Senegal
Senegal, sumido en el desasosiego electoral

Tras aplazar las elecciones del 25 de febrero, en una maniobra considerada ilegal por el consejo constitucional, Macky Sall intenta apaciguar a una población que exige la liberación de los candidatos de la oposición y votar antes del 2 de abril.
Protestas Senegal - 1
Protesta en Dakar el 24 de febrero. Soraya Aybar Laafou

En las calles de Dakar la incertidumbre electoral se ha convertido en protagonista. El último fin de semana de febrero, en el que se tenían que haber celebrado los comicios para elegir al próximo presidente de la nación, la radio no dejaba de sonar con noticias que no aportaban nueva información. Los periódicos, colgados entre un árbol y el quiosco, mostraban la principal cara de la actualidad senegalesa, la del presidente Macky Sall, que ya anunció que no se presentaría a los próximos comicios. Pero, como cada día desde principios del mes, la expectación se alimentaba con el desasosiego. Los seguidores de la oposición convirtieron lo que tendría que haber sido la celebración de la democracia, en dos días para exigir que se restablezca el orden constitucional, se libere a los presos políticos encarcelados y se pueda acudir a las urnas antes del 2 de abril.

La fecha prevista para los comicios ha pasado de ser el 25 de febrero, al 15 de diciembre, y a estar, a día de hoy, en un domingo todavía por definir. Este baile de tiempos llega tras el decreto de anulación de las elecciones por parte del presidente el pasado 3 de febrero, argumentado en el desacuerdo con el Consejo Constitucional por la lista de los 20 candidatos admitidos a presentarse como futuros representantes de la nación.

Senegal
Libertades en África Una victoria para la democracia en Senegal
La principal autoridad electoral del país declaró inconstitucional la suspensión de las elecciones en una semana en la que se han liberado numerosos presos políticos.

Unas semanas más tarde, el órgano constitucional anuló el decreto, porque, según la propia Carta Magna, no le corresponde al presidente retrasar las elecciones, e instaba a Sall a convocarlas “lo antes posible”. Ante esta situación, el presidente llamó al resto de los 19 candidatos de los partidos a dialogar para llegar a establecer una fecha antes de que expire su mandato. A la cita, que tuvo lugar los días 26 y 27 de febrero, solo acudieron tres partidos.

Según informó Sidiki Kaba, ministro del Interior, tras realizar un análisis de la situación entre los asistentes a lo que se ha llamado un Diálogo Nacional y que él mismo presidía, se va a proponer el 2 de junio como posible fecha para la celebración de los comicios. Confirmó también que los candidatos admitidos en la lista aprobada con el Consejo Constitucional mantendrán su nombramiento.

Manifestaciones “por la democracia y la libertad”

“Salimos a la calle para pedir a Macky Sall que convoque elecciones antes del 2 abril”, explicaba Ana, de 32 años. Participaba en una protesta pacífica a favor del partido del opositor, Ousmane Sonko, encarcelado desde junio de 2023, a la que acudieron varios centenares de personas el 24 de febrero en el centro de Dakar. Entre gritos y cánticos que acusaban a Macky Sall de ser un dictador, ella se definió como una “patriota por Senegal”. Su camiseta, con la bandera nacional, y sus complementos a juego daban fe de ello. Acudía a manifestarse por la “democracia y libertad” y en contra del presidente porque sentía que este ha “arrebatado la independencia” a la población.

El mismo sábado, Alí, de 28 años, levantaba un cartel a favor de la libertad de expresión, en inglés, escrito a mano sobre un folio en blanco. En la manifestación convocada por el movimiento Forces Vives F24, denunció la situación de los jóvenes del país, exigiendo un gobierno que, al menos, pedía, le permitiera expresar sus opiniones con libertad. “No tenemos trabajo, no vamos a la universidad porque están cerradas, pero no podemos hablar sobre lo que está pasando porque nos encarcelan”, lamentaba, “hay gente que está en su casa y quiere hablar, pero tiene miedo”.

“No tenemos trabajo, no vamos a la universidad porque están cerradas, pero no podemos hablar sobre lo que está pasando porque nos encarcelan. Hay gente que está en su casa y quiere hablar, pero tiene miedo”

En un país en el que el 75% de la población tiene menos de 35 años, tres de cada 10 jóvenes están en búsqueda de empleo, según el último Afrobarometer, y la economía sumergida tiene un gran peso. Oficialmente, las universidades han estado cerradas hasta el 26 de febrero por obras de mejora. El cierre, sin embargo, coincidió con las protestas mortales de junio de 2023 tras la condena de Sonko.

Las protestas no han parado una ciudad que encuentra su orden en el caos. El tráfico constante no cesaba en la explanada cercana al estadio Léopold Sédar Senghor donde se estaba celebrando la protesta. Se escuchaban aplausos y gritos desde algunos autobuses coloridos, y tan característicos de este país, que pasaban repletos de gente, en su mayoría jóvenes. Algunas bocinas de los coches se mezclaban con el ruido de las trompetas de los manifestantes y los conductores se unían a los reclamos por la libertad. Algún motorista que serpenteaba entre ellos, sin embargo, lanzaba un dardo a favor del actual presidente.

Una de las exigencias más repetida en la manifestación era la libertad de los activistas y políticos encarcelados, entre ellos Sonko y su mano derecha, admitido en las listas electorales, Doumaye Faye. Frente a ello, el 28 de febrero, Macky Sall aprobó en el Consejo de Ministros una ley de amnistía para liberar a un millar de presos con el objetivo de lograr una “reconciliación nacional”, tal y como él mismo anunció en la inauguración del Diálogo Nacional. La noticia llega entre una fuerte polémica que apunta a que la policía que ha disuadido las manifestaciones en los últimos años estaba entrenada por la Guardia Civil y financiada por la Unión Europea, según ha desvelado la fundación PorCausa junto al diario Al Jazeera.

Protestas Senegal - 3
Protesta en Dakar el 24 de febrero. Soraya Aybar Laafou

Votantes simbólicos el domingo de las no elecciones

El 25 de febrero, las movilizaciones y los actos simbólicos seguían reflejando el descontento de parte de la población con la situación actual. Un discreto cartel marcaba que el colegio electoral de Sacre Coeur de Dakar estaba abierto para los votantes. Alrededor, la ciudad vivía un domingo más. En su interior, una urna forrada con papel y los miembros de la mesa electoral aguardaban a los primeros votantes simbólicos. Empezaron a llegar las primeras personas y, con un ambiente festivo, pasaban a votar como lo habrían hecho en unos comicios oficiales. Identificación, escoger candidato, insertar el sobre en la urna y mojar el dedo en tinta indeleble.

Al salir de la sala, la organización había colocado una tela en blanco que cubría una de las paredes para recibir mensajes de quienes acudían a este acto. A primera hora de la tarde, en el mural se podían leer frases como “decepcionado con la democracia senegalesa que va de mal en peor con el régimen de Macky Sall” o “he votado simbólicamente para respetar nuestra constitución”.

Desde la anulación de los comicios, Senegal ha llegado a un escenario político en el que todo puede pasar. Eso es lo que comenta la gente en la calle, levantando su voz por encima de la sintonía radiofónica. La calma – o al menos, lo que en una gran ciudad africana se considera normalidad – se recuperaba el lunes al arrancar la semana laboral. Sin novedades oficiales desde el poder, la sociedad seguirá esperando el anuncio que rompa con esta situación histórica en lo que hasta ahora se consideraba a nivel nacional y continental una de las democracias más consolidadas de África Occidental. 

Arquivado en: África Senegal
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

África
Hakim Adi, historiador “Hay mucha desinformación sobre el comunismo y su conexión con África y la diáspora”
El historiador Hakim Adi explora las conexiones entre el panafricanismo y el comunismo en una investigación que ha desarrollado en los últimos diez años y que requirió la consulta de archivos en Rusia, EE UU, Gran Bretaña y varios países de África.
República del Sudán
Un año de guerra Sudán, la guerra del futuro que aplastó la revolución
La confrontación entre el ejército y las milicias en Sudán implica una guerra contra la población que se levantó por la democracia y ahora lucha por su supervivencia.
África
Feminismos Las estrategias feministas de las mujeres de Guinea Ecuatorial frente al patriarcado
Como ocurre en todas las sociedades, las violencias machistas atraviesan las vidas de las mujeres en la antigua colonia española, pero además, éstas se ven abandonadas por un estado que no dispone de un marco de protección a las víctimas.
Investigación
Migracións Mulleres á fronte dende o sur global
Nace unha iniciativa de investigación, intervención e acción participativa na Galiza para potenciar o diálogo e intercambio de saberes entre as voces subalternizadas das mulleres do sur global.
Elecciones
Elecciones europea Las europeas agudizan las contradicciones de Sumar y el lugar de IU sigue en disputa
Fuentes de la coalición aseguran que el puesto de Izquierda Unida en la lista de europarlamentarios todavía no está claro. Yolanda Díaz sueña con recuperar a Palop, veta a Manu Pineda y tensa la cuerda al máximo con Más Madrid.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Acusan a una agencia pública catalana de complicidad con el apartheid y el genocidio en Palestina
Un reciente informe denuncia a ACCIÓ, la agencia gubernamental para la competitividad de las empresas catalanas, por impulsar relaciones económicas con Israel a pesar del “riesgo plausible de complicidad con genocidio y crímenes contra la humanidad”.
Catalunya
Antirracismo Las muchas voces de Catalunya: identidades diversas, segregación y más de 300 idiomas
En las últimas décadas la sociedad catalana se ha transformado con la llegada de personas migrantes, que ya suponen un 21% de la población. Aunque la exclusión y el racismo siguen ahí, en el día a día lenguas, experiencias e identidades se mezclan.
Análisis
Polarización Una inflación de insultos y demagogia
En este clima de enfrentamiento que es ya el único referente de socialización política para algunas generaciones, el ciudadano parece tener que elegir entre qué mal es menos punible e inmoral.

Últimas

Ley de Memoria Histórica
Memoria democrática La ofensiva legislativa de PP y Vox contra la verdad, justicia y reparación
Las asociaciones memorialistas del estado hacen frente común en la Unión Europea y no descartan acudir a los tribunales para defender los derechos de las víctimas del franquismo.
Cine
Cine RTLM, la radio del odio que alentó el genocidio en Ruanda
Cuando se cumple el 30º aniversario de la tragedia en Ruanda, llega a las pantallas ‘Hate Songs’, que se estrena el viernes 19 de abril, una metaficción que transcurre en los estudios de la emisora controlada por los hutus.
Laboral
Laboral CC OO, UGT y USO rechazan firmar el convenio de Decathlon al no incluir la cláusula de garantía salarial
Decathlon ha firmado el acuerdo con el sindicato mayoritario, SGICD, auspiciado por la propia empresa. El convenio para 2024-26 incluye un incremento salarial del 15%, que recupera la pérdida del 12% de los dos anteriores.
País Vasco
Los audios del PNV Itxaso Atutxa, sobre adjudicar un contrato: “Deben ser tres empresas de confianza del partido"
Hordago publica audios exclusivos grabados en Sabin Etxea que muestran a la presidenta del Bizkai Buru Batzar domesticando al entonces alcalde de Mundaka para acatar la disciplina del partido en materia de contratación pública en el consistorio.
ETA
Opinión Mis relaciones con ETA
Hay quien sigue empeñado en utilizarlo como espantajo electoral, pero es un argumento que no durará. Eso no quiere decir que debamos olvidar lo que pasó, pero sí evitar utilizar la memoria como arma de guerra y confrontación
Más noticias
Italia
Italia El gobierno Meloni allana el camino a los antiabortistas
La Cámara de Diputados italiana ha aprobado por amplia mayoría una ley que permite a las organizaciones anti-elección entrar a los centros de asesoramiento público donde acuden mujeres que están pensando en interrumpir su embarazo.
Violencia policial
Violencia institucional Iridia consigue reabrir judicialmente el caso de una muerte por pistola taser policial
Es uno de los 56 casos en los que ha litigado la entidad de derechos humanos en 2023 y en los que hay un total de 156 agentes o funcionarios encausados.
Genocidio
Rumbo a Gaza La Flotilla de la Libertad se prepara para zarpar hacia Gaza
Un carguero con 5.500 toneladas de ayuda humanitaria y tres barcos más cargados con cientos de personas, entre ellas observadores de los derechos humanos, personal médico, periodistas y políticos —incluida Ada Colau—, integrarán la Flotilla.
Personas sin hogar
Personas sin hogar “Una noche por todas sus noches” en protesta por las personas sin hogar en Granada
El cierre de un centro de acogida nocturno en el centro de la ciudad, que acogía a más de 50 personas, ha agravado la ya precaria situación de acogida de las personas sin hogar

Recomendadas

Cuba
Proyectos artísticos en la isla El arte y la cultura como válvula de escape para resistir la crisis en Cuba
Entre todos los desafíos que enfrenta Cuba, el arte y la cultura se mantienen como refugios de creatividad y resiliencia.
Anticapitalistas
Miguel Urbán “En el inicio de Podemos dijimos que sin autoorganización nos iban a hacer mierda... y nos han hecho mierda”
El eurodiputado más longevo de la llamada política del cambio no repetirá en las elecciones de junio. Miguel Urbán repasa los asuntos más importantes del espacio de la izquierda institucional y las perspectivas de futuro de la Unión Europea.
Especulación urbanística
Turistificación Canarias dice basta: activistas organizan una movilización histórica en las islas frente a la turistificación
Precarización, pobreza, desigualdad y dificultad de acceso a la vivienda, así como la enorme contaminación de los espacios naturales causada por el modelo turístico, son algunas de las problemáticas por las que Canarias sale a la calle el próximo 20 de abril.