Salud
Solo el 15% de las enfermas de covid persistente han conseguido volver a su trabajo con normalidad

Una nueva encuesta de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) muestra que un 9,5% de las personas afectadas por long covid perdió el trabajo y solo un 2,9% ha conseguido la incapacidad permanente.
Long covid EH
Concentración en Donosti de la asociación Long Covid Euskal Herria.

Isabelle Delgado era una persona muy activa. Tenía una atareada vida social y trabajaba como correctora ortotipográfica para diferentes medios de comunicación. Hoy lleva 10 meses sin poder abrir el portátil y ha tenido que dejar de trabajar. Se contagió por covid el 29 de febrero de 2020, fue de los primeros casos. Desde entonces, su vida cambió. Tres años después arrastra síntomas neurológicos y neumológicos, va de médico en médico, y le preocupa especialmente una inflamación de la tiroides, “me están vigilando un nódulo que es moderadamente sospechoso”, relata. “Me diagnosticaron neuropatía periférica, tengo disautonomía, voy dando tumbos por la calle, como si tuviera resaca, cojeo de la pierna izquierda. Además me han detectado varias lesiones cerebrales”, explica. Todo ello por el covid. 

Delgado es enferma de covid persistente. Se calcula que una de cada diez personas que han atravesado el covid desarrollan este síndrome. El 80% son mujeres. Como Delgado, muchas han tenido que dejar de trabajar o, directamente, han perdido sus trabajos. Según un reciente estudio de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), solo el 15,6% de las afectadas trabaja en condiciones de normalidad, frente al 46% que está de baja o trabaja con mucha dificultad. Esta Encuesta de seguimiento de sintomatología de covid persistente, cuyos datos preliminares se presentaron el pasado 16 de junio en un congreso en Granada, refleja que un 9,5% de las personas encuestadas perdió el trabajo y solo un 2,9% ha conseguido la incapacidad permanente por covid persistente. Delgado lo intento. Trabajaba como freelance y se sometió al tribunal médico del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Se lo denegaron.

Coronavirus
Pandemia Mujeres y covid persistente: las olvidadas de la pandemia
Una de cada 10 personas que se infecta por covid-19 desarrolla síntomas más allá de las cuatro semanas. Es el covid persistente y el 79% de las afectadas son mujeres.

Tal y como denuncian las afectadas, y una vez transcurrido el periodo de Incapacidad Temporal (IT) máxima, que son 365 días más una prórroga de otros 180, las enfermas están siendo dadas de alta de manera automática. Una sentencia conocida este jueves viene a ponerle freno a esta tendencia: el juzgado número 3 de Donostia ha declarado indebida el alta médica emitida por el INSS a una profesora de Educación Especial del Gobierno Vasco aquejada de covid-19 persistente. Según se puede leer en la sentencia, a la que ha tenido acceso El Salto, al tiempo del alta médica la enferma continuaba presentando la misma sintomatología de covid persistente que determinó su baja laboral. Entre otros síntomas tenía “malestar general, astenia y dolores diversos”, además de “cefaleas, taquicardias, mareos, cansancio e insomnio” o “falta de concentración y bloqueos de memoria”.

Falta de reconocimiento

Pilar Rodríguez Ledo, presidenta de SEMG, explica que de las de 1.122 personas encuestadas para el estudio, el 93,3% empeoran con el esfuerzo físico y el 87,8% con esfuerzos mentales. “Tenemos que ser conscientes de que son personas en periodo activo de la vida, en esta encuesta con una media de 47 años, muchos de ellos hacen trabajos difícilmente adaptables”, explica Rodríguez. De hecho, solo el 33,4% reconoce haber tenido apoyo en el trabajo.

“Las IT tienen su tiempo máximo y esta enfermedad emergente está durando más. Su enfermedad no se puede adaptar a esta legislación”, explica Rodríguez Ledo, para quien, antes de nada, hay un error de partida: la falta de reconocimiento de los pacientes. “Hay que reconocerles su enfermedad para incluirles en los flujos asistenciales adecuados”, insiste. Por el momento, ni siquiera existe una prueba específica para esta afección.

“El INSS me dijo que el covid persistente no existe, pedí la incapacidad permanente y me la denegaron”

Frente al negacionismo del INSS se topó Muntsa Giménez Saldo de 42 años. Se contagió el 8 de diciembre de 2020. Y, desde entonces, “para que te hagas una idea me asfixio por hacer la cama”, explica a El Salto. Además de la fatiga, a su día a día le acompaña dolor muscular, pérdida de masa corporal, niebla mental y lagunas mentales. “Yo trabajaba como teleoperadora pero me acabaron echando en mayor de 2022”, cuenta. Antes de esto, y después de estar un año de baja, “el INSS me dijo que el covid persistente no existe, pedí la incapacidad permanente y me la denegaron”, relata quien cuenta que, al menos en su caso, pasó por el tribunal, mientras otras muchas reciben el alta de manera automática. El tribunal puso su caso en duda a la espera de una espirometría. Cuando le realizaron esta prueba, que salió bien, le dieron de alta. Pero ella seguía mal.

Coronavirus
Las olvidadas de la pandemia El negacionismo del covid persistente: una cuestión de recursos
Afectadas por long covid denuncian que el Ministerio de Sanidad ha encargado un informe sobre su enfermedad a un médico que duda de ella. Detrás de esta decisión vislumbran un afán restrictivo, porque su reconocimiento implica una inversión de recursos en las prestaciones por incapacidad laboral.

Hoy se ha trasladado a vivir a un pueblo pequeño de Lleida. Ha tenido la suerte de encontrar un lugar donde le procuran una adaptación laboral. Trabaja en una cafetería, donde no puede atender en mesa, ni llevar bandeja, ni cargar las cámaras. “Me he ido a vivir a un pueblo chiquitito de Lleida. Aquí todo el mundo se conoce y si tienes ganas de trabajar, te ayudan en lo que haga falta. Trabajo en una empresa familiar, saben el problema que tengo, no puedo servir terraza. Me ayudan mucho, han adaptado mi puesto”, relata.

Dentro de lo que cabe, se siente pues afortunada. En el colectivo al que pertenece, la asociación de covid persistente de Catalunya, se han dado casos extremos. “No puede ser que una persona no pueda respirar y que le llegue el mensaje de la seguridad social de que se le ha dado el alta automáticamente con una reincorporación para mañana, para trabajar como frutera en una gran superficie”.

Sin unidades de tratamiento

Isabelle Delgado, que preside la asociación Long Covid Euskal Herria, añade otro ingrediente a esta ecuación de abandono: no existen unidades especializadas en el tratamiento de su enfermedad. “En Euskal Herria no hay ninguna unidad especializada por la pública. Es más, no hay en ninguna comunidad autónoma, lo más parecido es lo que hay en Can Ruti en Barcelona”. Se refiere a la unidad especializada que trabaja en el Hospital Germans Trias i Pujol, creada junto al Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y la Fundación de Lucha contra las Infecciones. Una unidad excepcional en el sistema público. Delgado denuncia que, al final, las enfermas, acaban acudiendo a la privada. 

Estas personas han quedado en un limbo “y al albur de la voluntad de los profesionales que los atienden sin que desde la administración se dicte un protocolo a seguir”

Rodríguez Ledo, que también preside la Red Española de Investigación en Covid Persistente, confirma esta escasez de unidades multidisciplinares especializadas en el tratamiento de esta afección. “Las unidades que se crearon, que se llamaron unidades poscovid, se crearon para tratar las secuelas que deja la enfermedad en su fase aguda, que ponían el riesgo la vida de las personas. Con el estado de inmunidad y vacunación, la enfermedad grave ha ido desapareciendo y estas unidades han ido desapareciendo”, explica. Estas unidades comenzaron a atender a pacientes con long covid, “pero su objetivo era otro”, por lo que estas personas han quedado en un limbo  “y al albur de la voluntad de los profesionales que los atienden sin que desde la administración se dicte un protocolo a seguir. En cada provincia hay un circuito diferente que no está cumpliendo con sus necesidades”, detalle.

Coronavirus
Afectadas sin ayudas Enferma de covid persistente y desahuciada en menos de un mes
Sin ingresos ni apenas ayudas, una enferma de Parla (Madrid) se verá en la calle en treinta días. Sindicatos avisan de que la denegación de incapacidades permanentes por sistema por parte del INSS puede causar estragos entre las afectadas por long covid.

Así, en la encuesta se refleja que la media del grado de satisfacción respecto al seguimiento no alcanza los 5 puntos sobre 10. No obstante, los resultados muestran que el médico de familia ha sido el profesional que más apoyo ha mostrado a los enfermos de covid persistente, seguido del internista y el psicólogo.

“ En las consultas a muchas mujeres se las falta el respeto. Les dicen que tienen que adelgazar, que tienen que tener sexo… Las acusan hasta de que su malestar es psicosomático”

Los pacientes no están codificados ni reconocidos, cada vez que van al sistema es como una consulta nueva”, explica Rodríguez Ledo. “No se hace el seguimiento adecuado. Tienen múltiples síntomas y han de acudir a múltiples especialistas. La mayor parte de las veces no encuentran al profesional adecuado. Somos los profesionales generalistas, como los médicos y médicas de familia, los que más les apoyamos, porque es necesaria una mirada general”, asegura.

Incredulidad

Esto desemboca en situaciones de incredulidad dentro de las consulta. Incredulidad ligada a que la mayoría de las enfermas afectadas son mujeres. “El ninguneo al que se ven sometidas tiene que ver con que sea una enfermedad mayoritaria en mujeres. Si se viera como una enfermedad de hombres habría llamado más la atención. En las consultas a muchas mujeres se las falta el respeto, les dicen que tienen que adelgazar, que tienen que tener sexo… Las acusan hasta de que su malestar es psicosomático”, denuncia la presidenta de Long Covid Euskal Herria. Muntsa Giménez confirma que se ha enfrentado a estos muros. “Durante mis tres primeros meses de enfermedad mi diagnóstico fue de ansiedad”, se queja Giménez.

“Estos pacientes tienen derecho a una asistencia universal. El desconocimiento de la enfermedad que tenemos hoy no puede ser la causa de que estén abandonados”

Para Rodríguez Ledo, sería necesario un compromiso por parte de las administraciones que incluya cambios legislativos para las bajas que se dan entre estos enfermos. Y va más allá: el sistema en su conjunto no les está dando respuesta. “Es necesario conocer a los pacientes, reconocer que esta situación existe e intentar no dejar atrás a nadie. Estos pacientes tienen derecho a una asistencia universal. El desconocimiento de la enfermedad que tenemos hoy no puede ser la causa de que estén abandonados”, sentencia.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Galicia
Redes clientelares La empresa del cuñado de Feijóo obtuvo 200.000 euros en contratos a dedo de la Xunta mientras era presidente
La sociedad de telemarketing, Universal Support, se ha adjudicado 19,2 millones de euros más en licitaciones con la Consellería de Sanidade dedicadas al rastreo de casos de coronavirus durante la pandemia. Algunos de ellos, siendo la oferta más cara.
Opinión
Residencias No tenían por qué morir igual
El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso permitió a las personas residentes con seguro privado asistir al hospital y negó la asistencia a las personas que carecían del mismo. Ayuso es el ejemplo de la iniquidad, del desprecio absoluto a los derechos humanos.
Literatura
Día das Letras Galegas As poetas queer ante Luísa Villalta: “A poesía é unha ferramenta para poder cambiar o espazo que habitamos”
Afra Torrado, Cinthia Romero e Lara Boubeta, tres poetas disidentes galegas, xúntanse para reflexionar sobre o seu vínculo coa poesía, a importancia de referentes na literatura e a implicación que ten o Día das Letras Galegas.
Cuidados
Darcy Lockman “Antes de los niños no hay mucho que hacer y la desigualdad se tolera más fácilmente”
La psicóloga explica con datos en ‘Toda la rabia’ por qué la crianza intensifica la desigualdad en las parejas pese a todos los incentivos para que los hombres cuiden.
Palestina
Acampadas pro palestinas La acampada de la Universitat de València cambia de estrategia
La asamblea anuncia que levanta la ocupación permanente de un espacio del campus y que seguirán realizando acciones de protesta.
Genocidio
Derecho internacional Sudáfrica exige que la Corte Internacional de Justicia haga explícita la orden de alto el fuego contra Israel
La campaña de exterminio sobre Rafah centra la audiencia de la Corte Internacional de Justicia convocada por solicitud de Sudáfrica. Los abogados africanos denuncian la “intención genocida” de Israel y piden un llamamiento explícito de alto el fuego.
Sidecar
Sidecar Robert Fico en el punto de mira
La política de Fico, salpicada de conservadurismo y ramalazos contra “la ideología de género”, le ha granjeado muchos enemigos entre los atlantistas liberales europeos por su posición respecto a Ucrania y Gaza.

Últimas

Ocupación israelí
Xenocidio Estudantes de Santiago de Compostela arrincan a primeira acampada galega en solidariedade con Palestina
Varias ducias de alumnos e alumnas universitarias concéntranse desde o martes na Facultade de Historia da USC na capital galega para protestar contra o xenocidio cometido polo Estado israelí.
Medio rural
Enerxías renovables A empresa eólica que explota o monte Acibal segue traballando malia a paralización decretada polo TSXG
A plataforma Amil sen Eólicos e a organización ecoloxista Adega demandan ao Tribunal Superior que dispoña forzas de seguridade pública na zona para verificar que tipo de tarefas están a realizarse e se cumpren co auto de paralización.
Más noticias
Opinión
Opinión Travestis
La literatura no puede tener como fin la propia literatura porque las palabras siempre dicen cosas por lo que hay que decir cosas con ellas.
Libertad de expresión
Macartismo El historiador israelí Ilan Pappé es detenido e interrogado por el FBI
El conocido historiador israelí, que ha denunciado el genocidio llevado a cabo por Israel, fue detenido e interrogado en una muestra del macartismo que ha proliferado en occidente con respecto a las opiniones antisionistas.
Exhumación de fosas comunes
Memoria histórica Entregan los objetos del primer identificado en las fosas de Colmenar Viejo
El mal estado de conservación de los cuerpos está haciendo muy complicado identificar a los 77 cadáveres exhumados. En el caso de Florencio Elipe, el primer identificado, se repitió la prueba de ADN hasta en siete ocasiones.
Cómic
Publicación ilustrada autogestionada ‘La Revística’ dedica su número 8 a un especial transfeminismo
La publicación autogestionada por el colectivo de La tebeoteca de Granada dedica su póster central a la resistencia palestina e incluye un especial Pokéman para identificar comportamientos sexuales violentos y tóxicos.
Ocupación israelí
Acampadas por Palestina Encierro en Málaga contra el genocidio, el cinismo y la hipocresía
Desde hace una semana un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad de Málaga (UMA) mantienen un encierro en la Biblioteca General de la Universidad de Málaga contra el genocidio.

Recomendadas

Movimiento obrero
Alex Gourevitch “La gran victoria del capitalismo es resignificar la idea de libertad legitimando relaciones de dominación”
Alex Gourevitch, politólogo y profesor en la Universidad de Brown, es el autor del ensayo histórico ‘La República Cooperativista. Esclavitud y libertad en el movimiento obrero’.
Palestina
Palestina Françoise Vergès: “La liberación de Palestina sería una verdadera sacudida para el mundo”
La politóloga antirracista Françoise Vergès radiografía el momento de quiebre en el que se encuentra el relato del excepcionalismo occidental que abandera Israel, y analiza los movimientos que le plantan cara desde las acampadas o el Sur global.