Racismo
València antirracista exige una investigación independiente ante la Masacre de Melilla

Colectivos de migrantes, afrodescendientes y antirracistas se concentrarán una vez al mes de forma indefinida en la Plaza de la Virgen de València hasta lograr que se depuren responsabilidades.
Concentración masacre de Melilla
Concentración por la masacre de Melilla en Valencia. Foto: Cedida por Verónica Navarro/València és Refugi

Varios colectivos antirracistas y de migrantes de la ciudad de València, impulsados por organizaciones como la Federación Africana y la asociación de afrodescendientes Uhuru, han decidido organizarse y continuar movilizándose hasta lograr que se esclarezcan los hechos de la Masacre de Melilla y se depuren responsabilidades. “Exigimos justicia a toda costa”, señala Gabriella Nuru, integrante de Uhuru, “con el apoyo de colectivos racializados y organizaciones aliadas exigimos una investigación independiente que sea tomada en cuenta para realmente depurar responsabilidades”.

Las asociaciones han acordado concentrarse una vez al mes de forma indefinida, en la céntrica Plaza de la Virgen de València, hasta asegurarse que se realice una investigación independiente que esclarezca las circunstancias de lo ocurrido el 24 de junio en el paso del Barrio Chino de Nador, en la que 133 personas intentaron cruzar la valla y un número hasta ahora indeterminado de personas fallecieron supuestamente como efecto del uso de la fuerza desproporcionada por los cuerpos de seguridad de los Estados marroquí y español.

Según la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), el “viernes negro” —como se refieren a la “Masacre de Melilla” los subsaharianos que lograron sobrevivir— podría haberse saldado con 58 víctimas, entre muertos confirmados y desaparecidos. Estos casos, documentados por la AMDH están muy por encima de las cifras oficiales de Marruecos, respaldadas por el Ministro de Interior español Grande-Marlaska, que hasta la fecha solo ha reconocido la muerte de 23 inmigrantes.

Estos 58 casos documentados por la AMDH suponen una cifra muy por encima de la oficial trasladada por Marruecos y respaldada por el Ministro de Interior español Grande-Marlaska, que hasta la fecha solo ha reconocido la muerte de 23 inmigrantes

La AMDH ha denunciado que se desconoce cuántos cadáveres han sido inhumados por las autoridades marroquíes “en secreto, sin identificar y sin autopsia” tanto en los cementerios de Nador como en otros composantos, donde horas después del salto fueron deportados cerca de un millar de “sin papeles” entre ellos varios heridos graves, que luego acabaron por morir.

Pero más allá del lamentable baile de cifras, “las organizaciones negras y africanas hacemos una crítica radical de la política migratoria de la Unión Europea y del Estado Español, la cual ejecuta crímenes de Estado, como el de ahora de Melilla, pero como también ocurrió en el Tarajal”, señala Nuru. El caso de “El Tarajal” fue recientemente archivado por la justicia española, a principios de junio de este año, sin que nadie fuera responsable de la muerte de 15 migrantes que murieron como consecuencia de los disparos de goma de la policía española cuando intentaban llegar nadando.

En el caso de la “Tragedia de Melilla”, como también se le ha denominado, la AMDH difundió videos que dieron la vuelta al mundo en los que es posible observar a miembros de la gendarmería marroquí “tirando piedras, maltratando y golpeando con las porras a refugiados indefensos, algunos moribundos en el suelo”, para luego acabar con “decenas de cuerpos esparcidos, algunos moribundos, que nunca fueron atendidos”, recuerda la activista de Uhuru. A estos hechos hay que agregar que los agentes marroquíes cruzaron totalmente la frontera española para golpear, detener y devolver en caliente a varios migrantes, que habían conseguido superar la valla que separan la ciudad autónoma de Melilla de Marruecos.

Una investigación del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos sostiene que los agentes españoles habrían usado violencia y no habrían asistido a los heridos que estaban saltando o cayendo de la valla. Asimismo, una decena de supervivientes del salto han asegurado que la Guardia Civil española los golpeó y los devolvió “heridos y en caliente”, uno de ellos se encontraba incluso inconsciente.

Una investigación del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos sostiene que los agentes españoles habrían usado violencia y no habrían asistido a los heridos que estaban saltando o cayendo de la valla

Ante estos hechos, la activista Gabriella Nuru, exige “justicia, reparación y responsabilidad por parte de los Estados español y marroquí. Los encargados de velar por los derechos humanos no pueden avalar asesinatos como los de la Masacre de Melilla”. La activista afrodescendiente se refiere a las declaraciones de Sánchez quien reconoció “el extraordinario trabajo que están haciendo las fuerzas de seguridad del Estado, en la ciudad autónoma de Melilla, pero también en la lucha contra la migración irregular en general”. Además, el Ejecutivo hizo hincapié en las buenas relaciones con Rabat “y por tanto, quiero agradecer el trabajo del gobierno marroquí. Y subrayar lo importante que es tener unas relaciones como las que tenemos con un socio estratégico como es Marruecos”. Por su lado, en su primera visita a Marruecos, tras la “tragedia de Nador”, el Ministro de Interior español Grande-Marlaksa señaló en términos parecidos a los del Presidente Sánchez que “Marruecos está realizando un trabajo de contención de la migración irregular que debe ser reconocido”.

Por si esto fuera poco, el juzgado de primera instancia de Nador condenó el pasado 19 de junio a 11 meses de prisión a 33 migrantes sudaneses supervivientes del “viernes negro”, además de la obligación de pagar en total 4.000 dirhams en multas e indemnizaciones (unos 400 euros). El juzgado les consideró culpables de los delitos de “facilitar y organizar la entrada y salida de personas extranjeras de forma clandestina desde y hacia Marruecos”, “aglomeración armada en la vía pública” y “ultraje a funcionarios públicos”.

Por su lado, la ONG Andalucía Acoge y la Red Acoge han lanzado dos iniciativas para solicitar que se investiguen los hechos. Una de ellas, apoyada por más de 150 organizaciones, solicitando por medio de una carta una investigación mixta en el Congreso de los Diputados, la cual ya se ha anunciado que se realizará por parte del grupo republicano. Y por otro lado, han enviado cartas a las relatoras de Derechos Humanos de los migrantes y a la de ejecuciones extrajudiciales para solicitar que ellas inicien una investigación.

Ante las declaraciones de los representantes políticos del Estado Español, y el antecedente de El Tarajal, las organizaciones de migrantes y antirracistas en València “desconfiamos de investigaciones realizadas desde el Estado” y aseguran que “estamos organizadas y vamos a luchar hasta conseguir un proceso independiente que depure realmente responsabilidades”, sentencia Nuru.

Relacionadas

Economía social y solidaria
Fotogalería La economía social diversa, un nuevo reto para el antirracismo
En los últimos años los proyectos integrados en la economía social y solidaria impulsados por colectivos de personas migrantes y racializadas han aumentado significativamente en Catalunya.
Antigitanismo
Antigitanismo La memoria histórica del pueblo gitano sigue sumando incendios
El 2 de agosto, día en memoria de las víctimas del holocausto del pueblo gitano, llega en tiempos en los que el antigitanismo permea el debate público tras los hechos de Peal de Becerro.
Racismo
Antirracismo Un parque en memoria de Ndombele
Colectivos de la comunidad afro y del movimiento antirracista madrileño han conseguido que Alcorcón llame a un parque Ndombele, en memoria del joven asesinado hace 20 años.

Destacadas

Océanos
Protección de los mares Arranca en la ONU la última fase de negociaciones del Tratado Global de los Océanos
Entre el 15 y el 26 de agosto, una nueva ronda de negociaciones podría derivar en un acuerdo global para proteger los mares del mundo. La comunidad científica y el colectivo ecologista señalan que el tratado debe proteger al menos el 30% de los océanos.
Crisis energética
Crisis energética Glencore, la empresa que disparó sus beneficios el año de la guerra de Ucrania
La guerra de Ucrania, junto a otros factores estructurales, ha favorecido el aumento de precio de las materias primas, lo que ha multiplicado los beneficios de una multinacional cuyas prácticas están en entredicho.
Pueblos originarios
Culturas minoritarias Los zaza, una comunidad en peligro de extinción en Turquía
En las remotas montañas del este de Turquía se encuentran representados en distintas comunidades los vestigios de una cultura, lengua y tradiciones con cientos de años que, poco a poco, con la llegada del nuevo mundo, están viendo desaparecer sus costumbres y su historia.

Últimas

Crónica
Afganistán O 15 de agosto foi o día máis triste da miña vida
Hai un ano, o 15 de agosto, propagouse a noticia da chegada dos talibán ás portas de Kabul. Ese día eu estaba na cidade coa miña familia e lémbroo perfectamente.

Recomendadas

Economía social y solidaria
Fotogalería La economía social diversa, un nuevo reto para el antirracismo
En los últimos años los proyectos integrados en la economía social y solidaria impulsados por colectivos de personas migrantes y racializadas han aumentado significativamente en Catalunya.
Política
Política Ayuso vuelve a la confrontación con Moncloa como método y deja su gestión a la sombra
Con la excusa del real decreto de ahorro energético, la presidenta de Madrid apuesta nuevamente al contrapunto con el Gobierno de Sánchez, una estrategia política y comunicacional calculada al milímetro que la hace crecer como figura y trascender la marca PP. Los nombres detrás del fenómeno. Feijóo, en aprietos, y la oposición madrileña, también.
Culturas
Una foto dentro de la celda con la ventana abierta
El proyecto ‘La voz que nadie escucha’ explora la posibilidad de ofrecer alternativas culturales a mujeres privadas de libertad y que estas puedan servir para obtener beneficios penitenciarios.
Tren de alta velocidad
Diego García-Mejuto “El TAV es una forma de integrarse en el proyecto neoliberal de Europa, no de ganar soberanía para Euskadi”
Entre otros temas, el autor reflexiona sobre cómo los discursos en torno a la Y vasca, con su 175 kilómetros de recorrido, se insertan en la ideología dominante del capitalismo y la manera en que la división entre centro-periferia obliga a las élites vascas a diseñar estrategias de construcción nacional para mantener su hegemonía.
Falsos autónomos
Laboral Un año de la Ley Rider y Uber quiere dar un paso atrás: ¿qué está fallando?
Se cumple un año del Real Decreto que prohibe el uso de falsos autónomos en el sector de los repartidores, pero Glovo sigue sin cumplirlo y Uber Eats amenaza con dejar de hacerlo.
Energía
¿Reducir el consumo de energía? Sí, y mucho más
Tanto la agenda de corto plazo como las políticas de mayor calado estructural, que necesariamente deben estar conectadas, tienen que inspirarse en el criterio de justicia social, en la redistribución de la renta, la riqueza y los recursos disponibles.
Colombia
Colombia Dos años reivindicando justicia para Abelardo Liz, comunicador indígena asesinado por el ejército colombiano
Abelardo Liz, comunicador del pueblo nasa, fue asesinado por balas de la fuerza pública mientras cubría el desalojo de su comunidad en proceso de Liberación de la Madre Tierra en Corinto, Cauca.