Madres protectoras
Escúchalas

Si un niño o niña le cuenta a su madre que su padre le toca y esta le cree y lo apoya, lo más probable es que al cabo de unos años ella acabe perdiendo a su hijo, y puede que entrando en la cárcel. Mira a tu alrededor, porque es posible que alguna de tus conocidas esté a punto de vivir algo como esto.
Pamela Palenciano ensayos Arrancamiento - 10
Pamela Palenciano durante una representación de la obra ‘Arrancamiento ’ en el Teatro del Barrio. Álvaro Minguito
26 abr 2024 06:00

Qué tal, querida,

Aquí, con tu pregunta, me quedé dándole vueltas sobre cuál será la mejor manera de contar todo esto. Estamos acostumbradas a que no nos crean, y no hablo únicamente de los juzgados: nuestros entornos, nuestras familias y a veces hasta las amigas. Venimos hablando de esto hace ya unos años, y sigue costando creer que sucede, aquí, a nuestro lado, y mucho más a menudo de lo que se puede suponer. Si un niño o niña le cuenta a su madre que su padre le toca y esta le cree y lo apoya, lo más probable es que al cabo de unos años ella acabe perdiendo a su hijo, y puede que entrando en la cárcel. Se las castiga a ellas, pero no perdamos de vista que las víctimas son niños y niñas.

Hay un número indeterminado de mujeres, madres, en este país, que enfrentan castigos como la quita de custodia, los regímenes de visitas en Puntos de Encuentro Familiar, la pérdida de patria potestad, multas astronómicas de la justicia e internación en centros penitenciarios. Sí, hay varias en la cárcel. Cuando llegan a este punto, en prensa suelen contarse como casos de malas madres que “impidieron el contacto de sus hijos con el padre durante años” y otros pecados. En general, los medios omiten todo lo que sucedió hasta ese momento o cuentan solo un lado de la historia.

Pero el daño, el verdadero daño, sucede mucho antes de que haya “prensa” para cubrir una detención, una sentencia o un arrancamiento a una madre de las que te hablo. Sucede, sigilosamente, en las instituciones que deberían proteger a los niños que se atreven a contar lo que hace su padre con ellos cuando se quedan a solas. Sucede en los juzgados, en las evaluaciones de los equipos psicosociales, en los Centros de Atención a la Infancia y en los Puntos de Encuentro Familiar, a los que criaturas y madres llegan siempre después de obtener informes de hospitales o centros de salud que acreditan la violencia sexual que los niños apenas balbucean o muestran en sus cuerpos. A veces denuncian de oficio lo profesionales implicados, como marca la ley en caso de tener conocimiento, etcétera, etcétera, y eso no cambia el resultado de lo que te quiero contar. La madre, cargando con la ofuscación y el desconcierto de sus hijos, cargando con su terror y su daño, espera que llegue para ellos alguna medida de protección.

Va a tener que insistir mucho en que sus hijos sean escuchados, y cuanto más insista en ello, peor se le va a poner el panorama.

A veces tendrá que escuchar: “mejor no denuncies”, “es peor para tus hijos”, “van a perder a su padre”... Nos sonreímos con tristeza cuando escuchamos algo así, porque es infinitamente más probable que terminen perdiendo a su madre en un arrancamiento.

La cosa va así: se denuncia en lo Penal, se realizan evaluaciones las pruebas recabadas no se dan por concluyentes y los casos se archivan

Digo que hay un “número indeterminado” de mujeres porque nadie nos está contando. Lo pedimos y reclamamos desde hace años, pero 1) todo sucede en los pasillos asépticos de los Juzgados y 2) no les interesa contarnos, encarar la enormidad de este problema que se trata como un asunto de “malas madres”. La cosa va así: se denuncia en lo Penal. Se realizan evaluaciones psicosociales, normalmente a la madre y los hijos. Las pruebas recabadas (verbalizaciones de los niños a veces de muy corta edad, entrevistas realizadas en entornos hostiles llevadas a cabo por profesionales sin preparación en la infancia, preguntas que incluyen la respuesta, manipulación de facto de los testimonios de los niños que tienen que hablar contra su figura paterna de protección...) no se dan por concluyentes y los casos se archivan.

¿Esto pasa todo el tiempo? La ONG Save The Children dice que un niño de cada cinco sufre violencia sexual paterna, y que solo llegan a denunciarse el 15% de los abusos sexuales en la infancia. De ese quince, se archiva sin juicio más de un 70% o de los casos que llegan a los juzgados. Solo uno de cada cuatro niños es escuchado en sede judicial, de la pequeña porción que logró encontrar a alguien que denunciara su caso.

El resto de madres y criaturas quedan... como estaban. Me detengo aquí un momento: han de seguir viviendo en la misma casa del padre al que han denunciado, o están divorciados y los niños deben cumplir el régimen de visitas estipulado, con visitas de fines de semana alternos y vacaciones. Ese niño o niña va cada quince días a esa casa, con el hombre que les ha agredido, y regresa pidiendo que le ayuden otra vez. Y esa madre vuelve a intentarlo. Y busca a profesionales que vean lo que ella ve, y prueba a denunciar de nuevo.

Es más o menos en estos momentos —puede ser un poco antes o un poco después— cuando es ella la que se convierte en foco de atención. Además, aquí sucede otro giro: los padres suelen solicitar, con el consejo de sus abogados, la modificación del régimen de custodia en el Juzgado de Familia, y estos juzgados van a actuar sin tener en cuenta lo que esté tramitándose en Penal, o precisamente teniéndolo en cuenta. Si la causa en Penal se ha archivado, dan por hecho que “se lo debe de estar inventando”.

Me va a quedar una carta muy larga. Ellas no se han inventado nada. Nadie tiene necesidad de inventarse que su hijo está siendo abusado. Pero, en este punto, todos los ojos se vuelven hacia ellas. Que está haciendo demasiadas denuncias. Que está llevando al niño demasiadas veces al pediatra o a Urgencias. Que está... probablemente histérica, resentida, vengativa... Ellas ven cómo, en las salas de juzgado y otras instancias, comienzan a deslizarse las sospechas sobre sus intenciones, sobre su probidad y motivos. Y son mucho más que sospechas: docenas de profesionales las señalan y culpabilizan. Ese relato, el de que la madre denuncia por algún tipo de ganancia secundaria, es bien aceptado y acogido en sede judicial. Esto es aplicación pura y cristalina del Síndrome de Alienación Parental, inventado en los años ochenta por un psiquiatra estadounidense, pedófilo confeso, que está profundamente desacreditado a nivel internacional pero juega un papel central en los procesos de violencia sexual paterna en este país, y en muchos otros.

Abusos a la infancia
Un estudio detalla cómo el sistema judicial castiga a las madres que denuncian abusos sexuales a sus hijos
Pérdidas de custodia, arrancamientos o acusaciones de desobediencia o sustracción son algunas de las consecuencias que sufren las mujeres tras denunciar violencia contra sus hijos e hijas.

A partir del momento en que se desliza el SAP en evaluaciones y sentencias, y lo hace abiertamente aunque no lo invoquen, ellas van a ver cada vez más complicado proteger a sus hijos, y las criaturas pasan a ser invisibles. Ponte en ese lugar, aunque cueste pensarlo: el juzgado Penal no ve delito en lo que los niños han contado o en los informes médicos probatorios, el Juzgado de Familia te obliga a seguir como estabas, dejando a tus hijos en casa de él cada quince días. Tú no puedes permitir que sigan siendo víctimas de violación, llamemos a las cosas por su nombre. Es mucho más sencillo pensar en una madre manipuladora que admitir que un padre viola a sus hijos.

Lo que decimos desde hace más de diez años es que no se sistematizan los datos. Pero los pocos que hay producen escalofríos: en el informe Violencia institucional contra las madres. Aplicación del falso síndrome de alienación parental se recoge un análisis sobre sentencias emitidas en el Estado español. Después de archivos y absoluciones, los periplos judiciales posteriores han dejado la custodia a los padres en el 78% de los casos (exclusiva o compartida); hasta el 65% de las madres han perdido la custodia en favor del padre; en un 10% de casos ella pierde incluso la patria potestad. Esto habla de la enorme impunidad con la que salen bendecidos los progenitores violentos.

Esto es el SAP en su aplicación plena: se culpa a las madres y se les aplica la “terapia de la amenaza”. Cuanto más insistan en protegerlos, más cerca están de perderlos. Si la madre quiere evitar mayores daños a niñas y niños, tiene que incumplir resoluciones judiciales; es denunciada por estos incumplimientos, una y otra vez; sufre juicios; se le arranca la custodia, se arranca a los niños de su madre a menudo con intervención policial y con violencia.

Intenta mirar al principio de todo esto. Esos niños dicen “tengo miedo”, “no quiero ir con él”, “me hace daño” y ven a sus familias desmoronarse desde que se atrevieron a hablar

Los niños, niñas y adolescentes son los que están siendo castigados. Intenta mirar al principio de todo esto. Esos niños dicen “tengo miedo”, “no quiero ir con él”, “me hace daño”, dicen y muestran cosas. Dicen o no dicen, su sufrimiento es visible y no se quiere atender. Los niños son los que aquí están viendo cómo, esperando una legítima protección de los adultos en los que han confiado, sufren consecuencias desastrosas y ven a sus familias desmoronarse desde que se atrevieron a hablar.

“Pero es que están impidiendo el contacto...”: ¿Quién va a escuchar a esos niños, una vez que los obligan a vivir sin su figura de protección y en casa del hombre que les ha hecho daño? “Pero es que son inocentes...”: la justicia los absuelve por no poder determinar el delito, por encontrar insuficientes las palabras torpes de un niño de corta edad, por el sesgo exculpador de la figura del padre... Este es el meollo del asunto, que no se escucha a los niños y niñas, en primer lugar. Nada corre en favor de la protección de los niñas y niños, y todo corre en contra de las madres que les creen.

Pero ellos crecen. Y se hacen mayores. Y recuerdan. Y atan cabos. Y algunos están clamando que se les escuche ahora. Esa campaña que se lanza en el marco del III Encuentro sobre Violencia Vicaria y Violencia de Género Institucional atina, por eso. Personas reales, supervivientes de violencia sexual y de padres violentos contra sus madres, les dicen a los jueces y agentes judiciales que aún no han tomado nota de su sufrimiento. Que aún no les han escuchado de verdad.

Teatro
Teatro Cabeza, corazón y vientre para contar la historia de las madres protectoras
Pamela Palenciano estrena el 14 de junio ‘Arrancamiento’, una obra tan documental que a ratos se hace periodística y un acto de justicia poética mientras la otra justicia sigue castigando a estas madres y a quienes las defienden.

Aunque cueste tomar la dimensión de todo este asunto, a día de hoy el Estado español ha recibido hasta cinco comunicaciones de las relatorías especiales de la ONU en las que exige explicaciones sobre la aplicación del falso SAP en el sistema judicial sobre las madres y sus hijos, incluyendo en ellas a la Relatora sobre la salud mental y física y a la Relatora sobre la tortura, porque en esta violencia institucional contra madres y niños se está ejerciendo tortura. Se están dando pasos en la dirección correcta, hay cierta disposición institucional para enfrentar el problema... La pregunta que nos hacemos muchas es hasta cuándo se va a consentir este despropósito: una justicia que exonera a los padres, hace caso omiso del dolor y el terror de las niñas, niños y adolescentes, y castiga a las madres.

Espero que no te encuentres nunca en esta situación, que ninguna mujer o criatura que te importe se encuentre nunca en esta situación.

Pero mira a tu alrededor, porque es posible que alguna de tus conocidas esté a punto de vivir algo como esto. Y no sepa a quién acudir, a quién contárselo, dónde encontrar apoyos. Algunas, muchas de estas madres, no encontraron alianzas para luchar en solitario. Lo primero será escucharlas. Pero sobre todo escuchar a las niñas, niños y adolescentes que claman ayuda. Solo eso te pido.

El relato de las madres protectoras, en sus palabras
Durante dos años, varias madres protectoras han desarrollado una investigación en red con el apoyo de La Laboratoria y en colaboración con el equipo de Museo Tentacular del Reina Sofía sobre la aplicación del falso síndrome de alienación parental. Este proceso toma forma en la publicación En la tela de araña. Las violencias contra la infancia y la lucha de las madres protectoras, que se presenta el 26 de abril y el 27 de abril en una jornadas que incluyen la presentación de la pieza escénica Arrancamiento, protagonizada por Pamela Palenciano, y un conjunto de conversatorios.
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Madres protectoras
CONDENA POR SUSTRACCIÓN El Tribunal Supremo ratifica un delito de sustracción en la acción protectora de la madre
La sentencia, a la que ha tenido acceso El Salto, condena a esta madre a una pena de dos años de prisión así como a inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de cuatro años.
Madres protectoras
Nais protectoras Asociacións feministas denuncian a actuación dun xulgado que arrincou dous nenos da súa nai
Os fillos de R. A. foron separados á forza o 10 de xaneiro da súa nai, que é a súa coidadora principal. O home ten varias denuncias por malos tratos e R. A. puxo en coñecemento das autoridades a súa sospeita sobre a existencia de abusos aos cativos.
Literatura
Pedro Feijoo “A crispación é a emoción na que máis se inviste. Aos medios interésalles que teñamos un inimigo”
O escritor gañou hai uns meses o Premio Xerais con 'Ninguén contará a verdade', unha ficción ancorada na historia recente do poder político e a corrupción na que calquera pode atopar referentes reais: de Feijóo a Rueda pasando polos seus fontaneiros.
Argentina
Extrema derecha Milei recibe dos medallas en Madrid en un nuevo viaje “no oficial” sufragado con dinero público
El presidente argentino vuelve a España entre acusaciones cruzadas con el Gobierno de Sánchez, medallas de Díaz Ayuso y la extrema derecha y una concentración para denunciar la crisis social que ha desencadenado su gestión ultraliberal.
Alquiler
Alquileres Barcelona anuncia que no renovará más de 10.000 licencias de pisos turísticos
Collboni ha explicado que antes de noviembre de 2028, fecha máxima en la que caducan las licencias turísticas, se convertirán en pisos residenciales.
Opinión
Opinión La derrota de Israel y el futuro del mundo
El 7 de octubre desencadenó el estallido de la locura asesina: la crueldad y el horror ya no pueden relegarse a un espacio marginal, porque han pasado a ocupar el centro de la historia.
Personas refugiadas
Personas refugiadas 120 millones de desplazadas: cada vez más gente debe irse de su tierra, la comunidad internacional no responde
Mientras crecen los factores de expulsión que empujan a la gente a dejar su hogar, los estados fallan a la hora de atender las necesidades de las personas refugiadas, dificultando el acceso a la protección internacional.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Sáhara Occidental
Sahara Occidental El Sahara Occidental Ocupado, un territorio de represión sistemática
Un informe realizado por el Grupo de Trabajo sobre Derechos Humanos en los Territorios Ocupados, ACAPS y NOVACT documenta 133 casos de vulneración de derechos humanos en el Sahara Occidental ocupado por Marruecos.
Comunidad de Madrid
Análisis La trampa de Ayuso en la Ley Mbappé: no obliga a los ricos a invertir en España
La deducción del IRPF por inversiones de nuevos contribuyentes procedentes del extranjero no asegura que se genere ni un sólo empleo ni se invierta ni un sólo euro en la Comunidad de Madrid ni en el país.
Comunidad de Madrid
Sierra de Madrid Vecinos de El Boalo, Cerceda y Mataelpino marchan contra el año de gobierno ‘de la motosierra’
Más de 300 vecinos de Bocema se manifestaron contra la cancelación de numerosos servicios a la ciudadanía, tras el año de gobierno de derechas.
Crisis climática
Análisis Jugando con el clima en Bonn
Aunque muchos gobiernos puedan creer que ganan algo con sus posiciones, la realidad es que están atrapados en una versión climática del dilema del prisionero.
Más noticias
Palestina
PALESTINA Petiscos para pedir o cese do apoio da USC a Israel
A Asemblea Internacionalista do Estudantado de Compostela organiza unha xornada de portas abertas na xerencia da USC para pedir que se aproben as demandas contra o xenocidio.
El Salto Radio
El Salto Radio Señales de Humo: recopilatorio de la temporada
Ofrecemos en este último programa de la temporada un recopilatorio y resumen de lo que ha dado de si la temporada de Señales de Humo, la primera que se difunde en El Salto Radio.
Ecología
Euskal Herria La expansión del Guggenheim a Urdaibai avanza con la demolición de la histórica fábrica Dalia
Las obras para el desmantelamiento de la histórica cubertera ya están en marcha. Vecinas y asociaciones siguen luchando para detener un proyecto que, antes de las elecciones, había quedado en stand by.
Gobierno vasco
Gobierno Vasco Imanol Pradales ya es Lehendakari
La legislatura del Parlamento Vasco echa a andar con un parlamento igualitario donde el Lehendakari será un hombre y el jefe de la oposición también.

Recomendadas

Grecia
Personas refugiadas Grecia, cuando las personas con estatuto de refugiadas no acceden a ninguna protección
Procedentes del Congo y Camerún, Rosario y Virginie fueron víctimas de matrimonio forzoso, de tortura, de trata de personas con fines de explotación sexual, de la guerra. Sus historias revelan la crueldad de las políticas europeas.
Renta básica
Ingreso Mínimo Vital Resultados limitados y mucho sufrimiento: España deberá responder por el IMV ante la UE
Colectivos y personas afectadas han presentado una reclamación colectiva contra la administración por infringir la Carta Social Europea por su gestión de una prestación que, denuncian múltiples actores, tiene un alcance muy inferior al prometido.
Unión Europea
Unión Europea El giro Von der Leyen en política de fronteras y el 'modelo Ruanda'
La actual estrategia de Bruselas se basa en pagar a terceros países en África y Asia para que contengan la llegada de migrantes sin garantizar que se respeten los derechos humanos.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.