Opinión
La máquina que alimenta al mercado

El liberalismo alienta el egoísmo que nos aleja de cualquier lealtad, nos separa de nuestra tierra, de nuestras gentes, nuestra familia, nuestra cultura.
Chimeneas Central Carbón
Chimeneas de una central eléctrica de carbón

El capitalismo industrial se disfrazó de liberalismo. Unos pocos luditas se empeñaron en que aquel triunfo de las máquinas, a costa del trabajo de las personas, no podía ser bueno. Pero desde la emergente burguesía y las clases dirigentes los aplausos fueron abundantes. Hasta los nuevos socialistas y marxistas compartían la admiración por el poder de la máquina. A fin de cuentas eran parcialmente herederos de aquel triunfalismo  de la razón y el materialismo.

Así fue como el capitalismo industrial imbuido de liberalismo se convirtió en lo que Chesterton denominó el monstruo que crece en los desiertos. Aquella noche imaginada también por él como un monstruo hecho de ojos.

El capitalismo todo lo extrae, todo lo fabrica, todo lo comercializa, lo vende, lo convierte en dinero contado y contabilizado, en beneficios masivos, inmensos, en manos de muy pocos.  

Hay quien cree que el capitalismo trajo la democracia, la libertad y hasta un remedo de igualdad. Pero no. El liberalismo es cruel, degrada las vidas, es despiadado, dictatorial, totalitario. El capitalismo se adueña de lo más íntimo de nuestras vidas, de nuestras ilusiones, nuestros sueños, nuestras ambiciones. 

El fascismo y el comunismo prometían orden dentro de una tiranía, el liberalismo prometía el desorden de una libertad entendida como poder del individuo sobre la sociedad y sobre los demás individuos. Nos hizo creer que era posible nacer en un lugar, salir de allí, mejorar. Aparentemente, los ricos y pobres podíamos sentirnos protegidos por el estado de derecho.

Precisamente ese liberalismo alienta el egoísmo que nos aleja de cualquier lealtad, nos separa de nuestra tierra, de nuestras gentes, nuestra familia, nuestra cultura. El capitalismo es una gran máquina y poetas como Robinson Jeffers claman ante ella: “Yo soy un salvaje y no puedo entender que una máquina humeante sea más importante que los bisontes”.

Era cuestión de tiempo. La gran máquina capitalista comenzó a generar inestabilidad social controlable por el Estado mientras la situación económica, política, social, lo permitiera. Es decir, casi siempre. O así lo creyeron.

De hecho la ideología de la libertad conduce a un poder y un control social sin precedentes. Los gobiernos controlan nuestras opiniones y la supuesta libertad de nuestras expresiones. Regulan nuestras vidas, establecen criterios y normas en función de la salud pública, el bienestar social, nuestra seguridad, o nuestro futuro. Determinan todo lo que está bien y todo lo que está mal.

Los conflictos a los que asistimos ya sean nacionales, de género, raza, identidad son muestras del triunfo del liberalismo. La confrontación, la guerra cultural en el seno de nuestra sociedad se produce cuando 200 años de liberalismo se han encargado de descomponer cualquier base cultural anterior. 

El liberalismo es la ideología de la derecha, pero también, desgraciadamente, de buena parte de la izquierda

Esta es la ideología que impregna la sociedad globalizada. La ideología de la derecha, pero también, desgraciadamente, de buena parte de la izquierda. 

Somos islas, individuos. Creemos que nos definimos libremente, que determinamos nuestra identidad. Si nos sentimos transhumanos es que lo somos. Somos muy diversos, pero cada vez somos más iguales. Como decía Georges Bernanos: “Es evidente que la proliferación de partidos halaga ante todo la vanidad de los imbéciles. Les da la impresión de que escogen. Cualquier dependiente os dirá que el público atraído por la exposición del género de temporada, una vez saciado de mercancías y después de haber puesto a prueba los nervios del personal, pasa por la misma caja”.

Somos libres, pero cada vez tenemos más miedo. Somos muy diversos, pero cada vez somos más homogéneos, más catalogables, medibles, cuantificables, previsibles. Los discrepantes, las voces discordantes, los políticamente incorrectos, son censurables y terminan siendo censurados, cuando no condenados y castigados.  Vigilar y castigar, escribió Michel Foucault. Todas las instituciones lo hacen.

Lo excéntrico, si no está de moda, es perseguible. La originalidad de las personas es una amenaza para sus carreras, salvo su conversión en inocua, al servicio del negocio. Internet y sus famosas redes sociales son espacios donde podemos expresarnos con plena autonomía y aparente libertad, pero resulta que la banalidad y la violencia en los grupos en los que nos movemos por la nube aumenta cada día y se convierte en habitual. 

Es el sino de nuestros tiempos. Es el triunfo de la Gran Máquina que gobierna nuestros designios y alimenta al mercado, mientras nos hace creer que somos irremisiblemente libres. 

Arquivado en: Opinión
Sobre o blog
El espacio para la libre expresión de los socios y las socias de El Salto. Si quieres participar sigue los pasos que encontrarás en Cómo publicar en el Blog de las Socias. El Salto no se responsabiliza de las opiniones que sus socios/as expongan en este blog.
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Opinión
Precariedad laboral Les vamos a dar unos datos
Facilitar datos es una buena práctica para que se comprendan mejor los discursos, mucho más dependientes de la fluidez oratoria del político de turno y de sus dotes para hacer grandes frases sin decir nada concreto
Opinión
Geopolítica El efecto mariposa en la geopolítica de nuestro tiempo
El planeta se encuentra inmerso en cuatro encrucijadas, cada una de las cuales por sí misma, tiene la potencia para dislocar el mundo que conocimos.
Opinión
Opinión Travestis
La literatura no puede tener como fin la propia literatura porque las palabras siempre dicen cosas por lo que hay que decir cosas con ellas.
Arabí
Arabí
20/12/2023 8:25

Además es profundamente machista, pues los cuidados relegados a la mujer no se contemplan en la economía de mercado.

0
0
Sobre o blog
El espacio para la libre expresión de los socios y las socias de El Salto. Si quieres participar sigue los pasos que encontrarás en Cómo publicar en el Blog de las Socias. El Salto no se responsabiliza de las opiniones que sus socios/as expongan en este blog.
Ver todas as entradas
Laboral
Laboral El Consejo de Ministros aprueba la prevalencia de los convenios colectivos autonómicos y provinciales
La medida entrará en vigor el miércoles 22 de mayo cuando el BOE publique el decreto. Las patronales españolas, Comisiones Obreras y UGT apostaban por la estatalización de los convenios colectivos.
Genocidio
Genocidio Karim Khan: el tipo duro que ha puesto contra las cuerdas a Netanyahu y de los nervios a Biden
La decisión de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional de solicitar órdenes de detención contra los jerarcas israelíes responsables de la masacre de Gaza genera división entre los países europeos e indigna al gobierno de Estados Unidos.
Biodiversidad
Biodiversidad Natura 2000: una red de protección medioambiental amenazada por la agricultura
La pieza central de las políticas de protección medioambiental ha sido incapaz de frenar el avance de la agricultura intensiva en zonas sensibles. Visitamos tres ecosistemas protegidos en España, Portugal y Alemania para comprobar su impacto
Alemania
Extrema derecha “Es imposible confiar en el Estado alemán y su policía en la lucha contra los neonazis”
En Alemania, el movimiento antifascista se enfrenta a una oleada de represión, mientras que las elecciones de septiembre auguran la victoria del partido de extremaderecha Alternativa para Alemania en diferentes estados.
Contigo empezó todo
El Salto libros El Salto lanza su propia línea editorial con un libro sobre la otra historia de España
El Salto Libros se estrena con el volumen ‘Contigo empezó todo’, del periodista Eduardo Pérez, otra visión de la historia de España a través de 30 episodios olvidados. Suscríbete y te lo enviamos gratis.
Congreso de los Diputados
Congreso de los diputados Solo el voto en contra del PP evitaría que pasara su primer trámite la ley del PSOE contra el proxenetismo
Al primer partido del gobierno le bastaría una mayoría simple para comenzar el trámite de la propuesta del ley que presentó en solitario al Congreso de diputados. Aún y con ello grupo popular no les regalará el sí directamente en este primer pulso. Sumar hecho público su 'no' ya que considera que la propuesta del PSOE no aborda ninguna solución.
Análisis
Neoliberalismo Aquelarre fascista en Madrid: el auge de la aporofobia
El desaguisado argentino, VOX, Meloni, Le Pen, Trump, Bolsonaro, … son la consecuencia final lógica de un sistema de gobernanza que ya ha fracasado, el neoliberalismo.

Últimas

Industria
Transición ecosocial El sindicato ELA se prepara para demandar a la multinacional Stellantis por el cierre de la fábrica Mecaner
Considera que Stellantis ha podido vulnerar derechos básicos como la tutela judicial efectiva y la libertad sindical al empujar a los trabajadores a elegir una indemnización que triplica el mínimo y que implica renunciar a una demanda colectiva.
Crisis climática
Overshoot Day España entra en déficit ecológico
Este 20 de mayo se cumple el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra en España, lo que significa que el país ya ha consumido el límite de recursos naturales por año que permitiría al planeta regenerarse.
Más noticias
En saco roto (textos de ficción)
En saco roto Tamujas
Lo que ocurrió fue que nos limitamos a escribir sobre una página en blanco la fecha del día, el nombre de la asignatura y las palabras que el profesor había escrito en el encerado. Eso fue todo.
Laboral
Convenio colectivo UGT, LAB y CC OO aceptan formalizar el contrato fijo discontinuo parcial en los polideportivos de Bizkaia
El preacuerdo atiende la reivindicación de la semana de 35 horas, por lo que, junto con los incrementos salariales, el valor de la hora de trabajo aumenta en un 20,8%. ELA ha rechazado el preacuerdo y mantiene la huelga en al menos 18 centros.
Irán
Irán La muerte del presidente de Irán sacude un escenario internacional convulso
Teherán comunica la muerte de su jefe de Gobierno, Ebrahim Raisi, y su ministro de exteriores, Hossein Amirabdollahian, después de que su helicóptero se estrellara en la tarde del domingo.
Movimiento BDS
Palestina La Universidad Autónoma de Barcelona y la ciencia europea al servicio de Israel
Una investigación destapa los lazos entre la universidad catalana y el entramado universitario israelí, así como sus vínculos con tecnologías armamentísticas.
Medio ambiente
Contra la planta de biogás La Coronada vuelve a movilizarse contra la planta de biogás
La Coronada (Badajoz) alberga ya un macrovertedero y sería la principal perjudicada por la planta de biogás proyectada en la vecina localidad de Villanueva de la Serena.

Recomendadas

Literatura
Día das Letras Galegas As poetas queer ante Luísa Villalta: “A poesía é unha ferramenta para poder cambiar o espazo que habitamos”
Afra Torrado, Cinthia Romero e Lara Boubeta, tres poetas disidentes galegas, xúntanse para reflexionar sobre o seu vínculo coa poesía, a importancia de referentes na literatura e a implicación que ten o Día das Letras Galegas.
Feminismos
Feminismos Ana Requena y June Fernández: periodistas, feministas… e intensas
Estas dos comunicadoras comparten amistad, oficio y edad: cumplirán este año los temidos cuarenta. Por fortuna, en las presentaciones del último libro de Ana Requena, ‘Intensas’, las señoras suelen contar que una se libera con los años.
Migración
Migraciones Patera vacía: navegando en la necropolítica migratoria
Seguimos a un grupo de gente que se resiste a aceptar el designio de la suerte y del azar que hace que haya víctimas o supervivientes de manera injustamente aleatoria.
Periodismo
Jesús Cintora “Nunca había estado tanto tiempo fuera de la televisión o la radio... no sé por qué será”
El expresentador de Las mañanas de Cuatro publica ‘El precio de la verdad’ (Editorial B, 2024), un ensayo sobre el estado actual del periodismo español.