Entrevista La Poderío
Cristina Consuegra: “La cultura es aquello que te posiciona contra la barbarie”

A Cristina Consuegra es difícil encajarla en una cosa. Consuegra es un torbellino de colores que lo lleva to' palante. Lo mismo organiza un festival de cine de índole nacional en los barrios, que la escuchas en la radio, por citar algo. Consuegra es mucha Cristina y Cristina es demasiada Consuegra.
Cristina Consuegra - La Poderío 01
Cristina Consuegra durante una conferencia | Foto cedida por la entrevistada
La Poderío
18 may 2024 06:00

Llevamos tiempo preparando esta entrevista. Hacemos por quedar, por cuadrar agendas. Está difícil, pero ponemos de nuestra parte. Lo estamos deseando. Incluso, nombramos el colmo de los colmos con la intención de que eso no nos arrastre: hacer una entrevista online cuando estamos a dos calles en la misma ciudad. Nos resistimos a que nuestros cafés y “ratito” con mujeres poderosas se pierdan entre los ritmos frenéticos.

Por fin nos sentamos en una callejuela de Málaga, donde para pedir un café parece que estás dando el parte del tiempo: “quiero un sombra”, “yo, una nube doble”. Cuando compartí con Laura Rueda, compañera de La Poderío y la coordinadora donde las haya de estas colaboraciones con El Salto Andalucía, ella lo tenía claro: “ah, la vas a entrevistar como gestora cultural, ¿verdad?”. Pero yo no. Lo único que sí sabía es que “tenemos que hablar más con las amigas”.

Sí, Cristina Consuegra es gestora cultural desde hace 20 años. “Yo soy gestora cultural y además lo reivindico, porque me costó mucho decirlo”, apunta. Pero es un millón de cosas más. Entre tantas, es la única malagueña y andaluza que la revista Forbes ha recogido entre las 100 mejores creativas del mundo de los negocios en 2023. Un dato que ha pasado desapercibido tanto en la ciudad por la que se bebe los mares, como en el sector donde pone todo su cuerpo. El motivo, quizás puede ser el hecho de ser mujer en un ámbito que, como ella dice, “me adelantan por la izquierda y por la derecha”.

Creo firmemente todavía que la cultura pública tiene una capacidad de transformar la mirada desde una ciudad hasta un pueblo, un barrio

Lo que muy pocas saben de ella, es que Consuegra es ingeniera química de formación y también estudió dramaturgia. Todo un combo, donde lo revolucionario hoy en día es su pasión por la cultura pública. “Creo firmemente todavía que la cultura pública tiene una capacidad de transformar la mirada desde una ciudad hasta un pueblo, un barrio, de verdad. Obviamente, lo público solicita siempre de un apoyo, una paciencia y una creencia firme en la cultura pública”, apunta.

Consuegra es una pensadora nata. “Es lo que más me gusta”, reconoce. “Si algún mecenas me descubre estaría estudiando siempre”, se ríe de su propia ocurrencia que no está nada lejos de lo que verdad piensa. A lo que añade, “mi gran frustración será morirme sin haber leído todo. Me encanta conversar, me parece la cosa más bonita”. 

Y de escuchar, observar, analizar, Cristina Consuegra ha creado todo un imaginario colectivo que pone lo común en la base a partir de reflexiones hechas a fuego lento y constante. “Me gusta trabajar con las personas, con las ideas de las personas. Me gusta muchísimo trabajar en el ámbito rural y en el ámbito de los barrios, porque creo que además es donde está lo complejo; es decir, que con un trabajo muy silencioso y a diario se vayan transformando esos lugares a través de las personas y a través de sus culturas”.

Por eso, la mirada de Consuegra va más allá del centralismo de la cultura malagueña, de la cultura de paso, de la cultura de quita y pon. Esta gestora cultural adora su ciudad, se le llena la boca al hablar de Málaga y de Andalucía. Como recita Rocío Márquez: “Sentrañas mías, cómo me duelen en el alma las cosas de Andalucía”. Así es Consuegra con su tierra, por eso le duele tanto que Málaga “se quiera y la quieran mal”. “Es una ciudad maltratada y es una ciudad que no se la deja hacer lo que ha querido ser. Es una ciudad de puerto por la que han pasado muchas civilizaciones, pero a Málaga se le ha puesto un precio. Y todos participamos de ello”.

Las dos tenemos mucho que decir y mucho que contarnos. Hablamos de maternidad, de crianza, de la muerte, de los miedos, del arraigo, y cada uno de los temas es como abrir un melón.

Hace unos años, cuando yo llegué a Málaga en 2006 apenas había cultura, pero de repente hay tanta que no llegamos a todos los planes que hay cada día en la ciudad.
Yo tengo muchas veces la sensación de que a Málaga hay una obsesión por inventarla todo el rato. Málaga es muy buena en muchas cosas, no es necesario ficcionarla. Potenciemos eso, en lugar de borrarlo o poner un parche encima. Un ejemplo es el urbanismo loco que tenemos. No tenemos un urbanismo ordenado; lo mismo te encuentras un bloque de pisos gigante y una casita azul que rompe con todo al lado. Pues igual pasa en la cultura. Cuando hay algo que funciona, viene alguien nuevo y dice “tengo que hacer un proyecto mío”. No, si funciona bien una cosa, vamos a darle envergadura, apoyar al proyecto para que crezca. Yo creo que es la necesidad de la notoriedad. 

En el discurso de “la Málaga de la cultura” hay que tener cuidado con las narrativas que relatamos y aterrizar los contenidos. Hablemos también de los recortes en materia cultural. Málaga es muchas cosas. Es una ciudad abierta; no era una ciudad de centro, sino de barrios.

Ese pesimismo psicológico colectivo que hay es otra herramienta y otra arma del capitalismo de la cultura del mercado para bajar el estado de ánimo colectivo y para doblegar rodillas

A mí me gustaría tener mucho más tiempo para pensar la ciudad porque es un sitio fascinante y tenebroso al mismo tiempo, pero se la quiere mal. Yo creo que en los barrios hay cierta resistencia. Por ejemplo, en mi bloque tengo una comunidad de vecinos que es una preciosidad en esta cosa de pesimismo psicológico colectivo que hay, que es otra herramienta y otra arma del capitalismo de la cultura del mercado para bajar el estado de ánimo colectivo y para doblegar rodillas. Yo siempre digo que a diario encontramos esperanza.

En una ciudad como en Málaga, en el lugar que habitamos, la cultura también es una forma de generar arraigo...
El arraigo es tan necesario y, además, es un concepto tan bonito. El arraigo te permite construir una ciudad, tener una ciudad que es tu hogar. Es muy curioso y es casi metafísica. Cuando una ciudad se inventa todo el rato, no puedes echar arraigo y una identidad. Ya no solo es el cambio en el paisaje urbanístico, que al final es una cuestión cosmética, el problema es que también te cambian el paisaje humano.

Cambiar el paisaje humano es muy grave y es muy peligroso. A mí me da mucho miedo, pero eso está ocurriendo a nivel global

Las raíces son muy importantes para que las personas puedan tener una prosperidad económica y una prosperidad educacional. Málaga ha sido esa ciudad que vinieras de donde vinieras, encontrabas un refugio, cobijo, porque es una ciudad que se ha hecho desde muchas civilizaciones. Cambiar el paisaje humano es muy grave y es muy peligroso. A mí me da mucho miedo, pero eso está ocurriendo a nivel global.

La cultura es aquello que te posiciona contra la barbarie. Para mí la barbarie hoy en día pasa por imponer a las personas ecosistemas que no les permitan echar raíces.

Hay que posicionar la cultura de la educación para intentar que esa modificación del paisaje humano, que es el principal problema, que nos permita el arraigo que es también parte de los problemas del bienestar mental que tenemos, es decir, de una falta de arraigo económico, de una falta de arraigo como sociedad de lo común.

Entrevista La Poderío
Lula Amir “Lo singular sobrevive siempre que le bajemos el volumen al miedo”
Ver moverse a Lula Amir es puro poderío. No solo sobre las tablas de un escenario, también en defensa de La Casa Invisible, o a través de intervenciones para denunciar violencias machistas.

Como gestora cultural, ¿desde dónde crees que hay que trabajar para posicionar la cultura de la educación en lo común?
Es muy difícil hoy en día trabajar desde lo colectivo, o sea, con una mirada colectiva porque lo que recibimos a diario es el yo. Hay una obsesión por mirar hacia fuera y comprar algo que se hace fuera y traerlo aquí, vendiéndolo como que es algo nuestro. Es lo que yo llamo la cultura del copia y pega. Tenemos que tener unas ideas propias, pero es un trabajo que tiene que tener una transformación colectiva y yo sí noto que en los últimos años se están liderando proyectos en lo público con un afán más personalista que colectivo que se antepone a la necesidad común. Desde las administraciones públicas se podrían llevar más recursos a las zonas rurales que están abandonadas culturalmente.

A las creadoras y creadores yo les tengo un respeto por encima de muchas cosas. Primero, porque son personas, y un respeto añadido porque están construyendo la memoria del mañana. Yo creo y quiero pensar, de todas maneras, que estamos en un cambio de paradigma en general y que nos estamos comiendo la peor parte, pero que esto pasará.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Entrevista La Poderío
Bethlehem Habboob “Es fundamental llevar el boicot a Israel a lo académico”
Bethlehem Habboob es una activista andaluzo-palestina. Junto al estudiantado, y gracias a las movilizaciones contra el genocidio del pueblo palestino en Gaza, han conseguido que la Universidad de Granada rompa sus relaciones académicas con Israel.
Entrevista La Poderío
María Gil Zapata “El machismo en la mecánica no solo lo sufre la mujer, también el hombre”
¿Puede un lugar tradicionalmente masculinizado convertirse en un espacio seguro? María Gil Zapata lo ha conseguido con su filosofía. Desde hace un año es propietaria de un taller de automoción y de sus 200 nuevos clientes, 180 son mujeres.
Entrevista La Poderío
Lula Amir “Lo singular sobrevive siempre que le bajemos el volumen al miedo”
Ver moverse a Lula Amir es puro poderío. No solo sobre las tablas de un escenario, también en defensa de La Casa Invisible, o a través de intervenciones para denunciar violencias machistas.
julen
19/5/2024 22:15

En pequeño matiz: la barbarie también es cultura, la cultura d la barbarie, que tiene sus valores aunque no sean los nuestros.

0
0
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Violencia policial
Racismo Dos policías locales de Madrid, a juicio por agresión racista
Los agentes golpearon al único menor racializado que saltó la verja del recinto ferial de la Vaguada el pasado 13 de octubre.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Series
Series Los Chochos voladores vienen por ti
Ha vuelto ‘We are Lady Parts’, alhamdulillah, pero igual no te gusta lo que tienen que decir. ¡Un, dos, tres, cuatro!

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 años del levantamiento del EZLN Los cambios en la Autonomía Zapatista
La autora hace un análisis sobre cómo el zapatismo concibe la Autonomía y los diversos cambios organizativos que han realizado a lo largo de tres décadas.
Infancia
Infancia sin toros Duras críticas al palco infantil en la feria taurina de Badajoz
La Fundación Franz Weber califica de preocupante y aberrante la propuesta empresarial de habilitar un espacio para la infancia en la plaza de toros.
Ayuntamiento de Madrid
Campamentos de verano en Madrid Sin campamento urbano a menos de una semana del fin del cole
250 familias de Puente de Vallecas se enteran en el último momento de que la primera semana después del fin de curso escolar no habrá campamento infantil urbano por un retraso en la licitación del servicio.
Alquiler
Alquiler La subida del alquiler en la Comunidad Madrid es más del triple de la media nacional
Mientras que la subida de los alquileres ha sido del 4% de media desde mayo del año pasado, los precios en la Comunidad de Madrid han escalado un 14,2%.
Más noticias
Minería
Minería en Galicia La Xunta oculta desde enero la solicitud de un nuevo megaproyecto minero en Touro
Cobre San Rafael solicita además que sea considerado Proyecto Industrial Estratégico, según indican más de un ciento de colectivos en un comunicado conjunto, para “facilitar su tramitación exprés e impedir la participación pública”.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
La vida y ya
La vida y ya Sacar de raíz
Arrancar: Sacar de raíz (como cuando se arranca un árbol o una planta). Sacar con violencia algo del lugar a que está adherido o sujeto, o de que forma parte. Quitar con violencia.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Recomendadas

Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.