de la sociedad.
María Zapata y Caro Novella
Caro Novella (izquierda) y María Zapata (derecha).

Es el año 2020 y vivimos una pandemia global. En este contexto en el que todo el mundo quiere ponerse al día y entender el vocabulario médico, un concepto escapa del escrutinio popular: posología. Del griego poson, es la práctica de administrar fármacos para la cura. Es decir, la ciencia que maneja los ritmos, las cantidades y las formas de absorción de las sustancias.

María Zapata y Caro Novella investigan sobre salud y procesos colectivos. En esta situación pandémica deciden compilar textos para el libro Posología, microdosis trasnfeministas para la salud (Txalaparta, 2023). Vinculan el título a ese campo científico porque les gusta la idea de ofrecer escritos como pequeñas dosis de sabiduría compartida.

Quienes participan en este libro colectivo hablan desde el activismo, lo académico, la experiencia personal o el arte. Todas estas vivencias unidas en esta obra que clama contra las políticas sanitarias que llaman “del sálvese quien pueda”.

En vuestro libro habláis de colectivizar las vivencias de la enfermedad. Durante la pandemia se decía eso de “yo me quedo en casa para no contagiarte”. ¿Creéis que abrió vías de pensamiento de la enfermedad como más allá del individuo?
María Zapata: Nos dimos cuenta de que todas somos vulnerables hacia los mismos patógenos, y eso nos puso en un cuerpo colectivo que podía enfermar. Con diferencias, claro, porque vimos quién tenía ciertos privilegios y quién compartía un piso de 30 metros cuadrados y aun así tenía que salir a trabajar.

Caro Novella: Yo tenía esperanzas de que el poso fuera mayor del que ha quedado, pero creo que ha calado una idea de que la enfermedad va mas allá de factores biomédicos, y la componen también la arquitectura de las ciudades o los tipos de trabajo. 

El transfeminismo rompe la cisheteronorma, y eso nos enseña que podemos romper otras normatividades, como la de la salud
Mantenéis una perspectiva transfeminista a lo largo de la obra. ¿Cómo ayuda el transfeminismo a habitar la enfermedad?

C. N.: Pasas de enferma a disidente. Y ese cambio de categoría te pone en relación con otras personas disidentes de género, de raza, de habilidad o de sexualidad. El transfeminismo rompe la cisheteronorma, y eso nos enseña que podemos romper otras normatividades, como la de la salud.

La RAE define vulnerable como “que puede ser herido o recibir lesión, física o moralmente”. María, en tu capítulo vas más allá y la explicas como una exposición radical al mundo. ¿Qué ventajas podemos obtener de la vulnerabilidad?

M. Z.: Vivimos en el mundo del “tú puedes con todo”, “siempre puedes más”, “hazte a ti mismo” (en masculino). Cultural e ideológicamente se afirma que quien no puede sostenerse es porque es débil. Somos seres interecodependientes. La materialidad es frágil y necesitamos de otras para sobrevivir. La vulnerabilidad nos empuja a depender y crear lazos y eso es una fortaleza: porque nos permite crear lo común.

Dice Sara Torres en la introducción que “en las cuentas del capital, el cuerpo es su capacidad de producción y/o el valor asociado a su imagen”. ¿En qué momento dejas de poner el peso sobre ti misma?
C. N.: En el libro hay varias experiencias que hablan de esos procesos de politización desde distintos lugares. Las compañeras de InsPIRADAS [colectivo de antipsiquiatría] hablan de este proceso de concienciación política en el encuentro del grupo de apoyo mutuo. Lucrecia Masson [investigadora que trabaja posiciones decoloniales] habla de esta toma de conciencia mediante la creación de otras narrativas corporales más allá de la concepción colonial.

En el capítulo de Sam Fernández sobre lo trans se habla de un espejo roto. La disonancia entre la autopercepción y la mirada ajena. Además, esta última se considera la válida y objetiva. ¿Se habla de esa disonancia en otros capítulos?
C. N.: Cada condición tiene una representación cultural y unas prácticas que la construyen. En cáncer, la representación cultural y las metáforas construyen el horror o, en todo caso, lo rosa. Pocas veces ves mezclado cáncer y deseo. Que falten otras representaciones hace que a la propia experiencia le falte ese campo de posibilidad.

Por eso creo que es importante romper con las representaciones monolíticas. Mucho del trabajo para sacar a la salud de lo biomédico es abrir imaginarios posibles que ya están pasando, pero en los que no nos reconocemos porque esa mirada ajena impone otras ideas.

El binomio salud/enfermedad sirve al personal médico para diseñar sus protocolos de tratamiento, pero es demasiado simplista. Esta dicotomía no solo divide en dos, sino que genera posiciones de poder y violencias

Aparece el binomio salud/enfermedad como una dicotomía falsa y occidentalista. ¿Cómo rompemos esta diferenciación?
C. N.: El binomio salud/enfermedad sirve al personal médico para diseñar sus protocolos de tratamiento, pero es demasiado simplista. Esta dicotomía no solo divide en dos, sino que genera posiciones de poder y violencias. Lo bueno es estar sano. En el libro hay muchas estrategias para romperlo: desde hacer una revisión histórica de cómo se han construido ciertas enfermedades, hasta decir “cáncer tenemos todas”. 

M. Z.: Romper esa mirada dicotómica es otra de las potencialidades del transfeminismo. Empezó rompiendo el binomio de género y pasó a hacerlo con otros. Entender la enfermedad como ausencia de salud o la salud como ausencia de enfermedad no tiene un correlato con la realidad, que es mucho más compleja.

En los últimos años ha crecido el consumo de antidepresivos y ansiolíticos. Se recetan incluso de forma crónica cuando están pensados para periodos acotados. ¿Estamos enfocando mal cómo aliviar el sufrimiento psíquico?

M. Z.: Hace ya mucho tiempo que cualquier médica de atención primaria puede recetar antidepresivos o ansiolíticos sin aval psiquiátrico. Yo venía del ámbito activista y rechazaba el consumo de psicofármacos, pero cuando me acerco desde una perspectiva investigadora conozco otras realidades para las que ese consumo es positivo.

La crítica debe centrarse en que, en el sistema público de salud, la mayor parte del tiempo el tratamiento es solo farmacológico. Y, en muchos casos, no hay estudios que avalen esta efectividad. Pero eso no impide que se sigan comercializando porque el lobby farmacéutico es muy fuerte y los psicofármacos suponen un tercio de sus ingresos totales.

Debe haber un apoyo, pero sin caer en la psicologización de la sociedad, que no deja de ser la herramienta fundamental para el sostenimiento del sistema capitalista

Aparece en varios puntos la idea de que lo terapéutico va a lo individual y la autorresponsabilidad. El colectivo InsPIRADAS afirma que “la psiquiatrización siempre cursa con violencia”. ¿Qué hacemos entonces con las demandas de aumentar el número de psicólogos y psiquiatras?
M. Z.: Debería haber recursos públicos de calidad y apoyo psiquiátrico cuando es necesario. Ahora bien: ¿cuándo es necesario?, ¿en qué cantidad es necesario? 

Debe haber un apoyo, pero sin caer en la psicologización de la sociedad que dicen algunas autoras, que no deja de ser la herramienta fundamental para el sostenimiento del sistema capitalista. La terapia remite a lo individual porque trabaja con el individuo. Mi propuesta es salir de lo personal y volver a lo colectivo

Si necesito fisioterapeuta porque mi trabajo me deja la espalda mal, pido que me lo cubra la sanidad pública. Pero lo que quisiera realmente es no tener un trabajo que me obliga a estar sentada 8 horas al día estresada delante de una pantalla.

¿Creéis que se instrumentaliza la ciencia para justificar y biologizar malestares de origen social?
C. N.: Creo que es mas útil entender medicina y sociedad como inseparables. Los procesos sociales históricos han formado el tipo de medicina que tenemos. Y por otro lado, la noción de “lo que es sano” también se usa para apuntar a ciertas personas como “enfermas, desviadas, incapaces o violentas” y separarlas de la sociedad. Por ello, en el libro encontramos artículos que proponen el antipunitivismo carcelario, el romper con el estigma del consumo de drogas o el modelo de vida independiente como alternativas de salud crítica y colectiva. 

Feminismos
Feminismos Sanar la brecha del feminismo español desde los movimientos latinoamericanos
Las organizaciones feministas y LGTBI+ latinoamericanas buscan las claves para el consenso frente al temor de que la división del feminismo español abra paso a los discursos de odio.

M. Z.: Somos una sociedad muy medicalizada. Hubo un momento histórico en la que la religión perdió fuerza y la sustituyó la medicina como regente de la moralidad y de nuestra vida. Entonces, no tiene sentido dividir sociedad/medicina. El paradigma de lo médico imbuye todos los aspectos de nuestra vida. No se trata de rechazarlo, pero sí de encontrar una forma más horizontal de convivir con ello.

Caro, en tu capítulo, dedicado a las oncocreaciones, laboratorios de creación de relaciones en cáncer, afirmas que “cáncer tenemos todas”. ¿Qué quiere decir?
C. N.: “Cáncer tenemos todas” es un llamamiento para salir de la lógica del individualismo de la enfermedad. Las relaciones que conforman enfermedades no son solo biológicas, son también sociopolíticas. ¿Qué tipo de prevención se hace? ¿Por qué hacemos cribado y no hacemos limpieza de ríos? ¿Por qué se invierte tanto en investigación genética y tan poco en las correlaciones entre pobreza y cáncer, por ejemplo? Esta lógica de individualización de la enfermedad, del “yo sí/tú no” nos atomiza e impide que establezcamos alianzas con otras condiciones y retos sociales.

“Este libro es una oportunidad de goce para quienes desean abandonar la lógica del éxito y el fracaso”, dice Sara Torres en la introducción. ¿Cómo tomamos las microdosis de Posología para salir de esta dinámica?
M. Z.: Se toman como cada une quiera. Están hechas a propósito para que te las tomes a poquito según te vaya interesando. Con esa idea de que sea siempre gustoso. 

C. N.: Eso, el gusto. Es fundamental ver que en los textos hay crítica, hay rabia, pero hay mucho gusto, mucha corporalidad, mucha visceralidad, mucho estar juntas. Nos regocijamos en lo compartido.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Análisis
Movilizaciones ¿Quién pagará las facturas del campo?
Análisis de las diferentes facturas a pagar que subyacen en las movilizaciones del campo, hecho desde la reivindicación del derecho a una alimentación sana, a la salud y a un territorio y agricultura vivos.
Salud
Salud Mujeres y opioides: el riesgo de engancharse al tramadol
Expertos y expertas avisan: las mujeres están más expuestas al posible abuso de opioides porque las enfermedades que generan dolor crónico tienen mayor prevalencia entre ellas. Pacientes y profesionales piden un cambio de enfoque.
Tóxicos
La verdad incómoda los plásticos Vertido de pellets, la punta del iceberg
La contaminación por plásticos se mide por millones de toneladas cada año.
Palestina
Ocupación israelí El colonialismo israelí está desnudo
La “victoria” genocida del sionismo sobre el pueblo nativo de Palestina o un horizonte de descolonización con una Palestina libre del río al mar, parecen ser los dos únicos finales posibles a una herida colonial que nunca acaba de cerrarse.
Genocidio
Genocidio Un soldado se inmola y un primer ministro renuncia: el genocidio en Gaza provoca acciones desesperadas
Ayer, un soldado ardía hasta morir frente a la embajada israelí en Washington para denunciar la complicidad estadounidense en el genocidio. Hoy, el primer ministro de la Autoridad Palestina ha dimitido.
Salud mental
Violencia psquiátrica La contención mecánica en la sociedad de la coerción
La contención mecánica, práctica que la ONU calificó de tortura en 2013 y que es ilegal en muchos países europeos, sigue llevándose a cabo en numerosos centros psiquiátricos y de Atención Primaria en España.
Acuerdos comerciales
Incrementará las emisiones El Acuerdo UE-Mercosur incumple la legislación climática europea e internacional
Según un análisis jurídico, este tratado de libre comercio aumentaría las emisiones de gases y, por lo tanto, sería contrario a la Ley del Clima de la UE y al régimen climático de la ONU.
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Palestina
Italia frente al genocidio Ante la masacre palestina, Italia es mucho más que su gobierno
El apoyo del ejecutivo de Meloni a Israel cuenta con un trasfondo de importantes intereses económicos y unos medios de comunicación que refuerzan el relato sionista. Mientras, la ciudadanía muestra su solidaridad con Palestina pese a la represión.
Violencia policial
Violencia policial Cen colectivos secundan a mobilización en Compostela contra o asasinato dun migrante por un policía na Coruña
Este domingo cumpríronse dous meses do asasinato de Henry, veciño da Coruña, a mans da policía. Desde o movemento antirracista galego non queren esquecer esta data e así lembrar a toda a cidadanía que esta morte “debe ser investigada e aclarada”.

Últimas

Laboral
Laboral As traballadoras da limpeza de Lugo conseguen unha suba de 18,3% do salario tras catro meses de folga
Lograron melloras nas percepcións durante as vacacións, nos permisos e nos seguros de accidentes, ademais dunha garantía para que as traballadoras que participaron na folga reciban integramente os atrasos salariais.
Análisis
Eleccións galegas O BNG e a importancia da organización
A verdade organizativa non está exenta de riscos e contradicións: a mesma organización que estivo a piques de quedar fóra do Parlamento galego é a que hoxe lidera o bloque progresista na Galiza.
Fronteras
INFORME FRONTERAS Regularización Ya acoge la presentación del informe Derecho a la Vida 2023
Caminando Fronteras presenta su informe, un registro de las víctimas en las rutas migratorias de acceso a España, una obligación incumplida de manera permanente por el Estado español. En 2023 hubo 6.618 víctimas.
Carta desde Europa
Carta desde Europa Los peligros de la lealtad inquebrantable a Estados Unidos
La vía para que Alemania se asegure la paz en lugar de la guerra es liberarse del control geoestratégico de Estados Unidos.
O prelo
O Prelo Festas de vida e morte
O díptico de Lorena Conde 'Festas de Gardar' reivindica o goze fronte a un futuro desolador.
Más noticias
Cine
Cine Tras seis años de procesos judiciales, se hace público el documental que denuncia las “chufas de sangre”
El horchatero Andoni Monforte viajó a África y relató en el filme las duras condiciones de trabajo en los campos de chufa de Burkina Faso y la presunta trama de estafas en la que participaban empresas como la valenciana Tigernut Traders.
Incendios
INCENDIO EN VALENCIA Un modelo urbano de especulación, ladrillazo y degradación detrás del incendio en Campanar
Tras el proceso de desinversión, degradación y expulsión de la clase trabajadora se puso en marcha la segunda parte de la operación del PP: su uso para hacer promociones con materiales inflamables y de baja calidad.
Análisis
CASO ALVES Sentencia del caso Alves: una oda al consentimiento que da claves sobre el contexto posterior al sí es sí
El sistema judicial, muy a pesar para las mujeres, ha sido el único sitio que ha otorgado carta de veracidad en la determinación del delito de violación. Por eso, un elemento crucial de la sentencia es el reconocimiento de la verdad.

Recomendadas

Memoria histórica
MEMORIA Emili Darder, entre el humanismo y la desventura
Centenares de mallorquines se reunieron ayer en el Mur de la Memòria, donde fue fusilado públicamente el último alcalde republicano de Palma el 24 de febrero de 1937.
Unión Europea
Unión Europea Clare Daly: “El papel de la Unión Europea ha sido frenar la paz en Ucrania y están haciendo lo mismo con Gaza”
La eurodiputada irlandesa de The Left Clare Daly se ha hecho conocida por sus duros discursos contra el establishment. En esta entrevista se despacha contra la Comisión Europea y muy especialmente contra su presidenta, Ursula Von der Leyen.
Explotación laboral
Uberización La rabia contra el algoritmo se organiza en Bruselas
El Consejo Europeo ha tumbado la primera directiva sobre sus condiciones de trabajo. Los trabajadores del sector siguen su progresivo proceso de organización por sus derechos.
Colonialismo
Colonialismo Musculosos afeminados y ansiedades coloniales: la cultura física como arma anticolonial en Bengala
Esta es la historia de cómo la cultura física fue utilizada como espacio de refugio y rebeldía y cómo el proyecto colonial de la India Británica se caracterizaba por una ansiedad estructural de la que se aprovechaba la población indígena.