Culturas
Su gran evento cultural internacional destruye mi ciudad

València empalma ser Capital Mundial del Diseño y de los Museos, Sevilla atrae los Grammy Latinos, vecinos de Madrid, Málaga o Barcelona se organizan contra los grandes festivales de música… La cultura se usa para promocionar un modelo de turisficación masivo que agota las ciudades españolas, siempre de espaldas o incluso perjudicando a los tejidos creativos locales.
Puerto de Valencia 3
El puerto de Valencia desde el Saler. David F. Sabadell
23 may 2023 06:00

El festival de música Mad Cool irrumpe en las municipales por las protestas por el ruido que sufrirán los vecinos del distrito madrileño de Villaverde o la vecina Getafe. En Sevilla, mientras tanto, el actual alcalde y candidato a la reelección, Antonio Múñoz, presume en debates y actos de campaña de haber firmado la celebración de la primera gala de los Premios Grammy Latinos fuera de Estados Unidos para este noviembre. València, por su parte, tras ser en 2022 la Capital Mundial del Diseño, se prepara en 2023 para acoger el Congreso de la Capital Mundial de los Museos.

La cultura como mascarón de proa de la manida Marca España está sirviendo a las ciudades españolas, en su competición por incrementar los ingresos turísticos, como la coartada perfecta: atrae inversión, crea puestos de trabajo y al mismo tiempo da una buena imagen, aséptica. El turismo cultural no suena invasivo, ni ruidoso, establece la imagen de un pulcro visitante que pasea en silencio por un museo. Sin embargo, se está probando como otra estrategia más que ahonda en la turistificación de las mismas, expulsando vecinos, degradando sus centros históricos y precarizando los empleos.

Música
Música Vecinos contra Mad Cool, otra batalla por el derecho a la ciudad frente al negocio de los festivales
La instalación en el distrito madrileño de Villaverde de un recinto para festivales de música enfada a quienes viven allí, que alertan de las molestias que van a tener que soportar.

“El ejemplo de Sevilla es de libro. Tiene una situación evidente de exceso de turismo, en este caso el turismo cultural urbano habitual de la ciudad, pero no renuncia a seguir creando eventos de todo tipo, desde atraer los Goya o las finales de Copa del Rey hasta el caso de los Grammy Latinos”, explica Luis Alfonso Escudero, profesor de Geografía Humana en la Universidad de Castilla-La Mancha que ha dedicado algunos de sus trabajos al turismo cultural como factor gentrificador y la competición entre marcas-ciudad. “En esta carrera, las ciudades españolas no compiten entre sí, digamos, no es Sevilla contra València, sino contra París o Miami”, comenta el experto. “Podemos decir que la mayoría de ciudades se limitan a una promoción turística tradicional, como Zamora, por poner un ejemplo, pero otras buscan ir más allá con eventos puntuales que atraigan inversión privada… con inversión pública. Santiago de Compostela con el Xacobeo, Bilbao con las exposiciones temporales del Guggenheim o Málaga con su Festival de Cine”.

El paradigma fue durante décadas Barcelona, ahora atrapada, según Escudero, en la contradicción “de que existe un discurso tanto social como institucional muy fuerte de poner límites, sacar normas que controlen las subidas de precios, etcétera… pero al mismo tiempo se siguen celebrando eventos como el Primavera Sound o, saliendo un poco de lo cultural, el Mobile World Congress, que se consideran clave para la economía de la ciudad y tienen el efecto contrario al de esas medidas”.

Barcelona
¿Sigue siendo Barcelona una ciudad muerta?
La transformación de Barcelona en un resort de lujo para asistentes a los grandes eventos que se celebran allí ha alterado profundamente el paisaje de la ciudad y la relación con quienes viven en ella.

València, de la Formula 1 a los Años Berlanga y Sorolla

La asociación EntreBarris, coordinadora de colectivos sociales, vecinales y culturales que lucha contra la degradación de la ciudad, los desahucios y la turistificación, señala que “no se puede decir que este tipo de eventos tengan una incidencia directa en el precio del alquiler, por ejemplo, pero sí que mantienen una continuidad, utilizando la cultura como reclamo turístico”.

El proceso se podría remontar a la inauguración de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en 1998, que fue cuando las instituciones municipales y autonómicas empezaron a promocionar por primera vez la ciudad en sí como destino, más allá del turismo de sol y playa. “El antecedente evidente son los grandes eventos deportivos de la época del PP —comenta Andreu, portavoz de EntreBarris— con la Copa América, la Fórmula 1… la visita del Papa, que no se sabe si fue cultural o qué… Se vendían como acontecimientos que enriquecían la ciudad, que daban beneficios directos”.

Los gobiernos actuales “han intentado separarse de ese modelo porque se entendía que había contribuido a la corrupción o al encarecimiento de la vida en la ciudad, pero en su lugar organizaron la gala de los Goya por el Año Berlanga, la Capital Mundial del Diseño en 2022, ahora el año Sorolla, y seremos Capital Mundial de los Museos con un Congreso a final de año de este 2023”.

“El Año Berlanga pasó como un reclamo para visitantes, pero no analizó la vinculación de su figura con la ciudad porque no importaba”, recuerda la asociación valenciana EntreBarris

Desde EntreBarris lamentan que “son eventos que tienen poco que ver con el tejido cultural propio. Duran lo que duran y no contribuyen a ninguna estructura local. El Año Berlanga pasó como un reclamo para visitantes, pero no analizó la vinculación de su figura con la ciudad porque no importaba”.

Además, “en València tenemos un evento que ya ejerce esa función: las fallas. Es una semana prácticamente en que una parte de los habitantes de la ciudad son expulsados de ella. Literalmente gente que se marcha porque no puede conciliar su vida o su trabajo con la marabunta que se forma en las calles”, explica Andreu. “Y es una fiesta propia, un evento cultural local con gran arraigo, pero se vacía de contenido para promocionar ese tipo de turismo, en favor de un enfoque mercantilizado”.

Málaga: bien con el cine, mal con la música

El verano pasado los festivales de música en la provincia de Málaga llegaron al parlamento andaluz cuando el PSOE cuestionó al entonces todavía vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, de Ciudadanos, por la financiación pública del Andalucía Big Festival, macroevento musical organizado por los mismos promotores del célebre Mad Cool. Hasta 4,2 millones de euros, en parte financiados con fondos FEDER de la UE, que la administración autonómica defendió con un cálculo, nunca comprobado, de un retorno de 25 millones para la ciudad y la provincia.

Música
Música Sé lo que hicisteis el último verano: pasarlo mal en un festival de música
El regreso de la temporada estival de festivales musicales está resultando accidentado. A las numerosas cancelaciones se suman las denuncias por el trato abusivo que recibe el público asistente.

“El verano pasado en la provincia fue… interesante. Más de 30 eventos musicales en la provincia, no solo en Málaga: Mijas, Vélez-Málaga… con problemas de convivencia, de ruido, de suciedad, y, lo que es casi más grave para nosotros, con nulo trabajo con el tejido cultural local”, explica Curro Machuca, militante en La Casa Invisible, centro social y cultural de gestión ciudadana surgido de una okupación en 2007, y también de Inquilinato Málaga. “Lo triste es que las propuestas de la sociedad civil no son ni pedir nuevas normativas, sino que se cumplan las que hay en materia de ruidos”.

Machuca distingue dos etapas con la cultura como reclamo de un modelo turístico complementario al de sol y play. “Empezó con la famosa ‘marca Picasso’, atrayendo museos [como el Museo Ruso o el Pompidou de Málaga, ambos inaugurados en 2015], pero cuando se constató que excepto el propio Museo Picasso la mayoría tenían un impacto limitado en las visitas, se derivó a los festivales constantes, tanto en Málaga capital como en la provincia. Desde este mes, es casi uno por fin de semana hasta otoño”.

Arte
Las raras historias de museos en Málaga

La apertura de museos como vía para convertir Málaga en objeto de deseo de turistas culturales e inversores ha dejado una larga ristra de episodios insólitos en la ciudad. El último es el cambio en la firma de una obra adquirida por el Carmen Thyssen en 2015.

En el sentido de proponer una programación cultural de espaldas a la ciudad solo se salva el Festival de Cine de Málaga, nacido en el mismo año en el que se inauguraba la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, 1998. “Tiene más aceptación entre la población fija de la ciudad porque tomaron nota de las críticas que se le formularon por organizarse al margen de la vida cultural malagueña. Ha incorporado a su programación el cine producido aquí y su programa paralelo, el MAF trabaja con el tejido local los meses previos al propio festival, aunque la sensación es que es una cuestión estética más que otra cosa", valora Machucha.

Sin soluciones políticas

Aunque, en general, “no hemos aprendido nada”, opina el profesor Escudero. “Antes de la pandemia, con ciudades como Barcelona a la cabeza, había un discurso político y académico de poner freno a la escalada turística por todos los efectos indeseados de degradación del patrimonio y la vida de los vecinos. Pero llegó la covid19, paralizó el turismo y en la recuperación ha influido mucho el recuerdo cercano de la crisis de 2008, cuando la construcción se detuvo. El turismo es el actual motor de nuestra economía y ahora la consigna es favorecerlo en todo lo posible, sin matices”.

Para el experto, “las medidas que venimos reclamando desde la academia son las mismas de siempre y nada originales: control y planificación, un turismo regulado y sostenible. Algo tan lógico como que una ciudad que ya está masificada y sus vecinos lo notan en los precios, los alquileres y demás, no tiene necesidad de atraer un evento masivo que empeore esas dinámicas como son los Grammy Latino”.

Y advierte que “también funciona a pequeña escala. Toledo, donde yo trabajo, tiene menos población que cualquier de estas ciudades que hemos mencionado [85.000 habitantes el municipio, 131.000 el área metropolitana], pero su centro urbano está igualmente muy turistisficado, recibe anualmente tres millones de visitantes. Y aún así se busca el evento a pequeña escala: vender el Corpus como una atracción turística, organizar la Noche del Patrimonio o la Noche de las Luces. No hay alternativas, las que existen no se presentan a las municipales y no se hace caso a quien señale el sinsentido”.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Culturas
Culturas La FILMIG reflexiona sobre hacia dónde se dirige la producción cultural migrante en el Estado español
La primera edición de la Feria Itinerante del Libro Migrante convoca a Vivi Alfonsín, Moha Gerehou, Dagmary Olívar y Silvia Ramírez para dialogar sobre la creación y participación en la cultura de las personas migrantes y racializadas.
A Catapulta
A Catapulta A Catapulta recibe o presidente da AELG, Cesáreo Sánchez
O poeta e presidente da Asociación de Escritoras e Escritores en Lingua Galega conversa con Samuel L. París no episodio 12 do programa.
Opinión
Opinión Capitalismo racial y la batalla de los esencialismos: la industria editorial
En la industria del libro nos encontramos con que en Estados Unidos del total de autores solo el 6,28% de ellos eran personas negras para el 2020 según cifras de Wordsrated, siendo la población negra del país el 12% del total.
Violencia policial
Violencia institucional Iridia consigue reabrir judicialmente el caso de una muerte por pistola taser policial
Es uno de los 56 casos en los que ha litigado la entidad de derechos humanos en 2023 y en los que hay un total de 156 agentes o funcionarios encausados.
Genocidio
Rumbo a Gaza La Flotilla de la Libertad se prepara para zarpar hacia Gaza
Un carguero con 5.500 toneladas de ayuda humanitaria y tres barcos más cargados con cientos de personas, entre ellas observadores de los derechos humanos, personal médico, periodistas y políticos —incluida Ada Colau—, integrarán la Flotilla.
Cárceles
Carabanchel Tele Prisión, memoria audiovisual de una cárcel
Además de varias películas que se han acercado a la cárcel de Carabanchel, Tele Prisión fue un canal de televisión interno en el que participaron numerosos reclusos y algunos educadores de esa prisión madrileña. Emitió de 1985 a 1987.
El Salto n.74
Revista 74 Cuando los algoritmos te explotan: no te pierdas el número de primavera de la revista de El Salto
De cómo los algoritmos y la IA gestionan el trabajo de cientos de millones de personas con ritmos y condiciones del siglo XIX, y de mucho más, hablamos en nuestro número de primavera. Ya disponible para socias y en los puntos de venta habituales.
Culturas
Culturas La FILMIG reflexiona sobre hacia dónde se dirige la producción cultural migrante en el Estado español
La primera edición de la Feria Itinerante del Libro Migrante convoca a Vivi Alfonsín, Moha Gerehou, Dagmary Olívar y Silvia Ramírez para dialogar sobre la creación y participación en la cultura de las personas migrantes y racializadas.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Más de 80 ciudades saldrán a la calle el 20 y 21 de abril para denunciar el genocidio israelí en Gaza
El movimiento de solidaridad con el pueblo palestino denuncia la complicidad del Gobierno español con la masacre al seguir comprando y vendiendo armas a Israel.

Últimas

A Catapulta
A Catapulta A Catapulta recibe o presidente da AELG, Cesáreo Sánchez
O poeta e presidente da Asociación de Escritoras e Escritores en Lingua Galega conversa con Samuel L. París no episodio 12 do programa.
Palestina
Palestina El terror de gestar, parir y maternar en una tierra devastada
La violencia reproductiva sacude más que nunca Gaza, donde las ONG están reportando un incremento alarmante del número de abortos espontáneos causados por el estrés extremo que atraviesan las madres durante la gestación.
Acoso escolar
Acoso escolar Obligan a ir a clase a una niña que denuncia acoso en un colegio concertado de Aranjuez
La Concejala de Educación ha emitido una carta que da una semana a la menor para acudir a clase, pese a contar con un diagnóstico de ansiedad y depresión.
País Vasco
Los audios del PNV El modus operandi del PNV en Mundaka: “Invita a tres personas, el resultado va a ser uno”
Hordago revela grabaciones exclusivas en las que el presidente de la Junta Municipal de la localidad de Busturialdea pide al entonces alcalde, Mikel Bilbao, que favorezca la contratación como asesor externo de un barón del partido.
País Vasco
País Vasco “En Osakidetza nos la van a dejar morir, vámonos a la privada”
Las listas de espera que reconoce el Departamento de Salud en respuesta parlamentaria no se corresponde con las citas que ofrece. Tampoco hay coincidencia con el dato público del número de médicos que compatibiliza la sanidad pública con la privada.
Más noticias
Greenwashing
Greenwashing Repsol, denunciada ante Competencia y Consumo por publicidad engañosa
Ecologistas en Acción, la Federación de Consumidores y Usuarios CECU y Greenpeace denuncian ante la CNMC y ante la Dirección General de Consumo que la petrolera realiza “declaraciones ambientales engañosas” en su comunicación pública.
El Salto Twitch
El Salto TV Los empresarios engordan la inflación y se comen tu salario
En el programa en directo de Economía Cabreada del 16 de abril analizamos los márgenes empresariales de récord, sus efectos sobre la inflación y los salarios con Natalia Arias de CCOO y Dani Yebra de Eldiario.es
Sanidad privada
Privatización Defensa adjudica a Quirón el servicio de vigilancia de la salud de su plantilla
Tras el escándalo, el principal cliente del novio de Ayuso gana el concurso para realizar exámenes de salud a la plantilla del Ministerio de Defensa, que hasta 2020 se realizaban en el Hospital público Gómez Ulla.
Arte
Arte Guerra, crisis migratoria y Unión Europea: el arte crítico de Avelino Sala en la primera Bienal de Malta
El salón español de la Bienal de Arte de Malta está ocupado por cinco creaciones del artista gijonés Avelino Sala en las que representa las similitudes entre las guerras pasadas y presentes, los estallidos sociales o la hipocresía de la ONU.

Recomendadas

Culturas
Xirou Xiao “Mi mirada artística es constructiva y, por tanto, tiene en la educación su aliada”
La compañía de performers Cangrejo Pro; la exposición ‘Zhōngguó. El País del Centro’ o la película de Arantxa Echevarría ‘Chinas’ son algunos de los proyectos en relación a la comunidad china en Madrid con la impronta de Xirou Xiao.
Violencia sexual
Clara Serra “Legislar el sexo con arreglo al deseo es la vía directa al punitivismo”
En ‘El sentido de consentir’, Clara Serra defiende que el concepto de consentimiento es precario y ambiguo. Pese a su utilidad jurídica para hacer leyes, argumenta, no puede convertirse en la receta mágica.
África
Hakim Adi, historiador “Hay mucha desinformación sobre el comunismo y su conexión con África y la diáspora”
El historiador Hakim Adi explora las conexiones entre el panafricanismo y el comunismo en una investigación que ha desarrollado en los últimos diez años y que requirió la consulta de archivos en Rusia, EE UU, Gran Bretaña y varios países de África.
Genocidio
Mkhaimar Abusada “Israel quiere quedarse en Gaza”
En esta conversación el doctor gazatí de Ciencias Políticas, Mkhaimar Abusada aborda la popularidad de Hamás en Gaza, las probabilidades de éxito israelí en la lucha por extinguir la insurgencia palestina o el futuro político del enclave.