Campo de Gibraltar
Más de 30 organizaciones convocan al Campo de Gibraltar por su “salud, clima y dignidad”

Los grupos ecologistas Verdemar y Agaden, los sindicatos CCOO, CGT y Ustea, los movimientos feministas o las federaciones vecinales de Algeciras y La Línea son algunas de las más de treinta organizaciones que convocan la protesta de hoy en San Roque tras el incendio en Indorama.

Nube tóxica Campo de Gibraltar
La nube tóxica a las 16:30, poco después de declararse el incendio en Indorama. Asun Gálvez

Un día después de que la Comisión Europea advirtiese a las administraciones españolas de que no estaban haciendo lo suficiente para combatir el “grave problema” de contaminación en Madrid y Barcelona, la comarca más meridional de la Europa continental sale a la calle para que sea su problema de contaminación el que ocupe portadas y titulares y genere algún quebradero en las administraciones públicas. 

Tres semanas después del incendio en la fábrica petroquímica de Indorama, en el polígono industrial de San Roque, más de 30 organizaciones locales convocan a la ciudadanía del Campo de Gibraltar a manifestarse hoy a las 20:30 en la céntrica Alameda del municipio sanroqueño. 

Alfredo Valencia, portavoz de Verdemar-Ecologistas en Acción denuncia que la comarca sufre una “crisis ambiental y parte de esa crisis es culpa de la contaminación atmosférica que sufrimos desde hace décadas”. “Hay apatía de las administraciones en ponerle freno y mientras las industrias maltratan a la ciudadanía. No son capaces de reinvertir los beneficios en medidas correctoras y en paneles informativos reales”. Los ecologistas ya denunciaron que durante el incendio, que se prolongó durante varias horas, multitud de vecinos y vecinas contactaban con Verdemar para saber cómo actuar ante la falta de información de los Ayuntamientos y las administraciones públicas. Es por ello que insisten en la necesidad de un plan de autoprotección de la comarca en caso de accidentes, así como una moratoria industrial, en un momento en que se encuentran abiertos procesos administrativos para ampliar las instalaciones de la refinería de CEPSA, así como la histórica demanda de un estudio epidemiológico para conocer cómo afecta la actividad industrial a la salud pública. 

“Con la trampa del paro hay mucha gente que no percibe o no quiere ver el riesgo que hay detrás de esos puestos de trabajo”, lamenta el presidente de FLAVI

Por su parte, Juan Antonio Álvarez, presidente de la Federación Vecinal Linense Inmaculada (FLAVI) sitúa a “la salud y la seguridad” como los dos motivos para acudir a la manifestación. “Es por todos sabido de los altos niveles de cáncer de nuestra comarca, de que la ciudad tiene unas expectativas de vida unos cuantos años por debajo del nivel nacional. Pero es que además no tenemos información, ni de lo que sufrimos y ni de qué hacer cuando pueda pasar algo, no solo por la petroquímica, también por el aeropuerto o los submarinos nucleares de Gibraltar” explica el líder vecinal, aludiendo a la falta de coordinación entre administraciones a ambos lados de la frontera con respecto al aeropuerto gibraltareño como ya denunciaba un informe de la UCA en 2017. 

Para Manolo Triano, secretario comarcal de Comisiones Obreras, la situación actual es fruto de “un chantaje que se nos pretende hacer a la sociedad del Campo de Gibraltar y a la clase trabajadora en particular de que escojamos entre salud, trabajo y medio ambiente”, lo que considera un “debate superado”. Un análisis que comparten Valencia y Álvarez. “Con la trampa del paro hay mucha gente que no percibe o no quiere ver el riesgo que hay detrás de esos puestos de trabajo”, lamenta el presidente de FLAVI. 

Además el sindicalista lamenta que “la industria no ha sido capaz de asumir la mano de obra y la demanda de empleo de esta comarca” y que por tanto urge una diversificación del modelo económico. “La comarca ha pagado muy caro este modelo de desarrollo heredado del franquismo” sentencia Triano, recordando que las industrias franquistas aterrizaron en la comarca durante el desarrollismo franquista y los planes de industrialización que implantó en los años 60 y 70.

Junto a Verdemar, FLAVI y Comisiones Obreras, figuran también como convocantes el grupo ecologista Agaden, la federación vecinal de Algeciras, los sindicatos Ustea y CGT, la asociación de trabajadores españoles en Gibraltar (ASCTEG), la asociación juvenil Lo Sé Y Me Importa (LSYMI), la plataforma de pensionistas de San Roque, las ONG Apoyo Mutuo y Solidarios con los niños, ADPHA, el colectivo LGTBI Orgullo y Diversidad, Cádiz por el Clima y tanto la coordinadora comarcal como linense en defensa de la sanidad pública, entre otros. 

LA VIDA EN EL CENTRO

Pero más allá de las razones ecológicas, sociales y laborales, la ciudadanía del Campo de Gibraltar también encuentra razones de género para secundar la movilización de hoy. Por eso los movimientos feministas locales también se suman a su convocatoria.

Tanto la Marea Violeta campogibraltareña como la Asamblea ecofeminista de San Roque secundan la movilización reclamando “poner la vida en el centro”. Elisa Galiardo, miembro de esta asamblea, explica que la Bahía de Algeciras es un ejemplo perfecto de “alianza entre heteropatriarcado y capitalismo”. “La contaminación no afecta por igual a hombres y mujeres. Desde las sustancias potencialmente teratógenas a las que nos exponemos durante los embarazos, y que suponen aumento del riesgo de malformaciones y enfermedades raras, hasta los cánceres de mama y ginecológicos”.

“Se nos pretende chantejar a la sociedad del Campo de Gibraltar y a la clase trabajadora en particular para que escojamos entre salud, trabajo y medio ambiente” denuncia Triano de CCOO

Pero donde Galiardo pone el énfasis es en el desigual reparto de los cuidados. “El trabajo de cuidados sostiene la vida y somos las mujeres las que continuamos asumiendo ese trabajo”. La activista explica que en un lugar donde la contaminación genera enfermedad esto es importante “porque a esas personas enfermas la cuidan mayoritariamente mujeres, mientras vemos como la sanidad pública sigue recortada y privatizada” aludiendo a las constantes quejas de la ciudadanía campogibraltareña en materia sanitaria. 

Justamente para cuidar, en su caso a su hija de tres años, Anais Merino, vecina de la pedanía sanroqueña de Taraguilla, salió huyendo el día del incendio. En un texto que ha difundido entre sus allegados exclama asombrada ante la reacción de las autoridades, que insistían en el carácter no tóxico del humo del incendio.“¿Como no va ser tóxico ni perjudicial si cualquier humo en sí ya lo es? Lo que se estaba quemando era plástico en polvo. Vecinos de Miraflores y alrededores desalojando sus viviendas y más hincapié hacían ellos [las autoridades] en que no pasaba absolutamente nada, que no había motivo de alarma , que eran esos vecinos los que estaban yéndose porque querían, que en ningún momento llegó ninguna autoridad avisando de que tenían que evacuar . Y esa fue la única verdad que me encontré aquel día, ninguna autoridad avisó de nada. Mi pareja y yo cogimos a mi hija pequeña y huimos de Taraguilla. Sólo llevábamos lo puesto, porque realmente yo ni siquiera sabía lo que estaba haciendo, solo sabía que de allí me tenía que marchar” relata. 

Me siento totalmente engañada, no aguanto esta situación” explica Merino a El Salto Andalucía. “No quiero que mi hija se coma las consecuencias en un futuro y todo lo que este en mis manos para evitarlo lo voy a intentar hacer”, explica convencida de su participación en la manifestación de hoy. 

Justamente es esa actitud, el silencio y la desinformación, la que reprocha Alfredo Valencia. “La AGI (Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar) no mira hacia la población. Esta manifestación es la respuesta, esperemos que masiva, hacia esa negación de derechos que sufre la comarca”.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Opinión
Negociaciones sobre el Peñón Gibraltar, después de 320 años y cuatro de demora: ¿va siendo hora?
Hoy 2024, parece superado el concepto territorial, incluso el soberano, lo que se cuestiona es que todo el territorio debe estar a disposición de todas las personas que habitan esta llamada “zona de prosperidad compartida”.
Opinión
Lucha sindical El arte de la Huelga (I)
La Huelga es un instrumento muy potente que supone una conquista de la clase trabajadora. Las clases dirigentes, quienes ostentan el poder de los mercados, a fuerza de “domarla”, han ido consiguiendo alterarla para que no pueda dañar sus intereses.
Política
Xosé Manuel Beiras “A esquerda estatal á esquerda do PSOE leva ano e medio dando un recital de apoio ao PP”
O histórico líder nacionalista analiza devagar os erros das coalicións coa esquerda federal e acredita en que o futuro da transformación social está fóra das institucións.
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Derecho a la vivienda
Derecho a la vivienda García Page se escuda en los ayuntamientos del PP para no aplicar la Ley de Vivienda en Castilla-La Mancha
La regulación del precio del alquiler no está ni se la espera en las zonas tensionadas de Castilla-La Mancha. El presidente regional Emiliano García Page (PSOE) aduce que los ayuntamiento del PP y Vox no se lo han pedido.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Galicia
Xosé Manuel Beiras “La izquierda estatal a la izquierda del PSOE lleva año y medio dando un recital de apoyo al PP”
El histórico líder nacionalista analiza con calma los errores de las coaliciones con la izquierda federal y confía en que el futuro de la transformación social está fuera de las instituciones.
Palestina
Genocidio España tratará a 15 niños y niñas palestinas mientras quedan 10.000 pacientes que necesitan evacuación
El director general de la OMS agradece el gesto mientras pide evacuaciones médicas ampliadas, ya que solo 5.000 palestinos y palestinas han sido trasladados desde que comenzara la ofensiva israelí el pasado 7 de octubre.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Palestina y el derecho a la resistencia: tácticas de la resistencia armada palestina
Los ataques del 7 de octubre supusieron un punto de inflexión en el retorno del debate sobre la lucha armada en Palestina, una vía no cerrada de resistencia frente a la ocupación israelí que tiene más de medio siglo de historia.

Últimas

Venezuela
Elecciones presidenciales Venezuela hacia el 28J: unas elecciones en las que por primera vez en una década cualquier cosa puede pasar
La oposición de derechas concurre sin exclusiones, vetos ni llamadas a la abstención con un candidato de consenso, Edmundo González, que podría arrebatar el poder a Nicolás Maduro.
Sphera
Sphera Cómo ser trans en Grecia: existir, resistir
Las historias de Ari, Kassiope y Paola muestran la situación de las personas trans en Grecia. Un reportaje de El Salto Vídeo para Sphera Network.
Más noticias
El Salto Radio
El Salto Radio Roses amb espines: visionàries
Amb Irene Polo i Aurora Bertrana tanquem la sèrie radiofònica sobre les pioneres del periodisme escrit en català.
Agrotóxicos
Consumo Un informe revela el cóctel de pesticidas que acompaña a las ensaladas envasadas
Solo cinco de 26 muestras están libres de tóxicos, según un estudio de Justicia Alimentaria. A pesar de que cada pesticida hallado no supera el límite legal, no se tiene en cuenta “el efecto cóctel y acumulativo” de los diferentes tóxicos.
Gobierno de coalición
Transfobia y contratos irregulares El silencio en el PSOE y la presión de los colectivos precipitan el cese de Isabel García
La directora del Instituto de las Mujeres fue elegida en noviembre de 2023 por la ministra de Igualdad, Ana Redondo. Su nombramiento lanzó un mensaje de cambio de rumbo en el Ministerio por los posicionamientos transexcluyentes de García.

Recomendadas

Arte político
Soledad Urzúa “Utilizar un desecho agrícola para crear obras de arte permite transmitir un mensaje de amor”
Llega a Madrid “Metáfora Vegetal”, una exposición de la artista chilena Soledad Urzúa. Sus obras, creadas armónicamente con colores de óleo y materiales desechados como hojas de maíz, despiertan los sentidos.
Ocupación israelí
Ocupación israelí El teatro de la libertad de Yenín: resistencia a través del arte
Una iniciativa de teatro social en medio de la ocupación y las incursiones armadas israelíes en Cisjordania.
Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.