Análisis
Miremos más allá de las elecciones europeas y retomemos el ¡No a la guerra!

En las elecciones europeas nos jugábamos mucho porque marcarían nuestro devenir y aporte como europeos a cómo hacer frente y movernos frente al agotamiento del modelo surgido tras el colapso de la Unión Soviética.
12 jun 2024 07:00

Estamos asistiendo a un momento clave de la historia. Frente al ensimismamiento occidental, y también europeo, el orden que surgió tras la caída del muro de Berlín está agotado, languidece, está finiquitado, tanto desde un punto de vista estrictamente político, fin del Totalitarismo Invertido -veremos en qué desemboca-; como geopolítico, nos movemos hacia un mundo multipolar; como económico, fin de la globalización y del orden liberal. En este contexto, el principal peligro para la humanidad son los “neocons” estadounidenses, con el conchaveo europeo. Su ceguera, la de los herederos triunfalistas del macartismo, puede acabar arrastrándonos a una guerra. Por eso, de partida, creo que era y es necesario que, desde Europa, se cree una cultura del ¡no a la guerra!

En las elecciones europeas nos jugábamos mucho porque marcarían nuestro devenir y aporte como europeos a cómo hacer frente y movernos frente al agotamiento del modelo surgido tras el colapso de la Unión Soviética. Desde un punto de vista estrictamente político los resultados iban a indicarnos si nos manteníamos en el actual Totalitarismo Invertido; nos movíamos hacia una nueva vuelta de tuerca, el fascismo -replica de la oligarquía estadounidense “neocon”-; o, por el contrario, decidíamos optar por una visión multipolar de respeto a la diversidad y comprometida con la paz, bastante improbable. Finalmente, los europeos han optado por una mantener el statu-quo, pero con un aumento de la extrema derecha. Tiempos de maleza.

El orden surgido tras la caída del muro de Berlín se desquebraja

El actual Totalitarismo Invertido, término que ya hemos introducido varias veces en estas líneas, surge con el hundimiento de la Unión Soviética y la caída del muro de Berlín. Las élites occidentales, que aceptaron el estado social y de derecho por necesidad, se quitaron definitivamente la careta y asaltaron nuestras democracias. De eso va el Totalitarismo Invertido. Recuerden, los elementos básicos son tres. Primero, el asalto del poder corporativo y de las élites económicas, especialmente las financieras, al Estado, vía lobbies y puertas giratorias, imponiendo el mercado como entidad más poderosa que todo lo regula, por encima de las necesidades humanas. Sus políticas ya las conocemos, liberalización económica, desregulación, globalización, financiarización, … El resultado, también, pobreza, desigualdad, sufrimiento. Es aquí donde las fuerzas de izquierdas, pero no solo, deberían haber centrado sus propuestas.

El nuevo Robin Hood, el de las élites, recoloca a los pobres, emigrantes y a los más desfavorecidos donde antes solíamos situar a los otrora ricos y poderosos

Segundo, la antidemocracia que, a través de unos medios de comunicación aduladores con el poder, pero duros con el disidente, promueven la desmovilización cívica. Finalmente, el dominio de la élite, utilizando como motor la desconfianza y el miedo. Estas élites metieron sus sucias manos hasta en los conceptos más románticos como el mito de Robin Hood. El nuevo Robin Hood, el de las élites, recoloca a los pobres, emigrantes y a los más desfavorecidos donde antes solíamos situar a los otrora ricos y poderosos. El caso extremo, ese tipo argentino, cuyo nombre no quiero mentar, y que tan fieles seguidores tiene entre los votantes patrios de “extremo centro”. Acuérdense del término despectivo que esos políticos de “extremo centro” introducen, día sí y día también, las “paguitas”. Los prefieren pobres y serviles.

Este momento político, el del Totalitarismo Invertido, fue posible por la convergencia de liberales, conservadores, democratacristianos y socialdemócratas bajo un mantra falso, la famosa expresión thatcheriana, “there is no alternative”. Sin embargo, ¡claro que la había, la hay, y la habrá! Pero para ello los ciudadanos de las democracias deben recobrar el control de éstas. Ello requerirá, en el momento actual, de la búsqueda de coaliciones entre distintos grupos sociales. Concretamente entre la burguesía productiva y la clase trabajadora frente a la burguesía extractiva. Permítanme desarrollar brevemente esta idea, a través de un artículo académico que ustedes ya conocen.

Ese choque de trenes, burguesía productiva y factor trabajo versus capital extractivo, decidirá nuestro porvenir

En Declining Labor and Capital Shares, publicado en 2020 en The Journal of Finance, el autor, Simcha Barcai, muestra que la participación del capital, igual a la relación entre los costes de capital y el valor añadido bruto, no compensa el descenso de la participación del trabajo. En cambio, un gran aumento de la participación de los beneficios puros compensa los descensos en la participación del trabajo y del capital. Los beneficios puros son lo que una empresa gana por encima de todos los costes de producción (materias primas, mano de obra y costes de capital). El aumento de los beneficios puros, consecuencia del aumento del poder de mercado, debido a la financiarización, está afectando negativamente tanto al capital productivo como al factor trabajo. Por lo tanto, como corolario, en la situación actual, debe haber un pacto táctico entre la burguesía productiva y el factor trabajo, porque ambas están perdiendo, en esta economía financiarizada, frente al capital extractivo. La izquierda, y espero que lo entienda, debe buscar esa coalición. Enfrente tendrán a cierta derecha, en nuestro país la encarnada por la tal Ayuso, sin duda la gran promotora del capital extractivo patrio. Ese choque de trenes, burguesía productiva y factor trabajo versus capital extractivo, decidirá nuestro porvenir.

Análisis
Economía El papel de la ortodoxia económica en la expansión del autoritarismo
Los mercados y los gobiernos, guiados por esa broma pesada de gobernanza económica llamada neoliberalismo, han dejado a la mayoría de la ciudadanía colgada de un hilo muy fino

¡Cuidado con los “neocons” estadounidenses!

Desde un punto de vista geopolítico estamos ya en un mundo multipolar donde el poder omnipresente de los Estados unidos languidece. El principal problema para la humanidad es que quienes encarnan ese poder, los herederos de marcantismo, desenvolvieron la bandera de la intolerancia en todo su esplendor. El mundo es un lugar heterogéneo, y, occidente, especialmente Europa, debería haber potenciado un sistema mundial de relaciones internacionales basado en la tolerancia, y no la imposición. Pero no solo no fue así, sino que estos tipos, que se creen por encima del bien y del mal -se atreven a amenazar a la Corte Penal Internacional, por si decide acusar de crímenes de guerra a Netanyahu y su tropa-, montan golpes de Estado, vestidos de primaveras de colores, y son, tal como señala el gran Rafael Poch, la mafia, de entre las mafias de este mundo, que más tiene las manos manchadas de sangre.

Las élites del sur global no las soportan, y se están posicionando con Rusia y China

Sin embargo, su tiempo, aunque no lo sepan, ya ha pasado, ha acabado. Las élites del sur global no las soportan, y se están posicionando con Rusia y China. Ello no quiere decir que estos “neocons” intenten una penúltima huida hacia adelante y nos metan a nosotros, los europeos, en una guerra, continuación de la de Ucrania, que jamás debió iniciarse. El problema es que Rusia, y lo ha dicho claramente, utilizará armas nucleares tácticas. Y no van de farol.

Europa, sin duda, desaprovechó la oportunidad que se le abrió con la Gran Recesión. En vez de haber buscado un nuevo equilibrio global post-crisis, que pasaba por reforzar e intensificar las agendas y reuniones entre Eurolandia y los países BRICS, nos convertimos en una colonia definitiva de los Estados Unidos, ligando nuestra suerte al devenir estadounidense. Para ello, y sobre todo para desgracia de la población ucraniana, se activó el avispero ucraniano. Y es allí donde nos encontramos. Esperemos que el nuevo parlamento europeo actúe con cabeza y enarbole el ¡No a la guerra! Veremos.

Análisis
Guerras Cómo se terminó con el sueño europeo de una solución cooperativa a los conflictos
Los países europeos teníamos mucho que aportar sobre cómo podemos solucionar conflictos de intereses integrando la heterogeneidad, pero todo se torció en 2008.
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Análisis
Fútbol Eurocopa 2024: cuando el fútbol es más político que nunca
El ejemplo social y político de la selección francesa sirve para vislumbrar el futuro del combinado español, en el que por primera vez dos jugadores racializados nacidos en España han sido los líderes del equipo.
Ecofeminismo
Análisis La perspectiva ecofeminista en un nuevo horizonte ecosocial
El enfoque ecofeminista es fundamental en el planteamiento de un paradigma para un nuevo horizonte ecosocial por su capacidad de fomentar soluciones sinérgicas.
Análisis
Análisis La hoja de ruta de la izquierda en Uruguay
Tras las elecciones internas del 30 de junio, el escenario que las encuestas venían vaticinando en Uruguay parece consolidado: el Frente Amplio parte con ventaja de cara a las elecciones generales de octubre del 2024.
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.
Pueblos originarios
Pueblos originarios Cien años de la Masacre de Napalpí
El 19 de julio de 1924, las fuerzas de seguridad estatales argentinas asesinaron a más de 500 personas de los pueblos indígenas de Qom y Moqoit.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.

Últimas

Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 aniversario del levantamiento del EZLN Los viajes de la Montaña. Arte, política y simbolismos de la lucha Zapatista
En este noveno texto de la serie, la autora nos propone una mirada a través del arte para entender la dinámica de construcción de la lucha zapatista en México y cómo se articula con las redes de resistencia europeas
Crisis climática
Cine y crisis climática Muyuna Fest, cine selvático para aprender a flotar en un mundo que se hunde
La primera muestra de cine flotante de la historia emerge sobre las aguas del barrio de Belén, en la ciudad de Iquitos (Perú) para fomentar la conservación de la Amazonía y la soberanía audiovisual de los pueblos originarios.
Fronteras
Fronteras La nueva Comisión Europea triplica su apuesta de militarización de las fronteras
La presidenta de la Comisión Europea anuncia un nuevo impulso para el Frontex y la creación de una cartera para las relaciones con los países del Mediterráneo.
Más noticias
Tecnología
Oligopolio tecnológico Un fallo de Microsoft provoca una caída internacional de servicios de transportes, bancos y emergencias
Una interrupción del servicio vinculada a la firma de ciberseguridad Crowdstrike y Windows ha paralizado la actividad de decenas de miles de empresas públicas y privadas poniendo de relieve la dependencia del oligopolio tecnológico.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Arte
Cristina Peña “Mi referente es la artesanía que nos dieron nuestros antepasados”
La cerámica artesana de Casa Peña Slow Atelier no iba a escapar de la turistificación. Su taller se traslada desde Churriana (Málaga), a un nuevo espacio en Úbeda, ciudad de tradición artesana que acoge la marca, sus ideas, y a la propia artista.
Migración
Migraciones Burocracia para los ‘refugiados de segunda’: siete jóvenes malienses ante el bloqueo del Estado al pedir asilo
Presos de la guerra, llegan a un nuevo territorio en búsqueda de mejores oportunidades, pero son presos de temporalidades y trámites burocráticos, mermando su estado anímico y dejándoles estancados en un limbo temporal que los anula como ciudadanos.

Recomendadas

Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.