Sindicatos
Conversaciones que organizan

Las conversaciones que tenemos son clave al organizarnos porque, cuando están bien hechas, conducen a la acción colectiva.
conversaciones
Alexandra Bradbury, Mark Brenner, Jane Slaughter.
26 may 2024 07:00

Secretos de un Organizador Exitoso 12, parte 2. Viene de la parte uno de esta sección. Enlace al primer artículo de la serie aquí.

A continuación recogemos algunos consejos para tener conversaciones productivas con nuestras compañeras de trabajo pero, ¡ojo! No sigas este texto de forma mecánica, ¡habla con la gente con normalidad! Usa este esquema como una herramienta. Los pasos aquí recogidos pueden ayudarnos a acercanos a nuestro objetivo sin que nuestras compañeras de trabajo sientan que pierden el tiempo escuchando un discurso o una sesión de quejas. Las conversaciones que tenemos son clave al organizarnos porque, cuando están bien hechas, conducen a la acción colectiva.

Por encima de todo, nuestra función es hacer preguntas. El objetivo es que la compañera de trabajo con la que estamos hablado se dé cuenta de que:

  1. A ella le importa este tema.
  2. Hay alguien que toma las decisiones y tiene el poder para solucionar este problema.
  3. Los que toman las decisiones no buscarán soluciones hasta que alguien los presione a hacerlo.
  4. Si realmente quiere que este problema se resuelva, tiene que unirse nosotras, otras compañeras de trabajo, para tomar acción.

Pero decirle eso sin más no es muy efectivo. Por lo que necesitamos hacer las preguntas correctas que logren que lo diga ella misma, ya que tendemos a recordar mejor lo que hemos dicho nosotras, y no lo que dicen otras personas.

1) DESCUBRIR LOS PROBLEMAS

Empieza por hacer preguntas y escuchar las respuestas, para así descubrir lo que le interesa a tu compañera de trabajo. Cuando queremos conocer a alguien, las preguntas abiertas suelen funcionar bien, como por ejemplo “¿qué tal va el día?”, “¿cómo llegaste a este trabajo?” o “¿cómo fue todo cuando empezaste a trabajar aquí?”. 

Cuando nos organizamos en torno a un problema específico, nuestras preguntas pueden ser más directas. Aun así, si estamos recogiendo firmas en contra de un nuevo horario de trabajo que nos está perjudicando, en vez de saltar directamente a “¿vas a firmar esto?”, es mejor preguntar algo como “¿y a ti cómo te va con el horario nuevo?”.

El objetivo es que nuestra compañera de trabajo identifique por sí misma cómo le afecta el problema antes de que le pidamos que se una a la acción. Si es un tema del que ya habéis hablado en el pasado, puedes preguntarle cómo le está afectando a día de hoy o puedes contarle la experiencia de otra persona y ver su reacción. 

2) AGITAR

Reacciona a lo que te cuente tu compañera y continúa haciendo preguntas. Nuestras reacciones pueden ayudar a la otra persona a sentir que tiene derecho a estar enfadada:

  • ¡Qué fuerte! ¿Y desde cuándo está pasando esto? 
  • ¿Y tú cómo te sientes con todo esto?
  • ¿Cómo te están afectando estas cosas? ¿Y a tu familia?

3) IDENTIFICAR QUIÉN TIENE LA RESPONSABILIDAD

Busca que tu compañera reconozca quién es el responsable del problema que tiene, haciéndole preguntas como: ¿por qué piensas que tenemos este problema?”, “¿crees que es algo que se solucionará por si solo?”,  “¿quién tiene la autoridad para cambiarlo?”.

Muchas veces sentimos que nuestros problemas ocurren porque así son las cosas. Pero darnos cuenta de que nuestras malas condiciones no han caído del cielo nos da la fortaleza para reconocer que si alguien tomó la decisión que provocó esta situación, esa misma persona también puede remediarlo.

La esperanza nace del poder que tenemos al ser más y tener un plan con el que se puede ganar.

4) OFRECER UN PLAN PARA GANAR

Ahora que tu compañera de trabajo está enfadada, es el momento de ofrecerle un poco de esperanza. La esperanza nace del poder que tenemos al ser más y tener un plan con el que se puede ganar. Es así como lograremos que nuestro problema acabe siendo un problema para los que toman las decisiones. 

  • La mayoría de la gente quiere volver al horario de antes. El supervisor no nos ha hecho caso, pero ¿qué pasaría si las 25 que somos firmamos esta petición y vamos todas juntas a su oficina para entregársela en mano?
  • ¿Qué crees que va a hacer? ¿Seguirá ignorándonos? ¿Qué dirá su jefe cuando le vea en esa situación?

Este paso será más difícil si la petición no se centra en un problema que a esta compañera le importe de verdad. Como veremos en capítulos posteriores, nos será más fácil organizarnos si elegimos temas que afecten a nuestras compañeras amplia y profundamente. Pero lo que puedes decir es que la unión hace la fuerza y que ésta es la única manera de tener influencia sobre cualquier problema. Por ejemplo: 

  • Si ganamos este problema, ¿crees que la administración aprenderá algo? ¿Crees que será más fácil tomar acción sobre el próximo problema?
  • Este es el primer paso, tenemos que empezar a apoyarnos unas a otras. Si no, ¿cómo vamos a construir el poder suficiente para acabar con la falta de personal de la que estás hablando?
Laboral
Sindicalismo de base Solo podemos sobrevivir juntas
Para transformar las condiciones de nuestra(s) opresión(es), sólo podemos hacer lo que podemos hoy, desde el lugar en el que nos encontramos, de la mejor manera que sabemos.

    5) OBTENER UN COMPROMISO

    Pídele a tu compañera que haga una tarea concreta y así sea parte de la solución: “¿podrías firmar esta petición y venir con nosotras el jueves a entregarla?”.

    Si tiene miedo, reconoce que sus temores tienen sentido y están respaldados por razones reales. Pero aun así, las cosas no mejorarán a menos que ella se involucre. Nuestro trabajo no es convencerla de que está equivocada por tener miedo sino hacerla ver que, a pesar de tener miedo, ella también necesita pasar a la acción.

    • Si no hacemos algo, ¿se va a arreglar alguna vez lo del horario de trabajo? ¿Estás dispuesta a aceptar que este problema continúe sin más?

    Aquí es importante recalcar que este proceso será mucho más fácil cuando estemos le estemos pidiendo que tome acción en el tema que ella ha identificado o mencionado, en vez de presionarla para que lo haga en algo que nosotras queramos “venderle”. 

    Nuestro trabajo no es convencer a nuestras compañeras de que están equivocadas por tener miedo sino hacerlas ver que, a pesar del miedo, necesitan pasar a la acción.

    6) INOCULAR Y REAFIRMAR EL COMPROMISO

    Ahora nuestra compañera de trabajo está comprometida, pero ¿sabe bien en lo que se está metiendo? Pregúntale cómo piensa que la gerencia va a reaccionar ante esta acción y, si existe un posible riesgo que ella no haya considerado, adviérteselo.

    • ¿Qué piensas que dirá el supervisor cuándo vayamos a su oficina?
    • ¿Qué pasaría si se enfada y amenaza con ponernos una amonestación a todas? ¿Y si ofrece reunirse con una o dos personas, pero no con todo el grupo?

    Hablad sobre los posibles resultados y luego pregúntale si todavía puedes contar con su participación: “¿algo de esto te ha hecho cambiar de opinión?”.

    Esta parte puede sonar como que estamos desvirtuando la organización: después de todo el trabajo para animar a nuestra compañera a que se decida a actuar, ¿ahora estamos tratando de convencerla de que no lo haga? Sin embargo, de forma similar a cómo funcionan las vacunas contra un virus, la idea es ayudarla a desarrollar inmunidad a los ataques de la gerencia, dándole una pequeña dosis antes de que se exponga al asunto real. De esta manera, cuando la administración reaccione, el efecto no será tan grande. De hecho, si nuestra predicción es correcta, eso aumentará nuestra credibilidad y la de nuestro plan. 

    7) ESTABLECER UN PLAN DE SEGUIMIENTO

    Como dijo el organizador Fred Ross: “el 90% de organizarse es dar seguimiento”.

    Poneos de acuerdo sobre el siguiente paso y cuándo volveréis a hablar ahora que el compromiso con la tarea está claro. Tal vez quedaréis el jueves para entregar la petición, o ella le pedirá a dos de sus compañeras de trabajo que la firmen, o tal vez solo quedáis en hablar el viernes para que le cuentes cómo fue la entrega del día anterior.

    Recuerda que el objetivo no es simplemente llevar a cabo esta acción única, sino que también estamos tratando de atraer gradualmente a más gente hacia el centro mientras construimos una red estable y duradera de comunicación. Estamos tratando de hacer que el defendernos, de una manera organizada, sea una parte normal y natural de nuestra vida laboral. 

    • ¿Puedes pedirle a Juana que firme también? ¡Genial! Me acerco al final del turno para saber cómo fue, ¿te parece?

    EJERCICIOS

    A) ESCRIBE TU CONVERSACIÓN COMO ORGANIZADORA

    Elige un problema real de tu propio lugar de trabajo, así como una posible acción que podrías organizar para hacerle frente. Elige a una compañera de trabajo e imagina que vas a hablar con ella que se una a llevar a cabo la acción. Ve cubriendo todas las bases de una buena conversación organizadora. ¿Qué preguntas harías en cada uno de los pasos?

    B) PRACTICA EN VOZ ALTA LA CONVERSACIÓN ORGANIZADORA

    Al principio puede ser incómodo animar a tus compañeras de trabajo a que se enfaden y retarlas a que se enfrenten a sus temores. Pero al igual que todo, esto se vuelve más fácil con la práctica. 

    Si está leyendo esto en un taller o en grupo, practica la conversación con otra persona. Tomad turnos haciendo el papel de organizadora y compañera, y viceversa. Si estás leyendo esto a solas, pídele a una organizadora con experiencia que te ayude a practicar, o encuentra a una amiga o a un miembro de la familia para ensayar. 

    Pregunta a la otra persona sobre su trabajo, sea lo que este sea. Finje que tu también trabajas ahí, pero no sabes mucho todavía; tal vez eres nueva. Pídele a la persona que te diga cuál sería un lugar realista donde podría ocurrir estar conversación, por ejemplo el comedor. Pídele que haga todo lo posible por responder honestamente a tus preguntas, como si el ejercicio fuera una conversación real. 

    Empieza a indagar sobre los problemas. Haz todas las preguntas que se te ocurran para averiguar lo que esa persona valora y lo que odia sobre su trabajo, qué ha cambiado con el tiempo, qué cambiaría si tuviera una varita mágica. No tengas prisa.

    Cuando creas que has encontrado el tema que más le interesa, agita e identifica quién tiene la responsabilidad. Mira a ver si puedes conseguir que la persona diga en voz alta que está dispuesta a hacer algo para solucionar el problema y a nombrar al culpable. 

    Luego habla sobre un plan para ganar e inspírala con la idea de que la unión hace la fuerza. Pídele que se comprometa a realizar una acción específica. Inocula contra los riesgos y pídele de nuevo que reafirme su compromiso con la tarea. Establece un plan de seguimiento y acordad cuándo volverás a ponerse en contacto con ella. 

    Después, habla con la persona que te ha ayudado a hacer el ejercicio sobre cómo fue. Averigua cómo se sintió en la conversación: ¿identificaste cuál es su prioridad? ¿Qué más podrías haber preguntado? ¿Qué partes de la conversación realmente le hicieron pensar o replantearse cosas? ¿Qué partes disfrutó más? Si se comprometió a realizar una acción, ¿por qué decidió hacerlo? Si no se comprometió, ¿qué podría haberla hecho cambiar de opinión?

    A.H.U.Y. THERE!

    El acrónimo AHUY (por sus siglas en inglés) es una abreviatura útil para recordar lo que se necesita para estimular a alguien para que actúe: 

    1. (Anger) Indignación: esto es una injusticia. Tenemos que arreglarlo.
    2. (Hope) Esperanza: el cambio es posible. Podemos arreglar esto. Aquí está nuestro plan.
    3. (Urgency) Urgencia: ahora es el momento. Ya no podemos esperar.
    4. (You) Tú: puedes marcar la diferencia. Tu participación es importante. 

    Estas conversaciones cara a cara serán los cimientos que soporten nuestra forma de organizar a las demás. Pero es probable que no podamos tener conversaciones profundas con cada persona de nuestro lugar de trabajo. Al fin y al cabo, el día solo tiene 24 horas. Además, es probable que hayamos encontrado algunas compañeras de trabajo a las que no se puede convencer, que se siente como un muro. A lo mejor otra persona podría tener mejor suerte… si tan solo tuviéramos un equipo que trabaje de forma sincronizada. Entonces, ¿cómo saber con quién empezar? ¿A qué personas queremos traer hacia el grupo central? ¿Cómo podemos formar una red de comunicación que abarque a todas? ¡Más sobre esto en los siguientes artículos!

    Si quieres saber más, o compartir alguna experiencia de sindicalismo de base, escríbenos a cuadernosdetrabajo@outlook.com

    Puedes suscribirte a las novedades de Cuadernos de Trabajo en este enlace.

    Arquivado en: Laboral Sindicatos
    Sobre o blog
    En las luchas sociales en la que vivimos, la desorganización es sinónimo de fracaso. Y, el fracaso, es sinónimo de pérdida de derechos. De calidad de vida. De dignidad. Este blog explora, a través de las experiencias y reflexiones de distintos colectivos y sindicatos, alternativas a la mera canalización del descontento social y distintas metodologías para organizar realmente a las personas y construir poder popular.
    Ver todas as entradas
    Informar de un error
    Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

    Relacionadas

    Turismo
    Derechos Laborales Huelga en la Costa del Sol: 180 trabajadoras exigen la permanencia de sus puestos de trabajo en un hotel
    La clausura de gran parte de las estancias del hotel insignia de la cultura del ladrillazo en Marbella, Guadalpín Banús, a causa de un conflicto empresarial pone en peligro los puestos de trabajo de cientos de personas en pleno verano
    Laboral
    Laboral No digas nada: el CSIC se amarra al silencio cuando gestiona el acoso sexual
    CC OO, UGT, CSIF y la CIG denuncian el ERE a la tripulación del buque García del Cid, del que desapareció una tripulante en alta mar. El CSIC ha aprobado un protocolo que insta a firmar una declaración de confidencialidad.
    Sobre o blog
    En las luchas sociales en la que vivimos, la desorganización es sinónimo de fracaso. Y, el fracaso, es sinónimo de pérdida de derechos. De calidad de vida. De dignidad. Este blog explora, a través de las experiencias y reflexiones de distintos colectivos y sindicatos, alternativas a la mera canalización del descontento social y distintas metodologías para organizar realmente a las personas y construir poder popular.
    Ver todas as entradas
    Migración
    Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
    Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
    Caso Carioca
    Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
    O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
    Reforma laboral
    Trabajo y precariedad Europa da la razón a UGT y fuerza al Gobierno a mejorar las condiciones de los despidos
    Tras el fallo del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre despidos improcedentes, Yolanda Díaz convoca a sindicatos y patronal para reformar la ley.
    Estados Unidos
    Elecciones EE UU Netanyahu afirma que Israel y EE UU seguirán siendo aliados sea quien sea el próximo presidente
    La candidata designada por el presidente Joe Biden ha defendido el derecho de Israel a “defenderse” y los principales argumentos del sionismo. Sin embargo, en los últimos meses ha elevado el tono de crítica a los ataques sobre la Franja de Gaza.
    O Salto medra contigo
    O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
    Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
    Turismo
    Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
    Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.

    Últimas

    Movimientos sociales
    Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
    Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.
    Análisis
    Análisis La última batalla de Mr. Islington
    El 4 de julio, el candidato laborista en la circunscripción de Islington North sacó 16.873 votos, un 34,4% del electorado. Su contrincante independiente, 24.120, equivalente al 49,2%- Ese independiente es Jeremy Corbyn.
    Libertades
    Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
    En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
    La vida y ya
    La vida y ya Mantas doradas
    Denuncian la responsabilidad de los gobiernos y empresas europeas en las muertes de personas que quieren llegar a Europa.
    Más noticias
    La Colmena
    Ilustración ¿Quién juzga a los jueces?
    La libertad de expresión o del sindicalismo a secas choca con un Poder judicial que ha olvidado el significado de la palabra justicia, con minúsculas, que es el primero que señala el diccionario.
    Turismo
    Baleares 20.000 personas se manifiestan en Mallorca contra el turismo de masas
    La plataforma “Canviem el rumb” califica de éxito la convocatoria y pide al Govern Balear que tenga en cuenta sus demandas.
    Palestina
    Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
    Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
    Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
    30 aniversario del levantamiento del EZLN Los viajes de la Montaña. Arte, política y simbolismos de la lucha Zapatista
    En este noveno texto de la serie, la autora nos propone una mirada a través del arte para entender la dinámica de construcción de la lucha zapatista en México y cómo se articula con las redes de resistencia europeas

    Recomendadas

    Personas con discapacidad
    Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
    En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
    Arte
    Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
    En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
    Historia
    Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
    Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
    Infancia
    Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
    El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.