Junta de Andalucía
Vox atiza al PP en el lomo de la Junta: los presupuestos andaluces, en suspenso

La ultraderecha en Andalucía da por “suspendidas” las negociaciones presupuestarias con PP y Cs. La estabilidad de la que presumía el presidente Moreno Bonilla hace una semana se ve tambaleada por el choque en Madrid entre Casado y Abascal durante la moción de censura a Pedro Sánchez.


Moreno Bonilla Feijoo PP
Casado observa a Moreno Bonilla saludando a Feijoo en su toma de posesión. Imagen de la Junta de Andalucía.
El Salto Andalucía
29 oct 2020 16:00

Moreno Bonilla paga los platos rotos de Pablo Casado. El “giro al centro” que protagonizó el líder popular en el Congreso de los Diputados durante la moción de censura de la ultraderecha al gobierno central de coalición le ha torcido los números de la legislatura al presidente andaluz. Por el momento. Su “socio preferente”, la ultraderechista Vox, anunciaba ayer en el programa Acento Andaluz de 7TV que daba por “suspendidas” las negociaciones sobre los presupuestos andaluces porque se “ha quebrado la confianza” entre las tres derechas.

La imagen de estabilidad de la que presumía Juan Manuel Moreno Bonilla hace tan solo una semana, en el debate sobre el estado de la Comunidad, y de moderación, distanciándose de su socio Vox, se han resquebrajado. “Vox es una cosa y nosotros somos otra” le replicaba el presidente andaluz a Susana Díaz y sacaba a colación el voto favorable del PP en el Congreso esa misma semana para anular la sentencia condenatoria al padre de la patria andaluza, Blas Infante, fuertemente vilipendiado por la ultraderecha, que reivindica la Andalucía de Isabel la Católica. “Moderación y pactar con la ultraderecha es incompatible” le respondía la líder socialista. Ahora la estabilidad, tampoco.

Junta de Andalucía
Moreno Bonilla apuesta la recuperación andaluza a los fondos europeos

Sin plan legislativo ni subida de impuestos, el presidente andaluz reclama un apoyo unánime del Parlamento en torno a sí para reclamar al Gobierno Central 23.000 millones de los fondos europeos con los que sostener la recuperación andaluza. Susana Díaz se erige en voz de la calle ante un liderazgo cuestionado. Adelante Andalucía denuncia la “doctrina del shock” andaluza.

El eco del hospital de las Cinco Llagas se escuchó en el Congreso de los Diputados con un día de diferencia. La misma jornada que arrancaba en Madrid la moción de censura contra Pedro Sánchez, el portavoz adjunto de la ultraderecha, Manuel Garrido, le recordaba a Moreno Bonilla a quién debía su presidencia: “La estabilidad parlamentaria se la ha dado el grupo Vox en Andalucia”. Al día siguiente, su líder estatal Santiago Abascal replicaba dolido a un renovado centrista Casado: “Si yo fuera como usted, ustedes dejarían de gobernar mañana mismo en Murcia, Madrid y Andalucía”. Las chispas entre las derechas saltaron en Madrid, el incendio se provoca en Andalucía.

El propio portavoz titular de Vox, Alejandro Hernández, reconocía en 7TV que “evidentemente el discurso de Pablo Casado ha quebrado la confianza que existía”. “Si Pablo Casado dice que somos xenófobos racistas franquistas y nos coloca en un ámbito casi de ilegitimidad democrática, si eso lo hace el presidente del mismo partido que el presidente de la Junta, entonces nosotros tenemos que ponernos en alerta” enfatizó.

550.000 euros para fomento de las escuelas de tauromaquia, 300.000 euros para un teléfono de violencia intrafamiliar o 150.000 de inversión en seguridad de los centros de menores no acompañados fueron algunas de las 35 cesiones a Vox en el vigente presupuesto andaluz

En su estrategia de feijooización, Moreno Bonilla se abrió a llegar a acuerdos con las fuerzas políticas progresistas, PSOE y Adelante Andalucía, consciente de que estos grupos y la ultraderecha se excluyen mutuamente. Como le recordaba Garrido en el debate sobre la Comunidad: “no se puede ser amigos y socios de todo el mundo”. Un rechazo a la interlocución con la bancada progresista que Vox se apresura a no calificar de cordón sanitario aunque tenga los mismos efectos. “Nosotros no hemos puesto ningún cordón sanitario, pero si Vox lleva trabajando en estos textos presupuestarios desde antes de verano y ahora se invita a PSOE y Adelante Andalucía a presentar sus propuestas, obviamente nos llama la atención”, aseguran, en una estrategia cruzada de las derechas por ejercer presión al contrario amagando con romper y aprovechando para marcar perfil propio.

35 cesiones a Vox

Para sacar adelante los actuales presupuestos de 2020, el gobierno conservador de la Junta firmó un acuerdo con la ultraderecha de 35 puntos en octubre de 2019. Algunas de las líneas discursivas más representativas de Vox se venían incluidas en aquel documento, en materias como la caza, la tauromaquia, el control migratorio, la violencia intrafamiliar o el apoyo a la familia tradicional.

PP Cs Vox Andalucia
Los consejeros de Economía (Cs), Hacienda (PP) y el portavoz parlamentario de Vox, firmando el acuerdo de presupuestos. Octubre de 2019. Imagen de la Junta de Andalucía.

550.000 euros para fomento de las escuelas de tauromaquia, deducciones en el IRPF de entre 200 a 400 euros para miembros de familias numerosas, dos millones para un programa de asistencia a mujeres embarazadas en dificultades “para llevar adelante su embarazo”, 300.000 euros para un teléfono de violencia intrafamiliar o 150.000 de inversión en seguridad de los centros de acogida de menores no acompañados. Fueron algunas de las sumas que la ultraderecha consiguió del bipartito PP-Cs para su agenda política.

Aunque la negociación presupuestaria también sirvió de marco para otras cesiones sin cantidad económica. Un llamado “programa 1492. Un nuevo mundo” para de aportar “una visión rigurosa de la presencia de Andalucía y España en el Nuevo Mundo, con un acercamiento histórico objetivo y sin prejuicios a la leyenda negra”. El polémico convenio de colaboración con el Ministerio del Interior para usar datos de la administración andaluza para identificar y en último término expulsar a inmigrantes en situación administrativa irregular. Y también un programa de apoyo a propietarios afectados por viviendas ocupadas.

Unas cesiones en las que la ultraderecha insistirá porque “no hemos cambiado nuestras peticiones” aunque “evidentemente el nivel de exigencia ha cambiado” afirman. Pese al tensionamiento de la relación entre las tres derechas, no se prevé que la legislatura descarrile porque la propia ultraderecha reconoce que “tiene ganas de firmar ese acuerdo, pero queremos que nos ayuden a firmar esos presupuestos”.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Derecho a la vivienda
Derecho a la vivienda “No aticen al turismo”: la Junta de Andalucía espera 21,5 millones de visitas a pesar del hartazgo social
El Gobierno andaluz sigue defendiendo el modelo turístico y su objetivo de llegar a 35 millones de visitantes en 2024 a pesar de las movilizaciones sociales. La próxima semana el Parlamento autonómico debatirá por primera vez sobre limitar el sector.
Tribunal Constitucional
Corrupción El caso ERE, que desbancó al PSOE en Andalucía, se deshincha en el Tribunal Constitucional
El TC tumba la idea de la creación de un “intrumento juridico ilegal”, defendida en la sentencia del Tribunal Supremo, por parte de varios dirigentes del PSOE andaluz abriendo las puertas a la exoneración de las condenas ratificadas en 2022
#73867
9/11/2020 9:08

Esto con Franco no pasaba .😅

1
0
#74588
17/11/2020 17:32

Es que con Franco los fachas no necesitaban ni a Vox ni al.PP.

0
0
#73159
1/11/2020 0:48

Los Voxenetas están acabados.

1
0
Urbanismo
Urbanismo salvaxe A Universidade de Vigo construíu sen licenza un centro de investigación na illa de Toralla
A institución, que gastou medio millón na obra, recoñece que non ten título habilitante, pero argumenta que “non o necesita”. Nin o Concello de Vigo nin Facenda teñen rexistro algún da construción malia tela empezado en 2017.
Política
Barómetro de julio El CIS relanza al PSOE a costa de Sumar mientras mantiene estables a las derechas
Podemos sigue en ascenso consiguiendo el 4% de los votos y el partido del agitador de extrema derecha Alvise llegaría ya al 2,7%.
Vox
Vox Vox rompe con el PP y abandona los gobiernos autonómicos
Los de Abascal cumplen con la amenaza y anuncian que “los acuerdos están rotos” con el partido de Núñez Feijóo.

Últimas

Machismo
Machismo institucional Catro concellos galegos esixen certificados de non embarazo ás mulleres que aspiran a brigadistas
O sindicato CIG recorre as bases de varios concursos públicos dos municipios do Irixo, Val do Dubra, Carballo e Santa Comba por discriminar ás mulleres que queren examinarse nas probas físicas das traballadoras contra incendios.
Palestina
Palestina “Mi victoria sobre mi carcelero”: el legado del revolucionario Walid Daqqa
Daqqa enriqueció el campo de los estudios penitenciarios (en el que ahora se le considera una referencia) con novelas, artículos, cartas y dibujos que describen las realidades cotidianas de los presos palestinos en las cárceles sionistas.
Violencia machista
Feminicidios Más allá de la denuncia: detectar la violencia de género en el sistema sanitario
Mientras la ministra de Igualdad plantea una coordinación con Sanidad para subsanar los fallos del sistema Viogen, profesionales de Atención Primaria demandan más recursos para poder acompañar a las víctimas.
Corrupción
Corrupción La ‘policía patriótica’ espió a los diputados de Podemos durante el Gobierno de Rajoy
Utilizando las bases de datos del Ministerio de Interior, la llamada “policía patriótica” rastreó sin aval judicial a los representantes del partido morado.
Galicia
Galicia El Supremo abre juicio contra Baltar por conducir a 215 kilómetros por hora
El expresidente de la Diputación de Ourense e integrante de la saga familiar que presidió dicha administración durante 36 años, renunció a ser reelegido para la misma el pasado junio.
Más noticias
Opinión
Soberanía Alimentaria Por una ley de protección pública para los sistemas alimentarios locales
Necesitamos un sistema alimentario más democrático dónde la ciudadanía tengamos derecho a definir nuestro modelo y no que lo decida un oligopolio de cinco grandes cadenas de distribución.
Música
Música y censura Hortaleza se queda sin su Luis Aragofest: “Al Ayuntamiento de Madrid no le gustan los punkis”
El colectivo Hortaleza Punks vio denegado su permiso apenas unos días antes del evento, que tuvo lugar en el CSO La Animosa. Consideran que tras el Ayuntamiento hay una motivación política que denosta la contracultura.
Memoria histórica
Memoria ‘El Delfín’, uno de los barcos del arroz
VV.AA.
‘Estás más perdido que el barco del arroz’ es una expresión que pertenece al acervo popular. Su origen es incierto, pero la historia de ‘El Delfín’, un barco de avituallamiento hundido por los fascistas en Málaga, puede estar detrás de esta frase.
Euskal Herria
Euskal Herria Bilbao gentrifica a las rentas altas del Casco Viejo y Ensanche para ofrecer el centro de la ciudad al turismo
Constan 937 pisos turísticos en la ciudad, el 67% concentrados en el centro. Ofertan 3.968 plazas, según el estudio de Ekologistak Martxan que ha mapeado la información registrada en los portales turísticos.

Recomendadas

Capitalismo
Juan Ponte “Si el socialismo va de restaurar una comunidad perdida, el socialismo es una mierda”
El autor nos invita a pensar la política no como algo armónico, sino como un ejercicio abierto y en disputa. “La revolución la hacen los seres humanos como son. El que quiera armonía celestial, que se vaya al cielo”, diría Manuel Sacristán.
Argentina
Pablo Semán “La popularidad de Milei se mantiene por el espanto que causa la oposición”
Este sociólogo profundiza en las razones que llevaron a Milei al Gobierno y que hacen que su popularidad no caiga pese a los ajustes y recortes.