Neoliberalismo
La ortodoxia económica intenta, por Navidad, volver a las andadas

Ya no es un tema de incompetencia estructural, que lo es, sino, todavía más grave, de defensa de unos intereses de clase, entre ellos, el suyo.
Centro comercial El Corte Inglés Navidad
Entrada a un centro comercial de El Corte Inglés en Navidad de 2020. David F. Sabadell
28 dic 2021 07:00

La corriente de pensamiento dominante intenta volver de nuevo a las andadas, pero esta vez por Navidad. Inasequible al desaliento, pretende retomar su hoja de ruta, tras dar por concluida lo peor de la pandemia. Ello viene a colación de las últimas recomendaciones, comentarios, sugerencias o propuestas de las principales organizaciones económicas multilaterales respecto a nuestro país. Tampoco nos debemos olvidar de los relatos y análisis del actual gobernador de Banco de España sobre los problemas y peligros que acechan a España. Todos ellos resultan cansinos, repetitivos, imbuidos por un halo de racionalidad fingido. Se han olvidado muy rápido de lo sucedido durante la Gran Recesión y vuelven a recomendarnos las mismas recetas y propuestas, como si no hubiese pasado nada. Desde la contención salarial y el control del gasto y deuda pública, pasando por el eterno abaratamiento del despido, o la eterna sugerencia de sistemas de pensiones pre-financiados -total o parcialmente-… El problema es que cuando usamos los datos y tratamos de contrastar las hipótesis detrás de sus recomendaciones, éstas no se cumplen, se rechazan.

La ortodoxia económica –neoclásicos y neokeynesianos-, para hacer que sus modelos funcionen de manera coherente tienden a reducir significativamente la complejidad y los detalles más finos de la economía a través de un conjunto de premisas completamente alejadas de la realidad. Los economistas más dañinos son aquellos cuyo trabajo no está sujeto a las necesarias restricciones que marcan la realidad de los datos, a pesar de lo cual se animan a extraer conclusiones y hacer recomendaciones de política económica. Esto ha dado lugar a determinados modelos apriorísticos, generados en su inmensa mayoría por think-tanks conservadores bien financiados, sobre el papel del gasto público, la deuda privada, los salarios, o sobre cómo funcionan los mercados. Las economías que describen son fruto de una imaginación febril, y rara vez se han visto en el mundo real.

Pensamiento gregario: incompetencia estructural e instinto de clase

Al final, ese virus conocido como “Realidad”, que describió el economista postkeynesiano australiano Steve Keen, y que comenzó a afligir a los economistas de la corriente principal tras la Gran Recesión, haciéndoles rechazar los argumentos que solían utilizar para justificar sus modelos, ha sido tratado mediante la negación y evitación de la Realidad. Ingenuamente, pensábamos que seguirían el método científico. ¡Qué va! Han adoptado el pensamiento gregario. Éste se caracteriza por una tendencia a examinar muy pocas alternativas; una falta de evaluación crítica de las ideas de los demás; un alto grado de selectividad en la recopilación de información (manipulación); una falta de planes de contingencia; una frecuente racionalización de las malas decisiones; una ilusión de invulnerabilidad de grupo y moralidad compartida, donde los verdaderos sentimientos y creencias son suprimidos, manteniéndose una ilusión de unanimidad. Como corolario final, se auto-designan guardianes de la esencia (centinelas de la información) para proteger al grupo de la información negativa.

El hecho de que en algunos casos ni siquiera se molesten en leer los elementos de las teorías alternativas, junto con los insultos, sugiere que esos economistas están actuando más como guardianes de la mente que como académicos

El hecho de que en algunos casos ni siquiera se molesten en leer -por no hablar de entender- los elementos de las teorías alternativas, junto con los insultos, sugiere que esos economistas están actuando más como guardianes de la mente (defendiendo una ortodoxia rota) que como académicos. Tan sencillo como evaluar una idea por sus méritos.

La pregunta es inmediata, ¿por qué después de tanta evidencia continúan recomendando las mismas recetas? Sólo caben dos respuestas, la incompetencia estructural, o el instinto de clase. En realidad hay una mezcla de las dos hipótesis, pero el empecinamiento de la implementación de políticas fracasadas hace que la balanza se decante finalmente por la segunda.

Economía
Las falacias sobre el repunte de la inflación
La inflación actual la están provocando exactamente dos aspectos que son consecuencia directa de ideas y propuestas defendidas por los economistas conservadores, liberales y socio-liberales.

La inflación actual y las relaciones de causalidad deuda pública-crecimiento

Analicemos brevemente dos episodios que se han dado a lo largo de 2021. El primero de ellos, el repunte de la inflación. La inflación actual la están provocando dos aspectos que son consecuencia directa de propuestas defendidas por los economistas ortodoxos. Por un lado, la financiarización de la economía, mediante procesos de liberalización que no se deberían haber producido, como el acceso a los mercados derivados de materias primas a fondos institucionales, y su reflejo en la evolución de los precios de la energía y de los alimentos no elaborados. Por otro, el abaratamiento del factor trabajo, con la deslocalización y concentración empresarial subsiguiente, especialmente en las cadenas de suministro, provocando el actual repunte de los precios de los bienes industriales. ¿Han escuchado ustedes alguna crítica a esos procesos de liberalización de mercados? ¿Han leído algún mea culpa sobre los procesos de deslocalización industrial por y para abaratar costes? ¡Es el mercado amigo! Eso, sí, según ellos, no hay que trasladar el repunte brutal de la inflación, debido a su incompetencia, a aumentos salariales. Lo dicen después de haber destrozado al factor trabajo.

El segundo de esos episodios, personalmente, me provoca bochorno. Ya saben, aquellos que se despreocuparon de la deuda privada, y, por lo tanto, ni olieron atisbo de Gran Recesión, están asustadísimos por los crecimientos de la deuda pública global. Obviamente, aun siguen sin comprender las balanzas sectoriales de Wynne Goodley, y por lo tanto no pueden inferir que en toda recesión de balances privados aumenta la deuda pública, y que dicho aumento es el motor de la recuperación económica.

Para terminar a todos ellos les ofrezco, como regalo navideño, dos lecturas interesantes. Por un lado, Household debt and business cycles worldwide publicado en 2017 en The Quarterly Journal of Economics, y donde los autores, ortodoxos, afirman que “un aumento de la relación entre la deuda de los hogares y el PIB predice un menor crecimiento del PIB y mayor desempleo a medio plazo para un panel no equilibrado de 30 países desde 1960 hasta 2012”. Una conclusión obvia para cualquier economista postkeyniano, especialmente aquellos que estudiaron y aprendieron con Hyman Minsky. Pero, reconozcámoslo, es un paso que esa ortodoxia lo asuma, e incluso publique, aunque con varias décadas de retraso, que la deuda privada importa, y mucho.

Por otro lado, Nonlinearities in the relationship between debt and growth:(no) evidence from over two centuries publicado en 2019 en Macroeconomic Dynamics, y donde el autor, en un análisis para 27 países, desarrollados y en vías de desarrollo, concluye así su último párrafo: “Los resultados que se presentan en este documento socavan algunas de las conclusiones populares sobre este tema tan cargado de política que representan el ajuste fiscal como una necesidad para la estabilidad y la sostenibilidad económica a largo plazo..... En realidad, destaco la ausencia de pruebas de no linealidad, como el popular umbral del 90% de la deuda soberana en relación con el PIB, o de especificaciones polinómicas en la relación a largo plazo entre la deuda soberana y el crecimiento y el desarrollo, que ha sido el objetivo explícito de la literatura empírica que cito y reviso”. El autor, en definitiva, no encuentra pruebas de una relación de equilibrio a largo plazo entre la deuda pública y el crecimiento económico. Dado que una relación de equilibrio a largo plazo representa un requisito previo para cualquier causalidad a largo plazo entre ambas variables, ésta no existe.

Sin embargo, a pesar de tanta evidencia, los economistas ortodoxos, desde su control de los organismos multilaterales, siguen erre que erre. Obviamente, ya no es un tema de incompetencia estructural, que lo es, sino, todavía más grave, de defensa de unos intereses de clase, entre ellos, el suyo.

Economía
Los sueños distópicos de Pablo Casado
Parece que el líder del Partido Popular pretende obviar que bajo soberanía monetaria, o asumiendo que el actual programa de compras del BCE fuera permanente, el Tesoro español jamás quebrará

Relacionadas

Tren de alta velocidad
Diego García-Mejuto “El TAV es una forma de integrarse en el proyecto neoliberal de Europa, no de ganar soberanía para Euskadi”
Entre otros temas, el autor reflexiona sobre cómo los discursos en torno a la Y vasca, con su 175 kilómetros de recorrido, se insertan en la ideología dominante del capitalismo y la manera en que la división entre centro-periferia obliga a las élites vascas a diseñar estrategias de construcción nacional para mantener su hegemonía.
Salud
Sanidad vasca Grant Thornton, la consultora detrás del plan para desmantelar la Atención Primaria de Osakidetza
Esta firma recibió 40.000 euros para dar soporte a la Consejería de Gotzone Sagardui en la nueva estructura organizativa y la distribución de los recursos del servicio público.

Destacadas

Italia
Elecciones generales Los herederos del fascismo obtienen el 26,2% del voto y podrán gobernar en Italia
Giorgia Meloni, de Fratelli d'Italia, obtiene uno de cada cuatro votos y contará con el apoyo externo de la coalición que completan Matteo Salvini y Silvio Berlusconi.
Gas natural
Gas natural licuado, la solución energética para Europa que pone al mundo al límite
Casi el 70% del gas que se consume en la UE viene a través de gasoductos, y el resto viene del gas natural licuado. Ante el peligro del cierre del grifo desde Moscú, Europa lleva meses intentando incrementar el volumen de gas natural licuado que compra desde el extranjero.
Opinión
Los huevos de la serpiente
La victoria de Fratelli d'Italia supone una amenaza para todos los pueblos europeos.
Monarquía
La despedida de Isabel II, un show que refuerza a las monarquías
El funeral de la reina ofrece un balón de oxígeno al resto de monarquías occidentales, entre ellas la española. Un extremadamente largo velatorio para justificar y reforzar la anomalía histórica de su institución.
Opinión
En diálogo con el movimiento socialista: tesis para la organización que viene
Dentro del contexto del debate organizativo en curso —donde están entrando en diálogo posiciones autónomas y socialistas— este texto se busca ahondar en algunos puntos ya puestos sobre la mesa y rescatar otros tantos que quizás no se han tratado con la suficiente profundidad. Se enuncia desde lugares autónomos, mas no se toman estos como casillas inamovibles. El deseo es que circule y pueda abrir ventanas interesantes dentro de la actual y nutrida discusión.
Migración
Migraciones Marlaska, Melilla y la violencia en la frontera sur
La continuidad del ministro de Interior tras los hechos del pasado 24 de junio normaliza la impunidad ante las muertes en la frontera.

Últimas

Literatura
Juan Pinilla “La biografía de Saramago es la de los donnadies y los desheredados”
El investigador y cantaor Juan Pinilla publica con la editorial Atrapasueños el libro ‘Saramago. El Nobel de lo imposible’, un laborioso y profundo estudio sobre el escritor portugués que llega a las librerías en pleno centenario de su nacimiento.
Opinión
Vuelva usted mañana: la enfermedad crónica de la administración en la era digital
A la e-administración le queda mucho camino por recorrer: sigue siendo poco más que una fantasiosa quimera, una distante utopía con la que los usuarios más críticos no dejan de soñar.
Chile
A Fronteira Insistirmos, persistirmos, resistirmos
O rexeitamento en Chile exixe unha lectura que se afaste das antinomías tradicionais e atenda unha memoria americana común.
Migración
Migración València se manifiesta por tercera ocasión para exigir justicia por la Masacre de Melilla
El movimiento antirracista de València se concentra una vez más para exigir una investigación independiente y protección para las supervivientes en espera de juicio en Marruecos.
El Salto Radio
Que No Te Lo Cuenten De ecología y humanidad
VV.AA.
Nueva edición del noticiero quincenal de El Salto
Antifascismo
Antirracismo El mundialito que resiste a la metrópoli
El Mundialito mixto antirracista de Bilbao cumplió su sexta edición, mientras que en Iruñea preparan su estreno.

Recomendadas

Fascismo
Las elecciones en Italia como espejo en el que mirarse
Recordar los desmadres de Berlusconi o la base social del fascismo histórico puede parecer un ejercicio infructuoso, pero lo cierto es que permite abordar la cuestión aportando la perspectiva de la memoria. Y tal vez la memoria sea lo único que nos pueda salvar.
Extrema derecha
Italia, año cero
A las crisis cíclicas y de difícil explicación hasta para la propia ciudadanía italiana, se suman los formateos políticos que el sistema sufre en cada elección desde hace más de una década.
Elecciones
Elecciones 2023 Las municipales y Sumar, el nuevo órdago de Podemos
El partido a la izquierda del PSOE que cambió la historia de la política moderna de España sigue buscando su rumbo tras la era Iglesias. Las autonómicas y municipales de mayo próximo ya están sobre la mesa y está por verse cómo será la relación con IU y con los de Yolanda Díaz. La marca electoral de los morados, en el ojo del huracán.
La vida y ya
Principio de reciprocidad
¿Cuándo olvidamos el principio de reciprocidad, ese que dice que si cojo frutos devuelvo semillas?
Literatura
Literatura Alejandra Pizarnik, de la A a la Z
Hace 50 años que se echa de menos la voz de la poeta única, singularísima, que fue Alejandra Pizarnik. Nació en Buenos Aires, en 1936, en una familia de inmigrantes y desde muy niña sus pasiones fueron leer, escribir, escandalizar un poco... Comenzó estudios de Filosofía y Letras que no acabó, tomó clases de pintura, leyó desaforadamente, viajó, volvió… y siempre escribió poesía, narraciones y diarios de donde se han extraído la mayor parte de las entradas de este diccionario, que intenta recomponer algunos fragmentos de ese puzle llamado Alejandra Pizarnik.
Represión
Miles de personas se concentran en Madrid en apoyo a las sindicalistas de la Pastelería Suiza condenadas a prisión
La manifestación convocada por el sindicato CNT ha reunido en la capital a alrededor de 10.000 personas con el objetivo de “denunciar la criminalización de la acción sindical” y exigir la “inmediata absolución” de las seis sindicalistas condenadas a prisión en la Pastelería Suiza de Xixón.
Migración
Surge en València el Movimiento Fuerza Migrante para motivar el voto
El Movimiento Fuerza Migrante (MFM) se ha presentado recientemente en la ciudad de València con el objetivo claro de movilizar el voto migrante y organizarse de cara a los comicios del 2023.