Marruecos
Derrota histórica en las urnas de los islamistas en Marruecos

El Partido Justicia y Desarrollo se desploma ante el ascenso de Reagrupamiento Nacional de los Independientes y el Partido de la Autenticidad y la Modernidad, formaciones de ideología liberal y cercanas a la corona.
Rabat elecciones
Propaganda electoral en el suelo de una calle de Rabat. Ricard González
Rabat
9 sep 2021 19:45

El islamismo perdió ayer en Marruecos el último vestigio del poder que había conquistado a través de las urnas en varios países al rebufo de las llamadas “Primaveras Árabes”. Tras un inesperado seísmo electoral, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), islamista moderado, pasó de ser el ganador de los últimos dos comicios y liderar el Gobierno desde 2011, a quedar el octavo, en una posición marginal. La caída de su popularidad era evidente, pero nadie esperaba que pasara de 125 escaños a sólo 13. Su debacle histórica se produjo en una triple cita electoral, pues además de legislativas hubo también municipales y regionales .

Los ganadores son dos partidos salidos de un mismo molde: de ideología liberal, cercanos al makhzen —el Estado profundo que rodea el Palacio Real—, y fundados por empresarios con una buena amistad con el rey. Se trata de Reagrupamiento Nacional de los Independientes (RNI), el más votado con 102 escaños, y el Partido de la Autenticidad y la Modernidad (PAM), con 87. Sumando fuerzas, se quedarían muy cerca de la mayoría absoluta en un hemiciclo de 395 escaños, un gran éxito del régimen. 

El makhzen ha logrado una casi completa desideologización de la política marroquí. La percepción, en buena parte cierta, de que no hay grandes diferencias entre los partidos, lleva a muchos electores a elegir los mejores gestores

Durante la noche electoral, antes de conocerse los resultados provisionales, en la sede del PJD se palpaba el nerviosismo. Algunos de sus dirigentes salieron a hacer declaraciones en las que acusaban a otros partidos de haber utilizado “dinero sucio” en la campaña. “Nosotros hemos hecho una campaña honorable, pero hemos visto muchas infracciones, se han comprado votos y se ha utilizado una cantidad de dinero enorme en propaganda en las redes. Estudiaremos impugnar los resultados de algunos colegios”, declaró Azami al-Idrissi, presidente del Consejo Nacional del partido. No lo decía directamente, pero sus dardos se dirigían sobre todo hacia el RNI.

Ciertamente, el gasto del partido liderado por Aziz Akhannouch, el hombre más rico del país después del rey, ha sido enorme. “Cada vez que entraba en Youtube, me encontraba el Akhannouch!”, comentaba Samy Souhali, un joven periodista. Algunas estimaciones sitúan en 300.000 dólares el gasto en publicidad del RNI sólo en una red social, Facebook, una cifra que multiplicaría por diez la desembolsada por algunos de sus adversarios directos.

Ahora bien, una derrota como la del PJD no puede sólo explicarse por un tsunami publicitario o la compra de votos a los pueblos de Marruecos más atrasados socialmente. “Los islamistas han pagado el desgaste por el deterioro de la situación socioeconómica por la pandemia. También les ha pasado factura el hecho de haberse tragado muchos sapos servidos por makhzen, como la legalización del cannabis, o sobre todo la normalización con Israel. La foto del [Primer Ministro] Othmani firmando el acuerdo fue muy humillante”, sostiene Irene Fernández-Molina, profesora de la Universidad de Exeter y especializada en Marruecos.

El makhzen ha logrado una casi completa desideologización de la política marroquí. La percepción, en buena parte cierta, de que no hay grandes diferencias entre los partidos, lleva a muchos electores a elegir los mejores gestores. Esto puede explicar el traspaso de voto entre partidos que pueden parecer antagónicos, como los islamistas del PJD y los liberales laicos del RNI. “Lo más importante es que la economía funcione. Cuando lo hace, todo va bien. He votado Akhannouch, porque antes había votado el PJD pero no ha cumplido su programa”, explicaba Cherkaui, un autónomo de 50 años que votó en un colegio de Salé, la ciudad contigua a la capital, Rabat.

Aunque la nueva Constitución, aprobada en 2011 para desinflar las protestas de la Primavera Árabe, otorgue más poderes al Parlamento y al Primer Ministro, el verdadero centro de poder sigue siendo el Palacio Real, y el makhzen que lo rodea. Su estrategia pasa por cooptar y domesticar a la oposición. Esto es lo que ocurrió hace dos décadas con el USFP, la histórica oposición de izquierdas al trono. Después de asumir el gobierno, y renunciar a hacer cambios profundos para aplicar las decisiones de Palacio, perdieron su identidad. Hoy, son un partido secundario, con sólo 38 escaños, lejos de su antigua hegemonía. Lo mismo le podría pasar al PJD

Ahora bien, el PJD aún tiene un as en la manga: el carismático ex primer ministro, Abdelila Benkirane. A pesar de haber ganado las elecciones de 2016, el makhzen y los otros principales partidos lo apartaron del poder para sustituirlo por Saad Eddine al-Othmani, mucho más servil. En estas elecciones, Benkirane no estaba ni en las listas del partido islamista, es decir, el PJD ha jugado esta partida con su principal crack al que el entrenador ha sentado en el banquillo.

Aunque la nueva Constitución, aprobada en 2011 para desinflar las protestas de la Primavera Árabe, otorgue más poderes al Parlamento y al Primer Ministro, el verdadero centro de poder sigue siendo el Palacio Real, y el makhzen que lo rodea

La reacción del PJD ha sido fulminante: dimisión de al-Othmani como Secretario General y de todo el Comité Ejecutivo. Además, ha convocado una Asamblea Nacional para el próximo 18 de septiembre, en la que se volverán a enfrentar las dos almas del partido islamista: la más monárquica, y la que todavía insiste en impulsar una mayor democratización del país. A pesar del varapalo, todavía es temprano para escribir el obituario del PJD. Entre otras cosas porque Benkirane continúa siendo uno del los políticos más populares del país, y si decidiera regresar, podría hacer renacer al PJD de sus cenizas.

“El PJD ha cumplido la función subalterna de legitimación del régimen que le asignaron y asumió el 2011. Se cierra una etapa … Este resultado consolida un proyecto autoritario en línea con los vientos que soplan a nivel internacional, y que no son favorables a la democracia”, apunta Fernández-Molina.

De hecho, no hay que perder de vista que aunque la participación ha sido del 50% de los ciudadanos inscritos en el censo electoral, en línea con anteriores comicios, no es un resultado tan positivo como parece. Había 19 millones de inscritos sobre 25 millones de adultos, y votaron unos 8,5 millones de personas. “Yo no he votado. ¿Para qué? En este país hay mucha desigualdad y algun día todo puede estallar”, comenta un taxista de Rabat, expresión del otro Marruecos que no se ve para nada reflejado en Akhannouch.

Arquivado en: Magreb Marruecos
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Magreb
Mundo árabe El norte de África abraza la bandera de Palestina
Las grandes manifestaciones vuelven a las principales ciudades del norte de África para mostrar su apoyo al pueblo palestino y colocan a los gobiernos en una difícil situación por sus recientes acuerdos con el Estado de Israel.
Túnez
Elecciones en Túnez Túnez: un viaje a la deriva en la cuna de la revolución árabe
En los primeros comicios bajo la nueva constitución del país, Kais Said continúa bajo su estela dictatorial y entierra a la Túnez de 2010.
Túnez
Populismo conservador La amenaza autoritaria se cierne de nuevo sobre Túnez
La población tunecina se revuelve ante la deriva del presidente Kais Said a quien oposición y prensa acusan de querer acabar con la frágil democracia del país.
Laboral
Laboral El Consejo de Ministros aprueba la prevalencia de los convenios colectivos autonómicos y provinciales
La medida entrará en vigor el miércoles 22 de mayo cuando el BOE publique el decreto. Las patronales españolas, Comisiones Obreras y UGT apostaban por la estatalización de los convenios colectivos.
Genocidio
Genocidio Karim Khan: el tipo duro que ha puesto contra las cuerdas a Netanyahu y de los nervios a Biden
La decisión de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional de solicitar órdenes de detención contra los jerarcas israelíes responsables de la masacre de Gaza genera división entre los países europeos e indigna al gobierno de Estados Unidos.
Biodiversidad
Biodiversidad Natura 2000: una red de protección medioambiental amenazada por la agricultura
La pieza central de las políticas de protección medioambiental ha sido incapaz de frenar el avance de la agricultura intensiva en zonas sensibles. Visitamos tres ecosistemas protegidos en España, Portugal y Alemania para comprobar su impacto
Alemania
Extrema derecha “Es imposible confiar en el Estado alemán y su policía en la lucha contra los neonazis”
En Alemania, el movimiento antifascista se enfrenta a una oleada de represión, mientras que las elecciones de septiembre auguran la victoria del partido de extremaderecha Alternativa para Alemania en diferentes estados.
Contigo empezó todo
El Salto libros El Salto lanza su propia línea editorial con un libro sobre la otra historia de España
El Salto Libros se estrena con el volumen ‘Contigo empezó todo’, del periodista Eduardo Pérez, otra visión de la historia de España a través de 30 episodios olvidados. Suscríbete y te lo enviamos gratis.
Congreso de los Diputados
Congreso de los diputados Solo el voto en contra del PP evitaría que pasara su primer trámite la ley del PSOE contra el proxenetismo
Al primer partido del gobierno le bastaría una mayoría simple para comenzar el trámite de la propuesta del ley que presentó en solitario al Congreso de diputados. Aún y con ello grupo popular no les regalará el sí directamente en este primer pulso. Sumar hecho público su 'no' ya que considera que la propuesta del PSOE no aborda ninguna solución.
Análisis
Neoliberalismo Aquelarre fascista en Madrid: el auge de la aporofobia
El desaguisado argentino, VOX, Meloni, Le Pen, Trump, Bolsonaro, … son la consecuencia final lógica de un sistema de gobernanza que ya ha fracasado, el neoliberalismo.

Últimas

Industria
Transición ecosocial El sindicato ELA se prepara para demandar a la multinacional Stellantis por el cierre de la fábrica Mecaner
Considera que Stellantis ha podido vulnerar derechos básicos como la tutela judicial efectiva y la libertad sindical al empujar a los trabajadores a elegir una indemnización que triplica el mínimo y que implica renunciar a una demanda colectiva.
Crisis climática
Overshoot Day España entra en déficit ecológico
Este 20 de mayo se cumple el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra en España, lo que significa que el país ya ha consumido el límite de recursos naturales por año que permitiría al planeta regenerarse.
Más noticias
En saco roto (textos de ficción)
En saco roto Tamujas
Lo que ocurrió fue que nos limitamos a escribir sobre una página en blanco la fecha del día, el nombre de la asignatura y las palabras que el profesor había escrito en el encerado. Eso fue todo.
Laboral
Convenio colectivo UGT, LAB y CC OO aceptan formalizar el contrato fijo discontinuo parcial en los polideportivos de Bizkaia
El preacuerdo atiende la reivindicación de la semana de 35 horas, por lo que, junto con los incrementos salariales, el valor de la hora de trabajo aumenta en un 20,8%. ELA ha rechazado el preacuerdo y mantiene la huelga en al menos 18 centros.
Irán
Irán La muerte del presidente de Irán sacude un escenario internacional convulso
Teherán comunica la muerte de su jefe de Gobierno, Ebrahim Raisi, y su ministro de exteriores, Hossein Amirabdollahian, después de que su helicóptero se estrellara en la tarde del domingo.
Movimiento BDS
Palestina La Universidad Autónoma de Barcelona y la ciencia europea al servicio de Israel
Una investigación destapa los lazos entre la universidad catalana y el entramado universitario israelí, así como sus vínculos con tecnologías armamentísticas.
Medio ambiente
Contra la planta de biogás La Coronada vuelve a movilizarse contra la planta de biogás
La Coronada (Badajoz) alberga ya un macrovertedero y sería la principal perjudicada por la planta de biogás proyectada en la vecina localidad de Villanueva de la Serena.

Recomendadas

Literatura
Día das Letras Galegas As poetas queer ante Luísa Villalta: “A poesía é unha ferramenta para poder cambiar o espazo que habitamos”
Afra Torrado, Cinthia Romero e Lara Boubeta, tres poetas disidentes galegas, xúntanse para reflexionar sobre o seu vínculo coa poesía, a importancia de referentes na literatura e a implicación que ten o Día das Letras Galegas.
Feminismos
Feminismos Ana Requena y June Fernández: periodistas, feministas… e intensas
Estas dos comunicadoras comparten amistad, oficio y edad: cumplirán este año los temidos cuarenta. Por fortuna, en las presentaciones del último libro de Ana Requena, ‘Intensas’, las señoras suelen contar que una se libera con los años.
Migración
Migraciones Patera vacía: navegando en la necropolítica migratoria
Seguimos a un grupo de gente que se resiste a aceptar el designio de la suerte y del azar que hace que haya víctimas o supervivientes de manera injustamente aleatoria.
Periodismo
Jesús Cintora “Nunca había estado tanto tiempo fuera de la televisión o la radio... no sé por qué será”
El expresentador de Las mañanas de Cuatro publica ‘El precio de la verdad’ (Editorial B, 2024), un ensayo sobre el estado actual del periodismo español.